14N
Miles de personas se manifiestan en Logroño contra la sentencia del No Caso

“Seguiremos hasta conseguir justicia”. Las palabras de Jorge Merino ponen fin a la manifestación que se ha celebrado en su apoyo y el de Pablo Alberdi, condenados esta misma semana a 1 y casi 5 años de prisión tras la huelga general del 14N del 2012.

Mnifestación del contra la sentencia del 14n
Jorge Merino cierra la manifestación bajo una lluvia torrencial en la Concha del Espolón de Logroño Israel Rodríguez Citores

Una tormenta ha comenzado al mismo tiempo que se iniciaba la manifestación en apoyo a Jorge Merino y Pablo Alberdi en la entrada del nuevo edificio de los Juzgados de Logroño. Los cerca de 30 litros por metro cuadrado que han caído sobre la capital riojana no han conseguido detener a las más de 2.000 personas que se han acercado para mostrar su indignación ante la sentencia. Personas que también ha venido de otros rincones del estado como Córdoba, Zaragoza, Mataró, Ourense o Gasteiz.

Además de la marcha logroñesa, también se han convocado manifestaciones en diferentes ciudades como Burgos, Zaragoza, Mataró, Madrid, Santander, Jerez, Valladolid, Córdoba, Pamplona o Sevilla.

Esta ha sido una convocatoria de urgencia ante una condena “surrealista e injusta” según el colectivo Stop Represión. El lunes 3 de septiembre Jorge y Pablo recibían la citación para recoger al día siguiente la sentencia del juicio que se celebró en abril y venía a dar clausura, tras casi seis años, al proceso judicial más prolongado contra manifestantes por la huelga general del 14 de noviembre de 2012. El martes acudían a los juzgados junto un centenar de familiares y amigos para recibir noticia del fallo: un año de prisión para Jorge por inducción a desórdenes públicos y cuatro años y nueves meses a Pablo por desórdenes públicos y atentado a la autoridad

Mientras iban llegando los asistentes se refugiaban bajo los paraguas en diferentes corrillos. Pocos minutos después de las 18.30h se ha leído un texto de bienvenida que destacaba como “en la sentencia del pasado martes, la jueza ha copiado sin reparos el relato inicial de la Fiscalía de hace casi seis años, desestimando las pruebas de la defensa”. Según defienden desde este colectivo, la jueza se ha dedicado a “excusar las actuaciones de la Policía” más que a verificar los acontecimientos por los que se acusa a Merino y a Alberdi. Posteriormente también se ha denunciado el retroceso en derechos humanos, civiles y políticos en La Rioja.

La manifestación se ha puesto en marcha sujetando una pancarta en la que se podía leer “No hay caso. Jorge y Pablo absolución”. A medida que la cabecera entraba ya en La Gran Vía todavía seguía saliendo gente de los juzgados.


A pesar de la lluvia y el viento los asistentes no han dejado de manifestar su indignación ante la inesperada sentencia al grito de “Jorge y Pablo libertad”, “Sentencia del 14N: vergüenza, vergüenza, vergüenza” o “Montajes policiales, terrorismo de estado”.

Durante el tramo de la Gran Vía los paseantes y turistas que se resguardaban del agua en los soportales y tiendas han contemplado como la manifestación transcurría estoicamente bajo el chaparrón. A la gente no le ha importado mojarse los pies en los charcos que jalonaban todo el recorrido.

La cabecera ha llegado a la Concha del Espolón tras hora y media de trayecto. Allí se ha leído el comunicado que la plataforma Stop Represión La Rioja publicó el pasado martes nada más conocer las condenas para denunciar como esta sentencia lanza un mensaje claro: “es peligroso pretender que puedes defender tu inocencia... mientras la fiscalía se puede permitir el lujo de no demostrar la acusación.”

También ha tomado la palabra el secretario general de la CNT, Enrique Hoz, en una defensa encendida del derecho a huelga. Tras las palabras de Hoz ha llegado el turno de Henar Moreno, abogada de Jorge, que ha comentado que a la jueza “solo le importa ratificar lo que viene diciendo el fiscal y al fiscal solo le importa lanzarnos un mensaje: la salida es el pacto y es doblegaros, pero tenemos que seguir para exista justicia en este país”.

A continuación Amparo Sacristán, madre de Jorge, ha querido dar las gracias a todos los que se han acercado porque aunque haya tenido días mejores y peores nunca se ha sentido sola. “Hoy es un día muy triste: hasta el cielo llora”. Por último ha añadido que “Cuando alguien es inocente y lo ha demostrado no se merece ni un día de condena”.

Jorge Merino ha intervenido en el último turno para recordar, en primer lugar, a su compañero Pablo Alberdi que soporta la mayor condena y no ha asistido a la manifestación para tomarse unos días de descanso con su familia más cercana. “No le podemos fallar” ha repetido “No podemos permitir que termine en prisión. No lo vamos a tolerar.”

Merino ha querido remarcar que, aquel 14 de noviembre de 2012, se salió a la calle para defender los derechos de la clase trabajadora. Visiblemente emocionado también ha querido agradecer a todos los asistentes el apoyo recibido.“Los que habéis venido habéis estado aguantado el chaparrón y siempre os estáis mojando por nosotros porque hoy hemos demostrado que pese a los truenos y a la lluvia aquí estamos."

Finalmente ha remarcado que las penas que les aplica la sentencia es “una condena propia del franquismo” pero “seguiremos, seguiremos hasta conseguir justicia”

14N
Es el derecho, amigo
Así zanjó el consejero de Justicia riojano, Conrado Escobar, la discusión con la abogada de uno de los encausados. Pero, ¿el derecho de quién?

Relacionadas

Burorrepresión
Stop Represión denuncia censura del ayuntamiento

El colectivo señala la negativa del Ayuntamiento de Logroño para el uso de la plaza del Espolón como la última censura de despedida de la junta de gobierno saliente.

14N
Inicio reivindicativo de las fiestas de San Mateo en Logroño

Durante el chupinazo lanzado por la alcaldesa de la ciudad varios colectivos han desplegado pancartas por la absolución de los condenados por el llamado ‘No caso 14N’ y en defensa de la acogida de refugiados.

14N
Es el derecho, amigo
Así zanjó el consejero de Justicia riojano, Conrado Escobar, la discusión con la abogada de uno de los encausados. Pero, ¿el derecho de quién?
5 Comentarios
#22701 15:08 9/9/2018

La solucion pasa por exiliarse a Bruselas donde si existe la separacion de poderes y se respetan los derechos humanos

Responder
5
2
Carlos 3:15 9/9/2018

Se puede ser independiente, solidario y de izquierdas y decir España, Orense, Gerona, Lérida, Vitoria, etc. Sin complejos ni ataduras se es más libre.

Responder
11
6
Juan 13:26 9/9/2018

Los topónimos oficiales son en la lengua propia de cada lugar: Ourense, Girona, Lleida...
El acomplejado es el que piensa q le hace alguna concesión a los nacionalistas periféricos por nombrar a sus ciudades siguendo, repito, la toponimia oficial

Responder
14
6
Joan 16:04 9/9/2018

O sea, que en el mismo artículo, si mencionases a Londres, dirías London? Si el artículo es en castellano, es correcto hablar de Vitoria, en castellano. Lo acomplejado es tener que cambiar de idioma por no herir sensibilidades. O crees que en Cataluña se escribe España? No, se escribe Espanya. O es que los topónimos se miran de otra manera?

Responder
0
0
Londoner 17:09 9/9/2018

Cuando te vayas a Londres, pero a los colegas les digas que te vas a "London" a pasar unos días sin que se descojonen lo más mínimo... me lo comentas. No confundamos la velocidad con el tocino -o bacon, según lo prefieras-

Responder
1
0

Destacadas

Racismo
El antirracismo volverá a las calles una semana después de las elecciones
En una semana marcada por la escalada electoral de Vox, activistas migrantes y racializadas se preparar para salir a las calles en su tercera marcha antirracista
Elecciones 10N
El ascenso de Vox en los ensanches urbanos y otras cuatro claves de las elecciones

Los votantes de los bloques de los Programas de Actuación Urbanística fueron los que dieron un impulso electoral decisivo a Ciudadanos el 28-A y ahora, casi siete meses después, se han repartido entre PP y Vox.

Elecciones 10N
El gobierno al final del arcoíris

Vigésimo segunda entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Bolivia
La jura como presidenta de Jeanine Áñez confirma la deriva ultraderechista de la revuelta contra Morales

Sin el necesario apoyo de la Asamblea Legislativa, con la línea sucesoria dimitida tras amenazas y coacciones, asume la presidencia de Bolivia la vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, política conservadora y ultrarreligiosa. Mientras, continúan las movilizaciones de sectores sociales que claman contra lo que llaman un “golpe de Estado”.

Ayuntamiento de Madrid
La policía desaloja el centro social La Ingobernable en Madrid

Pasadas las tres de la mañana, la Policía Municipal ha procedido al desalojo del edificio de La Ingobernable, en pleno centro de Madrid y sede de decenas de colectivos sociales. La asamblea del centro ha convocado una concentración de repulsa para este miércoles a las 19 horas frente al edificio.

Militarismo
Alemania se militariza reforzando su ejército

La nueva ministra de defensa quiere que el Bundeswehr (ejército alemán) lidere misiones internacionales. El parlamento celebra la refundación del ejército. Se busca normalizar el militarismo.

Últimas

Medios de comunicación
Segundo ataque a Pikara Magazine y a Irantzu Varela

Por segunda vez en dos semanas, el local que comparten el medio de comunicación y Faktoria Lila ha amanecido con mensajes firmados por las juventudes de un partido falangista. 

Bolivia
La quema de banderas indígenas radicaliza el conflicto en Bolivia

El discurso racista y la quema de whipalas, la bandera de los pueblos originarios bolivianos, eleva la tensión y los enfrentamientos tras la dimisión del Gobierno de Evo Morales. 

Italia
Nápoles: repensando el espacio público

Las economías transformadoras de Italia se han dado cita este fin de semana y han creado un mapa para visibilizar las propuestas que existen en el país

Catalunya
El “tema catalán” desde Cataluña: más allá del 10N

Las elecciones del domingo se vivieron con indiferencia en Catalunya, a pesar de que el independentismo salió reforzado del 10-N.