Energía
Una maraña de alto voltaje

Ecologistas denuncian que el cable submarino que pretenden construir para conectar Gatika con Francia no responde a necesidades reales y solo beneficiará al oligopolio energético.


publicado
2018-12-26 11:29:00

La sombra amenazante de la alta tensión acecha a Euskal Herria… aunque aún hay tiempo de frenarla. Esa es la intención de la plataforma Interkonexio elektrikorik ez de Gatika, que reclamó el pasado 20 de noviembre en Bruselas la paralización del proyecto que amenaza la localidad bizkaina.

La Comisión Europea pretende construir una línea de muy alta tensión en forma de cable submarino entre Gatika y Cubnezais (Francia) en el marco de sus PIC (Proyecto de Interés Común). La obra tendría un coste calculado en 1.750 millones de euros, 578 millones de los cuales serían aportados por la Unión Europea. Una infraestructura “faraónica, de alto impacto ambiental y dudosa viabilidad”, denuncian sus detractores. Tres cuartas partes de sus 370 kilómetros atravesarían el Golfo de Bizkaia y su inicio está previsto para 2020.

megaproyectos

Desde Red Eléctrica Española afirman que dicho proyecto permitirá “reforzar la interconexión mejorando la seguridad y garantía de suministro, aumentando la eficiencia de ambos sistemas eléctricos y permitiendo una mayor integración de energías renovables”. Todo ello en un contexto de “transición energética europea” para el que la Unión Europea propone un Mercado Único. Según ese plan, y de cara a 2020, se recomienda un mínimo del 10% de capacidad de intercambio entre países sobre la producción eléctrica (en la actualidad es del 2,8%). Sin embargo, esta sugerencia se hace sobre la generación y no sobre la demanda real. De hecho, la capacidad total de generación en España es de 104 GW pero la demanda máxima ha sido de 41 GW. En este sentido, un informe elaborado por estadounidense Electric Power Research Institute en 2010 demostraba que la red de 400 kV está sobredimensionada en un 198%. De cara a 2030, el objetivo es que los estados miembros intercambien un 15%, pero ya no se habla de capacidad de generación, sino de energía total consumida, una cifra que ya alcanzó España en 2017.

Energía
Aitor Urresti: “Las interconexiones no van a abaratar el precio de la luz”

El profesor de ingeniería en energías renovables de la UPV/EHU desgrana las razones y consecuencias del proyecto de interconexión eléctrica entre Gatika y Francia y otros proyectos de alta tensión en Euskal Herria

Otro de los proyectos desarrollistas, catalogados de Interés Común por la Comisión Europea, esta vez sin plazos previstos, es la construcción de una línea de muy alta tensión (400 kV) que atravesaría el Pirineo entre Pamplona y la localidad francesa de Cantegrit (Las Landas). Además, junto a estos megaproyectos se están potenciando otros como la línea Muruarte (Nafarroa)-Itsaso (Gipuzkoa) y la Gueñes (Bizkaia)-Itsaso (Gipuzkoa). En el caso de esta última, la tramitación administrativa está ya muy avanzada pese a la oposición de los ayuntamientos afectados y el silencio del Gobierno vasco y las diputaciones. En concreto, según relata Txemi Martinez, de Gueñes Itsaso Kontrako Koordinadora, “se trata de la continuacion de la autopista eléctrica que empieza en Soto de Ribera (Asturias), pasa por Penagos (Cantabria) y acaba en Gueñes”, y su pretensión es “alcanzar Argia (Francia) para la exportación e importación eléctrica a Europa”. “No se trata de cubrir necesidades eléctricas locales o nacionales, sino que es el gran negocio del oligopolio eléctrico, que ya importa energía nuclear de Francia, vendido bajo el paraguas del interés público”, relata.

Frente a la apuesta de las directrices europeas por el sistema eléctrico concentrado, los grupos ecologistas defienden la necesidad de apostar por la energía renovable de manera distribuida como puntal de la soberanía energética. ¿Serán las propias renovables la baza más importante para consolidar la dominación del oligopolio energético?

Relacionadas

Energía
Quemar árboles para producir electricidad: ¿de quién es el negocio?

La generación de energía por combustión de biomasa es una actividad depredadora de recursos naturales, que resulta absurda en términos sistémicos. Es el último escalón del proceso de capitalismo industrial basado en la explotación de los bosques. El capital que está detrás de Glefaran, pertenece a una familia vasca que ha florecido en el siglo pasado gracias a la industria maderera.

2 Comentarios
#28432 12:26 27/12/2018

Sin contar lo que se queda en sus pegajosas manos

Responder
0
0
#28424 23:15 26/12/2018

Con el Partido Neoliberal Vasco (PNV) en el poder se constata su complejo aldeano de hacerlo más grande todo aunque no haga falta.
Estos tecnócratas de batzoki siempren encuentran algún megaproyecto que les dé relumbrón de cara a los parroquianos abducidos por el sindrome Guggenheim.

Responder
2
0

Destacadas

Salario mínimo
Un salario mínimo europeo y cinco historias de vida

La recién elegida presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, ha propuesto la creación de un salario mínimo europeo durante su mandato.

Carta desde Europa
Misión cumplida, pero el final del juego significa realmente que el juego todavía está por comenzar

Las elecciones griegas clausuraron una etapa, la de la insurgencia contra el diktat del Tratado de Ámsterdam, e inauguraron la posibilidad de una nueva tormenta que, según el autor, vendrá desde Italia.

Derecho al agua
Más de una décima parte de la población mundial podría carecer de agua potable en 2030

Las señales de colapso de la civilización industrial están a nuestro alrededor. Debemos prestar atención y prepararnos para vivir en el mundo que nos ha traído la perturbación climática.

Últimas

Laboral
El Ayuntamiento de Leganés hace contratos fraudulentos a paradas de larga duración

El sindicato CGT acusa al consistorio de aprovecharse de un programa de la Comunidad de Madrid para la inserción laboral de personas desempleadas “que precariza el empleo, los servicios públicos y que solo sirve para maquillar las cifras del paro”. 

Cine
El legado audiovisual de las misiones Apolo
El documental ‘Apolo 11’, de CNN Films, adereza el quincuagésimo aniversario de la llegada a la Luna
Fondos buitre
Fidere, la sombra de Blackstone convertida en el rey inmobilario

¿Quién está detrás del fondo estadounidense que se ha convertido en una de las principales empresas inmobiliarias en el Estado español?

Movilidad
Los gobernantes que perdieron la chaveta

La última ocurrencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y de la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es que Madrid Central supone mayor delincuencia. Qué menos que darle una vuelta a tan llamativa tesis.