La Audiencia Nacional condena a penas de 2 a 13 años a los ocho jóvenes de Altsasu

Durísimas penas a los acusados en el caso Altsasu. El Tribunal les absuelve de un delito de terrorismo pero emplea el máximo tipo penal para los ocho acusados.

Juicio Altsasu I
Familiares y amigos de los jóvenes de Altsasu, el 16 de abril en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. Álvaro Minguito

publicado
2018-06-01 13:37:00

La Sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a los ocho jóvenes de Altsasu a penas que van de dos a 13 años de cárcel por delitos de lesiones, desórdenes públicos y amenazas, dejando fuera la “coletilla” de terroristas de las que estaban acusados. En total, la penas suman 79 años de cárcel.

En concreto, Jokin Unamuno ha sido condenado a 12 años de prisión, por, según la sentencia, “iniciar los actos de hostigamiento” a los dos guardias civiles y a sus parejas. Ohian Arnanz ha sido condenado a 13 años de cárcel y Jon Ander Cob a nueve años, al igual que Julen Goicoechea y Aratz Urrizola. Por su parte, Adur Ramírez e Iñaki Abad han sido condenados a 12 y 13 años de cárcel respectivamente. Todos ellos han sido condenados por delitos de atentado a la autoridad y lesiones. Ainara Urquijo, por último, ha sido condenada a dos años de cárcel por amenazas y desórdenes públicos. También han sido condenados al pago de indemnizaciones que suman cerca de 90.000 euros.

"Sin entrar en el porqué, porque aún no me ha dado tiempo a leer la sentencia entera, llama la atención que la pena impuesta es parecida a la que se impone a los de La Manada", señala Jaime Montero, abogado de uno de los jóvenes de Altsasu. "Parece que a alguien se le ha ido la mano poniendo penas, y no ha sido la Audiencia Provincial". El abogado anuncia a El Salto que van a recurrir la sentencia.

Máximas penas por delito

La sentencia del tribunal, presidido por la magistrada Concepción Espejel, considera que en el delito hay agravante de abuso de superioridad y afirma que los jóvenes actuaron “movidos por la animadversión y menosprecio hacia la Guardia Civil y por motivos claramente ideológicos”. En cuanto a la finalidad terrorista, afirma que no ha quedado lo suficientemente acreditada, ni tampoco su vinculación con ETA.

Aun así, el tribunal ha impuesto las penas más altas contempladas para cada tipo penal porque, según señala, “no puede permitirse que en el siglo XXI, y en un Estado democrático y de derecho, se prive a unas personas, solamente porque tengan la condición de guardias civiles y a sus novias, de poder moverse en libertad por la localidad de Alsasua, y que solamente pueden acudir a determinados lugares y no pueden salir por la noche a pasar un rato de ocio y diversión”.

La sentencia también destaca la “significativa profesionalidad” de los guardias civiles que, según afirma el escrito, “no respondieron con ningún tipo de actitud defensiva y no se dejaron llevar por la agresividad frente a las provocaciones y la violencia desplegada por los acusados”.

La sentencia obvia así el vídeo aceptado a última hora como prueba, en el que se ve a uno de los guardias civiles en actitud violenta y varias personas explican a la Policía Foral la pelea ocurrida. También las imágenes que desmienten el reconocimiento de uno de los acusados, Adur Ramírez.

Altsasu
Caso Altsasu: un vídeo muestra que los agentes no reconocieron a varios acusados tras la pelea

El vídeo reproducido el  miércoles 25 de abril durante el juicio, y grabado por uno de los acusados con el móvil, fue rechazado como prueba durante la instrucción para ser admitido finalmente este miércoles.

Altsasu
Caso Altsasu: una foto desmiente la versión de la mujer de uno de los guardias civiles

Tercera jornada del juicio por el caso Altsasu, en el que ocho jóvenes están acusados de lo delitos de lesiones y amenazas terroristas por una pelea en una bar durante las fiestas del pueblo con dos guardias civiles de paisano. Tres de ellos llevan año y medio en prisión preventiva.

25 Comentarios
Alvaricokeh 15:19 4/6/2018

Es cierto que, una de las penas de 13 años es para el autor del video que desmiente la version de la GC?

Responder
3
0
#18021 15:54 4/6/2018

Lo es.

Responder
1
0
car 7:05 3/6/2018

vaya injusticia en españa , los jueces y fiscales vengandose de unas familias

Responder
13
1
Pepe 8:12 3/6/2018

"El video ... ... en el que se ve a uno de los guardias civiles en actitud violenta" ¿Me puede decir el minuto - segundo del video donde se ve esa actitud violenta? No he conseguido localizarlo. Gracias

Responder
1
11
#17984 10:20 4/6/2018

Y tú en el vídeo VES a un tío cojeando del tobillo y con marcas de haber sido golpeado por una marabunta?

Responder
5
0
Pepe 11:50 4/6/2018

Pues tampoco. Pero el periodista no debería inventar cosas. Vamos digo yo.

Responder
0
4
#17854 19:04 1/6/2018

La AN es incompetente para juzgar un caso que no es terrorismo. Lo que acaban de de hacer es prevaricar. Tenían que haber devuelto una vez que no es terrorismo el expediente a su origen. La jyez debe ser procesada y por supuesto dejar a lo acusados en la calle ya. Van a ganar todos los recursos. Unas bofetadas en un bar es eso y nada más. Una paliza te envía al hospital unos meses.

Responder
24
2
#17818 15:23 1/6/2018

En esta mierda de estado subdesarrollado que dos representantes de las fuerzas de seguridad junto con otros tres boronos de foro coches viloen a una chica te sale practicamente gratis (a ellos porque a la chica bien que se le ha juzgado) y por unos desordenes publicos en la zona especial norte te comes trece años. Mierda de pais!

Responder
31
1
#17781 12:53 1/6/2018

Me parece una sentencia justa, ni excesivamente dura ni lo contrario. Deseo de corazón que en la cárcel recapaciten sobre lo que han hecho, y enderezen sus vidas y se conviertan en personas de bien.

Responder
2
76
#17855 19:06 1/6/2018

De qué coño van a recapacitar si son inocentes. Si hubieses seguido el juicio no tendrías la desvergüenza de hablar así de unos veinteañeros a los que se condena a 12 años de prisión. Quizá seas tú, "persona de bien", el que deviera pasar una temporada a la sombra, en régimen FIES y con visitillas de Billy el niño de vez en cuando, para que recapacites un poco y seas capaz de enderezar (ahora sí con z) tu fascistoide vida. Acusación: GC; Istrucción: GC; jueza: GC; acusados: vascos, que encima hablan euskera; conclusión, culpables, aunque se demuestre lo contrario. ¡Basura de país de fascistas convencidos! Deberías leer, aunque dudo que lo hagas, "Un mundo feliz" de Aldous Huxley; quizá te ayude a auto-entenderte.

Responder
30
0
#17933 8:21 3/6/2018

Ya que te permites corregir ortografía, quizás deBieras revisar la tuya. Saludos listilllo.

Responder
1
7
#17953 16:18 3/6/2018

El trol esta molesto, ¿quien lo desmolestara? Nadie, por que a nadie le importa.

Responder
5
1
17933 3:24 5/6/2018

Gracias. Si no fuera por ti pensaría que mi comentario no lo habría leído nadie.

Responder
0
0
#17789 13:05 1/6/2018

TE deseo un cáncer , trol de mierda.

Responder
39
5
#17914 16:50 2/6/2018

Y que tu lo veas con los ojos en las manos

Responder
0
8
#17798 13:40 1/6/2018

No te vendría mal aprender modales.

Responder
1
28
#17831 16:23 1/6/2018

Punch a Nazi.

Responder
18
0
#17827 15:44 1/6/2018

Vuélvete a forocoches, curita.

Responder
25
1
#17826 15:43 1/6/2018

Tus padres hicieron un pésimo trabajo.

Responder
9
0
#17824 15:39 1/6/2018

LA RUEDA DEL HAMSTER
79 años de cárcel en total son a los que finalmente han sido condenados los jóvenes de Altsasu. Pese a que al final el delito de “terrorismo” ha sido desestimado, eso no ha sido óbice para sumar unas escandalosas penas que harían sonrojar a cualquier régimen dictatorial. El que hizo la ley, hizo la trampa. Un auténtico montaje y juicio político que como objetivo solo tenía legitimar la legalidad de la ocupación policial y militar española en Euskal Herria de esos que han tenido y tienen barra libre para agredir cuando quieran con total impunidad.

No quedarían policías en la calle si cada vez que uno de ellos que ha pegado a algún vasco o vasca fuera encarcelado. Pero en Euskal Herria aunque la policía torture o mate no tiene ninguna consecuencia. Nunca hay nadie detrás de los electrodos, la bolsa, las balas del estado ni de sus pelotas de goma. A no ser para ligeras reprimendas seguidas de condecoraciones. Lo único que hay detrás es el corporativismo de las estructuras políticas y judiciales que cubren las espaldas de la violencia de estado, claramente xenófóba y clasista. Pues son estructuras cuyo objetivo es oprimir nacional y socialmente al pueblo trabajador vasco y especialmente a su juventud.

Mientras tanto, en el estado español, lejos de un clima de ruptura o cambio, el régimen se regenera se oxigena y se recambia en su superficialidad, como siempre a manos de la socialdemocracia, pues esa es su función. Y debido a que la socialdemocracia no tiene diferencia cualitativa alguna con la dinámica de acompañamiento al capital, la nueva ola reaccionaria ya se está incubando y arrastrará a todo el nuevo reformismo español con ella. Es el drama de la socialdemocracia, que acaba generando siempre más reacción, pero no por quebrar la injusticia sino por estabilizarla.

Pese a que no sea considerado “terrorismo” las penas imputadas a los jóvenes de Altsasu, la brutal represión es la misma, y pese a que el PSOE no sea el PP, desde hace décadas se sabe que no tiene mayor importancia.

Tres problemas tenía el estado y los tres han sido encauzados, algunos mas que otros, y ha dado una nueva vuelta la rueda del Hamster.

Lejos queda ya esa rendija de esperanza que logró abrir el 15-M y el ascenso de la lucha de clases en el estado español, y en la resaca solo quedan ya encarcelaciones de raperos o sindicalistas o la esperanza de chalets para nuevos ricos.

El proceso independentista catalán tras la renuncia del soberanismo gubernamental a defender la proclamación de la república y tras el acatamiento del 155 se quedó sin margen. Un gobierno autonómico cuyas únicas políticas efectivas posibles serán aquellas hechas desde una lectura restrictiva del autonomismo y en el marco de la ortodoxia capitalista impuesta por el Estado y la UE.

Y que decir de Euskal Herria, antaño primer y único problema. Simplemente dejó de serlo tanto lo uno como lo otro.

Estos tres problemas “solucionados” por el estado guardan cierto mimetismo a la hora de haber sido encauzados. Básicamente que la estabilización (legalismo institucionalista) se impuso al rupturismo. Sin embargo, el potencial rupturista tiene posibilidades de reconstruirse o revigorizarse aunque la franja reformista se haya ensanchado coyunturalmente, y serán otros ejes los que operen hasta lograr salir de la rueda del hamster.

Debido a lo predecible del recorrido capitalista y por ende del progresismo a escala global, es decir, las vueltas a la rueda del hamster, y debido a la no disputa de legitimidades en su marco, la izquierda revolucionaria tiene todo el campo abierto para la lucha hegemónica en el momento en que salga de su estado en babia. Haciendo una interpretación adecuada de los núcleos principales donde poner la línea del frente. El posmodernismo progresista en base a las derrotas de la izquierda revolucionaria se ha reinventado en lo que ya era, poniendo en marcha su tracción que es hacia el sistema actual. ¿Podrá la izquierda revolucionaria reinventarse entendiendo sus derrotas para crear tracción hacia una nueva realidad y transformarlas en victorias?

Responder
22
0
#17832 16:23 1/6/2018

Gracias.

Responder
15
0
#17765 12:18 1/6/2018

Por mucho que las llamemos "juezas", es lo misma mierda.

Responder
6
7
#17790 13:06 1/6/2018

"
Pascual Serrano
‏ @pascual_serrano

"De "PP-PSOE la misma mierda es" a aplaudir a rabiar al nuevo presidente. Pues sí que estamos contentos de liquidar al bipartidismo. Con qué poco se es feliz en la casa del pobre."

Responder
22
2
#17778 12:50 1/6/2018

Los fascistas del PPSOE siguen ahí. Podemos, ¿si se puede? ¿O vais a alzar el puño para cantar y no hacer nada?

Responder
25
2

Destacadas

Violencia sexual
Romper el silencio: el fin de la cultura de la violación

Oprimir a las mujeres no era una opción ideológica, formaba parte de la cultura popular. Una cultura impregnada por el patriarcado que mujeres de todas las edades ya no están dispuestas a tolerar

Menores tutelados
Perder a tu hijo por ser vegana: las prácticas en tutela de menores del IMAS de Mallorca

El hijo de Cristina López es uno de los 1.688 niños con expediente abierto en el Institut Mallorquí d’Afers Socials. Desde 2014, esta madre lucha por recuperar la tutela de su hijo.

La Manada
Libertad provisional para los cinco miembros de La Manada
El tribunal navarro ha tomado esta decisión cuando se cumplen dos años de prisión sin que exista sentencia firme.
Violencia machista
Devolvednos la noche
La literatura judicial sigue dictando, publicando sentencias como la de la Manada cuyo fallo no es excepción sino muestra y ejemplo, síntoma de lo mucho que queda por procesar y modificar.

Últimas

Culturas
Mamá, ahora sí querré ser artista

La Comisión de Cultura del Congreso aprueba por unanimidad la propuesta de Estatuto del Artista, que deberá ser ratificada en el Pleno. El texto plantea cambios legislativos de calado para adaptar la normativa a la realidad laboral de medio millón de personas.

Feminismos
Irantzu Varela: “A quien no le gusta negociar, le gusta violar”
Esta periodista de profesión, enlaza hábilmente las palabras para que el discurso feminista sea entendido por todas las personas.
Vivienda
Si quieres desahuciar, demuestra que no has vendido el local
Un juzgado de Parla da 20 días al Popular para demostrar que es propietario de un local usado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de esta localidad madrileña.
Refugiados
Un día la historia juzgará
2
Un día la historia buscará culpables y testigos del destierro de casi 70 millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares, de los que la mitad son niños.
Cine
Julien Temple: hambre, empacho y hazlo tú mismo

Conocido por sus documentales sobre los Sex Pistols y el punk, el director británico Julien Temple trabaja en la actualidad en una película acerca de Ibiza y las múltiples realidades que componen su identidad.

Ecofeminismo
La Europa que no ama a las mujeres rurales
La reforma de la PAC no traerá cambios en materia de género y seguirá ignorando a las mujeres rurales, como si no criasen, no pariesen, no cuidasen y no existiesen.