Bilbao
Atxuri se despide del tren

La asociación vecinal Lokomotorak acompañó en un ambiente reivindicativo al último tren que partió ayer de esta estación de Bilbao hacia Bermeo tras 105 años de funcionamiento. Aspiran a que la estación ferroviaria siga formando parte del barrio con nuevos usos de carácter público.

Estación de Atxuri
Vecinas del barrio de Atxuri despidieron ayer domingo al último tren que partió de Bilbao tras 105 años de actividad ferroviaria. Hordago El Salto

La estación de tren de Atxuri dejó ayer definitivamente de prestar servicios de cercanías y se despidió de 105 años de actividad ferroviaria con la salida de un último tren en dirección a Bermeo. Las vecinas de este barrio bilbaíno, a través de la plataforma vecinal Lokomotorak Atxuri, aprovecharon la ocasión para hacer un último viaje festivo para seguir reivindicando un proyecto que permita dar a la estación un nuevo uso público y versátil que repercuta positivamente en el barrio. Durante los tres últimos años han llevado a cabo multitud de actividades con el objetivo de dar a conocer al resto de vecinos el cambio que se avecinaba y animándoles a pensar colectivamente los nuevos usos que se le podrían dar a la vieja estación.

El cese de la actividad ferroviaria supone la liberación de un espacio que el barrio necesita de forma acuciante y quieren que "la estación, con sus nuevas funciones, siga formando parte de las vidas del vecindario y del barrio”, explica Ayola Quintana de la plataforma vecinal Lokomotorak. “No se trata de echar a nadie, ni de hacer uso de todo el espacio”, en referencia a los más de 120 trabajadores de Euskotren que continuarán trabajando allí, “pero creemos que después del proceso de escucha que hemos hecho con ayuda de técnicos de participación, abogados y arquitectas, es posible tener un espacio que aborde las necesidades del barrio”. En estos tres años de actividad han hecho “de todo”, desde un jingle basado en el Imagine de Lennon hasta un elaborado proceso participativo que contó con el asesoramiento de Parte Hartuz, el grupo de investigación de la UPV-EHU, pasando por “multitud de charlas, visitas guiadas y campañas”.

Hasta la fecha, la única certeza que tienen es que a partir de hoy los trenes procedentes de Urdaibai serán desviados a la altura de la estación de Kukullaga hasta la intermodal del Casco Viejo-Zazpikaleak, como ya hicieron dos años antes las lineas procedentes de Donostia y Amorebieta. El Euskal Trenbide Sarea (ETS), el ente que gestiona la construcción y mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias vascas, anunció el pasado mes de agosto su intención de iniciar la remodelación de la planta baja, así como reformar el espacio que ocupan actualmente los andenes para acoger una renovada parada del tranvía cuyo trazado se prolongará hasta Bolueta.

Proceso participativo

El colofón del trabajo del grupo motor de Lokomotorak, un grupo muy heterogéneo de vecinas que integran “desde urbanistas y arquitectas, hasta abogados y profesoras”, fue el proceso participativo promovido el año pasado y en el que tomaron parte más de 500 personas “De este proceso salieron muchas necesidades relativas a la escuela de Atxuri, una escuela de más de 100 años, que tiene problemas de espacio. La escuela necesita ampliar la biblioteca y espacios cubiertos para patios de los que carece”, indica Quintana. Otra vecina añade los esfuerzos que hace toda la comunidad educativa, que “se han afanado muchísimo, hasta con tres turnos de comedor para caber”.

La escuela se ha revelado como la principal preocupación de un barrio atravesado por uno de los principales accesos a la ciudad, la Avenida Miraflores, que toma el nombre del barrio a la altura del Paseo de los Caños, el tranvía y el servicio de autobuses de Bilbobus que convergen en la Escuela García Rivero. Así, el vecino edificio histórico proyectado por Pedro Espisua y edificado en 1928 se encuentra encajonado por vehículos pesados. En uno de sus laterales, el colindante a la estación, se encuentra la parada inicial del tranvía. Al otro lado, desde hace algunos años, el Muelle de Ibeni se utiliza como improvisada cochera, donde hasta cinco autobuses esperan su próxima salida en la travesía paralela al Puente de San Antón. Y justo delante de la escuela la calle Atxuri, con circulación en ambos sentidos y el carril del tranvía entre los dos.

Ana, vecina y madre de uno de los alumnos de la escuela de Atxuri, cuenta con preocupación que “es un lugar bastante peligroso para los niños, por la congestión de tráfico en las horas puntas, en la entrada a la escuela solemos tener bastantes problemas”, desde la plataforma también preocupa “el tema urbanístico, que es competencia del ayuntamiento y son conscientes que tienen que hacer algo. Nosotros planteamos la peatonalización de toda la ría”, aunque reconocen que “en este momento estamos centrados en que el Ayuntamiento, además de respetar el Plan de Ordenamiento”, donde la estación figura como de uso público, “que ese uso público repercuta en las necesidades que tiene el barrio.”

Patrimonio cultural

El barrio de Atxuri agrupa en muy poco espacio tres relevantes edificios de principios del siglo pasado. La estación de Atxuri, proyectada en 1910 por Manuel Maria Smith en un concurso para la Compañía de Ferrocarriles Vascongados, buscaba adecuarla a las nuevas exigencias fruto de la conexión ferroviaria con la capital Gipuzkoana. El otrora Nuevo Hospital de Bilbao y después Casa de Artes y Oficios construida en 1825, hoy Instituto de Enseñanza Secundaria Emilio Campuzano y por último la Escuela Maestro García Ribero. Las dos últimas además de estar protegidas patrimonialmente, tienen un uso público y notorio, sin embargo el futuro inmediato de la estación no deja de ser una incógnita.

La estación de Atxuri está protegida al máximo nivel por el Gobierno vasco, pero desde que se conoció la hoy consumada desviación de los convoyes al Casco Viejo, se especulaba con la posible cesión por parte del Gobierno vasco de parte de las instalaciones ferroviarias de las estación al Ayuntamiento, con la oportunidad de reordenamiento de la zona que eso supone.

En agosto pasado, Euskotren afirmaba la continuación de un uso exclusivamente ferroviario, cerrando las puertas a las vecinas. Afortunadamente también descartó la propuesta de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de instalar en esas dependencias un museo con trenes y elementos ferroviarios. Las vecinas siguen firmes en su intención de “seguir trabajando, seguir reuniéndonos con el Ayuntamiento y el Gobierno vasco” para que alguno los posibles usos propuestos por la plataforma a partir del proceso deliberativo pueda llevarse a cabo. “Creemos que hay cabida para todo y es voluntad política lo que falta para que esto se haga realidad. Hemos tenido reuniones con el ayuntamiento, con el área de urbanismo, y además de las buenas palabras queremos hechos”. Proyectos como una Casa de la Mujer, de la que Bilbao carece y ha sido propuesta en varias ocasiones por colectivos feministas o una biblioteca o mediateca con salas de estudio que fue demandada por la población más joven.

La estación ha sido durante más de cien años la marca de carácter del barrio, miles de personas han recorrido sus calles apresurándose a coger el tren. Lokomotorak Atxuri quieren que ese viejo y señorial edificio siga siendo el corazón del barrio“un espacio para todas, un espacio multiusos que permita hacer uso del mismo tanto a la escuela, como al resto de vecinas.”

Relacionadas

O prelo
Fosforescencias: converter a vida en poesía
O epistolario da poeta galega, Lupe Gómez, é un refuxio, un libro para aprender a mirar o mundo.
Medio rural
Os animais na superstición, nos mitos e nas lendas

As crenzas místicas e relixiosas a miúdo son consideradas como inxenuas e primitivas, e, por extensión, tamén á comunidade do campo galego por mantelas vivas a través dos séculos. Mais os mitos e lendas son a expresión de toda unha cosmogonía que ata hoxe marca os xeitos de relación co outras especies.  

  

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Los gigantes de la alimentación se embolsan 18.000 millones mientras el hambre se extiende por el covid-19

Las hambrunas provocadas por la pandemia pueden provocar más muertos que el propio virus, según un informe de Oxfam. Mientras, las mayores empresas de alimentación y bebidas reparten 18.000 millones de euros en dividendos a sus accionistas.

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Crisis climática
La Tierra podría sobrepasar el umbral de los 1,5ºC en los próximos cinco años

La Organización Meteorológica Mundial publica sus últimas predicciones y señala que, en 2020, la temperatura media será 0,8ºC superior a la media de los años 1981-2010.

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Coronavirus
Las redes vecinales desmontan en Cibeles el mito de Almeida: “Los servicios sociales no cogen el teléfono”

Las redes vecinales exigen frente al Ayuntamiento que el alcalde Martínez-Almeida garantice la alimentación de las 50.000 personas atendidas por las despensas solidarias. Ante la falta de apoyo institucional y el desgaste de estas iniciativas de apoyo mutuo, miles de personas podrían quedarse este verano "varadas en tierra de nadie, sin recursos para alimentarse”.

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos
El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.
Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenerife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.