Agricultura
Llanos Rodríguez: “Antxon Monforte está siendo víctima de una agresiva campaña de desprestigio”

 Llanos Rodríguez, presidenta de la ONG CIM Burkina, recientemente ha sido denunciada junto a Eva Fernández y Antxón Monforte por el documental "Tigernut, la patria de las mujeres íntegras". Tigernut Traders, la multinacional valenciana de la chufa responsable de las presuntas estafas que el documental revela, es la denunciante. 

Llanos Rodriguez
Llanos Rodríguez en Burkina Faso. Foto: Association pour la Promotion Feminine à Gaoua -APFG-
21 nov 2018 08:08

El documental valenciano “Tigernut, la patria de las mujeres íntegras”, rodado en BurkinaFaso, Mali y España, ha recibido múltiples premios a nivel internacional y muestra las presuntasestafas realizadas por la multinacional Tigernut Traders en tierra africanas. AntxonMonforte, director del documental y dos colaboradoras, Eva Fernández y LlanosRodríguez, han sido demandadas penalmente ante los tribunales por Tigernut Traders porinjurias, daños al honor, competencia desleal y otros cargos. Además, Monforte hadenunciado recientemente ser víctima de una campaña anónima de difamación, acoso yderribo, que busca desprestigiarlo a toda costa. Entrevistamos a Llanos Rodríguez,colaboradora del documental y presidenta de la ONG valenciana CIM Burkina, quien nosha explicado la situación por la que atraviesan.

¿Por qué os ha denunciado Tigernut Traders?

Tigernut Traders nos ha puesto una querella penal a Antxon Monforte, a otra colaboradoray a mí misma. En ella dicen que tenemos intereses comerciales, que Antxon hacecompetencia desleal, que queremos quedarnos con el negocio de la chufa; nos denunciatambién por injurias, daños al honor y ese tipo de cosas, lo cual no tiene ningún sentido.Eva y yo no pertenecemos al sector de la chufa y Antxon es horchatero artesano. Él es elfundador de los carritos de Món Orxata y no tiene nada que ver con la exportación.Compra la chufa en València, hace horchata en València y vende horchata en València.Todo es local. No existe ninguna competencia desleal porque Tigernut Traders se dedicaa la exportación mundial de la chufa traída de África. En cuanto a las injurias, eldocumental, como sabes, no es una historia contada por Antxon, ni por ninguna denosotras. Es una historia contada por la gente local. Antxon únicamente ofrece un micro yla gente cuenta cosas. Por todo ello, no tiene mucho sentido la querella que nos hanpuesto.

¿Cómo te vinculas al documental Tigernut?

El azar quiso que el director y promotor del documental -Antxon Monforte- y yo nos conociéramos en Ouagadougou hace ahora dos años. Yo acababa de llegar a Burkina, como cada año, y un amigo del sur, mi hermano, me llamó para decirme que estaba en la capital porque había ido a recoger a “un blanco” al aeropuerto. Y el blanco resultó ser Antxon. Esa noche me comentó por encima que es horchatero, que venía a ver cosas de la chufa. Al día siguiente quedamos a comer y me contó que venía a conocer cosas acerca de la producción de chufa en Burkina. Yo casualmente tengo otro amigo desde hace más de 10 años que estuvo exportando chufa a Barcelona, Justin Sigouinda. Sabía que Justin había dejado de hacerlo, pero nunca me había planteado por qué. Nunca me planteé que pudiera haber algo raro detrás. El caso es que los puse en contacto y ahí empezó todo.

Antxon Monforte está siendo víctima de una burda pero agresiva campaña anónima de desprestigio contra él, al margen de haber sufrido diversas agresiones, coacciones e intimidaciones

El documental señala la connivencia entre el capital privado internacional ydistintos gobiernos.¿Qué nos puedes decir al respecto?

Efectivamente, el documental muestra la connivencia de determinados responsablesgubernamentales en estas tramas. Se muestra cómo actuó, o mejor, cómo no actuó, elgobierno de la época en estas presuntas estafas. Invitamos a todo el mundo a que vea eldocumental y valore. La gente sale impactada. Quien quiera seguir las emisiones, puedehacerlo en las redes sociales. Puede buscar "TigernutMF” o “Tigernut, la patria de lasmujeres íntegras”. “Tigernut” es “chufa” en inglés. La chufa está considerada como unsuperalimento, como fue en su día la quinoa o la chía, productos que la misma poblaciónlocal no puede consumir. A raíz del documental se ha creado en Ouagadougou laCooperativa Mousso Faso, una cooperativa que busca el cultivo de la chufa encondiciones dignas y la soberanía alimentaria, sin intermediarios que no aportan valor a lacadena. El documental es muy potente, como lo demuestra el impacto y la repercusiónque está teniendo.

¿Habéis sido víctimas de algún tipo de intimidación?

Sí, especialmente Antxon Monforte, que está siendo víctima de una burda pero agresivacampaña “anónima” de desprestigio, de acoso y derribo contra él, al margen de habersufrido diversas agresiones, coacciones e intimidaciones de todo tipo.Desde fuentes anónimas se han estado enviando e-mails masivos con información falsa ymanipulada que buscan el desprestigio del director del documental y contra el documentalmismo. Estos e-mails han sido enviados a innumerables asociaciones que han colaboradoen la emisión del documental, así como a medios de comunicación y grupos políticos,conteniendo lo que han llamado el "Informe Monforte", informe que queda desmontadoen su totalidad con pruebas en el contrainforme elaborado por Antxón Monforte.

¿Qué repercusión ha tenido el documental?

El documental se estrenó en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona haceun año. Desde entonces ha recibido ya seis premios al mejor documental independiente:Bristol, Londres, Chicago, Bogotá, Quito y Hungría. Se ha emitido en 27 festivalesinternacionales, desde Melbourne hasta Harlem, Cannes, Accra, Quito o Nápoles lapróxima semana. En marzo será emitido por Amnistía Internacional en Francia, en sufestival de derechos humanos y otros como Canadá están a la espera de emitir también.

Cada euro que gastamos tiene implicaciones en otra parte del mundo. Tenemos que ahondar en las reflexiones acerca de las consecuencias de nuestras compras

La verdad es que nos ha sobrepasado el impacto tanto a nivel local como mundial. EnValència se han hecho cerca de cuarenta emisiones. En Barcelona, unas diez; Madrid,Extremadura, Las Palmas de Gran Canaria... Nos lo piden continuamente desde diversoscolectivos de todo tipo: sociales, culturales, políticos…

¿Qué mensaje harías llegar a la sociedad valenciana?

La ciudadanía tenemos gran parte de responsabilidad de lo que sucede en el mundo,especialmente en referencia a nuestros hábitos de consumo. Desde el documental sehace una importantísima reflexión muy potente que habla de esto: nuestraresponsabilidad como consumidores. Cada euro que gastamos tiene implicaciones enotra parte del mundo. Tenemos que ahondar en las reflexiones acerca de lasconsecuencias de nuestras compras, ¿dónde compramos? ¿Con qué certificados? ¿Dónde se elaboran los productos? ¿En qué condiciones?

Por otra parte, debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad europea en el“problema” de la inmigración. El expolio sistemático en África, Asia o Sudamérica porparte de las grandes multinacionales que se reparten el mundo están provocando un caos migratorio que cuesta miles de vidas humanas, de sufrimiento extremo de hombres,mujeres, niños y niñas. Abrimos las fronteras a los capitales y las mercancías, pero lascerramos a las personas víctimas de esta avaricia. Nuestros hábitos de consumo pueden cambiar el mundo, ese es el mensaje que quiero dejar alto y claro para la sociedad valenciana.

¿Qué relación tienes con Burkina Faso?

Viajé a Burkina Faso por primera vez en 2008 acompañando un proyecto de un par de amigas de la Universidad Politécnica de València. Yo viajaba de mirona. No era mi proyecto, pero me sumé a él con entusiasmo. Quería conocer el África subsahariana. Una vez ahí... Me atrapó. Me impliqué a trabajar con la asociación de mujeres con la que trabajaba la universidad. Un par de años después, decidí que no quería ir de paso, sino estar y conocer más la realidad. Me quedé 5 meses con una excedencia de mi trabajo. Y tras ver todo lo que vi, pensé que había que mojarse, básicamente en la educación. Estoy convencida de que esta es la base de la no violencia, de la no manipulación, del espíritu crítico, del conocimiento, de que todas las personas sepamos que tenemos derechos.

Sin educación, la manipulación es brutal. Una niña no escolarizada, no cultivada, lo único que oye es que su destino es casarse y tener hijos, piensa que no hay alternativa, que eso es poco menos que “ley divina” y es lo que corresponde. Mientras que una chica cultivada, que conoce que existen los derechos humanos, que existen leyes que la protegen, si decide casarse y tener hijos, será una elección y no una obligación. Es solo un ejemplo de tantas y tantas cosas.

Estuve en periodo de elecciones presidenciales y a nivel de manipulación vi cosas bárbaras. No en vano, el índice de analfabetismo en Burkina Faso alcanza 70%, y en el mundo rural llega al 90% en el caso de las mujeres. No saben que tienen derechos, que hay leyes. Si uno más alto o más grande, dice que esto es así, se asume como algo cierto, inamovible. Y eso me impactó mucho. La gente debe saber que tiene derechos y esto solo lo consigue la educación. Fue en aquella estancia cuando decidí arrancar con una pequeña ONG, que se llama CIM Burkina, donde trabajamos básicamente por la educación y por el empoderamiento de las mujeres.

Una niña no escolarizada, no cultivada, lo único que oye es que su destino es casarse y tener hijos, piensa que no hay alternativa

Entre nuestros objetivos tenemos crear becas escolares para niñas y niños sin recursos que de otra manera no estarían escolarizados. Colaboramos con infraestructura escolar, pozos, letrinas, dotación de pupitres, mil cosas; ayuda a la alimentación, huertos escolares para hacer las escuelas autosuficientes, etc. Muchas niñas y niños abandonan el colegio por hambre, porque no comen durante todo el día; además, el rendimiento escolar sin alimentación es nulo.

Otra vía es el trabajo con las mujeres. Proyectos de formación profesional, emprendeduría para las mujeres… Que puedan emprender pequeños negocios y hacerse independientes. Todos estos proyectos son los socios locales quienes los ponen en marcha. Nosotras simplemente hacemos un acompañamiento y buscamos financiamiento para lo que nos piden o dicen que necesitan. Apoyamos la escolarización y los proyectos llevados a cabo por ellos mismos. Huimos del paternalismo blanco como de la peste. 

Relacionadas

Agricultura
Multas de 600 euros para los agricultores que intentaron irrumpir en la FEVAL en 2019

Las sanciones remitidas, según La Unión, imputan a los denunciados la ruptura del cordón policial que se había levantado para impedir el acceso de los agricultores y las agricultoras a la feria agro-ganadera de Don Benito, donde se encontraban en ese momento el Presidente de la Junta de Extremadura y el Ministro del ramo realizando la inauguración del evento.

Medio rural
“Ya casi no quedan abejas silvestres”
Los antepasados de Alejandro de la Hoz, apicultor de novena generación, le han legado unos colmenares casi únicos en el mundo, fabricados con adobe, madera y teja.
0 Comentarios

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenrife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.