Activismo latino en redes sociales: empoderando a golpe de clic

Varias cuentas de Instagram gestionadas por latinas residentes en Estados Unidos toman la palabra contra el discurso del odio, las políticas migratorias y el racismo institucionalizado del presidente Donald Trump.

Cuenta de Instagram de Veteranas y Rucas
Cuenta de Instagram de Veteranas y Rucas. Archivo El Salto

publicado
2018-07-26 06:00:00

Según el último informe del Pew Research Center, la comunidad hispana en Estados Unidos ascendía a 56,5 millones en 2015 —nada menos que el 17,6% de la población— y el español va camino de convertirse en la lengua más hablada en el país. Pese a ello, es una comunidad que sigue estigmatizada y condenada a trabajos mal pagados (las mujeres latinas son las peor remuneradas de todo el país, ganando 0,54 dólares por cada dólar que gana un hombre blanco).

Son algunas de las caras de ese racismo que se filtra no solo en la macropolítica, sino también en la representación que se hace de los latinos en medios de comunicación y bienes de consumo cultural (reto al lector a que piense en tres personajes latinos de ficción que no sean pandilleros, cantantes, prostitutas o mujeres de la limpieza).

Aunque los latinos siguen reivindicando sus derechos en calles, tribunales y vías políticas (la elección de Alexandria Ocasio-Cortez en las primarias del partido demócrata ha supuesto todo un hito), el calentón del momento ante un comentario racista puede encender la mecha del activismo online.

Es exactamente lo que le sucedió a Prisca Dorcas, fundadora de la plataforma Latina Rebels. “El 5 de mayo de 2013 empecé Latina Rebeldes porque me encontré bien enojada de todas los comentarios ignorantes que tenían muchos de mis compañeros gringos en mi programa de maestría. Fue una decisión que hice en como treinta segundos, y salió siendo la mejor decisión que pude haber hecho”, recuerda para El Salto.

Desde entonces, Prisca ha acumulado casi 100.000 seguidores en Facebook y otros tantos en Instagram, donde no solo combaten estereotipos tóxicos, sino que además señalan sin pudor los privilegios de los afectados por el síndrome del “salvador blanco”, reivindican la estética que es “marginal” y “de gueto” cuando no está bendecida por las modas y, sobre todo, empoderar: “Nuestro trabajo nunca ha existido para personas que no son de las comunidades latinas, ojala que lo que estamos haciendo eduque a las personas en nuestras comunidades para que ellos y ellas puedan ir y sentirse empoderados a demandar eso de las personas con poder. El príncipal papel de Latina Rebelde es y siempre será empoderar”.

Estados Unidos
“Fuck la Migra!” Los migrantes se rebelan contra la persecución promovida por Trump

La administración Trump ha decidido procesar con delito criminal a toda persona que cruce la frontera, lo que provoca que los hijos sean separados de sus progenitores. Inmigración ha abierto procesos de deportación a reconocidos activistas que llevan años luchando por la regularización de los inmigrantes sin documentos.

Las armas de este ejército de jóvenes latinxs —así se nombran— que usan las redes para reivindicar su cultura, su piel y su lugar en el mundo son los memes, las citas y los datos, pero con mucha frecuencia su lucha no queda en la llamada de atención o la colleja virtual, sino que además organizan exposiciones, workshops o dan charlas. Es el caso de Nalgona Positivity Pride, que reivindica la identidad latina, chicana e indígena mientras llama la atención sobre los trastornos alimentarios dentro y fuera de las redes.

Hay plataformas que abordan problemas mucho más específicos, como La feminista descolonial, que, como su nombre indica, se centra en un feminismo transversal y de color, o Bitter Brown Femmes, que tienen su propio podcast en el que abordan temas como la separación de familias en la frontera con EE UU, la discriminación diaria que sufren las personas de color hasta cuando van a comprar café o el éxito de artistas latinas como Cardi B. No eluden temas espinosos, y se sentaron a hablar con Junot Díaz después de que se acusara a este autor de acoso sexual. También analizan continuamente el impacto de algunas películas o artistas mainstream en la construcción y percepción de la identidad latina y de la gente de color: Janelle Monáe, Pantera Negra, Frida Kahlo... nada se escapa a esta pareja. Cada episodio va acompañado de decenas de enlaces a artículos y recursos: en la era de internet, quien no investiga es porque no quiere.

También hay proyectos, como The Unapologetical Brown Series, en que la presencia online no es más que el espejo y altavoz para las acciones que realizan en la calle en forma de guerrilla urbana, poniendo pósters por la ciudad en los que se reivindican el valor y la belleza de esa piel morena tan denostada en EE UU. La artista que comenzó con el proyecto, Johanna, no solo se encarga de empapelar las calles con sus pancartas y fotografías de parejas queer latinas, sino que documenta el proceso y graba y fotografía las reacciones de los transeúntes.

Una de las cuentas de Instagram más conocidas es, sin duda, Veteranas y Rucas, que a diario muestra fotos de instituto de latinos desde los años 50 hasta nuestros días, aunque el archivo visual es mucho más extenso a partir de los años 90. Su fundadora, Guadalupe Rosales, explica bien cómo las imágenes maniqueas sobre su identidad le llevaron a crear el proyecto: “Comencé con el archivo digital en 2015, porque cada vez que buscaba en internet algo sobre latinxs creciendo en Los Ángeles siempre me encontraba lo mismo: pandillas y violencia entre bandas. Cuando comencé con la cuenta de Instagram me preguntaba qué es lo que me representan más a mí y a Los Ángeles. Alguien que ha vivido tantas cosas —amistad, atravesar los bulvares en coche, las fiestas en casas, la violencia, etc. Así que eso es lo que quería represntar, quería compartir una historia de la forma más honesta posible, sin censurar. Y hablar de la historia de Los Ángeles o de nuestra experiencia diaria en Los Ángeles desmantela los estereotipos y es la historia más genuina que puedo tener”. Así, a través de sus fotos vemos a los estudiantes recogiendo premios, o paseando en coche, flirteando, practicando deporte, tocando música y sí, también manifestándose.

Lo que empezó como un proyecto personal de Guadalupe está creciendo tanto que no descarta montar un museo o publicar un libro, debido al gran número de aportaciones de terceros que recibe. “Hace dos años el proyecto se convirtió en un archivo físico. La gente ahora dona material como flyers, ropa, vídeos, revistas y mucho más. Ha llegado el momento de abrir un museo, pero necesito ayuda”.

Y por si fuera poco, ha creado una segunda cuenta, Map Pointz, en la que se puede fisgonear cómo eran las fiestas latinas de los 90 a través de sus flyers y de unas fotos sin edulcorantes a costa de filtros con orejas de conejo: “Quería crear un espacio dedicado a la escena de las fiestas de los 90 para hombres y mujeres de cualquier raza, pero centrándome sobre todo en el sur de California”.

Estados Unidos
Voces sin micrófono hablan de la América de Trump
Así opinan sobre su presidente cuatro ciudadanos que viven en los Estados Unidos de Donald Trump.

Pese a la gran cantidad de plataformas en las que se puede ver reflejada la comunidad latina, Prisca de Latina Rebels apunta a un problema acuciante dentro de la comunidad y que pasa por el reconocimiento y aceptación de sus propias diferencias: “Tenemos varias razas, varias experiencias, tenemos mucho que enfrentar entre nosotros mismos para ser auténticamente liberados del mecanismo de la supremacía blanca. Ahorita tenemos que salirnos fuera de las categorías de liberales y conservadores, y aceptar que hay cosas que son moralmente malas y buenas en lo que esta haciendo Trump, porque muchos latinxs votaron por Trump y eso ha traído muchas consecuencias en nuestras comunidades. A mí no me preocupa tanto lo que los americanos hacen, porque nosotros mismos nos estamos dañando el uno al otro, y este punto es más importante que cualquier otra cosa”.

0 Comentarios

Destacadas

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda: cómo cambiar la alimentación de escuelas y hospitales

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.

Unión Europea
Sabine Lösing: “Hay que transformar la producción armamentística en producción de bienes que beneficien a las sociedades”

Hablamos con Sabine Lösing, la europarlamentaria alemana que ha borrado a España de la lista de países con buenas prácticas en cuanto a la venta de armas a terceros países, después de la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de continuar los negocios con la dictadura Saudí a pesar de la catástrofe humanitaria que está provocando en Yemen con armas españolas.

Brexit
La UE y la “soberanía”
1

Si algo queremos es debilitar la soberanía. Contra Trump y sus apologetas, contra Juncker, no puede haber poder que no sea desafiado, ninguna decisión que no pueda ser sometida a revisión democrática.

Justicia
Una pena de agresión sexual es rebajada porque la víctima hizo teatro en el colegio
La Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra esta sentencia por considerarla humillante tanto para la víctima como para las profesionales de la interpretación.
Cine
“Quiero que me enterréis enderezada”

A las mujeres que se les ha enseñado a relacionarse consigo mismas a través de las miradas de los demás, la retirada de esta mirada equivale a una muerte, a entrar en un limbo, y es en ese limbo donde se aparca a las mujeres de mayor edad.

Últimas

Extremadura
Las ayudas sociales y el mercado de trabajo (según la patronal extremeña)
5

Recientemente, representantes muy destacados de organizaciones empresariales han realizado declaraciones públicas relativas a valoraciones sobre las ayudas sociales y sobre la influencia de estas en el interés de los trabajadores y trabajadoras por ocupar puestos de trabajo. Sus propuestas expresan una vez más la insolidaridad de estos sectores sociales acomodados con las capas de la población más empobrecidas.