Sector del juego
¡Fuera casas de apuestas de nuestros equipos!

Es intolerable que estas empresas que se enriquecen a costa de  la ludopatía y la necesidad de conseguir un dinero extra que no se consigue con sueldos miserables, estén presentes en las camisetas y campos de los equipos que animamos, intentando normalizar lo que debería ser repudiado.

Betway Alaves
La casa de apuestas con sede en Malta Betway será el patrocinador de la camiseta del Deportivo Alavés. Foto: Deportivo Alavés
Bilboko Gazte Prekarioen Asanblada

publicado
2018-08-02 10:53

Esta semana el Athletic ha comunicado quien será uno de sus nuevos patrocinadores oficiales durante esta temporada: la casa de apuestas Bet 365. La decisión ha creado revuelo en las redes sociales y han sido muchos y muchas las que han su mostrado su indignación. “¡Qué más da! Otra empresa patrocinadora más. Como si las otras fueran mejores…” habrán pensado algunos, y aunque las demás empresas (Petronor, Kutxabank, San Miguel…) también puedan generar repulsa por parte de una gran parte de la afición, este caso tiene un especial significado.

Las casas de apuestas se están apoderando de cada vez más espacios, muchas veces juveniles (sobre todo en barrios obreros y zonas de ocio), y ahora también en la publicidad de los grandes clubs de Euskal Herria. Algunos lo llevan en la misma camiseta (Alavés y Osasuna), en el propio nombre del equipo (RetaBet Bilbao Basket y KirolBet Baskonia) y otros en la publicidad ligada al club. Obviamente, lo que buscan con estos nuevos patrocinios es normalizar las apuestas deportivas, que ya tienen un alcance preocupante, ante el público y las aficiones. Apuestas que parecen no tener nada de maligno ni preocupante hasta que analizamos cual es su realidad social.

Si nos remitimos a los datos económicos —véase el hilo en Twitter de @Hugo_saez— las casas de apuestas en 3 años han pasado a ganar el doble de lo que ganaban en 2014 (de 256 a 560 millones). Multiplicación que también se ha dado en los jugadores de apuestas online. En todo este abanico de apuestas, las apuestas deportivas representan el 97% del mercado, una auténtica barbaridad.

En lo social, en ciudades como Bilbo, pero también en cada vez más pueblos, los locales de apuestas deportivas y salones de juego se han multiplicado de una manera escandalosa. Mención especial merece que gran parte de estas se han abierto en barrios obreros, donde han encontrado una mina de extracción de dinero rápido y barato a costa de los pequeños ahorros de sus vecinos. Los sueldos cada vez más irrisorios y los precios cada vez más altos hacen buscar a muchos trabajadores un dinero que al final acaban perdiendo. Es decir, el sistema precariza cada vez más a la clase trabajadora, y después le quita lo poco que tiene en las apuestas. 

Sector del juego
Madrid, territorio de apuestas
Madrid no impone límites a los locales de juego, importados de Reino Unido y que proliferan desde su regulación en 2006.

¿Y todo esto por qué? La respuesta es sencilla. El capital ha encontrado un nuevo mercado de dinero rápido y sobre todo fácil. Sí, fácil, porque si bien todos tendremos amigos o amigas (sobre todo amigos) que apuestan y nos dicen que ellos ganan dinero, en las apuestas, como en Las Vegas, la casa siempre gana.

Como bien demostró el psicólogo estadounidense B.F. Skinner, los animales son capaces de repetir acciones constantemente a cambio de una recompensa parcial y de forma variable. Es decir, las personas son capaces de perder dinero una y otra vez en apuestas o loterías a cambio de pequeños incentivos variables. A este efecto deberíamos de sumarle los casos de ludopatía, que se han multiplicado en los últimos años, que convierten en todavía más salvaje el enganche. El negocio perfecto.

Viendo esto, y pudiendo extendernos mucho más, la indignación de gran parte de la afición ante estos patrocinios en los equipos que solemos denominar como “los nuestros” es totalmente comprensible. Comprensible porque es intolerable que estas empresas saqueadoras de los trabajadores, que se enriquecen a costa de la adicción, la ludopatía y la necesidad de muchos de conseguir un dinero extra que no consiguen con los sueldos miserables, estén presentes en las camisetas y campos de los equipos que animamos, intentando normalizar lo que debería ser repudiado. Esperemos que el Athletic y los demás clubes tengan que terminar quitando de sus camisetas y estadios lo que claramente es un despropósito.

Relacionadas

Opinión
Ludopatía, por Eneko

En España hay, a día de hoy, un 75% más de establecimientos dedicados a la industria del azar que hace cinco años.

Adicciones
El soma tecnológico

Uno de cada cinco jóvenes españoles realiza un uso abusivo de las nuevas tecnologías asociado al bajo rendimiento académico y la depresión, según datos oficiales. La sociedad se niega a oír hablar de riesgos de unas tecnologías de la comunicación a las que está enganchada.

Sector del juego
La publicidad del “Juega, juega, juega”

Campañas publicitarias de empresas del sector del juego como 888, han sido criticadas por el uso de celebrities para promocionar su negocio y la agresividad de sus mensajes. Mientras, sigue incrementándose el número de jóvenes que normalizan las apuestas como una forma de ocio.

12 Comentarios
depardie 15:24 4/11/2018

alguien tiene que poner freno a esto,no todo vale,que sepan esos famosos adinerados que venden su cara en esos anuncios,que la ludopatía es una droga muy dura,y el desastre total para miles de familias.

Responder
0
0
Anónimx 13:58 4/8/2018

Odio eterno al fútbol-negocio

Responder
8
0
#21404 7:58 3/8/2018

Esto me suena. Por nuestro bien y nuestra salvación, pues somos menores mentalmente y fácilmente manipulables.
Prohibir apuestas, juego, pornografía, alcohol,.... ¿Luego nos obligarán a ir a misa? O ¿a sus charlas de doctrina que es lo mismo?. Venga que somos adultos por favor.

Responder
0
14
Hodei 25:22 4/8/2018

Tu no te has enterado de nada hulio...
No sé trata de prohibir nada, sino de acabar con estas frases y drogas que tienen el objetivo de "ludar" y controla r a la clase obrera, como ya hicieron con las drogas en los 80

Responder
8
0
#21394 19:09 2/8/2018

"Fuera las casas de apuestas de nuestros equipos" Ya podeis perdonar pero los equipos de futbol son tan empresa como las casas de apuesta. Sois forof@s de empresas privadas que os aborregan y gregarizan con el beneplacito absoluto de las instituciones. Pan y circo le llamaban los romanos. Es la primera vez que oigo el nombre de vuestro talde bilboko gazte prekarioen asanblada (asamblea de jovenes precarios de bilbo) pero ke la primera referencia a vuestro talde sea esta, genera verdadero desasosiego.

Responder
2
18
#21433 18:16 3/8/2018

La primera vez que les leerás tu. Tratan, difunden y luchan muchos temas sociales.
Por un fútbol del pueblo, ama el fútbol odia el negocio.

Responder
8
1
#21408 9:59 3/8/2018

¿Quieres decir que si mi pequeñísima empresa quiebra la diputación vendrá a rescatarme?

Responder
10
0
#21432 18:15 3/8/2018

Tu pequeñisima empresa no es una forma de control social el futbol si por eso las rescatan.

Responder
0
6
Hodei 14:27 2/8/2018

Que decir de este despropósito. Al igual que el empresario nos engaña diciéndonos que trabajando más alcanzaremos el éxito individual, estás casas de apuestas nos estarán haciéndonos creer que nos haremos ricos gracias a ellas.
Esta es la nueva lógica del sistema: Ahora ya no solo nos saquea el patrón, sino que lo pocos beneficios que nos dan, las migajas, nos las roba la casa de apuestas, y su a eso le ñaadimos la ludopatía, ya ni hablemos más.
Sacar beneficio de las farasas esperanzas de los obreros, es detestable

Responder
20
1
#21395 19:14 2/8/2018

Las casas de apuestas no roban,nadie obliga a entrar ni a apostar, entra quien quiere y apuesta quien le da la gana.es algo de elección personal

Responder
1
19
Hodei 25:19 4/8/2018

Claro, que fácil es decirlo así de boquilla o sin padecer la misma situación que millones de trabajadores, que carecen de beneficios, y se ven arrastrados por la farsa de lograr un puñado de dinero fácil que les hace la casa de apuestas.
La desesperación que puede llegar a fomentar la pobreza generada por el capitalismo, es un negocio muy lucrativo para estos dominadores de mentes

Responder
5
0
#21409 10:02 3/8/2018

El camello de heroína no roba, nadie obliga al enfermo a ir a pincharse, se pincha quien quiere y quien le da la gana. Es una elección personal.

Responder
16
1

Destacadas

Elecciones generales del 28 de abril
El rechazo de Sánchez acerca elecciones, mientras Iglesias le exige negociar

Unidas Podemos le ha enviado al PSOE un documento programático y con propuestas claras de gobierno, que Pedro Sánchez ya ha rechazado aduciendo que no confía en la formación morada.

Uber
Uber, tras la pista del dinero
La empresa Uber, a la que algunos inversores han llegado a llamar "estafa piramidal", se financia gracias a fondos de inversión y otras empresas tecnológicas, tras las que también se encuentra Arabia Saudí.
África
Argelia en el vendaval

Hay dos posibilidades: o la revolución contra el régimen argelino se transforma en revolución democrática, a la manera de Túnez, o se impone un Bouteflikismo sin Bouteflika, a la manera de Egipto.

Bangladesh
De las cenizas de Rana Plaza a las huelgas salvajes

El Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad ha favorecido las condiciones de salud de las miles de personas que trabajan en el sector textil. Sin embargo, el movimiento obrero de esta potencia exportadora quiere ir más allá en la conquista de sus derechos y ha planteado este año varias huelgas con las que pretenden una equiparación salarial a las condiciones de vida del país.

Últimas

Francia
Steve Caniço y la violencia policial en Francia
La muerte de Steve Caniço durante una intervención policial contra una fiesta en Nantes desata una oleada de indignación contra la policía en Francia
Educación
Casi 100.000 firmas para que niños de Melilla que han nacido y viven allí puedan ir al colegio

La falta de empadronamiento, un requisito que no se exige en ningún otro lugar salvo Ceuta, impide a unos 200 niños que viven en Melilla ir al colegio. La Asociación Pro Derechos de la Infancia ha recogido casi 100.000 firmas que piden poner fin a esta discriminación.