Ayuntamiento de Madrid
Carmena cedió una vez, Montoro golpeará cien

La sed del ministro de aplastar a Ahora Madrid está desbocada. El Ministerio de Hacienda vuelve a interpretar que han sobrepasado el techo de gasto pese a que se presentó un PEF hecho a petición de Montoro.

Cristobal Montoro entrando en el Congreso
Cristobal Montoro entrando en el Congreso

Se abrió la veda y esto no va a parar. Nunca es suficiente para el que se siente con poder y sabe que su enemigo está flojo de fuerzas. Cuando se ve la posibilidad de rematar a tu oponente y, además, este ha bajado la guardia en una posición servicial escondida bajo una imagen conciliadora. Manuela Carmena cedió en la batalla del techo de gasto y ahora el ministro de Hacienda ha olido sangre y quiere más. Cristóbal Montoro regresa para atacar. Saca pecho y vuelve a amenazar al Ayuntamiento de Madrid por gastar más de lo que el ministerio les había “permitido” tras tumbarle tres planes económico-financieros (PEF).

Este último plan financiero, que, además de conllevar brutales recortes en inversión, sesgó la cabeza del exconcejal de Economía y Hacienda Carlos Sánchez Mato, estableció un límite de gasto de 3.332 millones de euros. Según los cálculos hechos por Hacienda, el Ayuntamiento de Madrid ha gastado 3.385 millones, lo que vuelve a dar un incumplimiento de 53,3 millones de euros. Mucho menos de lo que el primer PEF preveía y que fue brutalmente corregido en los presupuestos de 2017 mediante recortes, pero suficiente para que Montoro tenga una nueva excusa para golpear. 

La concejala Marta Higueras se ha apresurado a negar la mayor. Dice que los presupuestos ejecutados “cumplen con el objetivo de la regla de gasto” en 83,24 millones de euros, pero, claro, utilizando la fórmula e interpretación que ya rechazó Montoro durante todo el año 2017 y que fue la causa de que no se aprobaran los anteriores PEF…, empieza a sonar a bucle el argumentario, que mientras se resistía a cumplir con los recortes exigidos tenía mucho sentido, pero que ahora que esos recortes se han aceptado suena más a un pueril “que sí, jo”. 

Lo mejor de todo es que estos hechos suceden mientras el Ayuntamiento desvela lo que para el equipo de Gobierno, o por lo menos para aquellos a los que se les permite hablar en las ruedas de prensa oficiales del Ayuntamiento, son unos resultados estupendos. El superávit, o sea, el dinero que ingresa Madrid pero que Montoro no permite que se gaste, ha ascendido en 2017 a 1.120 millones de euros. El Ayuntamiento ha reducido otros 450 millones de euros de deuda. Algo más de 50 de esos millones han sido de deuda anticipada. Cuotas de préstamos de años venideros que, según Montoro, deben ser cubiertas antes que las necesidades de las y los madrileños. Bendito 135. 

Según esos datos publicados, los ingresos del Ayuntamiento ascendieron a 5.130 millones, un 4,9% más que el periodo anterior. Pero los gastos sufrieron un gran recorte comparado con el año anterior, aquel en el que Carmena se saltaba el techo de gasto con convicción de que estaba haciendo lo correcto y sin aceptar chantajes. El Consistorio y sus organismos autónomos han gastado 4.257 millones, un 11,1% menos que en 2016. El austericidio impuesto se abre camino en las políticas de gasto e inversión de Madrid. 

Pero todo esto no llega por casualidad. Es la reacción normal de alguien que sabe que ha ganado una batalla. Que sabe que el enemigo está débil y que es el momento perfecto para machacarlo. Montoro sabe, por los buenos resultados del populismo del Partido Popular en tiempos de elecciones, que la percepción en las calles de las inversiones realizadas este año serán las que hagan que gran parte del electorado madrileño decida su voto, por lo que, ahora que sabe que ese muro de resistencia que era la cohesión de Ahora Madrid y sus bases sociales está tocado, golpeará todas las veces que le sea posible para desmantelar la política social de Manuela Carmena. 

Montoro sabe que las inversiones de este año marcarán la decisión de voto de mucha gente, por lo que golpeará todas las veces que sea posible

Y mientras, Ahora Madrid pide “flexibilidad” a Montoro por ser uno de los municipios “que han realizado un importante esfuerzo para presentar unas cuentas saneadas, tanto en términos de déficit como de reducción de deuda”, y que “habilite las medidas oportunas para destinar el superávit de 2017 a la realización de inversiones financieramente sostenibles”. Con ayuntamientos gobernados por el PP, como el de Jaén o Parla, incumpliendo todos los parámetros de la Ley Montoro, o municipios como el de Oviedo, que han anunciado a los cuatro vientos que se van a saltar el techo de gasto sin tener consecuencias, Carmena aún cree que esto es una cuestión de flexibilidad. La Ley Montoro es una herramienta política al servicio de la banca y de un Gobierno centralizador que quiere machacar a esos ayuntamientos que les han arrebatado sus feudos caciquiles modernos. No es momento de suplicar flexibilidad, sino de exigir la soberanía municipal que les ha sido arrebatada. 

Esa falsa impresión de acuerdo. Ese cierre de filas en torno a frases como “hemos desbloqueado”, “era necesario” o "esto nos pone a cero". Esas inversiones que se quedan a mitad de camino. La retirada de las vías jurídicas como parte del chantaje para que Montoro aceptara el PEF. Las peticiones de flexibilidad que suenan a clemencia. Todo ello regado por esas dudas que nos quedan a muchos, y que son defendidas por otros, de que había otras alternativas posibles a aceptar el chantaje y realizar recortes. 

Carmena ha cedido, Montoro lo sabe y hará leña del árbol caído. Si Ahora Madrid no se planta y vuelve a poner todas las cartas sobre la mesa en esta batalla, existe una alta probabilidad de que las herramientas políticas y mediáticas con las que cuenta el Partido Popular destruyan este ciclo político con una sonrisa en la cara y hagan de Carmena y de Ahora Madrid su mejor producto. Las bases políticas de Madrid, y de todos los municipios en los que Montoro ha puesto su garra, deben reaccionar ante los continuos ataques de Hacienda o recibir más de cien golpes. 

Relacionadas

Coronavirus
La defensa de la sanidad pública gana espacio a las caceroladas en Moratalaz

El pasado miércoles en la avenida Moratalaz coincidían quienes se concentran en defensa de la sanidad pública y quienes se manifestan con cacerolas contra el gobierno. Las tensiones derivaron en una pelea relatada por muchos medios como un ataque de la izquierda radical contra un joven que resultó herido. Sin embargo los vídeos y el relato de otro herido, que ignoraron los medios, custionan esta versión.

Coronavirus
La cara oculta de IFEMA
Así es la realidad en el pabellón catorce de la Feria de Madrid, el dirigido por SAMUR Social para atender a personas sin hogar de la capital.
Sector del juego
Almeida quiere bajar los impuestos a las casas de apuestas y bingos

El Ayuntamiento de Madrid presenta una rebaja del Impuesto de Actividades Económicas para empresas que ejerzan actividades de especial interés o utilidad municipal, en la que incluye a las casas de apuestas y bingos.

15 Comentarios
Stein 14:48 24/2/2018

Es humano y socialmente necesario constituir una nueva legalidad y ajustar cuentas

Responder
20
3
#9060 12:14 24/2/2018

Carmena debe saber que tiene el poder del pueblo, de los votos. Lo que no sé es si lo sabe. Montoro es sólo un delincuente.

Responder
26
22
#9057 11:42 24/2/2018

"Aprendimos a quererte
Desde la histórica altura
Donde el sol de tu bravura
Le puso un cerco a la muerte.

Aquí se queda la clara,
La entrañable transparencia,
De tu querida presencia Comandante Florentino"
Muy revolucionarios los jueces en España.

Responder
30
1
#9056 11:30 24/2/2018

Al congreso y al senado deberian ir todos en bicicleta municipal ....es con ejemplo que se gobierna , no con miedos y presiones

Responder
13
20
#9260 18:37 27/2/2018

Sonajeros de colores

Responder
2
0
Carlos 2:33 24/2/2018

Que se puede hacer para sacar a estos parásitos fascistas codiciosos del poder? vivimos en un país con un 80% de la población lobotomizada. Si Carmena no repite (la mejor alcadesa que hemos tenido en siglos), juro que hago las maletas y adiós del país de la pandereta, esto ya no da para más

Responder
33
27
#9063 12:43 24/2/2018

Que tengas buen viaje y que disfrute de tu nueva vida. Eso puedes envía fotos y postales.

Responder
2
28
#9118 15:28 25/2/2018

futu-te-n gura

Responder
0
10
#9058 11:43 24/2/2018

Que mal todo, que pena. Cuando es la recepción de Bibi?

Responder
19
3
Cinturónrojo 23:24 23/2/2018

Carmena a por ellos ni un paso atrás tienes a Madrid a tu favor.
PSOE tenéis vuestro momento de gloria, defendiendo a Madrid contra los corruptos.

Salud y República.

Responder
35
29
#9166 17:52 26/2/2018

https://www.elsaltodiario.com/especulacion/madrid-hortaleza-iglesia-casco-historico-gimnasio

Responder
7
0
Cinturon Morado 13:59 24/2/2018

"No basta con un tuit y seguir compadreando con la monarquía como hacen IU y Podemos. Nos están encarcelando y ni siquiera llaman a sus votantes a movilizarse por la libertad de expresión." Pablo Hasel

Responder
25
2
Cinturónrojo 11:29 26/2/2018

No llaman a sus votantes a movilizarse, dónde te sitúas tu.

Salud y República.

Responder
0
10
Cinturon morado 12:11 26/2/2018

Movilizarse por encarcelar a la disidencia republicana? No POR DIOS Y LA MONARQUIA!

Responder
8
0
#9069 14:36 24/2/2018

Completamente de acuerdo co Pablo Hasel

Responder
19
2

Destacadas

Universidad
El alumnado universitario becado demuestra mejores resultados académicos

El anuncio de la eliminación del criterio académico para las becas universitarias ha generado rechazo entre los defensores de la “cultura del esfuerzo”, pero la actualización de cifras del sistema universitario demuestra lo que los expertos ya advertían: los estudiantes becados son los que más rinden, y las ayudas han de buscar paliar la desigualdad social en el acceso a la educación superior. 

Extrema derecha
A los monstruos no mirar

La mejor manera de contraatacar es construyendo alternativa, porque ya hemos visto que, haciéndoles caso, aunque sea con buenas intenciones, el monstruo sólo crece y se enfurece.

Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Política
Mi libertad y solo mi libertad

Cuando el individualismo esencialista se estructura y se recrudece en las sociedades, al final, en la apelación de libertades y derechos, estos se reducen a los propios pasando por alto, y en ocasiones por encima, de los derechos del resto.

Últimas

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.


Coronavirus
¿Una buena oportunidad?

Cuando finalice la epidemia, nuestros gobiernos seguirán con su dinámica habitual, la de gestionar el funcionamiento de la máquina-mundo capitalista e intentar atenuar diariamente sus daños colaterales.

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.