Las comunidades racializadas lideran la manifestación antirracista de Madrid

Unas 3.500 personas han salido a las calles de Madrid para reclamar "una sociedad sin racismo" y el fin del racismo institucional en la primera manifestación impulsada por personas y organizaciones de comunidades racializadas.


publicado
2017-11-12 18:31:00

"Por una sociedad sin racismo” es el lema de la pancarta que encabeza la manifestación antirracista convocada a las 17h de hoy, 12 de noviembre, en Madrid, la primera impulsada y liderada por personas y organizaciones de comunidades racializadas. Unas 3.500 personas han salido a las calles en esta marcha para reclamar el fin del racismo tanto institucional como social.

Las reivindicaciones fundamentales de la movilización son tres: derogación de la Ley de Extranjería --incluyendo el cierre de los CIE, el fin de las redadas racistas, el fin de las deportaciones, el derecho a la sanidad, el derecho a voto o la despenalización del top manta--, la elaboración de una ley de reconocimiento de las comunidades racializadas y un eje de memoria histórica y reparación que incluye la retirada de monumentos y calles de personajes que hayan contribuido a la persecución histórica a la que se han visto sometidas las diferentes comunidades.

En la manifestación, encabezada por mujeres racializadas africanas y afrodescendientes, gitanas, moras-musulmanas, gitanas-roms, latinoamericanas migrantes…, se han oído gritos contra los Centros de Internamiento de Extranjeros, contra la ley de extranjería y contra las deportaciones.

"Ha llegado la hora de poner el antirracismo en el centro de nuestras vidas y, por lo tanto, de hacerlo llegar al resto del Estado”, decía Fàtima Aatar, una de las organizadoras de la marcha, a Helios F. Garcés en un artículo publicado en El Salto.

Las personas racializadas reclaman la necesidad de que la sociedad blanca europea haga un profundo trabajo de reconocimiento y revisión de sus privilegios y del racismo cotidiano imperante desde hace siglos.

También reclaman tomar las riendas y el protagonismo de su propia lucha: “El papel que tienen que tener ellas [las personas blancas-europeas] es el de apoyar nuestras luchas, es el de asumir que nosotras somos las protagonistas, y que tienen que ser nuestras voces las que nos representen”, explica Yeison F. García, otro de las organizadores, en el mismo artículo.

A lo largo de toda la manifestación también ha estado muy presente el recuerdo a Lucrecia Pérez, de cuyo asesinato, el primero reconocido oficialmente como racista por el Estado, se cumplen 25 años mañana 13 de noviembre. También se ha recordado a Samba Martínez, Osmamuyi Aikpitany y Mor Sylla.

"Somos las nietas de las comunidades racializadas que la supremacía blanca de Europa no ha podido asesinar", abría la lectura de comunicados el periodista y activista Moha Gerehou al finalizar la manifestación. Posteriormente, nueve mujeres de diferentes comunidades racializadas han leído diferentes manifiestos con reclamas para acabar con el racismo incrustado en todos los niveles de la sociedad y las instituciones y para que se produzca un reconocimiento de las comunidades racializadas, la igualdad real de derechos y el fin de la discriminación y la persecución. 

2 Comentarios
Anónima 11:41 14/11/2017
Los Podemos y compañía se aseguranVotos deGpos mas desarraigados.Si ellos mandaran irian completamente alRevesVer paisesComunistas y sus leyes de inmigracionPero ahora tocaRomper y Dividir
Responder
0
0

Destacadas

Derechos Humanos
Idan Ofer, accionista del Atlético: del fósforo blanco a la destrucción del medio ambiente en Catalunya

El magnate israelí que se ha hecho con el 32% del Atlético de Madrid a través de Quantum Pacific Group no solo aparece en los Papeles de Panamá, sino que algunas de sus empresas están implicadas en la fabricación de fósforo blanco, el apoyo al Ejército de ocupación israelí o proyectos extractivistas con fuerte impacto ambiental en Catalunya.

Bebés robados
“Los niños robados no desaparecimos en las incubadoras. No estamos muertos”

Cecilia Rodelgo afirma que muchos adoptados fueron robados en los hospitales y llevados a la Inclusa de Madrid. Allí falsificaron su identidad y se entregaron por ‘donativos’ a otras familias. Hoy el Gobierno regional oculta los expedientes que revelan el robo.

Últimas

Tribuna
Así se ganó la huelga de los amarradores
7

Los trabajadores de Mooring logran la readmisión de tres compañeros que la empresa había despedido por negarse a realizar tareas peligrosas y ajenas a sus funciones.

Medio rural
Paisaje bucólico con problemas reales de fondo
6
El desprecio del mundo rural convive con una visión esencialista y romantizadora que ve en el campo el lugar de la autenticidad y tradición.