“Estudié Periodismo sabiendo dónde no quería acabar”

Periodista y apasionada del fútbol, Mari Carmen Rodríguez sabe casi todo de fútbol femenino. Sus crónicas son a golpe de tuits y podcasts. Féminas es su cancha y la ha convertido en una fuente fiable no solo para sus seguidores sino para medios especializados. 

Mari Carmen Rodríguez Periodista
La periodista Mari Carmen Rodríguez, en un partido. Lito Lizana

publicado
2018-02-02 16:45:00

Mari Carmen Rodríguez es periodista y apasionada del fútbol. Sabe casi todo de fútbol femenino y narra partidos a golpe de tuits y un podcast. Féminas es su cancha y la ha convertido en una fuente fiable no solo para sus seguidores sino para medios especializados. Apuesta también por la difusión del fútbol sala femenino que, dice, tiene una afición consolidada. Le preocupa que la presencia de mujeres deportistas en grandes medios generalistas sea solo una moda.

¿Qué es Féminas y cómo nació?
Ahora mismo es un podcast dedicado al fútbol femenino tanto de primera como segunda división nacional, también internacional, basado en entrevistas y con un programa semanal. Nació de un taller de radio a propuesta de una profesora que nos daba audiovisuales. Nos comentó que exalumnas suyas tenían programas en Radio Ritmo, en el barrio de la Alhóndiga de Getafe. Presenté el proyecto a ver si salía porque el deporte no tenía espacio en las radios comunitarias, y Féminas lo tuvo. Lleva cuatro años teniendo ese hueco.

Féminas también está en redes sociales…
Soy una firme defensora de la comunicación en redes sociales. Lo que consigo con Féminas es poder condensar información, sin tener una página web, y con un archivo o contenido generar tráfico. Desconfío mucho de quien apuesta por informar en redes sociales de cualquier manera. El Twitter @FEM_RadioRitmo, con más de 7.000 seguidores, se ha convertido en el pilar fundamental de Féminas.

La cuenta de Twitter de Féminas contiene no solo resultados al día y actualidad, sino también narraciones de partidos enteros…
Sí, de hecho cuando entras a la cuenta ves la cantidad de tuits que hay y parece que no tiene horas el día para que se escriba tanto… [risas] Pero sí, cuando narras el partido y estás en el campo, las jugadas más importantes, los goles, las reacciones de después… las tienes que comunicar de alguna manera y yo comunico por Twitter. Luego la gente que lo está viendo también tiene ese plus de información. En medios deportivos y redes hay muchas crónicas que se hacen sin ver un partido. Yo empecé yendo a todos los partidos, y sigo yendo a los que puedo de la Copa de la Reina y de la selección. Con el fútbol sala intento hacer lo mismo, sobre todo el final de liga. Ese creo que es el elemento diferencial: el informar a pie de campo.

Cuando narras las tienes identificadas y las etiquetas según las jugadas en las que participan. ¿Tienes mucha relación con las jugadoras?
Es una locura pero es tu día a día. No es solo un hobby, me lo tomo como un trabajo más: lo hago de la manera más profesional que puedo, así que al final tienes que conocer a quien tratas. Mis etiquetas en los tuits son solo por motivos profesionales. Por muy cercano que se entienda que puede ser el fútbol femenino, que no tiene ese halo de superioridad que tiene el masculino a nivel de representantes mediáticos, considero que nunca hay que pasar esa regla de la confianza. A veces se cae mucho en que si tal jugadora trabaja en esa farmacia de la esquina, pero para mí no deja de ser una profesional y si tú también lo eres, con ese mismo respeto hay que tratarla independientemente de la cercanía. Lo importante es no traspasar esa línea de ponerle un mensaje fuera de tono a nivel de colegueo.

¿Te han llamado a participar en medios generalistas?
Estudié Periodismo sabiendo dónde no quería acabar, es decir, en un medio generalista deportivo, porque no todo lo que venden es deporte. Teniendo eso claro, cuando me han llamado de un medio siempre he intentado ayudar. Sé de primera mano que ellos quieren cambiar la dinámica dentro de sus medios, pero si yo, como aficionada, no consumo un medio, a mí me es imposible trabajar para ese medio. Por eso nació también Féminas, para demostrar que otra forma de contarlo es posible, que de verdad es más noticia un partido que la vida personal del profesional.

¿Cómo son los relatos de estos cronistas del fútbol masculino?
Con el fútbol masculino pasa algo que no ocurre ni con el baloncesto, ni el tenis, ni el badminton, deportes de los que, quien no sabe, no habla, no escribe, no narra. Pero con el fútbol da igual y esto, con ellas, es abrumador. Un caso sangrante fue el de Teledeporte [TVE] durante el Mundial de Canadá de 2015: no me entra en la cabeza que tengas dos años para preparar un torneo y las indicaciones sean “la jugadora 14”. La jugadora tiene un nombre en la camiseta y se merece un respeto. Me parece maravilloso que en una sección de deportes de un medio generalista tengan hueco ellas, pero también tiene que tener hueco Garbiñe Muguruza, Laia Sanz, Alba Torrens... Que ellas lo tengan ahora o que lo tengan en momentos puntuales, por moda, es lo que me provoca recelo.

0 Comentarios

Destacadas

Casas de apuestas
Las casas de apuestas online se mueven a sus nuevos paraísos fiscales: Ceuta y Melilla

Las ventajas fiscales que ha ofrecido el Partido Popular, a nivel nacional y regional, a las grandes empresas de apuestas están provocando que estas se muevan allí para pagar menos impuestos.

Feminismos
“Me duele cuando Federici dice que puede ser peor la explotación del cerebro que la del cuerpo”
Ana de Miguel, Beatriz Gimeno y Graciela Atencio, feministas abolicionistas, explican su postura ante la iniciativa de crear un sindicato de trabajadoras sexuales, que ayer frenó la Audiencia Nacional.
Insólita Península
Fernando el Católico contempla su paseo

¿De verdad Fernando el Católico tenía que medir más de cinco metros? ¿Existía alguna razón plausible para rendir homenaje a Carrero Blanco?

Últimas

Comunicación
Todas, todes, todxs: de gramática e inclusión
2

El lenguaje se debate entre la corrección gramatical y la inclusión social. ¿Puede haber un punto de encuentro?

Ecofeminismo
¿Cómo sería una gestión ecofeminista de la cultura?

Esta pregunta reunió el pasado octubre, en Cádiz, a gestoras culturales, actrices, investigadoras, bailarinas, performers, directoras, programadoras, coreógrafas y artivistas iberoamericanas. Fue en el marco del Encuentro de Mujeres de Iberoamérica en las Artes Escénicas, que se realiza hace 22 años dentro del Festival Iberoamericano de Teatro.