Huelga general
Detrás de las banderas de la huelga

Debemos mantener una posición combativa al margen de nacionalismos, donde no se utilicen luchas que son de todas, ni se quiera jugar a ver quién tiene la bandera mas grande.

Huelga general en Euskal Herria  - 1
18 feb 2020 06:30

Como militante de CGT en Bizkaia, veo positiva la movilización de las trabajadoras. Y por supuesto, el uso de la huelga como herramienta de lucha en la sociedad capitalista en la que vivimos. Existen motivos de sobra para el paro del trabajo, gobierne quien gobierne, pues los poderes que hay detrás siguen siendo los mismos. Está claro que los derechos se ganan peleando, y no esperando que se cumplan promesas del político de turno en el circo al que llaman democracia.

Dicho esto y matizando que muchos compañeros hicimos huelga el pasado 30 de enero, conviene mirar su origen y su resultado. La Carta por los Derechos Sociales de Euskal Herria convocó la huelga el 22 de octubre. Este fue el origen, sin una fecha determinada, con los sindicatos abertzales, mayoritarios, al frente. Guiados por fines soberanistas, crearon una huelga general a su medida, pasando por encima de un movimiento de base tan potente como el de los pensionistas. Hablaron en su nombre pero solo cogieron alguna de sus reivindicaciones y las mezclaron en una coctelera con otras, como el marco propio de relaciones laborales en Euskal Herria o el derecho a decidir.

“No marcharemos a toque de corneta de entes soberanistas. A pesar de sus legítimas ideas, su forma de ser y de funcionar no es la nuestra”

En ningún momento el movimiento de pensionistas de Bizkaia, que hasta ahora había sido unitario y no había exhibido bandera de ningún color, dada la variedad de personas y de ideologías que engloba, solicitó a CGT la convocatoria de huelga. El 13 de octubre celebramos una reunión, junto a CNT y representación de los pensionistas en la que se habló de una gran movilización. En CGT decidimos respetar los tiempos propios de un movimiento como este y apoyar la decisión que tomaran, que llegaría más tarde.

Por contra, la huelga es convocada oficialmente para el 30 de enero en una rueda de prensa de la Carta Social junto a CNT el día 25 de noviembre. El lema principal elegido fue “Soberanía para el cambio social”. Pero hasta el 4 de diciembre no se produce el apoyo del movimiento de pensionistas. Un movimiento que pasó de funcionar por el consenso habitual a imponerse la lógica de la votación, entre fuertes tensiones. El pasado 30 de enero nos encontramos con una jornada de huelga muy curiosa. Fue gestada por el nacionalismo, con ciertos tintes de hipocresía. Y es que defender las pensiones públicas y el movimiento de pensionistas, eclipsándolo entre banderas de ELA y LAB, con un acto final que fue protagonizado por los secretarios generales de ambos sindicatos, es francamente complicado.

“Sentarse en las juntas de gobierno de las EPSVs implica colaborar con el gran capital, que tiene gran interés en privatizar las pensiones”

Pero aún es más complicado de entender cuando los principales sindicatos, es decir, ELA y LAB, están presentes en juntas de gobierno de EPSVs, los fondos privados de pensiones propios del País Vasco. Estos fondos, que manejan miles de millones de euros, no tienen ánimo de lucro, en teoría. Pero las gestoras que los manejan pertenecen a grupos financieros que sí lo tienen. Todo esto provoca una discriminación para las personas precarias que no pueden acceder a ellos. Además implica colaborar con el gran capital contra el que pretendemos enfrentarnos y que tiene gran interés en privatizar o por lo menos en un sistema “mixto” de pensiones.

La huelga consiguió manifestaciones importantes pero que no llegó a afectar a esos poderes a los que nos enfrentamos. No buscó una continuidad en la movilización ni una unidad sindical que pudiera desencadenar en una huelga más potente en el futuro, salvo en el caso de la CNT y CGT navarras. Se perdió la oportunidad de trabajar por una huelga en la que se incluyeran otros territorios del estado español, donde se dieran unas condiciones más favorables para la misma, generalmente donde UGT y CCOO estén menos presentes. Parece que tras la huelga ya podemos volver a comprar en Amazon, aunque esto suponga abandonar el comercio de cercanía, que es el que paga impuestos. O seguir comiendo en Telepizza, aunque no pague el SMI a sus trabajadores, a pesar de que acabar con el trabajo precario fue una de las proclamas de la huelga.

El resultado es claro: bronca entre las personas que forman el colectivo de pensionistas, patrimonialización de este movimiento por parte del sector abertzale e hipocresía a granel. Una huelga sin consensuar, con el añadido de situar las voces críticas como contrarios a la lucha por las pensiones o amigos del gobierno de turno. Ante este panorama, CGT seguirá del lado del movimiento de las pensionistas, como no hemos dejado de hacer. También de los trabajadores y de las que pelean desde abajo, respetando los movimientos sociales que luchan por los derechos de todos. Y sobretodo, no marcharemos a toque de corneta de entes soberanistas. Aún reconociendo como legítimas sus ideas e incluso coincidiendo con algunas de ellas, su forma de ser y de funcionar, no es la nuestra.

Esperamos establecer alianzas más honestas y coherentes para llegar a propuestas compartidas. Seguiremos el ejemplo de Iruñea, donde CNT y CGT se han sabido entender y han mantenido una posición combativa al margen de nacionalismos, donde no se utilicen luchas que son de todas, ni se quiera jugar a ver quién tiene la bandera mas grande.

Huelga general
Voces después de la huelga

Dos semanas después de la huelga convocada en Euskal Herria abrimos un espacio para los análisis y el debate desde los movimientos. En lo próximos días publicaremos diversos textos de valoración.

Relacionadas

Huelga general
La huelga general del 30E ha cambiado la percepción social

El trabajo realizado en estos meses nos marca un camino para el futuro que pasa por presionar a la patronal y los gobiernos para conseguir la satisfacción de nuestra Tabla reivindicativa, interpelar a la izquierda política para que ejerza de alternativa y profundizar la alianza sindical y social

Huelga general
La libertad está más cerca el día después de la huelga general

Esta huelga se ha gestado desde la reflexión de que en Euskal Herria existen condiciones sociales y políticas para dar un paso más en la confrontación, ya que,  la tensión mostrada por los movimientos feminista, pensionistas y sindical es de subrayar. La única forma que tenemos de avanzar es seguir trabajando en la construcción del contrapoder en los centros de trabajo y en los barrios.

Huelga general
Feminista izango da

U30 greba feminista izango zela esaten genuen, baina izan al zen? Emakumeok eta feministok espazio politiko mistoetan subjektu bezala agertzeko zailtasunak ditugu, eta gureak diren aldarrikapenekin lehen lerrora jauzi egin behar dugu.

7 Comentarios
#47595 16:59 17/2/2020

De cara a esta huelga-selfie la postura de cnt iruñea y cgt nafarroa me pareció digna y adecuada. A ver si aprendemos de una vez.

Responder
5
3
#47588 14:05 17/2/2020

No le falta razon en lo ke respekta a cierto uso utilitarista por parte de ela y lab de la huelga del dia 30 (un matiz la mayoria sindical vasca no la conforman solamente ell@s, lo que si esta claro es quien si conforma la minoria sindical y donde estuvieron el dia 30) pero no deja de ser la critica facil y para nada la autocritica ante la incapacidad de movilizacion de cierto sindicalismo. Tiene un tufo al posicionamiento comun del ciudadano (si,en masculino) de a pie cuando en el pataleo facil echa la culpa a l@s que estan en peor situacion que el (llamese migrantes, mujeres...) por que le roban el trabajo y okupan sus viviendas olvidandonos de quien es el verdader@ enemig@ de la clase trabajadora y de todos los colectivos explotados y expropiados. Viva el Sindicato Andaluz de Trabajador@s.

Responder
1
5
#47743 11:45 20/2/2020

La decada perdida
https://borrokagaraia.wordpress.com/2020/02/19/la-decada-perdida/

Responder
0
1
#47724 19:35 19/2/2020

La verdad es k no he entendido nada de lo q pones, consultados alguno compas al respecto, estan en lo mismo. Lo unico claro es ese viva al SAT.

Responder
1
0
#47677 17:50 18/2/2020

Para mi el enemigo es el capital y el poder, tanto en el BBVA como en las juntas de gobierno de las EPSV,s. Lo mismo en el gobierno que en los intereses de cupulas sindicales.

Responder
1
0
#47586 13:25 17/2/2020

Kaixo, una reflexion muy interesante y clarificadora, un punto de vista y de lucha propio de quien tiene muy claro cual es el camino y dónde está la meta. Solo un apunte al respecto de esa querida confluencia libertaria que tanto añoramos quienes nos hemos movido en este mundo desde el principio de los tiempos y es que esa confluencia en Iruña se está dando en casi todo el estado; parece que en Bizkaia se ha asentado el sector mas rancio de la excision y si la sangre nueva de la que se alimenta el movimiento libertario en Bizkaia no es capaz de ejercer la influencia necesaria para k ese acercamiento sea posible, nos esperan tiempos muy dificiles, hemos de conseguir disipar esas negras tormentas que nos amenazan constantemente

Responder
8
3
#47591 16:20 17/2/2020

Completamente de acuerdo.

Responder
6
3

Destacadas

Coronavirus
Trabajadores sanitarios denuncian que son forzados a reutilizar EPI pese a existir reservas

Personal hospitalario del sur de Madrid denuncia que las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid los están forzando a reutilizar equipos de protección individual (EPI) y emplear material no homologado para tratar a las personas enfermas por coronavirus a pesar de tener existencias de reserva en los almacenes.

Coronavirus
Cuáles son los servicios considerados esenciales que se quedan fuera del “retribuido recuperable”

Los repartidores de Amazon y los empleados de Correos seguirán trabajando. El real decreto publicado en el BOE recoge la regulación de los llamados “permisos retribuibles recuperables” y la lista de servicios esenciales que no pueden acogerse a él.

Laboral
Respuestas legales sobre el “permiso obligatorio retribuido” y cómo afecta a los trabajadores

El Real Decreto-ley que establece la “bolsa de horas” a recuperar como consecuencia de la suspensión de sectores no esenciales pone la negociación colectiva en el centro del tablero. La negociación colectiva es obligatoria, por lo que no tiene cabida el pacto individual empresa-trabajador.

Coronavirus
La gestión desastrosa del BM y el FMI

En lugar de suspender los pagos para paliar las consecuencias del Covid-19, El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional aumentan la deuda de los países que dicen ayudar

Coronavirus
Los sindicatos de inquilinos llaman a la huelga de alquileres a partir del 1 de abril

Los sindicatos de inquilinos denuncian que las medidas que baraja el Gobierno para enfrentar el impacto del virus dejan intactos los intereses del lobby inmobiliario y llevarán al endeudamiento de las familias más vulnerables. Llaman a la huelga de alquileres en todo el territorio a partir del 1 de abril.

Coronavirus
La Unión Europea, a medio pulmón
Las instituciones de la Unión Europea desarrollan toda su capacidad retórica para esquivar el hecho de que ni está ni se espera una respuesta común y solidaria a la crisis provocada por el covid19.
Tribuna
Covid19: por qué la sociedad va ganando

Esta emergencia sanitaria es, probablemente, la primera ocasión donde una acción gubernamental mundial se regula en tiempo real por presión de la opinión pública. El gobierno resistirá porque tiene la respuesta correcta a la pregunta clave: ¿Es la sanidad pública quien nos está salvando de esta emergencia sanitaria?

Coronavirus
Xi Jinping emerge como líder mundial en la lucha contra el coronavirus

China ayudará a luchar contra el covid19 a casi un centenar de países. Se erige así como actor fundamental en la lucha contra la pandemia después de haber ocultado datos y silenciado a médicos en el inicio de la crisis. 


Coronavirus
Denuncian abuso policial en la calle San Francisco de Bilbao
La Coordinadora de grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala y SOS Racismo Bizkaia denuncian un abuso policial de la Ertzaintza en la calle San Francisco, en Bilbao.

Últimas

Agroecología
Un centenar de organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

Más de cien colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Coronavirus
Cacerolas por una renta básica de cuarentena

Este lunes 30 de marzo, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad convocaba una cacerolada para exigir la aplicación urgente y sin trabas burocráticas de una renta básica de cuarentena. 

Coronavirus
Se activan los mecanismos de culpabilización social

¿Podría ponerse en tela de juicio este modelo bajo el riesgo de que un efecto cascada provocase el colapso del castillo de naipes de la doctrina liberal? Desde la óptica del poder esto es inaceptable, y por ello la activación de la fase de culpabilización social.

Coronavirus
Las trabajadoras del hogar se organizan durante la pandemia

La falta de concreción y consideración hacia las trabajadoras domésticas en los sucesivos anuncios del Gobierno enfocados a paliar la crisis del covid19 ha obligado al colectivo a organizarse y prestarse apoyo mutuo. 

Memoria histórica
La izquierda se despide de Chato Galante, un emblema de la memoria antifranquista

Activista de la lucha antifranquista, torturado en cuatro ocasiones por la policía del régimen, Galante se volcó en la última década de su vida en la búsqueda de una memoria histórica basada en la verdad, la justicia y la reparación. El reconocimiento a su trabajo y su experiencia ha sido unánime cuando se ha conocido su fallecimiento.

Migración
Nyango: atrapadas en Marruecos

¿Cómo es la vida de las mujeres migrantes a las puertas de Europa? En Marruecos, ser migrante, mujer y negra no es fácil, pero, si además eres pobre, se convierte en un infierno.

Agroecología
La realidad invisible de la producción agroecológica
Muchas las personas que siguen con su actividad laboral, sosteniendo, de forma invisible (mejor dicho, invisibilizada), nuestra vida.