Racismo
Colectivos racializados encabezan la marcha del 11N contra el racismo institucional

Segundo año consecutivo en que el colectivo de personas racializadas se echa a la calle para denunciar el racismo institucional y el colonialismo europeo.


publicado
2018-11-12 13:04

Colectivos racializados volvieron a encabezar este domingo 11 de noviembre una marcha contra el racismo institucional. La protesta recorrió el centro de Madrid mostrando pancartas y entonando lemas antirracistas y anticolonialistas. Aunque, como comentaban las personas asistentes, la protesta fue menos numerosa que la del año anterior, el grupo, compacto y animado, subió por la calle Alcalá desde la plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol, sumando a quienes iban llegando por el camino. Manifestaciones en Barcelona, Zaragoza, Bilbao y Valencia secundaron la convocatoria.

“Contra el racismo institucional”, denunciaba la pancarta al frente de la protesta. Se trata del segundo año que diversos grupos de personas racializadas antirracistas trasladan sus reivindicaciones a la calle en ocasión del 12N. El año pasado se decidió tomar esta fecha, en ocasión del 25 aniversario del asesinato de la dominicana Lucrecia Pérez Matos, el primer caso de asesinato con motivos xenófobos reconocido por la Justicia.

Manifestación contra el racismo institucional 2
Manifestación contra el racismo institucional Manu Navarro

Al nombre de Lucrecia se sumaba este año el del senegalés Mame Mbaye, quien murió como consecuencia de una persecución policial el pasado marzo en el barrio de Lavapiés; el del gitano Manuel Fernández Jiménez, muerto en la cárcel de Albocàsser en circunstancias opacas; y el del argelino Mohamed Bouderbala, quien apareció muerto en el CIE de Archidona, deportando la policía a todos los testigos que podían haber aclarado las circunstancias de su fallecimiento.

Elcinia Torres: “Estamos aquí porque estamos hartas del racismo institucional diario, porque vamos a luchar para acabar con este sistema racista y colonial

“Estamos aquí porque estamos hartas del racismo institucional diario, estamos aquí porque estamos vivas, porque vamos a luchar para acabar con este sistema racista y colonial. La colonización no ha acabado, se sigue expropiando nuestros territorios y se nos sigue robando”, denunciaba Elcinia Torres de la Asamblea 12N. Por su parte, Cayetano Fernández, del colectivo gitano Kale Amenge, definía el racismo estructural “que no tiene solo que ver con prejuicios y estereotipos sino en cómo el Estado se construye sobre bases racistas. Cómo las instituciones, el gobierno, la escuela, la policía, encarnan ese racismo que condiciona la vida de nuestras familias”.  

“¿A quién le importan las vidas negras?, ¿a quién le importan las vidas gitanas?, ¿a quién le importan las vidas sudakas?”, se preguntaban los manifestantes. Los colectivos que han liderado la convocatoria incluyen a MAPA 12N, la organización Kale Amenge, Gitan@s por l@ nuestr@s, Movimiento Moro Antirracista, Migrantes Transgresorxs/Ayllu, el Sindicato de Manteros de Madrid, SOS Racismo Madrid, Conciencia Afro, Kwanzaa, Courage, y Estudiantes Latinoamericanxs de Abya Yala. “En el Sur explotados y en el Norte expulsados”, denunciaban.

Manifestación contra el racismo institucional 1
Manifestación contra el racismo institucional Manu Navarro

La manifestación, que también contó con la presencia de muchas personas blancas antirracistas de diversas edades y colectivos antifascistas se fue abriendo paso hacia Sol por una calle Alcalá levantada por las obras. Por el camino se repitieron las proclamas contra las fronteras, la ley de extranjería, y los CIES. Miembros del colectivo de manteros recordaban la persecución que sufren. “CIES, redadas, vallas y fronteras, así se construye la riqueza europea”, coreaban las manifestantes ante la mirada desconcertada de paseantes y turistas.   

“Nosotras las comunidades racializadas somos los cuerpos oprimidos por occidente”, leyeron en su manifiesto al finalizar la marcha.

“Nosotras las comunidades racializadas Afro-descendientes, Diáspora Africana, Mora/Musulmana, Gitana, Latinoamericana y Caribeña, y Asiática somos los cuerpos oprimidos por occidente”, leyeron en su manifiesto al finalizar la marcha. Los colectivos llamaron a construir un “sujeto político racializado” que desde la autonomía política, tenga una voz propia. Asimismo criticaron el “colaboracionismo con el poder caritativo blanco”.

“No queremos vivir en este mundo racista construido por la blanquitud”, reivindicaron instando a la sociedad española blanca a “reparar y abolir todas las estructuras colonialistas y de opresión, y las instituciones racistas y leyes que atentan contra nuestras vidas”. El acto lo cerró la cantautora peruana Magalí Rebollar con su música.

Relacionadas

Racismo
La cuenta pendiente de Alemania con la comunidad afrodescendiente

Alemania ha realizado un esfuerzo titánico para saldar cuentas con su pasado nazi: no hay calle o plaza en la que no se recuerde a las víctimas del Holocausto, ya sea a través de las famosas stolpersteine o con monumentos, placas y homenajes, como los que tienen lugar cada 9 de noviembre en la sinagoga de Berlín (noche en que se produjo la kristallnacht) y al que acuden los más altos dignatarios. Pero poco o nada se habla del pasado colonial del país y la comunidad afroalemana sigue siendo invisible.

Educación
Casi 100.000 firmas para que niños de Melilla que han nacido y viven allí puedan ir al colegio

La falta de empadronamiento, un requisito que no se exige en ningún otro lugar salvo Ceuta, impide a unos 200 niños que viven en Melilla ir al colegio. La Asociación Pro Derechos de la Infancia ha recogido casi 100.000 firmas que piden poner fin a esta discriminación.

Aporofobia
El doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

4 Comentarios
#25881 22:57 12/11/2018

no hay racismo en España, cualquiera que haya vivido en cualquier país europeo lo puede comprobar, España y Portugal son los países menos racistas de Europa, de largo

Responder
2
13
#25939 20:41 13/11/2018

No serás blanco y español por casualidad?

Responder
0
0
#25946 22:28 13/11/2018

soy blanca y española, no sufro de racismo, pero sí de machismo

Responder
0
0
#25981 14:57 14/11/2018

jajaja ok, entonces veo que sabes claramente de lo que hablas.

Responder
1
0

Destacadas

Residuos
El verano agrava los problemas con la basura de las ciudades españolas

La temporada estival supone un pico en la generación de residuos. A los peligros asociados a los incendios que generan los vertederos se une la saturación de las plantas a la hora de tratar la basura.

Sexualidad
De conjugaciones relacionales

Tres personas conversan sobre cómo entienden los vínculos, la atracción o la confianza. No son expertas ni teóricas, pero tienen mucho que decir.

Brasil
Open Democracy accede a documentos de Bolsonaro en los que planea acabar con el Amazonas

La organización Open Democracy ha tenido acceso a una presentación de PowerPoint en la que se habla de discurso de odio e intenciones de segregación contra la población del Amazonas, así como la construcción de varios proyectos que acabarían con uno de los pulmones del planeta.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo
Accesibilidad
No, Badajoz no es una ciudad accesible
Cualquier salida por pequeña que sea desde su domicilio es, para las personas con discapacidad motora, una auténtica prueba de obstáculos
Vivienda
La zona cero de la gentrificación en València

La gentrificación que sufren barrios del centro de la ciudad como Russafa y Ciutat Vella supone una violencia económica que amenaza y expulsa al vecindario de toda la vida y lo sustituye por nuevas clases sociales.

Menores migrantes
Salima: “Ahora yo estoy decidiendo mi futuro”

Salima, de Nador (Marruecos), cruzó sola la frontera con Melilla cuando tenía 16 años. Dos años después llegó a Málaga, también sola. Es una de las niñas que ha dejado atrás su país y su familia en busca de un futuro mejor.