Represión
El movimiento feminista de València irá a juicio por las multas del 8M

Tres de los veinte procesos con los que se sancionó al movimiento feminista valenciano ya han sido resueltos por la vía administrativa, por lo que se abre la vía judicial. El valor de estas veinte multas amparadas bajo la conocida como ley mordaza asciende a 11.000 euros.

vaga feminista 8m valencia
Feministas se unen a la huelga del 8M en València Gonzalo Sánchez

publicado
2020-01-15 11:35

El movimiento feminista de València irá a juicio, previsiblemente antes de verano, por ejercer el derecho a huelga durante el 8M de 2018 y 2019. El colectivo se enfrenta, en total, a veinte procesos sancionadores derivados de veinte multas: doce recibidas por la huelga feminista del 8 de marzo de 2018 y ocho más recibidas en 2019. Tres de los procesos sancionadores ya han sido resueltos por la vía administrativa, por lo que se abre la vía judicial.

La Assemblea Feminista de València incide en que durante más de un año ha alegado y denunciado que estas multas atentan “contra el derecho de huelga y manifestación durante una huelga legalmente convocada y desarrollada pacíficamente”. El valor de la veintena de multas por presuntas faltas de orden público durante las jornadas de huelga feminista, señalan desde el colectivo, asciende a 11.000 euros: “La represión política por parte del Estado hacia el movimiento feminista continúa por un camino que nunca tendría que haber empezado, dado que la expresión reivindicativa del 8M fue absolutamente pacífica, como cada año lo son las manifestaciones del 8 de marzo”, apuntan la Assemblea.

País Valenciano
El movimiento feminista de València denuncia 8 multas durante la huelga del 8M
El colectivo recibió un total de 8 multas durante la huelga feminista del 8M. Las sanciones suponen 5.000 euros y están amparadas en la Ley Mordaza.

Las feministas señalan a la Delegación del Gobierno del PSOE del País Valencià y a su delegado, Juan Carlos Fulgencio Tejedor, como “principales responsables de que se haya llegado a esta situación”, según su comunicado. Fulgencio, explican, se comprometió a revisar las multas cuando el PSOE llegó al Gobierno en junio de 2018 pero, lejos de solucionar la situación, durante su mandato las multas de 2018 se han mantenido firmes hasta llegar a juicio y además han recibido las de 2019.

Derogación de la ley mordaza

El colectivo feminista valenciano recuerda que en el acuerdo del nuevo Gobierno de coalición PSOE-Podemos figura el propósito de derogar la ley mordaza —Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana—, bajo la cual señalan que se encuentran amparadas estas multas.

El texto fue aprobado en solitario por el Partido Popular a 2015. “En el momento de su promulgación fue fuertemente criticada por los partidos de la oposición, incluyendo el PSOE, por su carácter antidemocrático, pero en todo el tiempo que ha estado en el Gobierno el PSOE no ha hecho nada para cambiarla y ha continuado utilizándola como herramienta de represión política hacia los movimientos feministas autónomos”, denuncian desde el colectivo. “De otra forma no se puede explicar la vigilancia, requerimiento de documentación e imposición de multas sobre compañeras en el ejercicio pacífico del derecho de manifestación y expresión y la desatención de las posteriores alegaciones”, añaden, al tiempo que anuncian que el movimiento feminista de València continuará “haciendo frente a la represión política de forma unitaria” hasta que todas las multas sean retiradas.

Relacionadas

Represión
Condenas de hasta cinco meses a la mitad de imputados de Rodea el Congreso

El juzgado ha absuelto a seis de las doce personas imputadas, pero no ha deducido testimonio a los policías que testificaron en el juicio, a pesar de que los vídeos reproducidos muestran que mintieron.

Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT)
El SAT asume la responsabilidad civil por la “expropiación” en Mercadona
El 12 de febrero se reanuda en Sevilla el juicio por la acción llevada a cabo por el SAT en un supermercado de Mercadona en Écija (Sevilla) en agosto de 2012. Desde el sindicato piden la absolución de las 20 personas que se sientan en el banquillo y que afrontan penas de un año y medio de prisión.
Represión
El moviment feminista de València anirà a judici per les multes del 8M

Tres dels vint processos amb els quals es va sancionar el moviment feminista valencià ja han sigut resolts per la via administrativa, motiu pel qual s'obri la via judicial. El valor d'estes vint multes emparades sota l'anomenada llei mordassa ascendeix a 11.000 euros.

0 Comentarios

Destacadas

Iglesia católica
La punta del iceberg desmembrado

La Asociación de Víctimas de Abusos en centros religiosos de Navarra celebró el viernes 14 de febrero las primeras jornadas de pederastia eclesiástica, a las que acudieron abusados de varias regiones y con los que acordaron crear la Federación estatal de víctimas. Desde la creación de la asociación hace diez meses, 32 personas han hecho público su caso.

Educación
“La posesión es una manera muy perversa de pensar en otra persona”

Psicólogo, profesor e investigador, Lucas Platero recuerda que la Educación ha sido siempre un lugar en disputa y pide al Gobierno de coalición le pide que sea valiente, porque se pueden hacer políticas públicas queer, antirracistas y feministas. O, al menos, intentarlo.

Servicios de inteligencia
La mayor operación de espionaje de la historia

Las agencias de inteligencia alemana y estadounidense espiaron a más de cien países, entre ellos España, durante décadas, hasta los años 90. Torturas, asesinatos, ataques terroristas fueron ignorados si servían a sus intereses.

Antiespecismo
Primer plato: sufrimiento animal

El movimiento Animal Save busca la transición alimentaria frente a las macrogranjas y mataderos, que sacrifican 95 millones de animales al año en el País Valencià.

Gentrificación
La cultura de club en Berlín, contra las cuerdas por la gentrificación

La subida de alquileres se está llevando por delante una de las señas de identidad de Berlín: la cultura de clubs y su célebre vida nocturna. Quienes ven en las discotecas berlinesas meros lugares de ocio probablemente desconocen su dimensión socioeconómica.