Altsasu
Las defensas cuestionan el relato de la acusación en el último día de juicio por la pelea en Altsasu

Tras tres semanas de sesiones, el juicio por la pelea de Altsasu ha llegado a su fin con las conclusiones de las defensas, que reclaman la libre absolución de los ocho jóvenes, señalan la desproporcionalidad de las penas pedidas por fiscalía y las carencias en los reconocimientos.

Último día del juicio por la pelea en Altsasu 2
Varios periodistas ven, desde la sala de prensa de la Audiencia Nacional, cómo los abogados de las defensas dan sus conclusiones en el último día de juicio por la pelea de Altsasu. David F. Sabadell

publicado
2018-05-04 11:01
El juicio por la pelea de Altsasu ha llegado hoy a su fin y ha quedado visto para sentencia. La última sesión ha estado dedicada a las conclusiones de los abogados de la defensa de Jon Ander, Adur Ramírez, Iñaki Abad y Aratz Urrizola. Han sido tres semanas de sesiones, varias decenas de testigos y decenas de personas que cada día han acudido a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) para mostrar su apoyo a los ocho jóvenes de Altsasu acusados de lesiones y amenazas terroristas por la pelea que tuvo lugar en este municipio la noche del 15 de octubre de 2016, denuncias por las que tres de ellos cumplen ya 536 días presos. "Ha quedado acreditado que no hay delitos de terrorismo", ha afirmado Amaia Izko, abogada de varios de los imputados, cuando el caso ha quedado visto para sentencia.

Eva Gimbernat, abogada de Jon Ander, que se enfrenta a 50 años de cárcel, ha dado comienzo a esta última sesión del juicio por la pelea. “Ni se comprobó la agenda del móvil, ni las llamadas que se hicieron ni los mensajes. Solo había mensajes entre Jon y Julen, que es un amigo de la infancia”, ha destacado la abogada.

“Tampoco se ha demostrado que Jon supiera que estas dos personas fueran agentes de la Guardia Civil”, continúa la letrada, que ha destacado que el joven ni siquiera estuvo en el bar Koxka, donde tuvo lugar la agresión, y que acudió voluntariamente a declarar al juzgado de Pamplona cuando fue requerido.

“Una pena de medio siglo como la que se pide merece al menos que se acredite que él estuvo ahí, y ni siquiera esto ha quedado acreditado”, destaca Gimbernat, que ha continuado haciendo referencia a la imagen que se ha dado de confrontación en el municipio de Altsasu, afirmando que la única persona en este juicio que ha podido declarar sobre cómo se vivía antes del día de hecho en Altsasu es el propio teniente. Una situación que ha calificado de de peculiar y anacrónica. “No habló de terror o miedo, diferenció perfectamente el clima entre antes y después del 14-15 de octubre. Salía a potear, hizo amistades que todavía conserva. Que el comportamiento era distinto cuando iba de uniforme”. Como únicas muestras de “violencia” la abogada destaca que el teniente destacó las pintadas en los bancos o las manifestaciones por los presos, además del movimiento Ospa, que calificó de festivo y reivindicativo.

Sobre las lesiones de los guardias civiles, señala que en todo caso no pasan de delito de lesiones leves: la fractura de tobillo y la herida en el labio, los hematomas, las erosiones y las contracturas. Una de las perjudicadas, sin ninguna lesión externa, denuncia dolor óseo muscular, “algo subjetivo que no se puede acreditar médicamente”. “Denuncian agresión multitudinaria y salvaje, y es incompatible con las lesiones que presentan”, continúa la letrada, que también refiere que el testigo del servicio de bomberos señaló que cuando se presentaron en el lugar sólo había una persona con lesiones leves, y por ello aplican el protocolo tres, que no incluye personal médico. También recuerda el vídeo grabado por Iñaki Abad, en el que se ve cómo el teniente camina de un lado a otro con la camisa impoluta, con dos botones desabrochados.

Altsasu
Caso Altsasu: un vídeo muestra que los agentes no reconocieron a varios acusados tras la pelea

El vídeo reproducido el  miércoles 25 de abril durante el juicio, y grabado por uno de los acusados con el móvil, fue rechazado como prueba durante la instrucción para ser admitido finalmente este miércoles.

En el propio informe de urgencias, la abogada recuerda que no se presentan contusiones en el teniente, aunque este refiere que sí: la torcedura de tobillo y el corte en el labio. El informe señala también que las lesiones no son compatibles con lo narrado por la acusación.  Estas más bien denotan la participación de un solo agresor o, incluso, podrían obedecer a otras causas. Esta falta de acreditación de las lesiones causadas por la agresión también se repite en el las parejas del teniente y sargento.

Sobre los agravantes de superioridad o desamparo argumentados por la acusación particular ejercida por Covite, la abogada señala que el testimonio de diversos testigos, así como los informes médicos, exponen que las agresiones son incompatibles con una situación de agresión de veinte personas contra cuatro, como denuncia la acusación. Ni el sitio estaba desierto, haciendo posible para los guardias civiles la petición de ayuda. 

"A esas horas ya estaba durmiendo"

Tras la defensa de Jon Ander, la siguiente intervención ha sido la de la abogada de Adur Ramírez, que ha comenzado señalando las dudas sobre su participación en los hechos. “Para esas horas, él ya estaba en su casa durmiendo”, señala la abogada. También ha apuntado a que la acusación afirmó que llevaba una camiseta que no se corresponde con la vestimenta que, según han mostrado varias pruebas, realmente llevaba esa noche. Además de que la descripción que dieron desde la acusación no se corresponde con Adur, a pesar de que al menos tres de los cuatro denunciantes le conocían con anterioridad, como manifestaron durante el juicio. "No obstante, ninguno de ellos le describen en sus primeras declaraciones", reitera.

Altsasu
Juicio por la pelea de Altsasu
El primero de los acusados en dar testimonio en el juicio por la pelea de la localidad navarra de Altsasu explica que conocía a los guardias civiles porque le habían impuesto varias multas.
"Quien los denunciantes identifican como Adur realmente no es él, se equivocan de persona", continúa la letrada, que también ha destacado la incongruencia entre la agresión masiva que la acusación denuncia con respecto a las lesiones que muestran los informes médicos. "Nada concuerda con el relato que hacen desde la acusación", subraya tras recordar que ningún testigo ha afirmado haber visto a Adur en el bar Koxka esa noche. También recuerda que Adur se puso a disposición judicial cuando fue requerido por el juzgado de Pamplona donde comenzó a instruirse la causa hasta que la denuncia de Covite la trasladó a la Audiencia Nacional, donde también acudió a prestar declaración voluntariamente. También se ha referido a la falta de premeditación en las agresiones y a que los jóvenes no sabían que los agredidos eran guardias civiles.

Peticiones de penas equivalentes a cuatro homicidios

"50 años es la pena que piden para cada uno de mis representados, es lo que suman sus edades", ha comenzado por su parte José Luís Galán, abogado de Iñaki Abad y Aratz Urrizola. "Uno de ellos tenía 15 años cuando ETA acabó con su actividad armada". "Son penas superiores a los que se aplican por integración en organización terrorista, es el equivalente a cuatro homicidios", continúa, tras lo cual ha rechazado que esta desproporción es lo que ha causado la indignación ciudadana. El abogado ha continuado señalado los cambios que el terrorismo ha causado en el derecho penal. "Parecería que alguien, ahora que ha terminado ETA, quiere su continuidad", sostiene. "Una cosa es no olvidar el terrorismo pretérito y otra es inventar un relato para resucitar el fantasma", continúa.

El abogado ha señalado la falta de credibilidad del reconocimiento de sus defendidos, cuestionando el relato de la acusación, desde las lesiones presentadas con respecto a la situación que denuncian como a las personas que reconocieron como sus agresores.

"La justicia para mis representados pasa por la absolución", ha afirmado. "Y cuanto mejor justicia, mejor convivencia", ha concluido.

En la pasada jornada, fueron los abogados de Jokin Unamuno, Ainara Urquijo, Oihan Arnanz y Julen Goikoetxea los que expusieron sus conclusiones, pidiendo también la libre absolución de sus defendidos. Los ocho jóvenes se enfrentan a penas que van de los 12 años y medio a los 62  años y medio de cárcel, acusados de delitos de lesiones y amenazas terroristas. Tres de los jóvenes llevan un año y medio en prisión preventiva, en cárceles ubicadas a más de 400 kilómetros de su domicilio.

Relacionadas

Altsasu
60.000 personas colapsan Altsasu para pedir justicia

Manifestación masiva en Altsasu (Navarra) para pedir justicia y libertad para los condenados a prisión por una pelea de bar.

Altsasu
Los jóvenes de Altsasu recurrirán ante el Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional

La sala de apelaciones de la Audiencia Nacional ha resuelto también rebajar la condena de Iñaki Abad de 10 a seis años, al aceptar el recurso que exponía que el joven había sido condenado dos veces por cada uno de los hechos de los que se le acusaba.

1 Comentario
#15594 23:29 5/5/2018

Vaya, ¿aqui no entonáis el "yo sí te creo" a las víctimas? Luego os extrañará que la gente os tenga miedo y prefiera votar otras opciones más centradas. No parais de bajar en las encuestas pero parece que os da igual.

Responder
0
2

Destacadas

Vivienda
La zona cero de la gentrificación en València

La gentrificación que sufren barrios del centro de la ciudad como Russafa y Ciutat Vella supone una violencia económica que amenaza y expulsa al vecindario de toda la vida y lo sustituye por nuevas clases sociales.

Elecciones generales del 28 de abril
El rechazo de Sánchez acerca elecciones, mientras Iglesias le exige negociar

Unidas Podemos le ha enviado al PSOE un documento programático y con propuestas claras de gobierno, que Pedro Sánchez ya ha rechazado aduciendo que no confía en la formación morada.

Movimiento antiglobalización
G7, la reunión de la oligarquía mundial en Biarritz

El Grupo de los Siete (G7) encarna el dominio histórico de algunas superpotencias sobre el resto del planeta. Así, detrás de las buenas intenciones de Emmanuel Macron, del 24 al 26 de agosto, cada Estado miembro defenderá sus intereses económicos neoliberales, militares y diplomáticos.

Uber
Uber, tras la pista del dinero
La empresa Uber, a la que algunos inversores han llegado a llamar "estafa piramidal", se financia gracias a fondos de inversión y otras empresas tecnológicas, tras las que también se encuentra Arabia Saudí.
África
Argelia en el vendaval

Hay dos posibilidades: o la revolución contra el régimen argelino se transforma en revolución democrática, a la manera de Túnez, o se impone un Bouteflikismo sin Bouteflika, a la manera de Egipto.

Bangladesh
De las cenizas de Rana Plaza a las huelgas salvajes

El Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad ha favorecido las condiciones de salud de las miles de personas que trabajan en el sector textil. Sin embargo, el movimiento obrero de esta potencia exportadora quiere ir más allá en la conquista de sus derechos y ha planteado este año varias huelgas con las que pretenden una equiparación salarial a las condiciones de vida del país.

Últimas

Francia
Steve Caniço y la violencia policial en Francia
La muerte de Steve Caniço durante una intervención policial contra una fiesta en Nantes desata una oleada de indignación contra la policía en Francia
Educación
Casi 100.000 firmas para que niños de Melilla que han nacido y viven allí puedan ir al colegio

La falta de empadronamiento, un requisito que no se exige en ningún otro lugar salvo Ceuta, impide a unos 200 niños que viven en Melilla ir al colegio. La Asociación Pro Derechos de la Infancia ha recogido casi 100.000 firmas que piden poner fin a esta discriminación.