Aragón
De Labordeta a Teruel Existe: senderos del aragonesismo

El aragonesismo ha vivido durante décadas en un ir y venir; de definir la agenda política a disiparse. Experiencias como el PSA fueron tan decisivas como cortas, y la irrupción parlamentaria de Teruel Existe obliga a reformular los debates internos.

manifestación España vaciada
Manifestantes con pancartas de Teruel Existe en la manifestación de la Revuelta de la España vaciada en marzo de 2019. Álvaro Minguito

“¿Cómo esperas que te quiera, si esto no da más de sí?”, rezaba José Antonio Labordeta junto a Ixo Rai! en 1997, cuando grabó con el grupo zaragozano el tema Un país. Las pulsiones del aragonesismo parecieron en algunos momentos no dar más de sí, pero esto no debe conducir a errores: lo aragonés hiberna y reverdece continuamente, en un continuo ir y venir que constituye su esencia misma.

La experiencia del franquismo fue especialmente dramática en Aragón, con una salvaje represión sobre la militancia nacionalista y obrera que puede ser tildada de exterminio ideológico, sin riesgo de falsear la historia. Se trató de extirpar traumáticamente toda referencia simbólica y doctrinal que remitiese a experiencias como el Consejo Regional de Defensa de Aragón o a idearios como el desarrollado por Gaspar Torrente. El esqueleto  político del Estado franquista quiso borrar del mapa todo rastro de resistencia y toda formulación utópica que apelase a las clases populares aragonesas.

LA CUATRIBARRADA, IMPULSO ANTIFRANQUISTA

El aragonesismo, que se mantuvo hibernal hasta ese momento, rebrota durante el estadio final de la dictadura, erigiéndose en el elemento conector de las múltiples impugnaciones de la clase trabajadora aragonesa. La militancia de izquierdas en Aragón desbordaba al régimen desde la movilización obrera y estudiantil y el antifascismo popular definía la vida política. En este contexto nació el Partido Socialista Aragonés (PSA), que en medio de la vorágine izquierdista conseguía un diputado en las elecciones generales de 1977. En la lista presentada junto al Partido Socialista Popular (PSP) aparecían nombres como el de Eloy Fernández o Emilio Gastón, quien representó al partido en el Congreso de los Diputados hasta el cierre de la legislatura en 1979.

Labordeta mitin 1977
Mitin de Labordeta en Zaragoza, 1977. Foto: Gran Archivo Zaragoza Antigua

En los primeros actos de aquel joven PSA podía escucharse al profesor, poeta y cantautor José Antonio Labordeta, quien había fundado la revista Andalán —de la mano de, entre otros, el ya citado Eloy Fernández— en 1972. Había sido miembro del partido desde su creación y era ya un icono de la canción protesta que excedía los confines de Aragón. 

Entender la configuración de la identidad aragonesa en las últimas décadas pasa necesariamente por entender el rol que jugó Labordeta

En el mitin del 13 de junio de 1977 en Zaragoza, dos días antes de las generales, Labordeta se dirigió a las miles de personas concentradas en la Plaza de Toros cerrando así su discurso: “Votad a aquellos que cuando había represión, luchaban al lado de la clase trabajadora, a aquellos que luchaban en defensa de esta tierra, a aquellos que querían la democracia, a aquellos que luchaban por el socialismo y que gritaban “¡Libertad!”, y que movían las banderas de Aragón cuando estaba prohibido mover las banderas de Aragón”. Inmediatamente después, resonó una consigna simple pero profundamente cargada de significado: “¡Aragón! ¡Aragón! ¡Aragón!”

LARGA NOCHE Y RECONSTRUCCIÓN

Fueron años de intensos esfuerzos en el seno del movimiento obrero y popular aragonés. Había divergencias internas en los objetivos a largo plazo, pero no en lo inmediato: se quería la ruptura con todo lo que había significado la dictadura. La dura movilización por conseguir la autonomía agotó a la militancia, que quedó especialmente debilitada anímicamente tras la finalización de aquel proceso en 1982, con un autogobierno endeble que no satisfizo a quienes lo habían peleado. No sería hasta la década de los noventa que el aragonesismo viviera su rearticulación cultural y organizativa. Hasta entonces, la voz de Labordeta actuó como alimento de una sensibilidad que languidecía.

Eran sus primeros años como símbolo de todo aquello que rodeaba a la defensa de la libertad y de Aragón, su tierra y sus clases populares. Todavía no era el Abuelo, pero su figura comenzaba ya a tornarse en aquel gigante moral que todavía hoy acompaña líricamente las luchas del pueblo aragonés. De hecho, entender la configuración de la identidad aragonesa en las últimas décadas pasa necesariamente por entender el rol que jugó Labordeta, del que hoy nos quedan sus discursos, poemas y canciones.

Si los ochenta fueron polvo y niebla, los años noventa se tradujeron en viento y sol

La larga noche del aragonesismo fueron los años ochenta. Las organizaciones se desactivaron o sobrevivieron precariamente, su militancia se dispersó y su agenda política desapareció del primer plano político incluso dentro de las fronteras aragonesas. Lo que durante la clandestinidad y la Transición parecía inagotable, se debilitó casi de la noche a la mañana, quedando abatido y cansado. La música del Abuelo sirvió de ancla. Su perenne presencia en el imaginario colectivo puede encontrarse de norte a sur de Aragón, desde los barrios obreros de Zaragoza hasta los pueblos de Teruel que, sí, ya existían.

protesta por el embalse Yesa en Aragón
Protesta contra la ampliación del embalse de Yesa (Huesca) en el Congreso. Adolfo Luján

Si los ochenta fueron polvo y niebla, los años noventa se tradujeron en viento y sol. El movimiento juvenil, la fundación de Chunta Aragonesista (CHA) y la movilización contra los pantanos fueron de la mano de nuevos y lozanos iconos musicales como Mallacán o La Ronda de Boltaña, al tiempo que la escena hip hop zaragozana crecía. Se articularon nuevas demandas, se generaron nuevas estructuras organizativas y se tejieron nuevos hilos en el seno del movimiento. Había brotado de vuelta lo que se plantó durante aquellos años convulsos. Esta nueva situación de despliegue tuvo su plasmación electoral: la llegada de José Antonio Labordeta al Congreso de los Diputados como candidato de CHA en el año 2000.

Desde mediados de la primera década del siglo, el aragonesismo mantuvo una sólida implantación sociológica y unas estructuras funcionales que todavía persisten en forma de casales, plataformas por la defensa de la tierra y movimientos barriales, estudiantiles y culturales. Hoy, aclimatadas al paso del tiempo, son esas estructuras las que cimentan la inserción del aragonesismo en la sociedad. A pesar de esta fortaleza, comenzó a perder fuerza en el plano electoral. Ni CHA ni ninguna otra formación política que se proclame aragonesista ha pisado el Congreso desde que el “cantautor de las narices” lo abandonase en 2008. Y en eso, llegó Tomás.

LA SACUDIDA DE TERUEL EXISTE

Teruel Existe (TE) ha trastocado el mapa político aragonés y ha copado portadas a nivel estatal por relevancia en la formación de gobierno, pero no ha surgido de la noche a la mañana. Hunde en suelo firme sus raíces. Desde 1999 ha sido una organización motora de las movilizaciones contra el abandono sistemático del Estado Español a la provincia de Teruel, articulando redes de solidaridad con otros movimientos como Soria Ya.

Pero, ¿qué es Teruel Existe? Con el españolismo new age, mantiene una relación de mutuo rechazo. ¿Es, pues, aragonesista? Si bien ha sido un agente político especialmente relevante en el sur de Aragón durante años, la etiqueta de algún modo le desborda. La simbología clásica no nutre su discurso, pero no se puede separar al programa de la trayectoria histórica del aragonesismo, por cuanto recoge buena parte de las aspiraciones materiales que las divergentes tendencias en el seno del movimiento han desarrollado y defendido.

Pacto PSOE Teruel existe
Adriana Lastra y Tomás Guitarte firman el pacto de investidura el 3 de enero. Foto: PSOE

El corredor cantábrico-mediterráneo o la reversión de la precaria situación de las telecomunicaciones en la provincia son cuestiones incluidas en el acuerdo de investidura PSOE-Teruel Existe. Quizá TE no suponga una continuación lineal, pero asume como propios muchos de sus ingredientes primordiales.

Elecciones 10N
Tomás Guitarte: “El Estado aquí se ha desentendido de todo”

El número uno de la lista de Teruel Existe para el Congreso, movimiento ciudadano que ha dado el salto a la política y al que las encuestas vaticinan como la novedad del nuevo hemiciclo, relata el objetivo de la formación: un gran pacto de Estado contra la despoblación.


No obstante, pese a esta correspondencia, identificar a la plataforma como aragonesista es apresurado. Lo identitario es un elemento complejo, un componente de doble cara: por un lado, el sujeto debe sentirse interpelado por la identidad; por otro, los ya incorporados deben estar dispuestos a acoger al nuevo sujeto.

Concretar si este proceso de ida y vuelta acontece en la práctica es enredoso. Un sector de la membresía de Teruel Existe se conmueve con símbolos identificables como aragonesistas, se encuentra en los actuales debates del movimiento y converge con los postulados. Al tiempo, una sección del aragonesismo reconoce a TE como parte constitutiva.

Cuál sea el aporte que Teruel Existe haga al movimiento aragonesista está en el aire y necesita del paso del tiempo para concretarse

Aunque la relación sea en parte aceptada, otra fracción de los mismos no tiene tan claro que Teruel Existe vaya a jugar algún tipo de rol a la interna, por cuanto las posturas al respecto de los temas que hoy rigen la cotidianeidad del aragonesismo (antifascismo, feminismo, etcétera) han sido escasas. La categorización desde fuera es más evidente que desde dentro: para la derecha, parece claro que Teruel Existe pone en cuestión los consensos territoriales del Estado Español. Pese a la incertidumbre, las circunstancias de la política institucional le han alentado —y lo seguirán haciendo— a definir posiciones ideológicas. La aritmética parlamentaria forzó al equipo de Tomás Guitarte a tomar una decisión trascendental en la investidura, y la tomó en una dirección progresista.

En el medio plazo, no parece que pueda ejercer un rol de conducción en el seno del aragonesismo como lo hicieran el PSA o CHA. TE no tiene un planteamiento general ni un proyecto específico para Aragón. En realidad, es sentido común de época en términos gramscianos: progresista, regionalista-autonomista y de la patria chica. Todo esto sin cuestionar al Estado Español como proyecto político. No impugna sus estructuras ni sus cimientos doctrinales, sino que consiente que sus demandas sean incorporadas al orden dado. Siguiendo a Ernesto Laclau, la demanda '¡Teruel Existe!' se ha erigido en totalidad y conecta demandas particulares ancladas en el corpus político de la provincia (corrupción, inversiones, modelo territorial, etcétera).

Cuál sea el aporte que Teruel Existe haga al movimiento aragonesista está en el aire y necesita del paso del tiempo para concretarse. Ahora bien, ¿qué rol puede jugar en la política española? Seguramente, el de capitanear al resto de plataformas que integran la denominada Revuelta de la España Vaciada. Si bien las relaciones entre todas ellas se sustentan en una honda horizontalidad, es evidente que el paso adelante de Teruel Existe ha alterado el horizonte percibido de posibilidades. Asimismo, no parece que su apuesta por el gobierno progresista haya deshilachado de alguna forma los consensos dados entre estas plataformas, facilitando además un cierto escoramiento en los fundamentos ideológicos de todas ellas.

Relacionadas

Elecciones 10N
Tomás Guitarte: “El Estado aquí se ha desentendido de todo”

El número uno de la lista de Teruel Existe para el Congreso, movimiento ciudadano que ha dado el salto a la política y al que las encuestas vaticinan como la novedad del nuevo hemiciclo, relata el objetivo de la formación: un gran pacto de Estado contra la despoblación.

Pensamiento
La Bolsa de Bielsa y otras historias para mirar hacia el futuro

La historia de la bolsa de Bielsa cumple 80 años en 2018. Es el relato de 63 días de resistencia en las montañas de Alto Aragón. La lección de Bielsa resuena aún en el presente.

Huelga feminista
Evaluación del 8M: un desborde positivo

La Comisión 8M de Aragón valora el alcance de la convocatoria en las zonas rurales y en Madrid destacan la red que el 8M ha tejido en distritos y municipios. En Asturias también destacan como fortaleza el haber ido más allá de las principales ciudades.

1 Comentario
#47175 18:49 8/2/2020

Teruel ha sido traicionada por sus dirigentes políticos después de hacer lo ha hecho en la Moncloa.
Ha engañado a sus votantes. VERGUENZA

Responder
0
2

Destacadas

La semana política
Nenúfares

Los datos del paro elevan la campaña contra la gestión del Gobierno. Por medio de la intoxicación en Twitter y WhatsApp se extiende una caza del chivo expiatorio cuyo fin es la caída del Gobierno de coalición. La semana termina con una situación límite en el sistema sanitario, que registra más de 800 muertes cada día.

Coronavirus
“Tuvo que llegar una pandemia para visibilizar a las personas sin hogar”
¿Qué pasa con quien no tiene hogar? El coronavirus puede servir para conocer y cambiar las condiciones en las que viven las personas más empobrecidas.
Coronavirus
El declive de la sanidad venía de lejos

Es necesario tener muy presente que las políticas económicas llevadas a cabo desde la creación de la zona euro y, muy especialmente, desde el estallido del crack financiero han maltratado de manera sistemática a los sistemas de salud pública.

Coronavirus
Menos violencia de género según la Policía, más consultas al 016
Expertas alertan de que estos datos no revelan que la violencia de género haya disminuido y advierten de que habrá que esperar a que termine el estado de alarma.
Memoria histórica
Canción de una pandemia

“Resistiré”, la canción popularizada por el grupo Dúo Dinámico con letra de Carlos Toro Montoro y elementos tomados de la canción de Gloria Gaynor “I will survive”, esconde una historia que conviene recuperar: la de Carlos Toro Gallego, padre del autor de la letra. Él resistió.

Últimas

Coronavirus
Guayaquil, 'colonial' virus
Analizamos el trasfondo colonial que esconde la catástrofe humanitaria que se está viviendo en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.
Coronavirus
Uno de cada cuatro españoles dispone de menos de 30m² para vivir el confinamiento

La encuesta de hogares del INE arroja una panorámica de cómo se está viviendo el aislamiento en el país: el 28% de viviendas dispone de menos de 30m² por ocupante, y una de cada cuatro familias españolas pasa el confinamiento en espacios de menos de 75m². También preocupan los datos de quienes viven solas: cuatro de cada diez son mayores de 65 años, la mayoría mujeres.

Coronavirus
¿Prólogo al ecofascismo?

Si aceptamos este momento como un acto fundacional en lugar de crear un clima destituyente e impugnador, seguramente estaremos aceptando participar en un acontecimiento que con toda facilidad va a ser utilizado como analogía positiva para desarrollos autoritarios.