Antiespecismo
¿Qué se esconde tras los muros de los mataderos?

Hablamos con el autor de la mayor investigación realizada hasta la fecha sobre la realidad de los mataderos.

Cerdos - Tras los Muros
Cerdos en un matadero. Imagen: Tras los Muros.

El documental Matadero destapa el proceso de matanza de animales para su consumo en la mayor investigación realizada hasta la fecha sobre esta temática. La investigación ha sido realizada desde el proyecto de fotoperiodismo Tras los Muros entre 2015 y 2017 en México. La cinta denuncia el sufrimiento soportado por vacas, cerdos, caballos, ovejas, gallos y gallinas en sus últimos momentos de vida, y muestra lo que supone para ellos su transformación en objetos de consumo. Matadero es un proyecto realizado a partir del apoyo y financiación de cientos de personas anónimas. Hablamos con su autor, quien también prefiere mantenerse en el anonimato para poder seguir realizando investigaciones sobre el sufrimiento animal.

Rara vez se puede ver lo que sucede dentro de los mataderos. ¿Qué te llevó a comenzar esta investigación?
El hermetismo de los mataderos no es casual. La industria cárnica oculta deliberadamente  a sus consumidores lo que sucede en sus instalaciones. Desde la granja, donde los animales son sometidos sistemáticamente a una explotación violenta, hasta el lugar donde se pone fin a sus vidas, los mataderos.

En México se daban las circunstancias adecuadas para realizar una investigación. A pesar de encontrarse entre los diez mayores productores cárnicos del mundo nunca se había realizado ninguna investigación. La industria tenía la guardia bajada y además yo contaba con una red de apoyo. Así empezó todo.

Aunque el documental ha sido filmado en varios Estados de México, el objetivo no es mostrar lo que sucede en este país en concreto, ¿o sí?
La opresión hacia los animales, es decir, la privación de libertad y sometimiento violento contra su voluntad, es igual en todo el mundo. Las diferencias son sólo de forma. Además, las investigaciones realizadas con cámara oculta en mataderos de todo el mundo prueban que los animales sufren una crueldad aún mayor de la que podíamos imaginar. La industria cárnica nos miente y lo va a seguir haciendo. Su negocio depende de ello.

¿Cuál es el propósito principal de tu investigación?
Una cosa es entender que en un matadero se matan animales y otra comprender en profundidad qué supone esto para los animales. Cada animal que cruza la puerta de un matadero es un individuo que, como cualquier otro animal —incluidos también nosotros—, sufre ante los daños y se resiste ante la muerte. Más aún si esta es impuesta con violencia.

El fin de este trabajo es dar pasos en una dirección concreta: agitar desde el conocimiento de una injusticia y empujar al compromiso para la transformación político social.

En países como Estados Unidos existen leyes que prohíben filmar dentro de mataderos y otras instalaciones de la industria de explotación animal. En tu caso, ¿cómo fue el proceso de grabación de las imágenes para el documental?
En algunos países, acceder a los mataderos no sólo es extremadamente difícil, sino que está perseguido por la ley, como en el caso de los Estados Unidos. Debido a estas dificultades, las personas que obtienen las grabaciones se ven obligadas a portar cámaras ocultas o instalarlas en lugares donde no puedan ser vistas.

En el caso de este documental, con la ayuda de varias compañeras construimos una historia creíble y una identidad falsa. Entendí que podía llegar lejos con esto y así fue. He recorrido más de cien lugares y he logrado acceder a más de 50.

¿Cómo conseguiste entrar en los mataderos que has documentado?
Me he tenido que ganar la confianza de cada responsable presentándome con otra identidad. Para poder entrar con una cámara a tantos mataderos no hay otra manera. Si te presentas como periodista o indicas que las imágenes van a ser publicadas te van a prohibir el acceso.

Salvo excepciones, siempre se respiraba un ambiente de sospecha y, cuando me han visto en acción, imaginándose dónde podían acabar esas imágenes, me han impedido seguir trabajando. Con el tiempo nos dimos cuenta de que solían citarnos después de que empezaran y así estábamos dentro el menor tiempo posible. Para lograr una fotografía o un plano era necesario de antemano verlo todo y en ocasiones llegábamos con el proceso casi acabado y sólo nos permitían estar unos minutos en el proceso de matanza. Entonces empezamos a acudir muy temprano, de madrugada, y esperar.

Desde un sentido técnico, ¿cómo llevaste a cabo el proceso de grabación?
He contado con pocos recursos y por ello he tenido que plantear la investigación en varios intervalos. He utilizado una cámara réflex, una cámara de acción y un móvil para aquellas ocasiones donde no podía llamar la atención. También he tenido que tapar el monitor de la cámara en los lugares donde sólo me permitían realizar fotografías. Es decir, hacía entender que estaba tomando fotos pero en realidad estaba grabando. Primero enfocaba y, sin ver lo que estaba grabando, mantenía el encuadre.

¿Qué te llevó a decidir las imágenes que componen el documental? ¿Has seleccionado las imágenes más duras?
He elegido aquellas que considero que mejor pueden representar la matanza de animales en cualquier parte de la geografía internacional. Las técnicas exigidas por las normativas de bienestar animal, tanto para el aturdimiento como para la matanza, son similares en todo el mundo. Con mayor o menor precariedad o con mejor o peor implementación, no existe un matadero donde los animales no sufran la extrema violencia.

Además he incluido imágenes de excepciones que, por las propias dinámicas de producción, suceden en los ‘mejores’ lugares. No son casos aislados. Sin ir más lejos, en 2016 en Inglaterra, uno de los países más estrictos del mundo con el bienestar animal, se presentó una investigación institucional que alertaba de más de 4.000 infracciones graves a estas normativas.

¿Por qué el documental comienza explicando 'las 5 libertades' del Farm Animal Welfare Council?
'Las 5 libertades' son parte de un informe publicado en 1979 en Inglaterra que sentó las bases del bienestar animal en las legislaciones de todo el mundo. Estas cinco libertades, tal y como expresó su comité redactor, sólo se implementarán en la medida en que no impidan a la industria cárnica seguir siendo efectiva. Es decir, se implementan siempre y cuando no impidan que la industria siga explotando y masacrando animales.

Generalmente, cuando el público en general ve imágenes como las que aparecen en el documental, suele pensar que la solución se encuentra en las normativas de bienestar animal y en presionar más a nuestros gobiernos. Desgraciadamente no es así. Las medidas de bienestar animal no sólo están limitadas por su definición, sino que su implementación tiene siempre un margen de error que las hacen irreales. ¿En qué medida se puede impedir que sufra un pollo cuando le cortan el cuello con una cuchilla mecánica en una línea de producción que mata 9.000 individuos por hora?

No voy a negar que las medidas de bienestar animal alivien cierto sufrimiento a los animales, pero hay que ir más allá. Ninguna de esas medidas supone un cambio sustancial para ellos. Ninguna de esas medidas va a impedir sus tempranas muertes, su miedo, sus enfermedades o su privación de libertad. La industria es muy consciente de que su imagen está cada vez más denostada y está dispuesta a invertir todo lo que esté en su mano para mantener la conciencia de la sociedad tranquila. Por eso nuestra responsabilidad tiene que ser la agitación, la fuerza de choque ante su propaganda.

¿Qué tipo de vínculos estableciste con los trabajadores de estos mataderos?
En algunos mataderos el intervalo entre un camión y otro ha sido de horas y he pasado mucho tiempo hablando con ellos. En las conversaciones, aún sin saber por qué estoy yo allí, suelen aludir a las cuestiones morales relacionadas con la matanza de animales. Tengo la impresión de que, salvo excepciones, todos tienen cierto remordimiento por lo que hacen pero han aprendido a trabajar sin pensar en ello. Algunos me han confesado que no son capaces de comer los animales de la especie que suelen matar y que son plenamente conscientes de todo lo que sufren.

¿Con qué mensaje quieres que se queden las personas que vean este vídeo?
Considero que nuestro trabajo como movimiento no es tanto edulcorar un mensaje para llegar a toda la sociedad, sino plantear la injusticia tal y como es, afianzar ciertas posturas en los entornos más combativos o más proclives a sumarse y generar con ello un escenario donde sea posible un futuro choque de posiciones. Es así como nacen el conflicto y la crisis que preceden a todo cambio. Lo hemos visto con la tauromaquia. Las posiciones están claras y el debate sobre la mesa. Tanto en las calles como en las instituciones.

He realizado este documental para que pueda verse hasta el final. Aunque entiendo que haya personas que no lo soporten, me gustaría que hicieran ese esfuerzo. Si con esto entienden lo que sucede en un matadero me doy por satisfecho. Sus acciones y pensamientos posteriores conformarán su posición ante ello. Quien decida mirar hacia otro lado estará tomando una posición. Quien decida dar un paso hacia adelante y organizarse, otra. Al final, todo es cuestión de posición.

LEER MÁS: CINCO COSAS QUE NO SABÍAS SOBRE VEGANISMO


Relacionadas

Coronavirus
Los refugios de animales en España, al borde del colapso
Los animales siguen entrando en las protectoras, pero a la vez bajan las donaciones y la cantidad de personal autorizado para atenderles
Tauromaquia
El lobby taurino demanda 37 medidas para rescatar al sector
Organizaciones animalistas aseguran que “los taurinos quieren aprovechar para salir de una crisis que llevan arrastrando más de una década”.
9 Comentarios
felipe 22:40 20/9/2018

como me dan ganas de degollar a los trabajadores

Responder
0
2
Emilia 13:50 23/11/2017

Es una atrocidad la perversidad y la maldad que se ve en etas imagenes. Es inconcebible. , aterrador!

Responder
1
0
Manuel 14:32 22/11/2017

AUNQUE YA ESTABA INFORMADO DE ESTAS SALVAJADAS, VERLO NO ME HA DEJADO INDIFERENTE.¡¡¡SOMOS COMO SALVAJES!!!

Responder
2
0
#3552 5:27 22/11/2017

He tomado el coraje de ver este documental, para decidirme de una vez por todas a dejar de comer carne de animales. Ha sido muy doloroso y me ha marcado el alma. No quiero ser parte nunca mas del sufrimiento de animales inocentes. Somos lo peor que puede existir en este mundo por nuestra inconsciencia del daño que hacemos a otros seres vivos. Invito a todos a mirarlo y tomar conciencia de una vez por todas. .

Responder
5
0
#3547 23:28 21/11/2017

No lo puedo ver. Una leve mirada a las fotos me lo recordó. No como animales ni consumo subproductos, pero mi cupo de violencia esa hasta el tope. =( Espero este documental toque corazones y cambie mentes.

Responder
3
0
Vegana 18:54 21/11/2017

¡Vive vegano! ¡Contra el especismo y el capital, liberación humana y animal!

Responder
9
0
#3538 18:52 21/11/2017

El fotógrafo se merece todo mi reconocimiento. Yo no podría haber realizado una investigación así. Soy demasiado sensible para con los animales.

Responder
4
0
#3537 18:50 21/11/2017

La verdad que con el sufrimiento que le hacemos a los animales. Lo que nos sucede a nosotros en la sociedad es 'peccata minuta'. Tampoco quisiera que se crease un estigma de sugestión autoculpabilizadora pero tiendo a creer que, causas extrasensoriales aparte, de alguna manera este se corrobora con el comportamiento tan sádico e injusto que puede verse reflejado en la sociedad.

Responder
3
0
#3519 11:30 21/11/2017

Lo de los mataderos es terrible, la crueldad más grande que se ha visto. Siento tristeza, rabia y dolor...

Responder
7
0

Destacadas

Laboral
La marcha de Nissan, una estrategia previa que la pandemia aceleró

La multinacional japonesa automovilística anunció el pasado jueves 28 de mayo el cierre de su principal planta en España. Dejarán en la calle a más de 20.000 personas para continuar así un camino que estaba ya marcado antes de la llegada del virus.

Estados Unidos
Trump amenaza con mano dura en respuesta a los disturbios de Mineápolis

El presidente estadounidense acusa al alcalde de Mineápolis de debilidad tras el incendio de instalaciones policiales de la ciudad, y anuncia que mandará al ejército si continúan los disturbios.  

Coronavirus
Pastora Filigrana: “El cambio de modelo tras el coronavirus no va a ser una elección sino una necesidad”

Pastora Filigrana es abogada, feminista y sindicalista gitana, aunque lo que funciona ahí como un adjetivo para ella es lo sustancial. Aprendió qué es la conciencia de clase de sus abuelas y derecho laboral en el SAT. La crisis dejó en cola de impresión un libro en el que sostiene que las prácticas anticapitalistas del pueblo gitano le han costado su persecución.


Educación
Monitores de educación especial denuncian que llevan dos meses sin cobrar

El personal técnico de integración social (PTIS) de Andalucía lleva reclamando la mejora de sus condiciones laborales desde que parte del servicio fuera externalizado. Ahora, además, han tenido que reclamar el cobro de sus nóminas. 

Tribuna
Hambre en Madrid

La desproporción es abismal entre lo que es capaz de hacer una gran Institución con más de 25.000 trabajadores y un presupuesto de más de cinco mil millones y un conjunto de voluntarios/as que no tienen más recursos que las donaciones solidarias.

Cine
Más allá de ‘La comuna’: Peter Watkins, maestro del audiovisual político cuya obra no verás en un cine multisalas

El realizador británico Peter Watkins representa prácticamente una tradición en sí mismo, mediante una impresionante filmografía compuesta por trepidantes y energéticos falsos documentales sobre la bomba atómica o sobre la represión de las luchas por los derechos civiles y por peculiares miradas a varios artistas y su tiempo histórico.

Abusos a la infancia
Catalunya pone en marcha el modelo nórdico de atención a los abusos contra la infancia

El modelo “bajo el mismo techo”, que reúne en un mismo lugar a todos los especialistas necesarios para detectar y denunciar abusos sexuales contra la infancia, echa a andar con un proyecto piloto en Tarragona. La Comunidad de Madrid y el País Valencià estudian implantar este tipo de atención que evita la revictimización de los menores.

Últimas

Comunicación
La pandemia de los globos sonda

Ante la necesidad de tomar decisiones rápidas y el miedo de que sean polémicas o impopulares, en la prensa proliferan encabezados del tipo “el Gobierno se plantea”, una técnica de comunicación política que recibe el nombre de “globo sonda”. ¿Qué son, hacia dónde vuelan y cómo pueden explotar?

Ecología
El último cartucho

Alicia Ramos nos trae unas líneas con aroma a pólvora y barrancos tinerfeños. Una reflexión muy personal sobre la caza a partir de un concepto novedoso que es casi un oxímoron (o que al menos suena muy raro): la munición ecológica.

Tecnopolítica
Zoombificados
La extensión de la actividad docente on line al próximo curso ha generado un debate, que puede servir de coartada para ocultar los acuciantes problemas a los que debemos hacer frente
Servicios públicos
‘Quiero un corazón contento’, la melodía a favor de los servicios públicos

Con el nombre Quiero un corazón contento la campaña convoca a la ciudadanía a salir el próximo sábado 30 de mayo, a las 13h, a sus balcones y ventanas.