Vuelven a Granada las manifestaciones contra la política sanitaria de la Junta de Andalucía

Justo un año después de la primera gran manifestación para protestar contra la fusión hospitalaria, la Marea Blanca inundó de nuevo las calles de Granada el pasado domingo.


publicado
2017-10-18 16:48:00

La lucha ciudadana por la sanidad pública ha llenado el calendario del último año con fechas históricas a reseñar. El 28 de Agosto de 2016, un médico llamado Jesús Candel, más conocido como 'Spiriman', cuelga un vídeo en internet en el que se queja del deterioro causado por la fusión hospitalaria en la sanidad pública andaluza. Para sorpresa suya, ese vídeo se viraliza y antecede a una multitudinaria manifestación el 16 de Octubre, hace ya un año. Aquella protesta sirvió para visibilizar el apoyo a los médicos que cuestionaban la precarización del servicio que ofrecen, evidenciar que hay una mayoría en la ciudad que desaprueba la gestión de la Junta en materia de sanidad y empezar a forjar el liderazgo de Spiriman que a partir de ese momento marcaría los tiempos tanto a los sindicatos, que se adaptaban a las manifestaciones que iba convocando, como a la Junta, que no le quitaría el ojo de encima. Además, sirvió de antesala a una serie de protestas cada vez con más músculo. Siguiendo con el desfile de fechas llegaron: la concentración del 5 de Noviembre en el Paseo del Salón, la segunda manifestación multitudinaria del 27 de Noviembre, la tercera, que llegó el 15 de Enero, y la presentación el 3 de Febrero de la asociación “Justicia por la Sanidad”, impulsada por Spiriman. Tras tantas demostraciones de fuerza, y a la vista de las primarias internas del PSOE, el gobierno de Susana Díaz rectifica y emite la orden de derogación de la fusión hospitalaria el 27 de Febrero. Por último, el 5 de Marzo se produce una concentración en la Fuente de las Batallas, que ya estaba convocada antes de conocerse la derogación y que se convierte en la celebración de una victoria ciudadana.

Aquí debería terminar la cadena de acontecimientos, como un relato perfecto de la lucha popular por la sanidad: se inicia el conflicto con una decisión política que daña a profesionales y usuarios, empieza la lucha y, tras dos concentraciones y tres manifestaciones, llega el triunfo de los gobernados a sus gobernantes. Pero, ¿Qué pasa cuando se incumple un compromiso? ¿Qué ocurre cuando se llega a un acuerdo entre las partes y es ignorado y guardado en el cajón por una de ellas? Pues que toca volver a la calle.O, al menos, así lo ha entendido la asociación Justicia por la sanidad que convocó el pasado domingo 15 de Octubre a una nueva manifestación.

Consideran que no se está cumpliendo el acuerdo al haber expirado ya el plazo sin que se haya empezado el proceso de desfusión. Desde la plataforma estiman también que existe la voluntad por parte del gobierno autonómico de mantener centralizados parte de los servicios. La manifestación era de un carácter poco usual, no era para reivindicar un derecho ni tampoco era una concentración para celebrar una victoria, como fue la anterior protesta en marzo, sino que se trataba de exigir que se haga efectivo algo que ya se había ganado. Se congregaron en la calle unas 25.000 personas, según la Policía Nacional. La gran afluencia de manifestantes obligó a que se suspendiera durante una hora el servicio de metro por coincidir en un tramo con el recorrido de la manifestación. Manteniendo el espíritu de las mareas blancas a lo largo del Estado no se apreciaban banderas de ningún tipo. Los cánticos apuntaban contra la corrupción, contra la Junta y dejaban claro que los recortes en Sanidad matan. En la avenida de la Constitución era mucha la gente que se agolpaba a los lados de la calle para ver pasar a la manifestación como si de un desfile se tratase, y al ver aparecer a Spiriman florecían los cánticos contra Susana Díaz. El gobierno de la Junta ha conseguido por su acción inicial y, ahora por su inacción, que se cree una dicotomía entre el médico y la Presidenta, una lucha entre dos personajes públicos.


1 Comentario
NESSY 18:10 18/10/2017

Si se consiguiera alguna vez que las reivindicaciones populares y pacíficas tuvieran una respuesta satisfactoria para los problemas que afectan a toda la ciudadanía, se establecería un canal pacífico y útil con el que solucionar los déficit sociales.

Responder
2
0

Destacadas

Adelante Andalucía
Teresa Rodríguez: “Necesitamos seguir reproduciendo un sentido común alternativo”
Teresa Rodríguez explica el proyecto político de Adelante Andalucía, el papel de los movimientos sociales en los procesos de cambio y las aspiraciones ciudadanas.
Minería
El abismo del carbón

Entre los vecinos de la zona de Torre del Bierzo, en León, cunde el desánimo. “Esto se está muriendo” es el comentario más habitual entre unas poblaciones mineras conscientes de que, o la situación da un giro brusco en los próximos años, o sus perspectivas de futuro seguirán el mismo camino que sus minas: la desaparición.

Opinión
La comuna
3
Por todos los medios nos han inoculado la monserga de que cualquier idealismo es una mamarrachada.

Últimas

La Manada
La Manada: una visión desde el antipunitivismo
1

Pedir más castigo, incluso castigo sin control, extender la sanción a familias y amigos, es sin duda promover lo punitivo, es alimentar al enorme sistema penal-patriarcal que ya tenemos.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.
Tribuna
El ejemplo de Vicálvaro: planear al límite, crear burbujas

El desarrollo urbanístico especulativo del distrito madrileño de Vicálvaro es un claro ejemplo del fracaso que supone los proyectos urbanísticos basados en la especulación. 

Fiestas populares
Vallecas, puerto de mar
6
Vallecas es, por un día, un "puerto de mar". Lo es desde que en 1982 los vecinos del barrio crearon unas fiestas populares basadas en la alegría, la risa y el agua.