Reino Unido
El laborismo sueña con una remontada para ganar las elecciones del Reino Unido

Desde las siete de la mañana, la población de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte vota a la nueva cámara de los comunes. Los laboristas, dirigidos por Jeremy Corbyn, aspiran a una victoria cimentada en la diversidad étnica y la recuperación de los valores socialistas.

Corbyn Johnson
Jeremy Corbyn confía en el voto de los grupos étnicos no anglosajones para revertir los últimos sondeos.
12 dic 2019 00:05

Siete puntos separan en las encuestas al actual primer ministro británico, Boris Johnson, de su principal rival en las elecciones que tienen lugar hoy, 12 de diciembre, en Reino Unido. El partido conservador ha ampliado su ventaja en el último mes de campaña y Johnson aspira a no depender de otros partidos para llevar a cabo su programa: un Brexit exprés —a pesar de que esto sea un oxímoron— al que suceda una negociación igualmente rápida de acuerdos comerciales que reestablezcan cierto equilibrio con el continente o arroje, definitivamente, a las islas en la esfera económica de Estados Unidos en el contexto de la guerra arancelaria. El último arreón del partido de Jeremy Corbyn puede no ser suficiente en un sistema electoral en el que el ganador —por distritos— se lo lleva todo.

Repetir los resultados que obtuvo la expremier Theresa May en las elecciones de 2017 sería suficiente para los conservadores. Los laboristas, que en aquella ocasión obtuvieron el 40% de los sufragios, se sitúan en las encuestas en torno al 34% de los votos, a siete puntos de Johnson. El exalcalde de Londres opta a superar la mayoría absoluta en la cámara de los comunes, que se sitúa en 326 escaños. Se apoyará para ello en el hundimiento hasta la total irrelevancia de Ukip, el partido supremacista de Nigel Farage, que ha desaparecido como consecuencia de la asunción por parte del Conservador del programa con el que emergió la formación. El resultado, como de costumbre, dependerá de las personas que no han decidido su voto hasta última hora.

Por su parte, Corbyn, que ha mantenido un perfil duro en lo económico y social para postergar el debate interno de los laboristas sobre la salida de la UE, confía en dar un último bocado al voto del partido liberal Lib Dem, que se ha desinflado a medida que ha transcurrido la campaña.

Los laboristas aspiran a revertir la situación en departamentos como Southampton Itchen, Hastings y Rye y Chingford y Woodford Green, donde la diferencia en 2017 a favor de los conservadores fue exigua. La situación es exactamente la contraria en Wrexham, Derby North, West Bromwich East y Great Grimsby, circunscripciones en las que el partido tory aspira a obtener un escaño que hace dos años fue para los laboristas de Corbyn.

Puntos débiles

El estado de excepción político en el que Reino Unido vive desde junio de 2016, cuando se celebró el referéndum del Brexit, impide, en cualquier caso, sostener predicciones sobre lo que va a pasar a partir de que las urnas se abran a las 7 de la mañana. Los analistas apuntan a que Johnson tiene problemas para ganar el voto de las mujeres y recuerdan su historial de declaraciones sexistas. La firma de análisis e investigación Yougov —la más prestigiosa de cuantas hacen encuestas— sitúan la popularidad de Johnson entre las mujeres en un 38%, frente a un 46% de varones que muestran simpatía hacia el candidato tory.

En contra de Corbyn ha funcionado, básicamente, el establishment británico al completo. En marzo de 2018, The Sun destapaba una “exclusiva”: un exespía checoslovaco afirmaba haber contactado con el líder de la oposición laborista en los 80. Pese a que el escándalo se fundió rápidamente por falta de pruebas y de sustancia, la noticia marcó una tendencia que apuntaba desde 2015, cuando el candidato labour se erigió como jefe de su partido. Los resultados de 2017 fueron una señal de alarma para el partido conservador y para la oligarquía británica. La llegada de Corbyn al poder era un objetivo que había que torpedear a toda costa. Como muestra, el “marco” en el que se ha movido la campaña ha sido el de las acusaciones tories de antisemitismo por parte del candidato laborista.

Se trata, sin duda, de uno de los puntos débiles de la candidatura laborista. Una acusación de antisemitismo que responde, según el argumentario de los socialistas, a la campaña islamófoba que descaradamente han llevado a cabo los partidarios del Brexit y destacados miembros de la aristocracia tory, especialmente Boris Johnson. Como sea, tres tabloides británicos Jewish Chronicle, Jewish News y el Jewish Telegraph se pusieron de acuerdo para denunciar en un editorial conjunto la “amenaza existencial para la vida judía en este país que sería planteada por un gobierno dirigido por Jeremy Corbyn”. Algo que ha dejado tocado al candidato dentro de su propio partido, pese al rechazo de la acusación y a iniciativas como No Place For Antisemitism (no hay lugar para el antisemitismo) promovidas por el partido laborista en los últimos tiempos.

Paradójicamente, es en la diversidad del electorado el punto en el que los laboristas basan sus esperanzas de dar la sorpresa en la jornada de hoy. “Hay alrededor de cinco millones de votantes pertenecientes a minorías étnicas en Gran Bretaña, y la etnia es quizás el predictor más fuerte de elección de voto: más que la clase, más que la edad e incluso más que la educación”, explicaba ayer en un artículo en The Guardian Omar Khan, director de Runnymede Trust, un think tank por la igualdad étnica. Para Khan, las elecciones británicas cada vez están siendo más marcadas por el incremento de la población de origen no anglosajón o población Bame (siglas de black, asian y minority ethnic) y la infrarrepresentación de esas personas en las encuestas tradicionales distorsiona los datos con los que se cuenta a día de hoy.

El apoyo a Corbyn de actores principales de estas comunidades se plasmó en una carta publicada este martes, en las que personalidades como el poeta Linton Kwesi Johnson o los novelistas Hanif Kureishi y Ahdaf Souei, firmaban junto a grupos como Jewish Socialists’ Group o Women of Colour in the Global Women’s Strike un manifiesto de adhesión en el que se recordaba el activismo contra el fascismo y la discriminación del candidato laborista.

Noticias falsas

La campaña ha transcurrido como corresponde al tiempo de crisis de la representación que se extiende en toda Europa. La técnica comunicativa de altos vuelos ha sido definitiva para que Johnson consolide su ventaja en los sondeos. Como señalaba recientemente Roy William Cobby en El Salto, “sea o no tan capaz de manipular la opinión pública como se supone, el objetivo comunicativo del ejecutivo Johnson (...) no es realmente lo que tradicionalmente se asocia con partidos de gobierno: proponer políticas y defenderlas. Al contrario, lo importante es que el electorado desconozca en todo momento lo que uno realmente pretende. Pero no es exactamente “mentir” lo que se hace, por lo que los fact-checkers son inútiles”.

A pesar de estas técnicas, Johnson no pudo evitar cometer un error en la recta final de campaña que puede suponer, al menos, que no alcance la mayoría que desea. Ocurrió al intentar escurrir el bulto sobre una crítica a los recortes en el Sistema Nacional de Salud. Johnson no quiso ver la foto de un chico que pasaba horas de espera en un hospital de Leeds. Las críticas han llegado no solo por el error comunicativo sino por la denuncia por parte de los laboristas de la “agenda oculta” conservadora para desmantelar el sistema público de salud, uno de los escasos territorios no totalmente conquistados por las multinacionales. Una serie de documentos confidenciales han probado, según Corbyn y el partido laborista, que las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y el gabinete de Johnson contemplan aspectos sobre gasto farmacéutico, patentes y cobertura de seguros, en una serie de pasos destinados a desmantelar el NHS en el marco del futuro acuerdo comercial Johnson-Trump.

El Brexit, paso intermedio para ese acuerdo, es el último aspecto clave de unas elecciones que pueden cambiar el signo de la historia para los laboristas o redoblar la apuesta por convertir a Reino Unido en un paraíso fiscal en aun mayor competencia con sus todavía socios de la Unión Europea.

La calculada ambigüedad de Corbyn respecto a la posible salida y sobre su “neutralidad” si se produce un segundo referéndum —algo que promoverá si es primer ministro— se corresponde con las triunfalistas declaraciones de Johnson sobre una salida limpia y clara que, plagadas de mentiras y datos difíciles de contrastar, prometen un Brexit a medida de cada uno de sus electores, algo básicamente imposible de conseguir.

Sin embargo, no son las políticas sino la comunicación política lo que puede aupar hoy a Johnson a una mayoría absoluta que tendría un efecto inmediato de todavía  mayor calado que la validación de su “hoja de ruta” hacia un Brexit neoliberal: la apertura de una crisis en el renacido partido laborista. Después de la derrota por la mínima de 2017, el liderazgo de Corbyn se vio fortalecido. Si la ventaja de Johnson se amplía, algunos de los debates sobre fiscalidad, nacionalización de sectores estratégicos o diversidad que ha abierto Corbyn pueden correr riesgo de cerrarse. Algo que, más allá de la designación de Johnson, puede suponer la gran victoria del poder financiero de la City.

Relacionadas

Coronavirus
Cuarentena y NHS: las opciones para salvar el Reino Unido
El 23 de marzo, Boris Johnson decretó el confinamiento en todo el país. Tras las continuas advertencias por parte de doctores y científicos de que el NHS podría colapsar “en unas semanas”, finalmente el Primer Ministro decidió tomar medidas más radicales para tratar de erradicar la epidemia del Coronavirus.
Reino Unido
El coronavirus se extiende por el Reino Unido ante la parálisis del Gobierno

Boris Johnson fue duramente criticado por sus declaraciones del pasado 12 de marzo, cuando pareció mostrarse ajeno a la rápida expansión del Covid-19 en Europa y a la petición firmada por los científicos para implementar medidas severas.

Reino Unido
Altos costos y viviendas precarias: la odisea que enfrentan los inquilinos en Londres

Las medidas sociales para el alquiler de pisos que se implementaron tras la Segunda Guerra mundial han ido desapareciendo. Ahora, los propietarios privados exigen cantidades desorbitantes para el alquiler de pisos en la capital inglesa.

1 Comentario
#44559 11:13 12/12/2019

Apoyo y solidaridad total a Corbyn y a todos los trabajadores que lejos de experiencias capitalistas como el Brexit, los fake news o el poder corporativo, han creído y revitalizado a un partido sumido en el oscurantismo y derechismo. El laborarismo vuelve a ser del pueblo, y espero que dejen con la sonrisa torcida a los totales y sus amos

Responder
0
0

Destacadas

Gobierno de coalición
Los planes de choque del Gobierno se enfrentan al “escalón administrativo” para su bajada a tierra
Las medidas tomadas en el contexto de crisis social y económica se enfrentan a la realidad de la capacidad de gestión de las administraciones. Los distintos intereses en el Gobierno limitan también otras medidas.
Coronavirus
Así pretenden salvar el mundo Amancio Ortega y Patricia Botín

La enésima crisis del capitalismo global es acelerada a raíz de la pandemia covid19 y augura una insólita forma de gobierno: el “filantrocapitalismo”. Los multimillonarios hacen creer que pueden trasladar sus éxitos empresariales al servicio a través de grandes donaciones de capital.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar señalan límites en las medidas anunciadas por el Gobierno

El subsidio apoyado por el Gobierno dos semanas después de anunciarse las primeras medidas dejará fuera a las 200.000 trabajadoras del hogar que no tienen contrato. Pese a ello, valoran un paso que esperan que sirva como precedente a su incorporación al régimen general de la Seguridad Social.



Coronavirus
Naomi Klein: “La gente habla sobre cuándo se volverá a la normalidad, pero la normalidad era la crisis”

En un encuentro virtual desde su casa, la periodista y autora de La doctrina del shock habla sobre cómo las elites están utilizando la crisis del coronavirus como excusa para avanzar en su excluyente hoja de ruta.

Coronavirus
Tengo 72 años y un mensaje

Tengo dos peticiones. Una: que cuando me toque me ayuden a morir en paz, porque lo terrible no es morir, es morirse. La otra: que mientras estamos encerrados dejen de aterrorizarnos.


Coronavirus
El covid19 aísla aún más a las personas migrantes en Ceuta y Melilla

Debido al aislamiento derivado del estado de alarma, las problemáticas habituales, como son la situación de los centros de estancia temporal de inmigrantes o la de los niños y adolescentes que viven solos en las ciudades, se han visto agravadas en las ciudades autónomas.

Coronavirus
Multan con 60.000 euros a una red de apoyo mutuo que reparte comida a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona cursa dos multas que podrían ascender a 60.000 euros a colectivos migrantes que atienden situaciones de emergencia alimentaria y económica. 

Crisis climática
La concentración de CO2 en la atmósfera continúa aumentando pese al parón del covid19

En un año la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha pasado de 411,6 partes por millón a 413,9, según los datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE UU. 

Coronavirus
Españoles en el extranjero impulsan el apoyo mutuo ante la insuficiente respuesta institucional
Las quejas por la gestión y el trato de las embajadas proliferan en las redes sociales, pero también las respuestas ciudadanas ofreciendo ayuda. Grupos e iniciativas persiguen que los españoles atrapados en otros países puedan compartir información oficial, avisos de aerolíneas, conocimientos profesionales o escucha activa. 

Últimas

Opinión
Minutos de esperanza

Esta situación, que no es una guerra, pero tampoco es solo una crisis sanitaria, está poniendo en cuestión todo aquello que dábamos por hecho.

Coronavirus
Una cura de solidaridad
Granada vuelve a la carga en defensa de la salud y la asistencia sanitaria pública. Distintas iniciativas ciudadanas preparan materiales de protección.
Tecnopolítica
Viralidades
Sobre el virus, la hostilidad, la necesidad de los cuidados y el deber de inmunizarnos ante el odio y la intolerancia
Opinión
Infancia sin salida

Uno de cada cuatro niños y niñas sufre abusos sexuales en el seno familiar y solo un 2,9% denuncia. La declaración de estado de alarma deja a nuestra infancia obligada a convivir durante 24 horas, sin salida posible, con sus maltratadores y abusadores.

Coronavirus
Primeras revelaciones de Covid19, el gran alertador

Covid19 ha irrumpido en la cotidianidad de una forma dramáticamente reveladora de la extrema vulnerabilidad del mundo que habitamos.

Coronavirus
Vulneración de derechos laborales en las empresas de ELE
Un documento elaborado por Profesión ELE saca a relucir testimonios señalando irregularidades y vulneración de derechos laborales por parte de algunas empresas de ELE.
Migración
El barco de rescate Alan Kurdi zarpa hacia el mediterráneo central

En un contexto de emergencia por el covid19, donde ningún barco está realizando rescates en el Mediterráneo desde hace semanas, el Alan Kurdi será el primero en retomar la misión de salvamento humanitario en el Mediterráneo.