Coronavirus
Nos vendieron estabilidad, nos aplicaron austericidio, nos mata el coronavirus

En el nombre del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, hoy suspendido, se han aplicado recetas de austeridad en toda Europa que han debilitado nuestro sistema económico y sanitario.

La Unión Europea se cae a pedazos. Los pilares liberales sobre los que se ha construido ya no solo han perdido la legitimidad ante gran parte de la población, sino que sus máximos defensores han tenido que reconocer que ya no sirven. No servían desde 2008, pero ha hecho falta un shock en la economía como el que va a suponer el covid19 para que incluso ellos hayan tenido que reconocer que ahora no funciona. Y digo reconocer que ahora no funciona, porque todavía siguen sin reconocer que no ha funcionaba nunca en los últimos doce años, que no ha funcionado nunca o que solo ha funcionado para unos pocos.

Las herramientas de política económica están obsoletas y los marcos, tan rígidos a veces, se han roto con las palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al suspender el Pacto de Estabilidad y permitir que los Estados miembro se salten el corsé del déficit. Se rompen ante la amenaza de que, pese a los mensajes de calma, la economía europea se hunde en su propio vómito. Sí, vómito. Porque eso es lo que han hecho las élites económicas financieras en Europa, el eje franco-alemán, el BCE dirigido por un exGoldman Sachs: triturar a las clases bajas con su austeridad, engullirlas hacia el austericidio y vomitar un sistema económico y social débil en el que solo las alimañas (esas que llaman mercados) pueden alimentarse y engordar.

Coronavirus
Las ratas que se alimentan del coronavirus
En medio del pánico bursátil provocado por el coronavirus, varios fondos usaron las llamadas “posiciones en corto” para realizar ataques especulativos contra empresas europeas.

Austericidio

“-cidio”, del latín “-cida, -cidae”, significa “matar, cortar”. Austeri-cidio, Matar con austeridad. Eso es lo que hizo la Comisión Europea, la Unión Europea, los mercados. Nos quitaron camas de hospital, cerraron plantas enteras, no sustituyeron al personal sanitario público que jubilaron, alargaron las listas de espera y mercantilizaron, o intentaron, todo aquello que tenía que ver con la sanidad pública. Todo en nombre de la estabilidad.

No sabemos a cuánta gente matará la pandemia, pero podemos estar seguros de que hubiera sido mucho menos si no nos hubieran marcado la senda del déficit, si no nos hubieran hecho creer que “habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades”, si no hubieran justificado los recortes en sanidad o en cobertura social pública por la dichosa estabilidad.

Fue en nombre de la estabilidad por lo que recortaron nuestra sanidad, esa que ahora se desborda y tiene plantas cerradas

Porque fue en nombre de la estabilidad por lo que recortaron nuestra sanidad. Esa que ahora se desborda, que tiene plantas cerradas, que sufre desabastecimiento de material sanitario, que necesita tirar de médicos y médicas jubiladas o estudiantes, que tiene que “coordinarse” con una sanidad privada que cada vez tiene más “cuota de mercado”, pero que sigue derivando los casos más caros/complejos a la pública. 

Y en estos días no puedo evitar acordarme de Grecia. La Troika no tuvo piedad con el pueblo griego. El coronavirus demuestra que todo aquello que “no se podía” cuando Grecia lo pedía, sí que se podía. La reacción del BCE y la CE estos días muestran que se puede olvidar el vicio de controlar el déficit, se pueden incrementar los niveles de deuda para tomar medidas keynesianas de gasto, los Estados pueden inyectar dinero directamente en la economía. Pero a Grecia le obligaron a quitar la sanidad pública a los parados de larga duración, se les obligó a realizar recortes hasta casi desmantelar la sanidad pública, a recortar brutalmente las pensiones de sus mayores. Eso es austericidio. Todo en nombre de la estabilidad.

Coronavirus
Calviño y Lagarde: vicios, riesgos y disparates
Nos encontramos en un punto en el que las reglas normales de la política económica que quieren aplicar el Ministerio de Economía y el BCE ya no son válidas, en el que la virtud se convierte en vicio; la cautela es un riesgo, y la prudencia, un disparate.

Los que gastan el dinero en “alcohol y mujeres”

“La Comisión Europea da barra libre a los países para que inyecten capital a sus economías”, han subtitulado muchos medios tras el anunciaba que activaba la clausula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Nos “permiten” inyectar dinero en nuestra propia casa, nos “dejan” que usemos recursos para salvar las vidas de nuestros mayores, nos dan “permiso” para socorrer a esa gente y empresas que van a hundirse en una extraña crisis en los próximos meses. Ese paternalismo de aquellos que se creen que su dogmas son los buenos y que “los del sur” somos esos que se gastan el dinero en “alcohol y mujeres”, tal y como dijo el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, en marzo de 2017. El coronavirus va a golpear a la Europa de “las dos marchas”, pero a los que vamos en la marcha más lenta nos va a golpear con mucha más virulencia.

El Coronavirus va a golpear a la Europa de “las dos marchas”, pero a los que vamos en la marcha más lenta nos va a golpear con mucha más virulencia

El Pacto de Estabilidad pudo valer cuando se fundó la Unión Europea. No era descabellado tener unas mínimas reglas, como cualquier club. Pero se convirtió en una trampa y no por casualidad. Se convirtió en una trampa porque se construyó sobre esos pilares liberales que ahora se caen en pedazos. Y quiero insistir, como llevo haciendo en mis últimos artículos, que no podemos creer que ha sido el covid19 el que ha roto Europa, no ha sido un virus el que ha desestabilizado esos pilares. La financiarización de la economía, la privatización de lo público, la socialización de las pérdidas de la banca, la precarización de nuestros trabajos y nuestras vidas, el austericidio y todas esas recetas que nos aplicaron en el nombre de la estabilidad es lo que han matado a esta Unión Europea que solo fue estable para unos pocos, que nunca fue una verdadera unión.

De esta nueva crisis debemos aprender mucho. Aprender lo importante que es tener una sanidad pública o unos servicios sociales que no dejen a nadie atrás. Repensar nuestra dependencia del sector turístico, los huecos que hemos dejado que fueran ocupados por la extrema derecha, nuestro papel en Europa. Aprender que una economía más sana y real, así como unos trabajos y vidas menos precarizadas, son más resistentes a los shocks externos, sea este un virus en China, la caída de un gran banco en Estados Unidos o un desastre climático en nuestro propio entorno. Porque si no lo aprendemos, corremos el riesgo de que nos quieran volver a vender estabilidad, nos apliquen austericidio y nos remate la próxima crisis que venga.

Coronavirus
Coronavirus, la coartada perfecta

La FED baja los tipos de interés, el BCE anuncia que está preparado para tomar medidas, pero esta enfermedad parece no tener cura. La economía ya estaba enferma, el coronavirus solo es una prueba más de que solo se mantiene a base de un dopaje contínuo. 

Relacionadas

Unión Europea
Mucho Merkel y poco Sánchez en la propuesta de la Comisión Europea

La propuesta presentada hoy por la Comisión Europea, Next Generation EU, constaría de 750.000 millones de euros de los cuales dos tercios serían en transferencias directas y un tercio en préstamos. Pero sus condicionantes siguen siendo una incógnita.

Multinacionales
Dinero público que no cuida: ¿a qué empresas se está rescatando?

El paradigma neoliberal desprestigió, hasta hacerla desaparecer, la idea de que pudiera existir una banca pública para satisfacer las necesidades financieras de la población. Pero no ocurrió lo mismo con la financiación para las grandes empresas. 

Laboral
Presente y futuro del empleo tras el covid-19, ¿hacia dónde vamos?

La “nueva normalidad” no está escrita. Su forma y fondo serán el resultado de si se imponen los intereses de la patronal o de las trabajadoras y trabajadores. Por ello, recuperar la fuerza del sindicalismo es imprescindible para salir de esta crisis con más derechos.

7 Comentarios
#56168 23:30 9/4/2020

Según ellos sobraba gente en el planeta
Que si carne de laboratorio en vez de apoyar el ganadero y el campo.
Quisieron matar gente no se quien .
Y rociar el planeta de virus y caiga quien caiga
De preferencia gente mayor y enfermos y débiles. La guerra farmacéutica o sanitaria al tiempo que unden la comunidad europea
Se cargan empresas autónomos medios ricos y siembran pobreza
Solo grandes fortunas empresarios fuertes y millones de pobres trabajando por la comida.el virus no viajarían tanto ni a todo el planeta como
Por aviones.
Los ricos se están curando todos nos engañan nos están mintiendo
Por que? Menos gente menos contaminación en el año 82 empezaron a cocer el virus
Salieron muchas nuevas enfermedades pero se controlaron
Pero esta es la peor y esque la química no tiene fácil medicación
El que fabricó el virus puede porfavor matarlo puede sacar la cura el MMS.puede que lo cure o el alcohol.
Quisieron matar gente me pregunto si tantos muertos ban a salvar el planeta ...si lo que sobra en el planeta son sus ambiciones
DIOS TODO PODEROSO PONGA FIN A ESTO.Y PONGA MANOS A GESTIONAR EL PLANETA Y PONGA FIN.PARA EMPEZAR DE NUEVO PERO SIN LOS DE LAS CUMBRES

Responder
0
0
#51652 22:45 22/3/2020

Si gorbernaran vuestras ideas ya nos habría matado a todos el coronavirus

Responder
11
15
#52224 10:36 24/3/2020

Lástima que la tuya ya se haya cargo a miles, por no contar vuestras guerritas y conflictitos repartidos por medio mundo.

Responder
5
2
#51625 20:50 22/3/2020

Porque si NO lo aprendemos, corremos el riesgo de que nos quieran volver a vender estabilidad, nos apliquen austericidio y nos remate la próxima crisis que venga. *

Responder
9
2
Yago Álvarez 13:17 23/3/2020

¡Gracias! Cambiado.

Responder
0
0
#51605 19:51 22/3/2020

Como siempre que hago un comentario, lo primero es felicitarte por tu artículo, porque si bien hay cosas muy graves que suceden, hay otras que las provocan y tú nos ayudas a entender estas cosas.
Pero tengo que discrepar contigo porque creo que ese club que es la Unión Europea ha funcionado siempre y muy bien, porque fue fundado para desarrollar esas políticas que ha implementado siempre. Enriquecer una minoría sin límites y como consecuencia empobrecer a una mayoría.

Responder
5
4
Yago Álvarez 13:20 23/3/2020

No he querido decir que haya funcionado, solo que era normal establecer unas normas y que esas normas han demostrado no ser válidas en los últimos 10 años. Pero vamos, que coincido contigo en que las bases de la UE se hicieron con la intención de imponer el neoliberalismo, solo tienes que leer el artículos sobre "Domar al BCE", o uno que escribí hace año y medio que se llamaba algo así como "Antes eran tanques, ahora bancos". Un saludo y me alegra que mis artículos sean útiles.

Responder
6
0

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
Elecciones
Mertxe Aizpurua: “Cada vez es menos imposible ganar las elecciones vascas y el PNV es consciente de ello”

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, es una de las tres firmas que sellaron la pronta derogación laboral y saltarse el techo social del gasto municipal legislado por el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro.

Tortura
Más allá de Pérez de los Cobos, la oscura sombra de la Guardia Civil

El caso de Pérez de los Cobos no es peculiar, ni una excepción en la Benemérita. En los 176 años del cuerpo, las prácticas de torturas, asesinatos y corruptelas han estado presentes.

Coronavirus
Las armas de Vietnam contra el “celoso” coronavirus

La propagación del virus en el país ha sido especialmente baja gracias a un firme sistema de zonas de cuarentena donde se traslada a cualquier persona que pudiera estar infectada.

Renta básica
No es un debate sencillo, pero el miedo y la contención no son el camino

Fueron muchas las llamadas que recibimos ayer de amigos y amigas preguntando si podrían acceder al ingreso mínimo vital. Lamentablemente, en la totalidad de ellas la respuesta fue la misma. No podéis acceder. Aunque lleves desde febrero sin curro, el año pasado tuviste un empleo de 900€ al mes y, por lo tanto, no podrás acceder.

Evasión fiscal
Francia rectifica su veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales

Los contribuyentes, llamados una vez más a participar, tendrán que financiar las ayudas públicas a las empresas afectadas por la crisis de covid-19. Pero, ¿beneficiarán estas ayudas concedidas en forma de préstamos garantizados, aplazamiento de las cotizaciones o ERTE a las grandes empresas con filiales en paraísos fiscales y que no tributan en Francia? ¿A las que, a pesar de todo, siguen pagando dividendos a sus accionistas?

América Latina
Argentina: el milagro de la vida en las periferias urbanas

La autoorgonización y la ayuda mutua en las villas miserias argentinas florece sobre un importante tejido social de décadas de experiencia. Una nueva entrega de “Movimientos en la pandemia” por parte del periodista y analista Raúl Zibechi.

Últimas

Opinión
Voluntad de no mirar: justicia para Verónica

Verónica se suicidó hace un año por culpa del acoso que sufrió al circular por la empresa en la que curraba un vídeo sexual grabado hacía años. Lo difundió su expareja y lo compartieron sus “compañeros”.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.