La Yaya le gana el pulso a Desokupa

Los dos vigilantes de seguridad contratados por Desokupa abandonan el control de acesos al centro social.


publicado
2017-10-25 18:57:00

“Hemos ganado esta batalla, aunque sabemos que aún no se ha ganado la guerra”, exclaman con cautela desde el centro socio cultural La Yaya, ubicado en Argüelles. Este medio día, a la 1h, los dos vigilantes de seguridad que, desde el pasado 17 de octubre, controlaban los accesos al espacio, contratados por la empresa de desalojos extrajudiciales Desokupa, se han ido. “Nos han dado la mano y nos han dicho que esto les había superado”, relata uno de los participantes en la asamblea del centro social.

La Yaya abrió sus puertas a finales de septiembre. Después de mantener conversaciones con la propiedad del local, a cargo de una empresa administrada por Jorge Iglesias Domínguez-Macaya, sobrino del cantante Julio Iglesias, el 11 de octubre recibieron la visita de Desokupa, contratada por la propiedad para desalojar el espacio al margen de la legalidad. Desokupa comenzó una campaña de presión que comenzó primero con sobornos y con un ultimátum para que dejaran el espacio el día 12 de octubre y siguió, el 11 de octubre, con la contratación de la empresa de seguridad Team Security Europe para impedir que entrara nadie en el centro social. Desde el centro social presentaron una querella contra Desokupa y contra la propiedad del local por coacciones, que está pendiente de admisión.

Ayer, la escalada de presión continuó con el tapiado de la única ventana del espacio con paneles de aluminio. Esa misma tarde, desde La Yaya se hizo un llamamiento. “La asamblea decidió demostrar que no nos iban a adrementar, que el desgaste no iba a ser solo por nuestra parte. Fuimos y entramos cantando “Bella Ciao”. Los vigilantes de seguridad estaban sentados y no se dieron cuenta, y cuando vieron que estábamos entrando en el centro social ya pasaron”, relatan desde la asamblea del espacio.

Hoy, los dos vigilantes han decidido abandonar la puerta de La Yaya. “Nos han dicho que tengamos cuidado, que no creían que esto se haya acabado”, explican desde La Yaya. La representante de la propiedad ha explicado en redes sociales que "la propiedad se ha rendido porque es inasumible mantener 24 horas a dos vigilantes de seguridad privada más tiempo".

Según afirman, la intención del centro social es reanudar las conversaciones con la propiedad, que hasta ahora no hay constancia que haya presentado una querella por usurpación. Pero por lo pronto su prioridad es “recuperar fuerzas”. Para ello ya han organizado actividades para este fin de semana: un concierto acústico de canciones tradicionales con violines el sábado y una merienda y poesía para el domingo.

1 Comentario
#1637 5:18 26/10/2017

Buenos dias!
Disculpen,pero la empresa Desokupa no tiene vigilantes de seguridad,no es personal de seguridad habilitado por el Ministerio del Interior,son personas que trabajan para esa empresa.Gracias.

Responder
0
2

Destacadas

Laboral
El conflicto en Boyacá pone patas arriba la distribución de prensa diaria en Madrid
La plantilla de falsos autónomos protesta por el despido del 50% de los trabajadores y la bajada de sueldos propuesta por la compañía. Los kioscos madrileños llevan tres días sin recibir la prensa diaria con normalidad.
Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Culturas
Los últimos templos de la Barcelona canalla

La transformación urbanística y comercial de Barcelona en los últimos años, agravada por la masificación turística y la gentrificación, pone en peligro la idiosincrasia de la ciudad. Los bares tampoco han sido inmunes a la capitulación del dinero y a los cambios en los gustos y hábitos de los ciudadanos.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.