Periferias
Periferias II: Totalitarismo y fascismo en el siglo XXI

El segundo programa de Periferias propone una reflexión sobre el auge del fascismo y la xenofobia en los países del norte global. Yanis Varoufakis, Ione Belarra, Franco Berardi y Winnie Wong analizan las políticas totalitarias del siglo XXI.


publicado
2018-09-06 12:31:00

La historia se puede repetir no como farsa, sino como distopía. La segunda década del siglo XXI ha visto renacer los discursos del odio. La expansión de la globalización neoliberal ha generado un campo de fuerzas reactivas. Los partidos ultras se asoman a posiciones de poder en distintos países europeos y, de forma más alarmante, sus discursos permean los programas y las declaraciones de partidos conservadores e incluso proyectos de raíz socialdemócrata.

La condena a la muerte a miles de personas migradas como consecuencia de la guerra, el cambio climático o la explotación de los recursos de los países del sur, se plasma en el control “burocrático” de las fronteras y en el negocio de la seguridad. A nivel interno, los partidos neofascistas y totalitaristas, agitan el miedo al “otro”, estableciendo diferencias de tipo económico, social y cultural para su marginación y persecución.

El segundo episodio de Periferias quiere ayudar a comprender cuáles son los nexos en común de los distintos rostros de las ideas fascistas y xenófobas hoy.

Periferias es un programa producido y realizado por El Salto TV, con la colaboración de la Fundación Rosa Luxemburgo. Está presentado por la periodista de El Salto Patricia Reguero (@des_bordes), responsable en el medio del área de feminismos y violencias machistas. 

Para el segundo episodio hemos hablado con activistas e investigadores europeos y estadounidenses.

Yanis Varoufakis

Economista greco-australiano. Como ministro de Finanzas griego entre enero y julio de 2015, durante la negociación de Grecia con la troika, Varoufakis advirtió del estímulo que las medidas draconianas impuestas por la gobernanza europea iban a suponer para los partidos y movimientos fascistas.

Ione Belarra

Diputada en el congreso español por Unidos Podemos. Belarra ha trabajado para Cruz Roja y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y ha militado en espacios como SOS Racismo y la campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Franco Berardi 'Bifo'

Bifo es un filósofo contemporáneo italiano y agitador del pensamiento comunista italiano desde el final de los años 60. Para Bifo, Europa vive en peligro de una guerra civil: “Una catástrofe muy peligrosa, la del nazismo y el racismo que están volviendo en toda Europa. Es una catástrofe que ha sido producida antes de nada por el fallecimiento de la perspectiva comunista, y sobre todo del internacionalismo que está vinculado muy estrechamente con el comunismo”.

Winnie Wong

Forma parte de la campaña de apoyo a Bernie Sanders. Activista por la neutralidad de la red y los derechos en internet, participante de primera hora en Occupy Wall Street y Occupy Sandy. Wong considera que Donald Trump ha agitado las llamas del racismo y la intolerancia en los Estados Unidos.

Periferias
Periferias I: Mitos del libre comercio
‘Periferias’, un repaso de nueve minutos sobre cómo funcionan los tratados de libre comercio, un juego asimétrico donde las trasnacionales siempre ganan.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Periferias
Periferias VI: Rojava, la primera revolución del siglo XXI

En el VI episodio de Periferias viajamos al norte kurdo de Siria, Rojava, donde en medio de las bombas ha surgido una de las propuestas revolucionarias más originales de las últimas décadas.

Periferias
Periferias V: Resistencias frente al nuevo colonialismo
En el quinto episodio de Periferias exploramos las luchas protagonizadas por pueblos indígenas y campesinos.
Periferias
Periferias IV: El fin del trabajo
El cuarto episodio de Periferias se adentra en los cambios que la tecnología ha provocado en la economía.
9 Comentarios
#22642 24:50 7/9/2018

Enhorabuena x esta iniciativa, muy interesante

Responder
1
4
#22653 11:38 8/9/2018

https://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/alcalde-Cadiz-antepone-trabajo-dilema_0_811919512.html
Kichi defiende la producción de corbetas para Arabia Saudí ante "el dilema entre fabricar armas o comer"

Responder
10
1
#22765 12:52 11/9/2018

Varoufakis no tiene ninguna credibilidad, Syriza en coalición con la derecha pura y dura del partido "Griegos Independientes" favorecen el fascismo. Un referendum sin un plan B en Grecia favoreció el nazismo. Varoufakis habla de crear unas nuevas Brigadas internacionales "democráticas". Suelen decir "democráticas" cuando quieren decir "socialdemocráticas". Y la socialdemocracia es el abono del nazi-fascismo. No tienen toda la responsabilidad en su crecimiento pero si mucha.

Responder
8
1
#27524 21:26 10/12/2018

Es una pena la ausencia de la perspectiva ecológica (ecología social y ecología política) en todos los vídeos que he visto de vosotrxs hasta el momento. El fascismo es una respuesta del sistema capitalista ante el colapso del metabolismo industrial y el capitalismo global, de igual manera que el neoliberalismo fue una respuesta a la primera crisis del petróleo y al anuncio de los "límites del crecimiento". El enemigo no es el capitalismo financiero, sino el conjunto del capitalismo que si no conseguimos superar de forma rápida, nos aboca a la distopía. Por favor, dejar de alimentar perspectivas sesgadas y hacer un esfuerzo por incorporar nuevas perspectivas que nos ayuden a comprender la realidad a la que nos enfrentamos. Consultar con gentes como Yayo Herrero, Margarita Mediavilla, Luis González, Manuel Casal Lodeiro... Es jodido pensar que nos toca hacer la revolución, pero como dice el nuevo movimiento nacido en el Reino Unido (Extinction Rebellion), ya nadie podrá escapar de este dilema existencial ¿Rebelión o extinción?

Responder
2
0
ERRE 22:01 7/9/2018

Aunque hay mujeres fascistas, espero que la propuesta feminista verde nos dé fortaleza para resistir la ola de odio que desvia la atención de los verdaderos responsables de la crisis capitalista, ese 1% que controla el casino financiero mundial y que quiere hacer saltar la banca una y otra vez para privatizar las ganancias y socializar las perdidas.

Las mujeres antifascistas son la vanguardia para un horizonte de justicia social y ecológica que evite el enfrentamiento entre la clase trabajadora para mayor provecho de los enemigos de la libertad con la excusa de que nos están invadiendo los mismos a quienes expoliamos y hacemos sufrir el cambio climático.

Responder
12
2
#22797 19:52 11/9/2018

Si algo es la extrema derecha, es oportunista. Por eso, están siendo tan hábiles aprovechando la tormenta perfecta del cambio climático y el próximo final de los recursos energéticos y minerales de la Tierra, que provocan el exodo de los africanos ante la sequía, el hambre y el expolio de los minerales por parte de los paises enriquecidos.

Los Think Tanks neoliberales han diseñado una estrategia para reducir los altos grados de democracia que disfrutamos aún en Europa para explotarla más a fondo por parte de las transnacionales y los fondos buitres que son la punta del iceberg de la financiarización global que está engordando la deuda del sur y las cuentas de ese 1% que quiere dominar el mundo.

Ante esto, solo cabe la resistencia política desde el decrecimiento y cortocicuitar la deuda bajando nuestro consumo con una huelga global de cobsumidores (sobre todo de coches fósiles) que rompa el fatalismo ante las causas del cambio climático.

Volvamos a lo primordial y lo sobrio para romper la frustración por la imposibilidad del insostenible bienestar actual del que los neofascistas esperan obtener el poder.

Responder
7
1
#23474 20:32 25/9/2018

Los imperios autoritarios de China y Rusia, se han entregado a la revolución neoliberal con mano dura.

China lo hace limitando internet y todo lo que desafie al único partido comunista. Practicando un capitalismo planificado por el estado ha resultado vencedor económico de la globalización.

Ese triunfo lo intuye -y lo siente en la amenaza de sus privilegios- la población de EEUU que aupa al poder a un tipo narcisista, duro y bravucón dispuesto a parar los pies a los chinos. Para ello, necesita la ayuda de la democracia vigilada de Putin, quien espera que Trump lance el ataque militar a China, del que es preludio el ataque arancelario, para intervenir y sacar tajada.

Los tres imperios afilan y refuerzan sus ejercitos, son conscientes de que, en ausencia de globalización y con la vuelta al proteccionismo, la deuda americana que detenta China debe ser liquidada con una guerra.

Nos va a quedar una cuarta guerra mundial -la tercera fue la guerra fría que ganó EEUU- muy bonita si no se descabalga del poder a la alianza autoritario-cristiana-neoliberal-plutócrata de TrumPutin.

Y mientras Europa rola hacia el neofascismo con raices xenofobas para aupar a tipos duros -Merkel tiene los meses contados- para unirse a la Santa Alianza TrumPutin.

Y Casado dispuesto a resucitar la División Azul que le dé una porción del pastel chino.

San Willy nos pille confesados.

Responder
1
1
#22798 21:15 11/9/2018

La gente no es tonta e intuye que ya no continuarán los tiempos del petroleo barato y las pensiones garantizadas, o sea para conservar su alto estado de bienestar serán necesario ejercitos fuertes para luchar en Africa por los recursos que mantienen sus industrias. En esa mentalidad prebélica la ultraderecha tiene más experiencia adoptando la violencia al lado de la mayor potencia armamentística mundial que dirige un egomaniaco con delirios de grandeza, así es fácil que se entienda con los demás títeres fascistas.

Además la gente tiene mucho miedo (dentro de la estrategia de Putin y los generales americanos de azuzar el avispero yihadista para que lleve la muerte a las ciudades europeas).

Ante esto, es difícil que la izquierda articule un discurso que haga razonar a la gente ante una aparente invasión de africanos hambrientos e incultos, o yihadistas suicidas.

Debería, por tanto la izquierda, ponerse al frente de ese Plan Marshall para África que enarbola Casado sin ninguna intención de ponerlo en marcha.

Los fascistas quieren hacernos olvidar que el envejecimiento de las sociedades europeas, necesitan mano de obra joven que cotice para garantizar las pensiones. Aunque aquí entra la enesima vuelta de tuerca del capitalismo robotizando con IA las industrias, la solución pasaría por hacer pagar impuestos a los robots, pero el Club Bildelberg tiene otros planes: a ver quien es el primero de sus miembros en tener un trillón de dolares chatarra basados en la deuda.

Permanézcan atentos a su alma.

Responder
6
0
#22633 20:01 7/9/2018

Me falta que se establezca la relación entre el auge de los fascismos y los límites del planeta que están haciendo colapsar a todos los paises de más pobres a más ricos.
O sea, que acabada la prosperidad, y ante la impisibilidad de la socialdemocracia de seguir manteniendo el sistema de bienestar, surgen los fascismos que identifican un enemigo exterior que como chivo expiatorio nos impedirá ver los verdaderos problemas a los que nos enfrentamos:
El colapso del capitalismo financiero que acumula dolares chatarra y que no sabe como eliminar la macrodeuda global que ha creado.

El deseo de EEUU de propiciar un conflicto bélico a gran escala para diezmar su propia deuda.

La imposibilidad de vivir mejor que nuestros padres y la necesidad de expresar esa frustración hacia el sistema que falla votando a los fascistas que prometen venganza contra todos menos contra los propios nacionales.

Responder
13
1
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Medio ambiente
Extinction Rebellion: reinventando la desobediencia civil

Les puedes ver con llamativos trajes de época rojo en el metro de Londres, “muriendo” por intoxicación en un establecimiento de comida rápida, cubriendo de sangre las escaleras del Trocadero, impidiendo la entrada y salida de trabajadores de la BBC o cortando el tráfico en las principales capitales europeas. Extinction Rebellion han cambiado la forma en que se manifiestan y, para ello, también la forma de organizarse.

Elecciones del 26 de mayo
La sopa de letras canaria: un repaso por la denominación de cada candidatura progresista en las Islas

Durante estas elecciones, Canarias se juega un cambio: hay muchos partidos, Coalición Canaria (CC) ya no está en el centro y los jefes de los partidos estatales no tienen tantos miramientos con hacer pactos contra natura. Aquí un mapa de las candidaturas en los principales municipios canarios.

Elecciones del 26 de mayo
Manuel Valls y Barcelona: ¿vuelta a casa?

La reconversión de Manuel Valls, un político que comienza su carrera en la socialdemocracia francesa e impuso mano dura durante su etapa como ministro de Interior del país galo.

Salud mental
Mujer apta para el sistema
2

El uso de antidepresivos en España se ha triplicado en los últimos diez años y las mujeres duplican a los hombres en su consumo. Pregunto a mis amigas, a mis compañeras de trabajo, de militancia, a mis vecinas y a mi abuela. Casi todas han sido recetadas con su antidepresivo ideal.

Elecciones del 26 de mayo
La Concejalía de Empresas de Carmena y el ciclo político

Carmena ha intentado esterilizar Ahora Madrid y cortocircuitar la potencial relación política con Podemos, para después desplazar las aristas más afiladas del programa de la coalición que la llevó al poder.