Spiriman: "Nos enfrentamos a un sistema que pretende dividir a la población"

Spiriman es sin duda un personaje polémico que ha generado más de un quebradero de cabeza a la Junta de Andalucía. Sin embargo, las consecuencias de ser la cabeza visible de un movimiento social en defensa de la sanidad las sufre la persona de Jesús Candel. En la entrevista a El Salto, hace algunas semanas, el médico activista aseguraba que querían echarlo. Hace pocos días denunciaba que no había recibido sus turnos para el Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Jesús Candel Spiriman Andalucía n.7
Gracias a las movilizaciones granadinas apoyadas por Spiriman, Granada logró la victoria de dos hospitales completos. Carlos Gil

publicado
2017-11-28 12:18:00

Jesús Candel, o su alter ego ‘Spiriman’ , recibe a El Salto vistiendo su bata blanca fuera del servicio de Urgencias del Hospital Virgen de las Nieves, donde ejerce como médico. Una sencilla forma de dejar manifiesto que Spiriman y el doctor Candel viven su lucha contra la corrupción en la sanidad pública en perfecta simbiosis. Este médico granadino, conocido por sus característicos vídeos en redes sociales, ha sacado a más de 50.000 personas a las calles de Granada para hacer justicia por la sanidad, una consigna que ha calado tan hondo que actualmente da nombre a la asociación que preside: Justicia x la Sanidad. Recientemente, una petición en Change.org exige a Fiscalía, Colegio de Médicos y Servicio Andaluz de Salud que tomen medidas contra él por "envenenar el clima de convivencia entre los profesionales sanitarios entre sí y en su relación con los usuarios". Candel ha respondido en su medio natural, las redes sociales, denunciando que no ha recibido los turnos para trabajar en el Hospital Virgen de las Nieves y pidiendo la dimisión de Francisca Antón y Pilar Espejo, directivas del centro hospitalario, señalándolas como responsables de los ataques contra él.

¿Cómo empezó el movimiento de protesta por la sanidad en Granada? ¿Cuál fue el germen de la Asociación Justicia x la Sanidad?
Todo empezó el verano pasado tras publicar en mis redes sociales un vídeo donde muestro mi indignación ante la situación existente tras la fusión hospitalaria en Granada. En ese primer vídeo explico el descontrol en los pasillos, la falta de previsión que había, la saturación y la cantidad de gente enferma en los pasillos, muchos en estado muy grave…

Lo que nunca imaginé es que iba a tener tantísimo recorrido. Tras ese primer vídeo vinieron otros muchos y comienzo también a recibir ataques en todos los sentidos. Fue a partir de ese momento cuando me di cuenta que cuando un médico revela cómo funciona el sistema, se convierte en el enemigo de la sanidad pública.

Desgraciadamente nos enfrentamos a un sistema que lo único que pretende es dividir a la población y que impide que los ciudadanos luchemos por nuestros derechos. De ahí vienen muchos de mis “vídeos polémicos”, donde me limito a contar lo que estoy viviendo, aunque su contenido parece que le está estallando en las narices a todos los partidos políticos y en especial al equipo de Gobierno de la Junta de Andalucía.

¿Cuál ha sido el recorrido seguido hasta ahora la asociación Justicia x la Sanidad?
Mi recorrido ha sido motivado por la gente. No es más que intentar hacer ver a la ciudadanía que no hace falta pertenecer a ningún partido, sindicato o plataforma para defender nuestros derechos. En los comienzos de este movimiento había muchas plataformas interesadas pero claro, empecé a sentirme utilizado porque era el único que pedía los permisos para manifestarnos, el que marcaba el paso… Y cuando vi que lo único que querían era conseguir intereses particulares de algún partido o sindicato, me planté.

Fue ahí cuando aprieto e investigo con algunos compañeros y nos percatamos de que no se está cumpliendo la ley a sabiendas. A partir de ese momento empezamos a hablar de recortes, de privatizaciones y de corrupción e inmediatamente me llaman loco.

Todos los partidos políticos me han ofrecido irme a su bando pero tengo claro que no quiero pertenecer a ningún partido, que voy a seguir peleando por lo que he estudiado y por lo que creo que debe ser la sanidad pública en este país. En este escenario decido crear una asociación con gente que no pertenezca a ningún partido, con profesionales de todas las categorías que quieran hacer conmigo justicia y por eso se llamó Justicia x la Sanidad.

"Hay muchas personas que no empatizan con los que sufren y son los mismos que dicen que yo pierdo las formas"

Evitar el desmantelamiento de los dos hospitales es el lema de 2 Hospitales Completos. ¿Persiguen otras reivindicaciones? ¿Hay un contexto que las recoja todas?
El contexto es que no queremos corrupción. Dos hospitales completos es una frase que ha quedado de eslogan y lo que siempre digo es que no queremos recortes, ni corrupción, ni privatizaciones. Para la gente lo más importante es su salud y eso ha calado bien, de ahí que haya querido demostrar a la ciudadanía que, o acabamos con la corrupción en este país y la acabamos los ciudadanos organizados, o no vamos a ningún lado.

Spiriman 2


¿Qué estrategia has seguido para sacar a 50.000 personas en manifestación en Granada?
Perder las formas, ser políticamente incorrecto... No paro de encontrarme con gente en Urgencias que me anima a que siga destapando irregularidades y corrupción. Este movimiento ha triunfado porque la ciudadanía está harta de que la engañen.

Mis formas no persiguen faltar, sino que son fruto del hartazgo de sentirme engañado e insultado por parte de políticos y periodistas. Si a mí no me importase la gente no estaría solucionando problemas personales de pacientes; que mi teléfono no para de sonar con llamadas de pacientes, que no sé ni para qué me meto, porque soy médico, pero si alguien tiene un problema importante lo citaré y me quedaré más tiempo si es necesario por atenderle.

¿Es que no nos podemos poner en el lugar de la gente que está sufriendo? Hay muchas personas que no empatizan con los que sufren y son los mismos que dicen que yo pierdo las formas. Les pido que me dejen pelear a mi manera y comiencen a ponerse en el lugar del otro.

Está visto que todo aquel que se desvive por la sanidad pública y lo hace bien, sale por la puerta porque no interesa. Ahora bien, si tú vives eso y le preguntas a la consejera o a la presidenta de la Junta que te den explicaciones y mienten en el Parlamento. ¿Cómo luchas contra eso? En los juzgados.

Spiriman 3

¿La asociación Justicia x la Sanidad cuenta con apoyo de algún sindicato, ONG, partido o asociación?
Ninguno. De hecho, me estoy machacando con todos y ese el éxito de nuestra asociación. Lo mismo está pasando en Huelva con Paloma Hergueta. Granada y Huelva han mantenido que no entre nadie más que la ciudadanía. En la junta directiva de la asociación son profesionales en activo, no se permite a nadie vinculado a la política. Son personas trabajadoras que quieren cambiar esta situación y por eso es atacada la asociación. Me ha costado mucho esfuerzo conseguir que ningún político entrara en nuestra lucha y todo gracias a la buena gente que nos está ayudando e intentando arreglar este problema. 

"Quieren echarme porque para ellos soy el enemigo de la sanidad pública y seguramente pierda mi trabajo"

¿Cómo se aprecia tu lucha entre los médicos? ¿Te sientes apoyado por el sector?
Los médicos son el colectivo más cobarde e hipócrita que existe, es impresionante. Y sí, me siento apoyado por una minoría que para mí es de lo más valiente que he visto en esta sociedad. Los que no me apoyan, no lo hacen porque no quieren arriesgar su puesto de trabajo, y que antes no quisieras enfrentarte a tu jefe lo entiendo pero, ¿a estas alturas? Lo peor es cómo reniegan de mí. Compañeros que cuando me veían se les saltaban las lágrimas y me decían que estaban conmigo, y a la hora de la verdad se echaron para atrás. 

Con 120.000 seguidores en Facebook, ¿cómo cambia la vida de Jesús Candel? 
Es duro. Me convertido en un personaje público porque estoy en las redes sociales pero claro, cuando te para la gente por la calle no es solo para sacarse una foto, sino para contarte sus problemas. Ya no puedo pasear tranquilamente con mis hijos por el centro de Granada y a veces me resulta cansado.

Tengo que dedicarle mucho tiempo a mi familia porque para mí es lo más importante. Mi mujer, mis niños… Son pequeños pero ya han tenido algún capítulo en el que compañeros del colegio -hijos de directivos del SAS - les han dicho cosas muy fuertes sobre mí. Intento quitarle peso para que no le den importancia. Son momentos duros pero sobre todo los vivo en el hospital, cuando compañeros te quitan la mirada después de tantos años de trabajo. Aunque ahora, sinceramente, me alegro de que me la hayan quitado. 

¿Has sufrido presiones o amenazas por la lucha que sostienes?
De todo tipo. La última ha sido mi inhabilitación. Los colegios de médicos van a intentar quitarme mi trabajo porque según ellos “falto a la profesión médica”. Han utilizado a compañeros para abrirme expedientes por insultos, cuando ellos son los que me han puesto a parir y yo no he denunciado a nadie, sin embargo ellos sí me han denunciado a mí. Quieren echarme porque para ellos soy el enemigo de la sanidad pública y seguramente pierda mi trabajo, porque a gente que ha hecho menos que yo le ha costado su puesto.

Si me inhabilitan, inhabilitarán a mucha gente y seguiré luchando. Soy consciente que me toca una etapa dura pero para mí no va a ser tan dura, será dura para otros. Yo al final voy a morir profesionalmente por el paciente y el que no lo haga así, se confunde.

Lo que juré en la lectura del juramento hipocrático era esto, lo que pasa es que muchos compañeros no se mueven por su profesión sino por el dinero. Que se vayan a la privada y se forren, pero que no utilicen el dinero público para conseguir su estatus social.

"La "desfusión" está en marcha porque llevamos soplando al cuello de los responsables día tras día. "Desfusionar" va a destapar mucha mierda y eso no le conviene a la Junta"
Pasos a dar después del 15-O. 
¡A los juzgados y a la calle! Cada vez sacamos más mierda. Hay de todo. Cada día tengo más llamadas, más gente que nos escribe porque se ha destapado el problema. No voy a parar. Mientras la gente me empuje, ¿cómo voy a abandonar?. Un médico no se sale en mitad de una operación. Son mis principios y voy a hacer todo lo que pueda para que esto se arregle.

Hay dinero de sobra, el problema es que se destina a la gente de la cuerda para hacer cosas que no se deben de hacer, cosas que son de forma excepcional y lo han tomado como normal, como modificar decretos… La gente no se puede hacer una idea de lo que llevo investigado en un año. Hablo con técnicos de Hacienda, de la Consejería de Salud y ellos mismos me dicen que es una barbaridad.

¿La "desfusión" hospitalaria está en marcha?
La "desfusión" está en marcha porque llevamos soplando al cuello de los responsables día tras día. De hecho, la "desfusión" se podría haber hecho ya. El 1 de octubre debería haber estado todo eliminado, pero "desfusionar" va a destapar mucha mierda y eso no le conviene a la Junta de Andalucía. Hay personas -denunciadas e investigadas- que están frenando el proceso porque no interesa que salgan según qué cosas a la luz.

Si nosotros hubiésemos parado, no se hubiese avanzado nada y seguiría todo igual. Por tanto, todo lo que se está haciendo se hace porque forzamos. La gerente, Pilar Espejo, está haciendo lo posible para que no se "desfusionen" los hospitales, pero claro, si estoy día a día con vídeos y presiones por parte de la asociación, será inevitable.

Nota al lector/a...
La entrevista a Jesús Candel, incluida en el número de noviembre de la edición papel de El Salto Andalucía, se realizó semanas antes de las últimas polémicas protagonizadas por el médico activista.

1 Comentario
Depende 16:53 28/11/2017

Estaría muy bien si el final no hubiera sido: reunión en Granada élite médica-Consejería= mantener puestos = fin movilización. Y otro día reunión plebe (clase baja laboral) sindicatos que llevan años peleando (sin apoyo de médicos). Spidi ha sido pasteleado por la Consejería y creo aún no se ha enterado

Responder
1
2

Destacadas

Huelga
Conflicto de Amazon: “Aquí se está juzgando el derecho a la huelga”
La huelga de Amazon el pasado mes de julio, durante la campaña del Prime Day, acabó con dos detenidos acusados de atentado contra la autoridad.
Editorial
Tierras de frontera
El verdadero territorio fronterizo en disputa es la legislación española, sometida a tensiones sociales que, atrapada entre su herencia franquista y el régimen del 78, no sabe resolver.
Franquismo
Apología económica del fascismo en El Confidencial
1

Una columna del catedrático de economía Roberto Centeno en su blog en El Confidencial alaba el crecimiento económico de la dictadura franquista, mientras en otro acusa al “totalitario” Sánchez o a los “comunistas bolivarianos de Podemos" de “expoliar a las familias”.

Racismo
Dinamarca: cuando las ideas de Viktor Orban calan en un Estado de bienestar

Aunque Dinamarca copa los estándares de desarrollo y calidad democrática, la reciente prohibición del velo islámico en sitios públicos, la ley que castiga con la cárcel a los indigentes o el rechazo a acoger migrantes reflejan la deriva xenófoba que ha adquirido el país.

Últimas

Economía social y solidaria
La Economía Social y Solidaria muestra su músculo en Madrid

Este fin de semana se ha celebrado en Madrid la IV Feria de Economía Solidaria de Madrid Bajo el lema “Dale vida a otra economía: Consume consciente”.

Educación
Encerrados a 38 grados en un aula

La falta de acondicionamiento de las aulas a las altas temperaturas pone en pie de guerra a la comunidad educativa en Extremadura.

Creaciones morales
Ovnis en Alcorcón
El fenómeno de los extraterrestes del planeta UMMO en los años 50 fue un precedente a la española y con difusión internacional de las ahora llamadas ‘fake news’.
Energía nuclear
Lo que hay detrás de la energía nuclear
Abordamos brevemente el negocio de los residuos radiactivos para el oligopolio patrio: cómo definir "residuos", su gestión y quién paga los costes que se generan.