Sanidad pública
Rafael Carrasco: “No se puede garantizar una asistencia de calidad con tres o cuatro minutos por paciente”

El presidente del Sindicato Médico Andaluz, Rafael Carrasco, defiende la importancia de tomar las medidas necesarias que permitan que los facultativos puedan dedicar mayor tiempo de consulta a cada paciente para mejorar la calidad de la atención primaria.

Huelga de atención primaria 1
Rafael Carrasco (izq) muestra un cartel de llamamiento a la huelga María José Carmona

publicado
2018-11-27 17:00

Rafael Carrasco preside el Sindicato Médico Andaluz (SMA) que ha convocado las movilizaciones en los centros de salud de Andalucía durante las últimas semanas. Estas acciones culminan con una jornada de huelga de la atención primaria andaluza a la que se han impuesto servicios mínimos del 40% de las consultas y el 100% de las urgencias. Los facultativos denuncian la falta de recursos con la que tienen que lidiar a la hora de atender a los pacientes de atención primaria en apenas tres o cuatro minutos, así como la dejadez del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a la hora de resolver las peticiones que les han trasladado para mejorar la calidad del servicio.

¿Por qué ha sido necesario convocar esta huelga de Atención Primaria?
Ha sido necesario porque es la única manera de que el SAS se reúna con nosotros. Llevamos meses solicitando información, pidiendo reuniones, pidiendo participar en la gestión de la atención primaria, en las condiciones laborales, en la gestión de la futura reforma… Y el SAS ha desoído constantemente nuestras peticiones hasta el punto de que ni siquiera nos contesta a los correos o a los escritos que presentamos.

¿Cuál es la situación de la atención primaria en Andalucía?
La situación en atención primaria no es buena. Esto es algo que cualquier ciudadano puede comprobar. No hace falta que lo digamos nosotros. El tiempo del que los médicos disponen para atenderlos, las demoras en las consultas y todas estas situaciones se pueden aguantar durante un tiempo pero el cansancio y el malestar se van acumulando hasta que la situación llega a ser insostenible como ha sido en el caso que nos ocupa.

La situación de la atención primaria en Andalucía es una situación que consideramos que no puede aguantarse más. No disponemos de más de cinco o seis minutos en el mejor de los casos para ver a los pacientes. Digo en el mejor de los casos, suponiendo que no haya ninguna incidencia, por ejemplo, que un médico se haya puesto malo o que haya pedido un día libre o que esté de vacaciones que, en ese caso, se reparten los enfermos entre los demás y la realidad es que en muchísimos centros andaluces el tiempo disponible para atender a un paciente no supera los tres minutos. Esto es absolutamente intolerable. La capacidad de solicitar pruebas diagnósticas y de resolver problemas en primaria es muy limitada y los recursos también lo son. Así no se puede prestar una asistencia de calidad.

¿Qué medidas para mejorar la atención primaria se piden con esta huelga?
Podría decir muchas y algunas con términos demasiado técnicos que, a lo mejor, no son entendibles por toda la población. Podría hablar de los cúmulos de cupo, podría hablar de los llamamientos a bolsa para cubrir sustituciones, podría hablar de muchas medidas que serían difícilmente entendibles pero todo eso se resume en única cosa que es que queremos tener, al menos, diez minutos por paciente para atenderlo adecuadamente. Y para eso habrá que tomar las medidas que sean necesarias. Pero no se puede garantizar una asistencia de calidad con tres o cuatro minuto por paciente.

La semana pasada os reunisteis con la gerencia del SAS, ¿cómo valoráis la reunión y a qué acuerdos se llegó?
El SAS solo se reúne con nosotros cuando convocamos una huelga. Creo que nos están enseñando el camino. No tenemos otra forma de que nos hagan caso que no sea convocar una huelga. Y creo que muy mala gestión hace la administración si nos enseña ese como camino único.

En cuanto al contenido de la reunión, el SAS siempre adopta en estos temas una postura bastante soberbia que se limita a decir ‘lo estamos haciendo bien’. Nos ha propuesto elaborar un documento con nuestras peticiones. Estamos a la espera de que nos contesten. Faltan doce horas para empezar el día de huelga y no tenemos ninguna contestación oficial, así que no parece que haya mucha voluntad de negociar nada.

¿Cuáles son los servicios mínimos para la jornada de huelga? ¿Se han acordado entre el comité de huelga y el SAS?
Los servicios mínimos que ha impuesto el SAS son un 40% de todas las consultas más todas las urgencias. Nos parece una barbaridad que lo que hace es impedir o dificultar nuestro derecho a la huelga y tenemos sentencias del Tribunal Superior de Justicia en las que se nos da la razón en estas quejas. Creemos que los mínimos para un día de huelga de este tipo deben ser los mismos que en un día festivo, es decir, garantizar la asistencia y nada más.

En las últimas semanas se han convocado pequeñas concentraciones en las puertas de los centros de salud. ¿Cómo ha sido el seguimiento de estas acciones?
Estamos muy contentos porque prácticamente en todos los centros de salud ha salido la gente a la calle esos diez minutos para solicitar o para reivindicar aquellas mejoras que hemos incluido en nuestras peticiones. El hecho de que todos los médicos de todos los centros de salud prácticamente hayan salido un momento con unos carteles es una prueba evidente del descontento que existe entre este colectivo. Estamos satisfechos y esperamos que si esto no mejora sigamos haciéndola, porque no vamos a dejar de hacerla.

¿Por parte de los usuarios y las usuarias de la atención primaria ha habido apoyo?
Tenemos esa sensación. La población, en general, está entendiendo nuestras reivindicaciones como o puede ser de otra forma porque, realmente, en nuestras reivindicaciones el aspecto económico es escaso y ni siquiera está entre las primeras. Lo que pedimos es tiempo y medios para tener una adecuada asistencia, así que, en general, la respuesta que estamos teniendo por parte de la población es muy buena. Es más, espero que en la concentración que hemos convocado frente al SAS haya muchos ciudadanos que se acerquen a apoyarnos.

Tras la jornada de huelga, ¿qué otras accione se plantean?
Todo dependerá de la respuesta que el SAS nos dé. Si el SAS nos da una respuesta satisfactoria pararemos y si la respuesta del SAS no satisface lo que consideramos que son las necesidades mínimas seguiremos adelante con las movilizaciones y las concentraciones en los centros de salud y tomaremos otras medidas sin descartar nuevos días de huelga en las próximas semanas.

Relacionadas

Salud
Las víctimas de la talidomida en España se sienten estafadas por el Estado

Es un caso histórico inédito globalmente que se ha arrastrado desde el franquismo a los sucesivos gobiernos democráticos. Los afectados que aún viven, siguen reclamando justicia mientras muchos fallecen sin resarcimiento, con graves malformaciones, tras una existencia condenada a la dependencia y a la invisibilidad.

Sanidad pública
Colectivos sociales consiguen paralizar la reducción horaria en los centros de salud de Madrid

Los partidos políticos de la Asamblea de Madrid aprueban por unanimidad una Proposición No de Ley que incluye varias reivindicaciones de los colectivos en defensa de la Sanidad Pública 

Salud mental
Un documental feito por xente tola para xente tola
O venres 20 de setembro realizouse un vídeo-forum coa proxección do documental do ano 2002 ‘Mentes en evolución: psicose e espiritualidade’.
0 Comentarios

Destacadas

Violencia machista
Mapa: todas las concentraciones de este 25N, Día contra la Violencia de Género

Miles de mujeres se preparan para mostrar su rechazo a las violencias machistas con motivo del Día por la Eliminación de la Violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Derecho al agua
Gestión pública del agua: del “palo” judicial a Barcelona a la gestión excelente de Valladolid

Esta semana el Tribunal Supremo tumbó el plan de municipalización de aguas de Ada Colau en Barcelona, avalando una concesión franquista de 95 años que no obtuvo licitación pública.

Francia
En la ZAD, el mañana nos pertenece

¿En qué situación se encuentra la ZAD (Zona a defender) de Notre Dame des Landes dos años después del abandono del proyecto para construir un aeropuerto en sus tierras? Tras haber desmontado las barricadas y con el campo en calma, sus habitantes trabajan sin descanso en la construcción de una utopía de lo concreto, con ramificaciones en otras resistencias locales e internacionales. Sin que por ello se hayan terminado los debates dentro del grupo.

Pista de aterrizaje
Manuela Lucena: “Los señoritos no quieren llevar mujeres”

Manuela Lucena Aragón lleva toda su vida recogiendo aceitunas. A sus 60 años, explica cómo las mujeres siguen sin ser reconocidas en esta profesión.

Últimas

Régimen del 78
Duelo al sol y navajazos en las cloacas

Los papeles de las empresas de Villarejo siguen poniendo bajo sospecha las prácticas de baluartes del Ibex 35. En esta ocasión las sospechas se vuelcan sobre Iberdrola. Sus ejecutivos estarían detrás de un intento por desacreditar a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS.

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.