Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente

Oponer resistencia a la multirresistencia conlleva el despliegue de todo tipo de esfuerzos, desde los procedentes de laboratorios afanados en generar nuevos antibióticos, hasta los que parten de una ciudadanía activa y dispuesta a desafiarla. Las “medidas barrera” son determinantes. Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.

17 nov 2019 06:00

La vacunación cobra especial importancia en este sentido, puesto que contribuiría a rehuir la contracción de enfermedades que enflaquecen el sistema inmunológico. En cambio, las suposiciones que existen en torno a ciertos fármacos no son buenas aliadas. “Parece que existe la corticofobia... los padres de niños atópicos son reticentes a tratar las lesiones con corticoides, por lo que no se curan y pueden producirse infecciones de piel oportunistas que habría que tratar con antibióticos”, explica Rosario Cáceres, farmacéutica del Centro de Información del Medicamento del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla. Algo así ocurre en lo que se refiere al cumplimiento del tratamiento: “A los pacientes les preocupa mucho las diarreas por antibióticos. Si a alguien cercano le ha ocurrido tomando amoxicilina-clavulánico, en el momento en que note las deposiciones algo blandas, va a cortar el tratamiento si ya se encuentra bien”.

Al factor humano habría que añadirle un factor animal, puesto que la sobreexposición de los animales de consumo a los antibióticos acaba ejerciendo un impacto directo sobre la salud humana tras la ingesta de los productos derivados. Pasar los hábitos de consumo alimentarios bajo el umbral de la autocrítica contribuiría a disponer de mayor perspectiva para discernir en qué condiciones el sector agropecuario produce aquello que llega a las cestas de la compra. “Hay que hacer saber que un kilo de pollo no puede costar tres euros, comprarlo a este precio significa someter a los pollos a las condiciones que se dan en los criaderos, están hacinados, y en las que es más probable que contraigan infecciones que deberán tratarse con antibióticos”, aclara Lorena López, médica microbióloga y parasitóloga en el Hospital Macarena. Las distribuidoras alimentarias se hacen eco de las preferencias y hábitos más asiduos de los consumidores: “Si seguimos prefiriendo comprar un kilo de pollo por tres euros se seguirán criando en unas condiciones en las que será necesario acudir a los antibióticos”.

Si seguimos prefiriendo comprar un kilo de pollo por tres euros se seguirán criando en unas condiciones en las que será necesario acudir a los antibióticos

La OMS publicó en 2017 una serie de directrices relativas a este aspecto. En concreto, las número 2 y 3, recogen la restricción completa del uso de todas las clases de antimicrobianos para estimular el crecimiento y prevención de enfermedades infecciosas que aún no han sido diagnosticadas clínicamente en los animales de consumo humano. Sería en 2006 cuando la UE prohibiría el suministro de antibióticos para promover el crecimiento en animales sanos. Un hecho del que tan solo tiene constancia un 32% de la población española encuestada en el último Eurobarómetro Especial sobre Resistencia Antimicrobiana, publicado en 2018.

Se descubre otra de las aristas por las que la multirresistencia de las bacterias forma parte de la letanía de preocupaciones de la salud pública. Estudios sobre los que se cimentaron las directrices de la OMS indican que la limitación del uso de antimicrobianos en animales de consumo humano reduciría hasta un 39% el desarrollo de la resistencia. El motivo se despliega dado a que los antibióticos para uso humano y animal comparten moléculas muy parecidas entre sí, al igual que con aquellos utilizados para el cultivo de plantas. El enrofloxacino es un antibiótico continuamente utilizado en veterinaria, mientras que el ciprofloxacino se emplea en personas. No es casualidad que ambos tengan cierto parentesco en su designación. “Cuanto más trate con enrofloxacino a los pollos, seleccionaré más bacterias que serán resistentes también al ciprofloxacino”, concluye Lorena López. La concienciación ciudadana contribuye indudablemente a la atenuación de las prácticas determinantes en el avance de la multirresistencia, como el uso indiscriminado de antibióticos en el sector agropecuario.

Cambiar el “chip” ayuda en esta lucha sin cuartel. Isabel Moya, miembro del equipo jurídico de FACUA Sevilla, habla de la ganadería ecológica como una de las posibles alternativas a las que recurrir como garantía de obtención de un producto que pueda presentar un nivel bajo de exposición a antibióticos: “Si vemos en el etiquetado el signo ecológico que, además, está reglamentado, ya sabemos que el animal en cuestión se ha criado en condiciones favorables que excluyen aquellas prácticas que pueden darse en la ganadería convencional”.

Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.

España es uno de los países europeos con mayor volumen de ventas de antimicrobianos de uso veterinario, tanto orales para animales domésticos, como los administrados a animales para la producción de alimentos. Siendo registradas en toneladas de ingrediente activo, la Unión Europea presentó un total de 7.860 en 2016, de las cuales, 2.727 pertenecieron a España (35%), según el informe ESVAC de la Agencia Europea de Medicamentos, publicado en 2018.

A pesar de ocupar una de las posiciones más elevadas en el ranking, se han alcanzado una serie de resultados favorables en el ámbito de la sanidad animal y humana. Según el informe JIACRA-ES, elaborado en el marco del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), y presentado en junio de 2018, España experimentó una reducción estimada en un 14% en el consumo de antibióticos en el área veterinaria desde el año 2014. Igualmente, con la puesta en marcha del nuevo PRAN 2019-2021, se ha impulsado la mejora en el sistema nacional de recogida de datos de las ventas de medicamentos veterinarios que contengan antimicrobianos en su composición, a través de la aplicación ESVAC. Si bien, el consumo real de los mismos parece no controlarse. Es sabido la cantidad vendida pero no aquella realmente aplicada en animales.

Por su parte, el pasado mes de julio, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) confirmó, a través de su página web, la tendencia decreciente registrada de las ventas de antibióticos veterinarios desde 2014, situándola en una reducción del 32,4%. Si bien, y la AEMPS así lo refleja, España sigue estando entre los países con mayor consumo de antibióticos en la Unión Europea, tanto en medicina humana como veterinaria.

La cara oculta

La dimensión ambiental se engarza al resto de dimensiones que actúan como eslabones de la cadena de responsabilidades de la multirresistencia antibiótica que arrastra la salud pública global. Un medioambiente asediado por ingentes cantidades de residuos químicos, antimicrobianos y metales pesados no iba a escapar de formar parte de las variables de esta ecuación. Las bacterias encuentran en la contaminación ambiental un excelente recurso para su fortalecimiento.

La ONU Medio Ambiente abordó en su informe anual Fronteras 2017 la dimensión ambiental de la multirresistencia antimicrobiana, la cual, ha recibido poca atención. Industria, ganadería, sanidad o la higiene personal son fichas de ajedrez cuyos movimientos pueden favorecer a las “súperbacterias”. Suelos y aguas son contaminados por el vertido de residuos que contienen sustancias antimicrobianas, ya sean fármacos o productos cotidianos como desinfectantes.

Algunas de los antimicrobianos acaban degradándose, pierden su efecto selectivo. Si bien, no ocurre así en todos los casos. Lorena López, además experta en la ecología de la resistencia bacteriana, atiende a los genes que hacen que las bacterias sean resistentes a los antibióticos, aquellos que se encuentran colindantes a la información que las convierte en resistentes a los desinfectantes, al plomo, cromo o al mercurio: “Las bacterias han sido tan hábiles que han puesto juntos estos genes. Si en un río hay una contaminación alta de metales pesados, pongamos de mercurio, las bacterias se harán resistentes al mercurio, pero también lo serán a las sustancias antibióticas. Estamos seleccionando en el mismo río”.

En el lodo que hay alrededor de las industrias farmacéuticas de la India hay más cantidad de antibióticos que la que se consume en España

El informe de ChangingMarkets y Ecostorm, adaptado al castellano y difundido en España por Ecologistas en Acción en 2017, arrojó algo de luz a la cara oculta de la responsabilidad del auge de la multirresistencia. En él, es abordado en profundidad la relación entre la industria farmacéutica de la India y la incidencia de las bacterias resistentes. Atiende a la cadena de suministros por la que circulan los antibióticos, desde su producción en las fábricas contaminantes, hasta su llegada a los pacientes de Europa y Estados Unidos. En efecto, en las plantas farmacéuticas donde se producen la mayor parte de los medicamentos que llegan a nuestros botiquines, localizadas especialmente en China e India, se dan condiciones insalubres en sus procesos productivos y un tratamiento deficiente de sus vertidos generados. “En el lodo que hay alrededor de las industrias farmacéuticas de la India hay más cantidad de antibióticos que la que se consume en España”, afirma la microbióloga. Como consecuencia, y así lo confirman algunos estudios, este aspecto es señalado como la tercera causa más importante de la resistencia antimicrobiana. Aquella que permanece prácticamente oculta y totalmente alejada del plano mediático, donde podría visibilizarse y queda entre las sombras.

La preocupación surge debido a que estas plantas farmacéuticas son suministradoras internacionales de antibióticos. En particular, Aurobindo, con sede en la ciudad india de Hyderabad, aparece como una de las productoras más peligrosas. Sus hombros cargan con una larga trayectoria de vertidos contaminantes en sus fábricas de la India. Además, importa las materias primas, requeridas para su producción, procedentes de fábricas contaminantes chinas. Haciendo mención al informe de ChangingMarkets y Ecostorm del año 2017 sobre cómo la contaminación de la industria farmacéutica dispara la aparición de “súperbacterias”, referenciar los análisis de sus licencias de importación. Sus unidades, localizadas en Hyderabad, importan ceftriaxona sódica, un antibiótico de la familia de las cefalosporinas, que procede de una planta perteneciente a la empresa Sinopharm Weiqida Pharmaceutical, ubicada en la provincia china de Shanxi. En 2013, esta última vertió 30.000 toneladas de residuos farmacéuticos en el río Sanggan. No es de extrañar que China comparta con la India su condición de enclave efervescente de resistencia antimicrobiana. A pesar de ello, la compañía farmacéutica Aurobindo no echa en falta espléndidas relaciones con sólidos representantes de la industria farmacéutica, ni tampoco de subsidiarias que nutren su red internacional que le abre las puertas al mercado de exportación occidental.

Se han hecho experimentos en la Antártida, donde no hay ni siquiera población, y se han encontrado pingüinos que ya han desarrollado resistencia

Quizás sean contadas las zonas en las que se concentre buen volumen de bacterias resistentes, potenciadas por los vertidos de la industria farmacéutica que contienen sustancias antimicrobianas. No obstante, el problema no conoce fronteras. La proliferación de estas “súperbacterias” está asegurada en una era en la que la globalización impera en todos los sentidos. Desde el comercio transoceánico, pasando por unas placenteras vacaciones, son motivos por los que pueden expandirse en poco tiempo por el globo terráqueo. “Se han hecho experimentos en la Antártida, donde no hay ni siquiera población, y se han encontrado pingüinos que ya han desarrollado resistencia”, concluye Lorena López.

Ni una sola razón ni un solo culpable, las bacterias inmunes a los antibióticos no son fruto de una única cuestión de la que emanen las soluciones para ralentizar su proliferación. Este fenómeno se ha visto acelerado, en buena parte, por la contaminación de las fábricas farmacéuticas que hace oídos sordos de esta problemática. Sería buen ejercicio preguntarse cuál es el origen de los antibióticos que dejan verse por casa. Si bien, los hospitales, hervideros de esfuerzos por luchar cuerpo a cuerpo contra la multirresistencia, han de cuidar sus propios vertidos residuales que concentran buena cantidad de sustancias antimicrobianas.

Relacionadas

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Sanidad pública
Ciudadanía de Torrevieja exige acabar con el modelo Alzira
Vecindario de la Vega Baja impulsa la Plataforma por la Sanidad 100x100 Pública para garantizar que no se renueve la concesión del hospital del municipio alicantino
Sanidad pública
Dos meses más de espera para operarse que hace 10 años

El tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica se ha incrementado en 54 días en la última década. Todavía no hay datos a nivel estatal de cómo ha afectado la pandemia al engrosamiento de las listas, pero el colectivo médico no duda en mostrar su preocupación al respecto. 

3 Comentarios
#44798 23:34 16/12/2019

Todo lo que no esté totalmente REGULADO para que no perjudique al Medio Ambiente por un gran beneficio humano, al final será un problema que ha agravado peores consecuencias. Así es, lo que importa nunca es LAS BUENAS INTENCIONES de todas las empresas de producción, sino qué gran parte del problema medioambiental van a evitar.
http://concienciaesreconocer.blogspot.com/

Responder
0
0
JOSÉ REPISO MOYANO 22:12 18/11/2019

ÉTICA existe solo una, la racional. Razón existe solo una, la que cumple reglas simétricas a las que tiene la realidad (de causa-efecto,de semejanza, de no contradicción, etc). Bien existe solo uno (el que no ampara la mentira o el daño al entorno). Así es, si no se aclara esto, se seguirán negando realidades.

Y SOBRE EL RESPETO ÉSE QUE TANTO SE HABLA:
El RESPETO solo existe si no se contraviene a una esencia, y solo hay tres: ÉTICA, RAZÓN y NATURALEZA.
Tú nunca respetas (aunque digas que sí las veces que quieras) si NO CUMPLES con la ética o con la razón o con la Naturaleza. ¡Exactísimo!, no respetas si engañas al mismo tiempo, si contaminas al mismo tiempo, si te saltas las reglas cívicas o de conducción de tu coche, si das las espaldas a deberes éticos, si no ayudas a lo que ya ayuda per se al Bien, si demandas frivolidad ética o telebasura, etc.
En precisión, el RESPETO implica siempre un JUEGO LIMPIO: no engañar, no esquivar por nada a la razón (o al que la da demostrada) y un no aventajarte tú silenciando a los demás sus espacios de demostración racional. Por lo cual, el respeto NO SUELE EXISTIR precisamente en ésos que hablan de respeto obsesivamente, ¡nunca! (pues lo usan para engañar o para priorizar cosas no esenciales con un antirrespeto frío y total). José Repiso Moyano

Responder
0
0
JOSÉ REPISO MOYANO 12:47 22/11/2019

LA MAYORÍA NO TIENE NI P. IDEA DE LO QUE ES IMPORTANTE, en error y maldad (aun inconscientemente).
"No hay que confundir la opinión de la mayoría con la verdad" Jean Cocteau

La RAZÓN (o quien de verdad la da) es lo que único que evita que el pueblo se someta al mal o a todas las injusticias sistémicas que lo autodestruyen. https://es.quora.com/profile/Jos%C3%A9-Repiso-Moyano-2
Así es, sin engañar a nada ni a nadie.

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Los gigantes de la alimentación se embolsan 18.000 millones mientras el hambre se extiende por el covid-19

Las hambrunas provocadas por la pandemia pueden provocar más muertos que el propio virus, según un informe de Oxfam. Mientras, las mayores empresas de alimentación y bebidas reparten 18.000 millones de euros en dividendos a sus accionistas.

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Crisis climática
La Tierra podría sobrepasar el umbral de los 1,5ºC en los próximos cinco años

La Organización Meteorológica Mundial publica sus últimas predicciones y señala que, en 2020, la temperatura media será 0,8ºC superior a la media de los años 1981-2010.

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Coronavirus
Las redes vecinales desmontan en Cibeles el mito de Almeida: “Los servicios sociales no cogen el teléfono”

Las redes vecinales exigen frente al Ayuntamiento que el alcalde Martínez-Almeida garantice la alimentación de las 50.000 personas atendidas por las despensas solidarias. Ante la falta de apoyo institucional y el desgaste de estas iniciativas de apoyo mutuo, miles de personas podrían quedarse este verano "varadas en tierra de nadie, sin recursos para alimentarse”.

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos
El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.
Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenerife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.