La publicidad en El Salto: estos son nuestros principios y no tenemos otros

Hay un truco que no falla para saber si un medio es independiente: sigue el rastro del dinero.

Imagen campaña #NoEnMiMedio

publicado
2018-09-07 17:37:00

Seguir el rastro del dinero. No falla. A través de la financiación es posible rastrear las servidumbres de todos los medios de comunicación.

En un ecosistema mediático donde cada vez es más difícil la supervivencia, la publicidad de los grandes conglomerados económicos se ha convertido en la principal fuente para financiar las redacciones y los abultados salarios de los cargos directivos.

Es por esta razón que El Salto cuenta, desde su lanzamiento a finales de 2016, con un código ético de publicidad que garantiza la independencia editorial de los grandes poderes económicos y políticos.

No basta con declararse independientes, como hacen todos los medios de comunicación, creemos que hace falta tener un método, una práctica diaria, con reglas claras que soporten esta obligada declaración de independencia.

El Salto
Criterios éticos de nuestra publicidad

El Salto es un medio diferente. Si estás aquí, ya lo sabes. Una de nuestras diferencias principales con el resto de los medios de comunicación es nuestra forma de financiación. De dónde sacamos los cuartos. O mejor, de dónde no los sacamos.

Por ello, El Salto no acepta contenidos patrocinados, ni publicidad de empresas que vulneran los derechos humanos, sociales, laborales o ambientales. De la misma forma, queda excluido todo tipo de publicidad electoral y anuncios que contraríen la línea editorial del proyecto. Además, para evitar la dependencia de la publicidad institucional, el total de los ingresos publicitarios no puede superar el 20% del total de los ingresos del medio.

Sabemos que es una apuesta arriesgada. Pero no concebimos otra forma de hacer periodismo: libre, crítico con todo, financiado por la gente. No pedimos socios y socias para ser independientes, no podríamos ni nos interesa hacerlo de otra forma. Los pedimos para llegar cada vez más lejos con información y discursos radicalmente independientes de los grandes poderes a los que queremos denunciar. 

La mejor forma de que El Salto siga existiendo y pueda llegar a más gente es haciéndote socio/a.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas
5 Comentarios
#22891 8:05 13/9/2018

Es mejor la recibir de open society fundation

Responder
0
0
Engendrillo 10:21 13/9/2018

Esos son los de eldiario.es, no estos. Aquí simplemente se la cuelan en ciertos temas, como inmigración o primaveras sorosianas, por ingenuos más que nada.

Responder
0
0
Yo también quiero 11:07 13/9/2018

Parece que sabes mucho. ¿Qué he de hacer para que me subvencionen mi blog? ¿Con quién me pongo en contacto? Gracias.

Responder
0
0
#22871 18:20 12/9/2018

También habría que rechazar publicidad machista que nunca la he visto en vuestras revistas mensuales y por otro lado también pienso que habría que rechazar publicidad pro-consumo de cannabis por lo perjudicial que es para el bienestar de las personas (he llegado a ver anuncios pro-cannabis). Detrás de la producción de cannabis hay un mundo oscuro y criminal.

Responder
0
2
#22934 19:07 13/9/2018

El cannabis es peligroso si se mantiene en la ilegalidad y el oscurantismo.
Ahí está el ejemplo de Uruguay.

Responder
0
0
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Agresiones sexuales
Universidades y acoso sexual: ‘cum laude’ en silencio

La primera versión del estudio de Pikara Magazine #AcosoEnLaUni, publicada en abril, arrojaba 236 casos de acoso sexual y laboral. Desde entonces, universidades que se negaron a aportar datos han accedido a cumplir la Ley de Transparencia y hoy se cuentan 275. Pikara Magazine y El Salto publican una actualización de este informe en el que se repite una constante: muchos abusos siguen en la sombra.

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Procés
La República de los Símbolos

Intentar aunar bajo antiguos símbolos poblaciones dispares no parece la estrategia más adecuada, a no ser que no se tenga otra cosa que ofrecer.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.