La publicidad en El Salto: estos son nuestros principios y no tenemos otros

Hay un truco que no falla para saber si un medio es independiente: sigue el rastro del dinero.

Imagen campaña #NoEnMiMedio

publicado
2018-09-07 17:37:00

Seguir el rastro del dinero. No falla. A través de la financiación es posible rastrear las servidumbres de todos los medios de comunicación.

En un ecosistema mediático donde cada vez es más difícil la supervivencia, la publicidad de los grandes conglomerados económicos se ha convertido en la principal fuente para financiar las redacciones y los abultados salarios de los cargos directivos.

Es por esta razón que El Salto cuenta, desde su lanzamiento a finales de 2016, con un código ético de publicidad que garantiza la independencia editorial de los grandes poderes económicos y políticos.

No basta con declararse independientes, como hacen todos los medios de comunicación, creemos que hace falta tener un método, una práctica diaria, con reglas claras que soporten esta obligada declaración de independencia.

El Salto
Criterios éticos de nuestra publicidad

El Salto es un medio diferente. Si estás aquí, ya lo sabes. Una de nuestras diferencias principales con el resto de los medios de comunicación es nuestra forma de financiación. De dónde sacamos los cuartos. O mejor, de dónde no los sacamos.

Por ello, El Salto no acepta contenidos patrocinados, ni publicidad de empresas que vulneran los derechos humanos, sociales, laborales o ambientales. De la misma forma, queda excluido todo tipo de publicidad electoral y anuncios que contraríen la línea editorial del proyecto. Además, para evitar la dependencia de la publicidad institucional, el total de los ingresos publicitarios no puede superar el 20% del total de los ingresos del medio.

Sabemos que es una apuesta arriesgada. Pero no concebimos otra forma de hacer periodismo: libre, crítico con todo, financiado por la gente. No pedimos socios y socias para ser independientes, no podríamos ni nos interesa hacerlo de otra forma. Los pedimos para llegar cada vez más lejos con información y discursos radicalmente independientes de los grandes poderes a los que queremos denunciar. 

La mejor forma de que El Salto siga existiendo y pueda llegar a más gente es haciéndote socio/a.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Periferias
Periferias VI: Rojava, la primera revolución del siglo XXI

En el VI episodio de Periferias viajamos al norte kurdo de Siria, Rojava, donde en medio de las bombas ha surgido una de las propuestas revolucionarias más originales de las últimas décadas.

Periferias
Periferias V: Resistencias frente al nuevo colonialismo
En el quinto episodio de Periferias exploramos las luchas protagonizadas por pueblos indígenas y campesinos.
El Salto n.21
El feminismo de clase señala el camino
La potencia de los reclamos de las trabajadoras del hogar o de las camareras de piso son una muestra de la importancia del feminismo de clase.
El Salto
Por qué El Salto necesita socias para existir

No dejaremos que 2019 lo escriban por nosotras. Lo vamos a escribir juntas. Este año, regala El Salto y haz posible un medio radicalmente diferente. 

5 Comentarios
#22891 8:05 13/9/2018

Es mejor la recibir de open society fundation

Responder
0
0
Engendrillo 10:21 13/9/2018

Esos son los de eldiario.es, no estos. Aquí simplemente se la cuelan en ciertos temas, como inmigración o primaveras sorosianas, por ingenuos más que nada.

Responder
0
0
Yo también quiero 11:07 13/9/2018

Parece que sabes mucho. ¿Qué he de hacer para que me subvencionen mi blog? ¿Con quién me pongo en contacto? Gracias.

Responder
0
0
#22871 18:20 12/9/2018

También habría que rechazar publicidad machista que nunca la he visto en vuestras revistas mensuales y por otro lado también pienso que habría que rechazar publicidad pro-consumo de cannabis por lo perjudicial que es para el bienestar de las personas (he llegado a ver anuncios pro-cannabis). Detrás de la producción de cannabis hay un mundo oscuro y criminal.

Responder
0
2
#22934 19:07 13/9/2018

El cannabis es peligroso si se mantiene en la ilegalidad y el oscurantismo.
Ahí está el ejemplo de Uruguay.

Responder
0
0
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Feminismos
Miles de personas se concentran frente al Parlamento de Andalucía en defensa de los derechos de las mujeres

En el mismo momento que Juan Manuel Moreno leía su discurso de investidura, más de ciento cincuenta colectivos feministas provenientes de todas las provincias andaluzas se han movilizado a las 12 horas frente a la sede parlamentaria en Sevilla. 

Masculinidades
Gillette y la mercantilización de las masculinidades

El anuncio de Gillette sobre las masculinidades tóxicas ha levantado airadas críticas y pasiones, pero la campaña abre también el debate sobre la cooptación y mercantilización del feminismo y las nuevas masculinidades por parte de grandes empresas.

Feminismos
Movilizaciones en todo el Estado tras la primera sesión de investidura

Los lemas #NiUnPasoAtrásenIgualdad y #NuestrosDerechosNoSeNegocian se han trasladado de Andalucía a un centenar de ciudades en todo el Estado para mostrar el rechazo al acuerdo del PP con Vox para investir a su candidato en Andalucía.

Derechos Humanos
321 activistas de los derechos humanos fueron asesinados en 2018

Los asesinatos tuvieron lugar en 27 países y el 77% de ellos se perpetraron contra activistas ambientales, según Front Line Defenders. La organización destaca que el uso de la violencia contra defensores de los derechos humanos es generalizado, al igual que la tendencia hacia legislaciones restrictivas que entorpecen y limitan el trabajo activista

Últimas

Feminismos
Un siglo después del asesinato de Rosa Luxemburgo, ¿vuelven los Freikorps?

En el centenario de la muerte de la teórica revolucionaria sale a la luz un escándalo en el ejército alemán que recuerda a las unidades paramilitares de voluntarios que acabaron con su vida.

América Latina
Bolsonaro y López Obrador, dos estilos para gobernar las grandes potencias de América Latina
1
Con pocas semanas de diferencia Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador asumieron la presidencia de sus países, Brasil y México, las dos mayores economías latinoamericanas.
Minería
Contra la megaminería, el pueblo iluminado

Surge poco a poco, sin hacer ruido, pero cuando una minera pone el pie en tu municipio, ya no hay vuelta atrás. O estás con ellos o estás contra ellos.

Agricultura
Falta de mano de obra en el campo: un cuento más viejo que un arao
2

La alerta sobre la falta de mano de obra local es una campaña de marketing pagada por una parte de la patronal agraria para penetrar en la opinión pública y reducir su resistencia mental a la precarización del trabajo en el campo.