Educación
¿Educación financiera en las escuelas vascas?

Tras la inclusión de la materia en la Educación Básica de la Comunidad Autónoma Vasca, entidades bancarias como BBVA, Kutxabank y La Caixa han comenzado a desarrollar e impartir sus propios programas en centros escolares.

Ricardo Usategui Uriarte
12 mar 2018 18:27

El estudio PISA, financiado por el BBVA y llevado a cabo en 2012 y 2015, evaluó la competencia financiera en el Estado español, utilizando el pobre desempeño resultante como un argumento válido para impulsar la educación en finanzas en el ámbito escolar. En el informe del año 2015 se explicaba que la crisis económica ha incrementado la preocupación por el nivel de la competencia financiera de la población y que la educación desde la escuela ha sido considerada desde entonces prioritaria.

En la CAV, la educación elemental en finanzas ha sido introducida en la Educación Básica con las asignaturas de Economía e Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial; y en Bachillerato con las materias de Economía, Economía de la Empresa y Fundamentos de Administración y Gestión, mientras que simultáneamente, entidades bancarias como BBVA, Kutxabank y La Caixa (EduCaixa) han comenzado a desarrollar e impartir sus propios programas de educación financiera en centros escolares.

Según la Comisión Europea, la educación financiera en el ámbito escolar hace referencia a “la enseñanza de conocimientos y valores que permitan al alumnado tomar decisiones financieras informadas y sensatas en su vida diaria” y “preparar a los estudiantes para los retos financieros básicos con los que se encontrarán a lo largo de su vida”. Las preguntas consideradas por PISA para evaluar la competencia financiera son básicamente de comprensión matemática, lectora y tecnológica, por lo que se justifica la incorporación de afirmaciones vistas en manuales de texto como la “necesidad de abrirse un plan de pensiones privado” o que las mujeres “necesitan planificar mejor su jubilación debido a un menor nivel salarial o menor tiempo de cotización por el cuidado de hijos o familiares”. Lo que no se explica en estos manuales son contenidos que aborden la relevancia de la justicia fiscal para garantizar el gasto público y la protección de los derechos económicos, sociales y culturales o la equidad de género desde un enfoque de cuidados, entre otros…

Cuestionamiento desde la Economía Social y Solidaria

Las consecuencias de las diversas crisis financieras y la creciente desigualdad están poniendo de manifiesto los impactos negativos que la gestión de la globalización financiera y las prácticas de las entidades bancarias pueden tener en la economía y el bienestar de las personas. Aunque se siga asegurando que el crecimiento económico genera empleo y bienestar, hay 1.400 millones de personas que viven en la pobreza extrema y 1.000 millones que pasan hambre diariamente, imperando una desigualdad absoluta cuyo resultado es que ocho hombres (ninguna mujer) tienen más riqueza que 3.600 millones de personas.

Las finanzas éticas pretenden ser una de las respuestas que la Economía Solidaria promueve para hacer frente al problema de inequidad estructural del sistema capitalista, garantizando el derecho al crédito y canalizando el ahorro hacia proyectos con impacto social positivo. Desde entidades que trabajan para que el objetivo de la economía sea el bienestar general, como la Asociación Vasca de Apoyo a Fiare, Economistas sin Fronteras, Oikocredit Euskadi, Setem Hego Haizea, Koop 57 y Elkarcredit, se creó la “Red de Finanzas Éticas y Parabancarias de Euskadi”, tratando de impulsar una reflexión sobre la Educación en Finanzas actualmente establecida.

La educación financiera que se imparte en la actualidad se muestra claramente ligada a las decisiones personales, lo que justifica que el riesgo y bienestar financiero depende de las buenas o malas actuaciones de cada individuo y no de las características del propio sistema o de las malas prácticas y abusos que comete la banca. Al justificar la necesidad de esta educación por la “mayor complejidad de los productos financieros”, se pone el foco en la capacidad individual para hacerles frente y no en la respuesta colectiva para exigir una mayor transparencia y protección jurídica.

De la misma manera, así como no se puede asignar únicamente una responsabilidad individual ante los riesgos financieros asumidos, tampoco se puede considerar que las decisiones financieras propias tengan impacto sólo sobre el bienestar personal, sino también sobre el bienestar del resto de la población. Además, es cuestionable el hecho de que las entidades financieras, directa o indirectamente, estén elaborando los objetivos y contenidos de las materias educativas, y que además impartan dicha formación para sectores de la población en los que tienen intereses corporativos específicos (captación de clientes, planes de pensiones privados, etc) Esta dinámica, análoga a la fábula del zorro que cuida del gallinero, remite a la inquietud de que el objetivo final sea, en vez de la educación popular, la creación de futuras consumidoras y consumidores, una preocupación natural ante el hecho de enfrentarnos a una educación instrumental pero acrítica, sin cuestionamientos éticos ni visión socioeconómica.

En definitiva, la introducción de la Educación Financiera como materia específica del currículum educativo presenta riesgos evidentes derivados del paradigma económico desde el que parte la consideración de lo que es la capacitación financiera y, por tanto, de cuáles son los contenidos seleccionados en el programa formativo, cuáles los omitidos y quién los imparte.

Según la visión de la Red, el sistema educativo debe dotar al alumnado de competencias, espíritu crítico y madurez para saber desenvolverse en su entorno, en el que las finanzas tienen un peso creciente. Por eso mismo, aunque utilizar herramientas financieras cotidianas para trabajar de forma práctica estas aptitudes es una forma de acercar el mundo real al aula, este enfoque pedagógico no justifica la introducción de la materia en el sistema educativo tal y como se está desarrollando. 

Desde la Economía Social y Solidaria se ha decidido agregar su propio enfoque alternativo y crítico para evitar que el espacio escolar sea monopolizado por otros agentes considerados inapropiados. La Red de Finanzas Éticas de Euskadi ha elaborado el documento Finantzaz haratago. Repensando la educación financiera desde una perspectiva ética y parabancaria, impulsado tras un proceso participativo de diagnóstico sobre las asignaturas introducidas en el currículo educativo vasco. 

Debido a que la educación financiera forma parte del actual proyecto educativo vasco, desde la red se propone incluir en él la sensibilización sobre los impactos humanos, sociales y ambientales del sistema financiero y de la operativa bancaria, así como la asignación de responsabilidades individuales y colectivas en la construcción de una sociedad más justa y solidaria. 

Relacionadas

Educación
Inquietud ante los movimientos de Madrid para avanzar hacia la reapertura de las aulas

Mientras las plantillas de educación especial e infantil alertan de la ausencia de protocolos de prevención y de la dificultad de aplicar medidas de distancia social en sus aulas, desde CC OO denuncian la falta de un plan de control de riesgos.

Universidad
España es uno de los pocos países europeos donde un máster es significativamente más caro que un grado
En la mayoría de países europeos estudiar un máster cuesta lo mismo que estudiar un grado o, como mucho, menos de 100 euros más. España es uno de los siete países en los que esta diferencia puede llegar a ser superior a 1.000 euros.
1 Comentario
karraskilo azkarra 16:09 13/3/2018

Lan ederra egiten ari zarete! mundua aldatu ahal dugu eta, segi horrela!

Responder
1
2

Destacadas

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Migración
Las administraciones dejan en el desamparo a un grupo de migrantes argelinos

APDHA solicita que se atienda de manera adecuada a 16 argelinos que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después alojados en instalaciones no aptas. La organización además exige que se paralice cualquier posible expulsión en el contexto de la crisis sanitaria.

Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.