Municipalismo
Burocracia, contratos blindados o resignación dificultan recuperar la gestión pública de servicios

Varias formaciones políticas compartieron sus experiencias en la jornada Del dicho a los hechos organizada por la Plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos de Madrid celebrada este sábado.

Jornada Remunicipalización Servicios Públicos
Helena Galán, Javier Garrido, Alberto Cubero, Carmen Diego y Rubén Iglesias.
4 feb 2018 09:45

El Centro Dotacional de Arganzuela acogió este sábado la jornada Del dicho a los hechos organizada por la Plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos de Madrid. Unas 80 personas asistieron a este acto en el que los ponentes reseñaron las dificultades que han encontrado para cumplir con la promesa de remunicipalizar los servicios públicos en sus consistorios y describieron algunos ejemplos exitosos de remunicipalización. Porque, insistieron, remunicipalizar es posible, si se cuenta con apoyo ciudadano y se tiene la voluntad política de encararlo.

La enumeración de dificultades giró en torno a tres vectores: inercias funcionariales y obstáculos operativos en los procedimientos, dificultades relacionadas con ambigüedades y contradicciones jurídicas de la legislación actual y, finalmente, las de orden político, derivadas de la correlación de fuerzas existente en cada caso. Entre los ponente había formaciones que están en la oposición (como TAB), otros que tienen una minoría que apoya la gestión del PSOE (Ganemos Toledo), y dos en el Gobierno junto a  formaciones opuestas a la remunicipalización (como son los casos de Ahora Ciempozuelos y Zaragoza en Común).

En la mesa se encontraban Alberto Cubero, de Zaragoza en Común (ZeC), Rubén Iglesias, de la CUP Ahora Ciempozuelos, Javier Garrido, de Tú Aportas Béjar (TAB), Helena Galán, de Ganemos Toledo, Eulalio Ávila, secretario general de la Unión de Directivos Territoriales de Europa, y Carmen Diego, trabajadora de los Servicios de Ayuda a Domicilio.

Panorámica privatizadora

Iglesias describió cómo Ahora Ciempozuelos encontró una deuda de dos millones de euros a proveedores heredada de la gestión PP en un ayuntamiento en el que hasta el área de Tesorería estaba privatizada. Los ponentes de la mesa destacaron cómo sectores sociales parecen recibir con naturalidad y poco espíritu crítico el salvamento a las empresas privadas deficitarias con recursos municipales. Por ejemplo, a la empresa Tagus, detentora del servicio del agua potable en Toledo la administración anterior le condonó una deuda de 70 millones de euros.

Los contratos blindados constituyen otro enclave; en el caso de esa misma empresa, si se le rescindiera el contrato habría que asumir una indemnización de 48 millones de euros. Otra de las dificultades, dijeron, la encuentran en la inercia instalada en parte del tejido funcionarial. Sobre las condiciones de trabajo de los empleados de esas empresas, señalaron que muchas veces trabajan en pésimas condiciones salariales y horarias. Casi unánimemente se quejaron del calvario de tener que presentar profusión de informes económicos, de viabilidad y jurídicos para justificar la iniciativa de remunicipalizar. Por el contrario, explicaron ,cuando se trata de privatizar servicios, la derivación se acepta prácticamente sin condicionamientos.

También argumentaron cómo tuvieron que priorizar qué servicios recuperar primero y cuáles dejar para más tarde. A veces hubo que asumir la renovación de contratos porque no se contaba con recursos financieros, o alternativa consistente a la prestación privada. En otros casos, primó la dependencia de orden político, sea por estar en minoría, o necesitar del apoyo de partidos –como el PSOE- que salvo excepciones localizadas se opone a la remunicipalización. En casos, tuvieron que renunciar a la remunicipalización porque se les imponía como requisito desentenderse de los destinos de la mano de obra (candidata a ser subrogada), sometida a condiciones de trabajo de extrema explotación por las empresas prestatarias que serían sustituidas.

LA LEY ACTUAL, UN OBSTÁCULO

Eulalio Ávila, hizo una detallada exposición de las contradicciones y ambigüedades de la legislación española sobre el tema. La más flagrante es que la Constitución establece que las comunidades y ayuntamientos tienen la potestad de establecer el modelo de preferencia para administrar sus recursos (gestión propia o derivada). Pero, al mismo tiempo, la reforma del Artículo 135, consagrada en 2011 por el acuerdo de PP y PSOE, prioriza el pago de la deuda por sobre cualquier otra consideración y establece un duro anillo restrictivo sobre las nuevas contrataciones de la administración pública. Esto supone que, si se aspira a remunicipalizar un servicio, hay que crear empresas mercantiles (públicas) que subroguen a los funcionarios otrora privados, que pasan a la ambigua categoría de Indefinidos No Fijos. La “ventaja” para el Estado estriba en que esa mano de obra está sometida al Régimen General (derecho privado) y no al estatuto de los funcionarios públicos, con lo cual la Administración se exime de responsabilidades jurídicas y contractuales a su respecto.

Ávila enfatizó que para intentar sortear este cerco es tan decisiva la movilización social como la creación de fuertes complicidades (“mucha comunicación” según sus palabras) entre los agentes implicados: empleados de las contratas, dirigentes políticos, funcionarios del área técnica y jurídica). Se trataría de promover una reforma de legislación vigente en España y Europa, para hacerla más favorable a la remunicipalización.

No obstante, dejó claro que con la actual normativa también es posible llevarla a cabo, a condición de que exista la necesaria voluntad y determinación por parte del poder público. El alto voltaje político estuvo a cargo de Alberto Cubero, de ZeC. Explicó que los responsables del gobierno anterior siquiera consiguieron enumerar qué servicios estaban privatizados.

Después de exhaustiva investigación, el nuevo equipo consiguió determinar que hay unos 150 servicios externalizados, con un presupuesto total aproximado a los 300 millones de euros. Constataron así que las empresas que vieron caer su tasa de beneficios al implosionar la burbuja inmobiliaria, hoy la recuperan detentando la prestación de servicios para el ayuntamiento (FCC, ACS o Ferrovial). La ZeC se planteó las remunicipalizaciones estableciendo criterio basado el coste del servicio, la calidad del servicio y la calidad del empleo. Pese a a ello, el PSOE, que los apoyó para la investidura, se opone sistemáticamente a la remunicipalización y ha votado en contra, junto con PP y C's. ZeC sólo ha contado con el apoyo de CHA. Además, todos los intentos de remunicipalización (agua, 010, Parques y Jardines han sido impugnados en los tribunales por la CEOE.

Cubero afirma que hay un entramado ideológico jurídico y empresarial montado para impedir las remunicipalizaciones. A pesar de ello, no se arredra: “hay que seguir trabajando por la remunicipalización porque, con voluntad política y sobre todo con movilización social, sí se puede”.

La jornada se cerró con un turno de preguntas de los asistentes. Inquirido acerca de cómo la sociedad organizada debería comportarse con “los ayuntamientos del cambio” que no cumplen con la promesa de remunicipalizar servicios, Rubén Iglesias (Ahora Ciemozuelos) tampoco dejó dudas: “si hace falta pasar por encima de nosotros, tenéis que hacerlo”. Pablo Carmona, único concejal de Ahora Madrid presente en la jornada, aeguró que los programas que su partido presentó en 2015 son claros con respecto a la remunicipalización, que es una pieza vertebral. “Nos debemos al programa político de defensa de lo común, que nació en el movimiento de las plazas y que existe gracias a la movilización social, aseguró. 

Relacionadas

Municipalismo
El modelo Preston de contratación pública progresista

Preston, al norte de Inglaterra, duramente castigada por la desindustrialización y políticas de austeridad, ha optado por no depender más de inversores externos para su “desarrollo” y dar un giro radical en su contratación pública para mejorar la situación social y económica de la localidad y no de las grandes empresas.

Municipalismo
Ciudades escaparate, ciudades plaza

¿Qué tipo de ciudad queremos?”. Una pregunta inseparable de estas otras: “¿Qué tipo de personas queremos ser? y ¿Qué tipo de relaciones sociales queremos priorizar?”.

Contaminación
Ciudades y activistas alemanes se rebelan contra la industria del automóvil

En un país donde los fabricantes de automóviles son los reyes y su influencia política es incuestionable, se está gestando una pequeña revolución. Ciudades alemanas toman medidas para prohibir los coches diésel antiguos e impulsar las infraestructuras de bicicleta.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Amazon gana: sus trabajadores advierten de que trabajan al mismo ritmo que en diciembre

La compañía de Jeff Bezos aparece como una de las ganadoras por la situación de alarma. Sus ventas han repuntado en marzo, pero afronta las protestas de trabajadores en Estados Unidos y las denuncias sobre las medidas para proteger la de salud de sus trabajadores en Europa.

Coronavirus
Las películas que nos contaron las crisis del pasado y del futuro

El próximo capítulo de las crisis mundiales se está rodando ahora mismo. Para entenderlo, es necesario haber visto los anteriores. Este listado de películas y documentales nos ayudará a comprender cómo hemos llegado hasta aquí y cómo funcionan esas crisis.

Coronavirus
Sánchez adelanta al Congreso que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma

El Congreso ha debatido la prórroga del estado de alarma, que durará hasta el 26 de abril. Sánchez, no obstante, ha avanzado que, si no cambian las condiciones, no será la última prórroga que solicita a la Cámara baja.

Chile
El Salto estrena el documental ‘Rescatistas de la dignidad’, rodado por Javier Corcuera en las protestas en Chile

El Salto estrena Rescatistas de la dignidad, un documental dirigido por Javier Corcuera y rodado en las calles de Santiago de Chile acompañando las protestas de los últimos meses, con especial atención a las llamadas brigadas de primeros auxilios, que asisten a los manifestantes heridos y representan una suerte de fuerza de los cuidados del conjunto de la sociedad chilena.

Coronavirus
El panorama general se esconde tras un virus

El “mundo real”, tal como se nos presenta, raramente refleja algo que podamos ser capaces de catalogar como realidad objetiva. Es un conjunto de prioridades políticas, económicas y sociales que han sido fabricadas para nosotros. En un momento como este tenemos una oportunidad de reconocer esta verdad y desarrollar nuestra perspectiva crítica.

Coronavirus
Movimientos sociales africanos lideran la prevención contra el Covid-19

Y’en a Marre en Senegal, Balai Citoyen en Burkina Faso y Lucha en la República Democrática del Congo han iniciado una serie de campañas de sensibilización y concienciación contra el virus.

Comunidad El Salto
Carta a nuestras lectoras
Cada día nos leéis más gente y eso es muy importante para nosotras pero, ahora más que nunca, necesitamos que des el salto.

Últimas

Coronavirus
Crónica de un confinamiento valenciano

Solo al principio se nos permitió reflexionar, hasta cierto punto, sobre la gravedad del asunto. La segunda fase fueron los reproches, las maldiciones y las culpas individuales e individualizadas. Después las calles se vaciaron y la enfermedad se extendió, y con ello el sentimiento generalizado de que, aunque podríamos estar peor, estamos mal.

Feminismos
Crack Up! Feminismo, pandemia y después
Pensamos, desde una perspectiva feminista, las posibles salidas a la crisis actual en relación a la deuda, la vivienda y los modos de producción
Literatura
Un paseo con Las Sin Sombrero por Madrid

Domingo, un grupo de mujeres recorre las calles de Madrid siguiendo el rastro de aquellas que cambiaron la historia.

Coronavirus
Balcones y rosas

Estamos dotando de un nuevo significado a ciertos trabajos, o mejor dicho, rescatando un antiguo significado para ellos que nunca debimos dejar que desaparecieran.

Coronavirus
“Nos han robado la oportunidad de vivir juntos el nacimiento de nuestro hijo”
Las matronas y madres ganan su particular batalla y logran tumbar una directriz de la Generalitat Valenciana que prohibía el acompañamiento durante el parto. Aunque llega tarde, el nuevo protocolo sirve de aviso para hospitales y otras comunidades autónomas: quienes vulneren los derechos de las embarazadas tendrán a las matronas enfrente.