La apuesta municipalista en Extremadura
Crónica del II encuentro de municipalismo transformador en Extremadura

Colectivos y ciudadanía interesada en otras formas de hacer comunidad y territorio, se reunieron el pasado 19 de octubre en Cáceres para continuar reflexionando sobre el potencial del municipalismo transformador en la región, conocer algunas experiencias regionales y estatales que están trabajando en ello, y algunos instrumentos y prácticas que pueden ayudar. El encuentro fue organizado por Redinam, Fundación entretantos, Colectivo CALA y Ecologistas en acción.

Municipalismo Málaga
Ilustración: Marta Caballero
29 oct 2019 13:41

El día estaba frío y húmedo, y la biblioteca pública se antojaba como un espacio acogedor y cálido. Poco a poco fueron llegando las personas y colectivos que, pese al gris del día, que parecía acompañar la tristeza alojada en nuestras almas por el varapalo a los derechos civiles recién servido en una región hermana, buscaban encontrarse con otras que aún creyeran en la posibilidad de la apropiación institucional. Nos ajustamos y nos dimos margen durante toda la jornada, de lo previsto a lo posible y deseable para quienes allí estábamos. Una bonita y necesaria práxis, reflejo del “poner la vida en el centro” como modus operandi. Así, comenzamos un poco más tarde, cuando la audiencia empezó a ser un poco más amplia.

La Fundación Entretantos y Redinam, se ocuparon de abrir el encuentro, por un lado, haciendo memoria de la trayectoria desarrollada en Extremadura desde el pasado año, en esta red que comienza a tejerse, y por otro contando las que se tejen en escalas territoriales más amplias, estatales, con el digno objetivo del apoyo mutuo y el intercambio de conocimientos. También, hablando de cómo, en este momento, las preguntas en estas amplias redes giran en torno a ¿quiénes hacen municipalismo transformador?, _A4-PESqhHM ¿qué ha pasado entre agentes municipalistas en este último ciclo? y ¿cómo se podría mejorar esta relación para fortalecernos?

Si los gobiernos locales construyen junto con los movimientos sociales, de manera radicalmente democrática, formas de vida dignas para todas, entonces, quizá entonces, podremos adaptarnos al cambio profundo que nos tocará sobrevivir y hasta ser felices
Ángel Calle recordó las razones y la urgencia por las que desde Redinam se apoyan estos procesos y prácticas municipalistas, tales como la necesidad de adaptación y resiliencia ante el colapso energético y el cambio climático global, o las recesiones que se avecinan, ante las que solo las políticas de proximidad y relocalización de las economías que supongan una salida al autoritarismo, tejiendo solidaridades que den protagonismo a los movimientos sociales, podrán suponer una alternativa al caos. Si esto se trabaja biorregionalmente, con una verdadera estrategia bottom-up, donde los gobiernos locales, únicos que por otro lado aún tienen cierta legitimidad como institución entre la ciudadanía, construyan junto con los movimientos sociales, de manera radicalmente democrática, formas de vida dignas para todas, entonces, quizá entonces, podremos adaptarnos al cambio profundo que nos tocará sobrevivir y hasta ser felices.

Posteriormente, tuvimos una mesa redonda en la que pudimos escuchar a tres experiencias que nos situaron de maravilla con sus prácticas en todas estas cuestiones que abrieron nuestro apetito durante la inauguración. En primer lugar, Marisa Prudencio, de la asociación Mujeres Sembrando, de Mérida, abrió el debate hablándonos desde la experiencia del Sitio de las Mujeres en Mérida. Ella nos habló de dignidad de la vida, de pobreza y exclusión, de cómo son estos los pocos ámbitos que por desgracia protagonizamos las mujeres, de la urgencia de pasar de la caridad a los derechos fundamentales, de la mala organización de los bancos de alimentos que no relocalizan economías, de las dependencias que generamos con las instituciones cuando entramos a la lógica de las subvenciones…

Santiago Campos nos habló de una audaz y famosa plataforma municipalista, Valladolid Toma la Palabra y su organización, del proceso para construirse, del agotamiento de los representantes, de algunos límites que encontramos al llegar a las instituciones
Luego, Santiago Campos nos habló de una audaz y famosa plataforma municipalista, Valladolid Toma la Palabra y su organización, del proceso para construirse, del agotamiento de los representantes, de algunos límites que encontramos al llegar a las instituciones, del triángulo en que pueden situarse los movimientos sociales (disidencia-resistencia-incidencia) y si el posicionamiento es consciente y la decisión colectiva, cómo esta visión nos puede ayudar, del moverse entre lo posible y lo deseable y situarlo bien para evitar la frustración, y nos llevó a la reflexión sobre qué pasa cuando el ciclo de participación está bajo con quienes no pueden bajarlo, ¿les cuidamos, les relevamos?…

Por último, Ricard Vilaregut compartió con nosotras sus reflexiones sobre este ciclo municipalista que él vivió intensamente y desde dentro de Guanyem Badalona en Comú, y porqué en el contexto de Barcelona y su área metropolitana, ante la crisis y después de tanto trabajo desde los movimientos sociales que podrían considerarse un exitazo con cuestiones como la PAH, en 2014 se valora que hay que cambiar y pasar de la resistencia a la incidencia, ganando peso la hipótesis institucional con mucho consenso. Se arma gorda e interesante en Barcelona, Badalona y muchas otras ciudades, desde los movimientos sociales, en la apropiación institucional. El ambiente da para ganar. Pero cuando se llega, no se estaba preparada para lo que había.

Ricard comparte cómo se vive ahora todo lo que se ha conseguido desde la plataforma (principalmente en feminismo, movilidad y participación ciudadana), lo que se siente que se ha impedido al estar (por ejemplo, salir de lógicas de seguridad, limpieza y propaganda institucional como principales inversiones), y de muchas otras trabas que se encontraron como el entramado burocrático y jurídico sistémico. También han quedado algunas otras sensaciones de todo este ciclo como que el no haber utilizado el aparato comunicativo institucional, por evitar el populismo, puede haber supuesto una pérdida de espacios de comunicación con la ciudadanía, o que de algún modo se haya contribuido a descapitalizar a los movimientos sociales y a la relajación de los mismos. No obstante, un éxito de este ciclo señalado por todas ha sido la capacidad de instalar nuestra agenda en los partidos convencionales.

Begoña Lozano y Gonzalo Palomo nos explicaron qué es una cooperativa integral como la extremeña Actyva, y cuál es su vínculo con la relocalización de las economías, desde las alimentarias a las de servicios
Tras esta mesa tan interesante, en la que el público pudo debatir sobre las cuestiones planteadas con los ponentes, ajustamos nuestro programa a los tiempos y asistentes, y tuvimos un par de píldoras formativas. Santiago Campos, nos explicó las potencialidades y metodología empleadas para la construcción de unos presupuestos participativos que en Valladolid, que ya van a por el tercer año de implementación. Después Begoña Lozano y Gonzalo Palomo nos explicaron qué es una cooperativa integral como la extremeña Actyva, y cuál es su vínculo con la relocalización de las economías, desde las alimentarias a las de servicios, haciéndolas por tanto imprescindibles en la construcción de un municipalismo transformador.
Ricardo Sosa, del Colectivo CALA dinamizó un taller maravilloso, en el que, de manera muy práctica y enriquecedora, pudimos aproximarnos a lo que llamamos “Prácticas Imprescindibles para poner la vida en el centro” y que tiene que ver con la manera de construir grupo, de escucharnos y comunicarnos
Para descansar, reponer energías y conocer precisamente experiencias que son ejemplo en cuanto a las práxis que pretende fomentar el municipalismo, todas disfrutamos de una estupenda comida conformada por alimentos de origen local y ecológico en el local de Actyva, donde también pudimos conocer todos los productos textiles derivados de la lana de las ovejas que la cooperativa tiene en la propia localidad.

Para cerrar la tarde y despedirnos, Ricardo Sosa, del Colectivo CALA, dinamizó un taller maravilloso, en el que, de manera muy práctica y enriquecedora, pudimos aproximarnos a lo que llamamos “Prácticas Imprescindibles para poner la vida en el centro” y que tiene que ver con la manera de construir grupo, de escucharnos y comunicarnos, y de organizar los tiempos para asegurarnos que todas estamos bien, que todas pueden participar y que estamos cuidando a cada vida que forma parte del grupo para que nadie se queme en el proceso…

Con este taller decidimos concluir las jornadas, celebrar con un brindis en tan hermosa ciudad el encuentro, intercambiar nuestros emails y seguir tejiéndonos juntas…

Si quieres formar parte de este grupo que seguirá pensando de manera colectiva qué quiere o puede hacer en próximas ocasiones, y compartiendo información sobre lo que ya hace, o pidiendo ayuda/apoyo para lo que necesita, puedes solicitar la incorporación al mismo en municilabex@googlegroups.com



Relacionadas

Política
“Hay que abrir espacios de colaboración entre las distintas fuerzas de la izquierda vasca”

Errenteria es el municipio más grande de Euskal Herria gobernado en coalición por EH Bildu y Elkarrekin Podemos. Charlamos con José Manuel Ferradás, Concejal de Medioambiente del Ayuntamiento, sobre lo colectivo, la política municipal y los retos inmediatos de la izquierda.

Municipalismo
Neomunicipalismo en Nápoles. Ciudades contra poderes establecidos

Tras la infame “emergencia de la basura” de 2008, los ciudadanos de Nápoles eligieron a un alcalde municipalista que apostó por una ambiciosa política de remunicipalización y democracia urbana participativa. Pero las ciudades siguen solas en su lucha contra los poderes establecidos y contra la austeridad impuesta por la Unión Europea y los gobiernos nacionales.

Municipalismo
Deuda: el grillete que aprieta al municipalismo

Las medidas de austeridad, las imposiciones europeas y las Leyes Montoro bloquearon el margen de maniobra de los “municipios del cambio” colocando el pago de la deuda por encima del gasto social. Ha tenido que llegar el covid-19 para permitir que los ayuntamientos usen el superávit en servicios sociales y promoción social.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Sanidad reduce en casi 2.000 personas el número de muertes por la pandemia

El Ministerio revisa a la baja el número de fallecidos a causa del covid-19. Catalunya y Madrid son las comunidades donde la cifra se rebaja más, con 1.126 y 291 menos, respectivamente.

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Crisis climática
Unai Pascual: “El científico debe tomar partido, es nuestra responsabilidad”

El economista Unai Pascual es uno de los promotores del manifiesto Euskal Herria post covid-19, al que en tres semanas se han adherido 723 académicos que piden abrir un debate sobre cómo debe realizarse la transformación ecológica.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.

Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Últimas

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.