Carmena, cuatro años más de cambio

La alcaldesa de Madrid anuncia que se presentará a las municipales de 2019 en una agrupación de electores dando carpetazo al ciclo de Ahora Madrid.

Carmena pleno ayuntamiento madrid
Manuela Carmena, en el Ayuntamiento de Madrid Álvaro Minguito

publicado
2018-09-10 17:15:00

El aleteo de una mariposa entre el Palacio de Cibeles y el puente de Segovia puede alterar los debates en Twitter. Dicho de otro modo, y como sabe quien se maneje en esa red social de intercambio de pareceres, lo que pasa en Madrid no se queda en Madrid, y, con desgana o con cabreo, los y las tuiteras de fuera de la ciudad saben que si empieza a llover en la capital, se sabrá; que si hay atasco, se sabrá; o que si unos absurdos patinetes ocupan las calles, será elevado a noticia de tipo nacional. Falta mucho para una descentralización de la política realmente existente, así que Twitter es un reflejo de eso.

Pese a ese punto de partida, no es fácil explicar —en el vis a vis, en la conversación fuera de la esfera digital— cuál ha sido el desarrollo político de la candidatura Ahora Madrid, cuál ha sido la real politik que siguió a la efervescencia de finales de abril y mayo de 2015, cuándo los muros y las cronologías de la “España de izquierdas” —y, entiéndase, que con España de izquierdas nos metemos en un jardín— se llenaron de bienintencionados retratos, caricaturas y declaraciones de amor pictórica hacia Manuela Carmena, guinda de una sinfonía o primer violín de un pastel compuesto en uno de los escasos periodos “bellos y buenos” de encuentro entre las distintas corrientes políticas de transformación en el Madrid del siglo XXI.

Carmena conquistó la atención de un público al que, probablemente —como han recordado estos días varios intelectuales y tuiteros—, no se hubiera llegado desde el simple trabajo colectivo. Sobre esa guinda, sobre esa solista, se ejecutó un proceso electoral rápido en el que se postergaron debates organizativos y métodos de rendición de cuentas en la confianza, o con el anhelo de que la concordia alcanzada por casi todas las corrientes en ese proceso se mantendría después del 22 de mayo de 2015.

El caso Carmena muestra que la cultura de la atención, las razones del márketing, es más poderosa que las decisiones, los presupuestos y los debates municipales

Quedaron, claro está, unos cuantos pelos en la gatera. Izquierda Unida acudió rota, una parte en Ganemos y otra con su propia candidatura. El proceso de primarias mostró, también, que Ganemos Madrid era un proyecto complejo y hasta cierto punto apresurado en el que confluían militantes de políticas con marca 15M a huérfanos —si no directamente tránsfugas— de proyectos antes citados. La concordia no llegó siquiera a las elecciones y Ganemos se desgajó —eso sí, sin demasiados traumas públicos— en las primarias que dieron forma a la lista final presentada en las elecciones de mayo.

Párrafo aparte merece Podemos, el Podemos de 2015, aún definido por la prevalencia de una marca, Claro que Podemos, de la que hoy apenas queda su huella digital. Por aclarar los términos, en aquella marca se encontraban lo que hoy se sigue llamando “el pablismo”, encabezado por Jesús Montero, muñidor del acuerdo con la independiente Manuela Carmena, y el “errejonismo”, cuya cara más visible sigue siendo, en el Ayuntamiento, la portavoz Rita Maestre.

Agitados pero sin mezclar, aquellas corrientes, familias, grupos y partidos (allí estaba Equo y Anticapitalistas había dejado de serlo apenas unos meses antes) dieron en formar Ahora Madrid tras una serie de cesiones, giros tácticos y deslumbrantes fichajes. Pese a la poca memoria del personal, el resultado sigue siendo recordado y, mirándolo desde lejos y a conveniente distancia, sigue siendo un éxito e incluso un hito de la historia de la democracia. Por primera vez “se ganó” o, aún más en modo fan, el cambio llegó a la capital.

Ganar, vencer, el rollo de siempre

El aleteo de una alcaldesa en el Palacio de la Cibeles es incluso capaz de competir a título informativo con las escasas justificaciones de una ministra de Sanidad sobre su máster. Así es la política, así son las redes, así es el periodismo. Que nada iba a cambiar en ese sentido se supo aún antes de la investidura del nuevo equipo municipal. El caso Zapata y el arbitraje de la cabeza de lista de Ahora Madrid avanzó una realidad con la que el sustrato organizativo de Ahora Madrid no había contado o nunca quiso percibir antes del cambio (a.C.). Carmena ejerció de juez, el concejal electo Guillermo Zapata no asumió el área de Cultura —lo haría Celia Mayer hasta la siguiente crisis— y el partido Ahora Madrid comenzó a ser visto como algo redundante, como un bulto sospechoso en el camino de la gestión emprendido por la alcaldesa.

Si el primer año fue el de las crisis —Zapata, reyes magos, titiriteros—, el proyecto de la alcaldesa se plasmaría más adelante

La victoria de Carmena en las urnas —o la victoria pírrica e insuficiente del PP de Esperanza Aguirre— se tradujo en su triunfo total en la corporación local. Pocas semanas después, la alcaldesa abandonó la mesa de Coordinación de Ahora Madrid y situó a personas de su confianza en cargos fundamentales: su mano derecha electa, Marta Higueras, en los asuntos sociales y relacionados con vivienda, y su otra mano derecha, no electa, Luis Cueto, al frente de Madrid Destino. En el vocabulario de Carmena se instaló a “los mejores” al frente de un proyecto de ciudad “modernizada”, en la que el Ayuntamiento tenía la necesidad de “seguir innovando”.

Si el primer año fue el de las crisis —Zapata, reyes magos, titiriteros—, el proyecto de la alcaldesa se plasmaría más adelante. Políticas securitarias, de vivienda o de patrimonio al margen, —muy criticadas por el sindicato de manteros, las organizaciones de defensa de la vivienda digna y del patrimonio— ese proyecto ha tenido dos momentos de clímax, suficientes para definir la política real llevada a cabo en este periodo. Primero, con otra crisis, que provocó la salida del concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato —procedente de IU— y, con ello, el acatamiento del marco presupuestario “a la Montoro” que impide al Ayuntamiento emplear su superávit presupuestario en otra cosa que no sea amortizar deuda (y aquí lo importante es la palabra superávit). En segundo lugar, con la aprobación, cueste lo que cueste, de la Operación Chamartín, pelotazo fosforescente a costa del suelo público en palabras de Eduardo Mangada un referente del (ojo) PSOE, en políticas urbanísticas. 

Innovación y cambio

Pero Carmena ha conseguido el objetivo de “seguir innovando” en la práctica política. Su caso muestra que la cultura de la atención, las razones del márketing, es más poderosa que las decisiones, los presupuestos y los debates municipales. Esto, dicen sus defensores, seguidores y fans, la convierte en inmune a los ataques del PP —y lo muestra el desangelado José Luis Martínez Almeida cada vez que interviene— y fuera del alcance de PSOE —por más que le haya “pasado por la izquierda” en repetidas ocasiones— y Ciudadanos, que únicamente ha encontrado y tratará de seguir explotando el marco securitario-policial desde el que la candidata Begoña Villacís pretende edificar su carrera. Puede que incluso les salga bien.

Sus detractores, concentrados casi exclusivamente en Madrid y la Comunidad de Madrid, han tratado, sin éxito, de contrarrestar ese foco de atención privilegiado bajo el que actúa la alcaldesa invocando el contenido que dio paso al encuentro que hizo posible Ahora Madrid. Democracia interna, rendición de cuentas, listas abiertas, sistemas de corrección de mayorías… democracia real, en dos palabras. Su mensaje se pierde en algún punto entre Cercedilla y Griñón, lo que lo convierte en poco más que un quejío para el “gran público”.

Con todos los focos apuntándola, la alcaldesa ha dicho lo que se esperaba, que solo necesita una plataforma que encabezar para darnos otros cuatro años de cambio

El movimiento de Carmena, anunciando su disposición a repetir en el cargo solo bajo sus condiciones —enterrando a Ahora Madrid y seleccionando a “los mejores” para su Gobierno de “los mejores”—, establece dos marcos diferenciados y opuestos y la sensación de que solo el primero se va a producir. En el primero —el que ya está cocinado—, Carmena acepta elegir a algunos colaboradores procedentes de la etapa anterior. Se produce así una continuidad, al margen de la marca. Los concejales de Participación, la portavocía, Urbanismo, la economía y puede que la movilidad se mantienen en los mismos términos, si bien algún nombre bailará para que entren “los mejores” a las concejalías fuertes. Desaparecen los nombres de IU, seguramente destino Entrevías, y los nombres más asociados a Ganemos, tanto los de quienes se han mostrado más afines al proyecto de Manuela Carmena, como quienes hace tiempo explicitaron su oposición interna, los Pablo Carmona, Rommy Arce y Montserrat Galcerán.

En el segundo camino, Ahora Madrid, como el magma político que fue en 2015 se reagrupa —al menos en parte— y presenta un proyecto de regeneración de la democracia interna en el proyecto municipal, con un programa más similar al aprobado hace cuatro años: reinversión del superávit en políticas sociales, remunicipalización, freno a las operaciones urbanísticas tuteladas por banca y constructoras. Las opciones son escasas y se cargará con el escarnio público de presentar una lista que va “a quitar votos” a la lista ganadora, por supuesto, encabezada por Carmena y avalada por la dirección de Podemos —que lo apostó todo esta primavera por el tándem Errejón-Carmena para la Comunidad— y, aunque más renuente, de Izquierda Unida. Si existe ese camino y, sobre todo, quién está dispuesto a andarlo, se sabrá en las próximas semanas (si no, será todavía más tarde).

La carrera para llegar a 2019 que comenzó muchos meses antes del anuncio hoy de la alcaldesa ha sido definida, en los términos en los que ella ha explicitado esta mañana, con una frase que quedará para el recuerdo: “Un gran síntoma de que esta ciudad está viva es que seremos capaces de innovar electoralmente”. Con todos los focos apuntándola, la alcaldesa ha dicho lo que se esperaba, que solo necesita una plataforma que encabezar para darnos otros cuatro años de cambio.

12 Comentarios
Ricardo M. 8:17 11/9/2018

Posiblemente estemos viendo ciertos juegos florales para ir situando el tablero. Quedan muchos meses y mucha tela que cortar y donde todas las sensibilidades tengan su cupo y que ninguna marca se lleve el gato al agua. Puede ser una inteligente jugada donde el aparente partidismo acabe diluido en una verdadera unidad popular. Y Manuela intenta hacer el único papel que puede hacer alguien que no forma parte de ningún partido.

Responder
10
29
#22805 21:17 11/9/2018

ella no forma parte de ningun partido ni de ninguna forma de democracia

Responder
18
4
#22917 14:30 13/9/2018

Forma parte de una judicatura en boca de todos, me cago en dios.

Responder
6
0
#22748 18:26 10/9/2018

Me faltan datos. No conozco Madrid.
Pero se intuye que Carmena responde al proceso de incorporación a la casta que está culminando Podemos.

Responder
20
8
Olga 16:59 10/9/2018

Tremendo mazazo para el municipalismo alternativo. Creo que Manuela junto a sus más cercanos contará con el apoyo de Podemos, IU y Equo en una apuesta vertical, personalista y muy alejada de la calle y de los movimientos. Es la hora de una verdadera candidatura de unidad popular municipalista en Madrid y en Castilla, que aglutine a Ganemos, Anticapitalistas y todos los grupos de la izquierda, el republicanismo y el quincemayismo combativo (Coordinadora 25-S, IzCa, Asambleas Populares etc..). La única opción de la gente.

Responder
35
3
#22844 14:17 12/9/2018

¿Sueña Florentino con Carmenas eléctricas?

Responder
15
0
#22756 10:02 11/9/2018

Córtate un poco con la propaganda. lanzamientos, cero vivienda social construida, florentinato, alfombra roja a Israel. Fascismo, querido periodista tricornier. Fascismo.

Responder
25
0
#22913 12:37 13/9/2018

La familia Gil y la mafia del cine españito, Cerezo, le están también agradecidos. Y un evasor fiscal chino.

Responder
8
0
#22845 14:20 12/9/2018

Carmena visita a Pablo Elorduy, en la redacción:
https://www.youtube.com/watch?v=YxCYcyESOJU

Responder
11
0
#22750 4:05 11/9/2018

Por favor, que alguien revise la puntuación, sobre todo las comas. Hay demasiados errores para estar publicado en un medio que se supone serio.

Responder
7
0
Esther 16:02 10/9/2018

Algunos aseguran que Podemos necesita a Carmena y que este partido llegó a gobernar el Ayuntamiento gracias a ella. Aunque es algo indemostrable yo me permito dudar de esa afirmación.

Carmena, no hubiera conseguido, ni en sus mejores sueños, auparse hasta la Alcaldía de Madrid si no es por Podemos en el 2015. El movimiento que se había articulado en torno a Podemos era de tal magnitud que, si no se hubiera alcanzado la Alcaldía, a buen seguro se hubiera conseguido un número significativamente importante de concejales de Ahora Madrid, que, visto en perspectiva, hubiera sido más beneficioso para los madrileños, que tener que arrastrar la rémora ideológica y de intereses de la Sra. Carmena. Manuela se ha ocupado desde el minuto uno de distanciarse de Podemos, con gestos, declaraciones y políticas alejadas del mismo programa por el que fue votada. Y Podemos no ha sabido responder o enfrentarse a ello. Izquierda Unida, tiene aún margen de confianza y muchos estamos a la espera de ver cómo se pronuncian.

• La re municipalización, punto cardinal del programa, ha brillado por su ausencia. Bici mad ha sido una mera compra. Ahí están todas las demás contratas que han continuado y han sido renovadas sin ningún miramiento al deber de cumplir el programa.
• La ciudad está absolutamente sucia, en todos los barrios, y en estos ya más de tres años solo se ha acumulado porquería sobre la ya existente de los tiempos de Botella. Les incluyo una foto, de un barrio de los más caros de Madrid como muestra. Tengo más, de las paradas de autobús y toda la carretera de Castilla, pero no dispongo de ellas en formato electrónico.
• Las calles están por asfaltar y presentan socavones y desniveles impropios de esta ciudad por allí donde vayas.
• El Plan de Movilidad tan cacareado, es un plan para apoyar el transporte privado. La gente se tiene que comprar coches nuevos, porque no se puede circular con los antiguos, (gran negocio para el sector automovilístico, que ha incrementado sus ventas exponencialmente) y las alternativas son el Car To Go y las Bici Mad. Los usuarios del Car To Go ya suman más de doscientos mil e igualmente han tenido un espectacular crecimiento con este gobierno municipal. La frecuencia de los autobuses urbanos o interurbanos no se ha incrementado en lo más mínimo. Las esperas se prolongan indefinidamente, (en algunos casos superan los 35 minutos y pueden llegar a superar la hora si se produce algún incidente). La gestión de la EMT penosa en lo que respecta al servicio del ciudadano. No sé si las cuentas les saldrán a ganar. Probablmente.No se han incrementado las zonas de cobertura de los nocturnos, con lo que el taxi es la única solución, si quieres regresar a casa después de las once y media. La compra de autobuses nuevos no se puede entender dónde están.
• Del cuidado y mantenimiento del Retiro y de otros parques municipales es mejor no mentarlo y es de todos conocida la tragedia que ha ocasionad la concesión a las empresas privadas.
• Se ha sustraído espacio público al ciudadano, con la abundante colocación de terrazas y permiso para circulación de móviles rodados que invaden continuamente las aceras.
• El cuidado del paisaje urbano no ha existido. Se conceden licencias de apertura de locales que no guardan ninguna estética, y, casi, ni decoro.
• No se ha apoyado o fomentado el mercado de proximidad. Los mercado existentes se han convertido en buena medida en conjunto de bares concentrados en un lugar cerrado, pero no ha habido ninguna preocupación ni por abrir más, ni por alentar y favorecer el consumo de comida de calidad y/o sostenible. Cada vez hay más supermecados de las grandes cadenas. El Mercado de Vallehermoso, ha sido objeto, este año, de interés para los organizadores de los Veranos de la Villa (sin comentarios). Yo, usuaria de este mercado, que habla con los señores de los puestos, sé que la verdadera preocupación de los de los puestos es que se les convierta en un mercado de tapas/degustación, y que la compra sea algo marginal.-véase Mercado San Miguel. Pues ahí está Carmena contribuyendo a la degeneración de los mercados de abastos.
• Tampoco se ha apoyado al artesano o artista local. Culturalmente la ciudad sigue siendo penosa, sin atractivo y sin ninguna entidad. Lo de los Veranos de la Villa, es patético.
• Las calles siguen inundadas de mendigos. Concretamente el pasadizo entre las calles Princesa y Martín de los Heros se ha convertido en una auténtica pocilga donde hay que pasar prácticamente con mascarilla por el olor que se ha consolidado.
• La participación o atención al ciudadano es un puro camelo. Yo, personalmente, he escrito varias cartas de reclamación, e incluso me he reunido con la Concejala de mi distrito y ,echar balones fuera derivando responsabilidades, es lo único que he conseguido. Los tan publicitados foros no han servido para nada, y siempre he pensado que se trataba de tener a la gente entretenida mientras Carmena, bajo la dirección de Luis Cueto, hacía y deshacía a su conveniencia.
• El Club de Campo se ha convertido en el espacio deportivo en el que florecen negocios privados, deportivos, culturales y de hostelería , mientras los abonados pagan y mantienen las instalaciones, para mejor aprovechamiento de estas empresas concesionarias. No se ha dado un solo paso efectivo para la promoción de la práctica del deporte de calidad y con un nivel adecuado y un respeto a las normas, a nivel de aficionado. Todo ello también bajo la férrea dirección del Sr. Luis Cueto, una personalidad autoritaria, y que tiene un halo de desprecio y autoridad hacia toda persona a la que considera inferior, que son casi todos los que no son su familia.

Y no, los concejales, que ustedes llaman díscolos, no le han hecho la vida imposible a Carmena. Ha sido gente consciente de que tenían un programa que cumplir, aquel para el que fueron votados. Ya sabemos que no se puede hacer todo en poco tiempo, pero este gobierno municipal, tenía la obligación de haber iniciado formas de gestión no continuistas, que abrieran la esperanza de que se pueden gestionar en beneficio de los ciudadanos y no, como siempre, de los grandes negocios privados.

Sólo destaca, excepcio0nalmente, Carlos Sánchez Matos que redujo la deuda del Municipio en un elevado porcentaje e hizo una gestión desde su Área de Economía y Hacienda, eficaz e intachable. Lo que Carmena hizo con él , es bien sabido, e indicativo de quién hizo la vida imposible a quién.

Carmena, con la bici y las magdalenas, es una señora de muy poco fiar y desde luego incapaz de presidir un gobierno progresista. Hace ya muchos años que apuntaba maneras, pero a esta sociedad se le ha formado para consumir titulares superficiales sin ningún rigor o análisis serio y nos trae lo que nos trae.

Carmena predica la transparencia, mientras ella acumula sombras. Qué ha pasado con Madrid Zona Norte? Cómo se han cerrado esos acuerdos que los vecinos están en contra (los mismos que votaron e hicieron campaña por Carmen en 2015)? Qué pasa en Canaletas? Cómo se ha podido permitir esas alturas que deterioran, si Botella no lo hizo suficientemente, uno de los edificio emblemáticos de Madrid? La reforma de la Plaza España, es la que conviene a los madrileños o al pimpante dueño del Edificio España? Qué ha pasado con la empresa de arquitectura de su marido, cuyo fracaso en China fue de cierta magnitud? Podría continuar.

En términos generales, la gestión de esta alcaldía ha estado presidida por el desconocimiento, la ineficacia, la falta de proyectos alternativos, o vías nuevas de administración abiertas a la esperanza, donde han florecido los negocios de siempre, junto con ONGs, siempre claro en el ámbito privado, que han presentado proyectos de difícil comprensión y con escaso beneficio para los ciudadanos. El Madrid de los Cuidados es un verdadero paradigma.

Aquellos concejales que apoyan a Ahora Madrid, que constituyen el grupo con los que Carmena quiere seguir contando (probablemente para utilizar la mucha o poca capacidad de movilización para la campaña que tenga Podemos) no dejan de ser, como en muchos casos en Podemos, grupos de jóvenes más o menos formados en las universidades, que en 2015 eran becarios y se han visto, gracias a la gente a la que luego han vuelto la espalda, en puestos de responsabilidad, y todo lo que ello conlleva (no hablo solo de dinero) con los que tan siquiera hubieran soñado meses antes. A los profesionales de una cierta entidad, Carmena no los quiere cerca. El poder lo tiene su sobrino, Luis Cueto, a quien nadie ha elegido pero que ha sido el verdadero regidor.

En mi opinión, Carmena se ha aprovechad de Podemos y de Ahora Madrid, y durante estos años ha trabajado, pacientemente, para presentarnos ahora su candidatura, que desde el minuto uno si las condiciones le eran favorables, tenía decidido a continuar. Ella ha trabajdo para crear esas condiciones y, se presenta, con la pamplina de siempre, limpia de polvo y paja y sin que nadie, más listo, mas preparado y más progresista le pueda discutir.

Responsabilidad de los madrileños es no darle el voto, pero los medios, lamentablemente, no ayudan. Claro que al BBVA sí.

Responder
46
11
#22757 10:03 11/9/2018

Bravo, misma mierda en Galiza.

Responder
17
2

Destacadas

Siria
Putin, emperador en Oriente Medio

Aunque la previsible victoria de Assad se ha cimentado no solo en el apoyo ruso, sino también en los efectivos que sobre el terreno han aportado Irán, Hezbolá y milicias chiíes procedentes principalmente de Iraq. Sin embargo, el auténtico vencedor en esta guerra será Vladimir Putin.

Camboya
Camboya: memoria del exterminio
El 17 de abril de 1975, la guerrilla de los jemeres rojos liderada por Pol Pot tomó las calles de Phnom Penh, la capital de Camboya.
Promiscua
Segura
Capítulo V. Me habían comentado que OKCupid era ideal porque tenía un formulario interminable de preguntas de todo tipo, desde libros que te gustan hasta política.
Literatura
Frankenstein y la criatura a la que no siempre entendimos

Las formas narrativas empleadas en el clásico de Mary Shelley le otorgan una riqueza que, a menudo, se ha pasado por alto. Las adaptaciones fílmicas han ayudado a perpetuar el mito, pero también han contribuido a confinarlo en lecturas más bien conservadoras.

Últimas

Ciencia ficción
“Es posible escribir ciencia ficción sin usar préstamos del inglés”

AnsibleFest, el primer festival de ciencia ficción feminista a nivel estatal, arranca hoy en Bilbao, y una de sus organizadoras, la crítica cultural, editora y traductora Arrate Hidalgo evalúa el panorama de un género con buena salud, aunque recalca que “también ha habido muchas iniciativas en el pasado”.

Música
Talk Talk, en el árbol de la sabiduría

En el díptico esencial de los británicos Talk Talk se escucha pop de corazón sacro, confundido entre tics jazz, aura góspel y la abnegada motivación por encontrarse con la espiritualidad de Alice Coltrane y el Miles Davis azul.

Economía social y solidaria
VI Feria del Mercado Social: mucho más que un fin de semana
En esta feria, además de ser consumidoras conscientes, vamos a demostrar que también estamos orgullosas de contribuir a la construcción de otra economía más justa y más ecológica. Hagamos que todo el año sea Feria.
Caza
La caza volverá este curso a las escuelas extremeñas

Por tercer año consecutivo, el programa de Promoción y ayuda al deporte escolar (PROADES) de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura volverá a incluir la caza entre sus actividades deportivas a promocionar en los colegios de la Comunidad.

Cine
Más muescas en la estirpe de los Kennedy
‘El escándalo Ted Kennedy’ (2017) sigue el camino de ‘Jackie’ (2016) indagando en lo más parecido a una familia real que ha existido por EE.UU.