El Punto Violeta de Majadahonda denuncia la negligencia de la Guardia Civil ante una denuncia de agresión sexual

Agentes de este cuerpo armado la rodearon para interrogarla, no avisaron a sus padres y tampoco se preocuparon por facilitarle asistencia médica. Vecinas y vecinas condenaron esta actuación en una concentración el domingo en Majadahonda.

Fiestas Majadahonda violencia machista
Punto violeta en las fiestas de Majadahonda

publicado
2018-09-17 13:45:00

Testigos de la actuación de la Guardia Civil en su atención a una menor que denunció haber sufrido una agresión sexual durante las fiestas de Majadahonda aseguran que los agentes actuaron de forma negligente.

La atención a la chica se produjo en el Punto Violeta que se encuentra en la carpa en la que se celebran las fiestas de esta localidad. Allí acudió poco después de sufrir los hechos que ha denunciado, después de que las voluntarias del Punto Violeta fueran alertadas por unas amigas de la denunciante.

Según varias personas que se encontraban en el Punto Violeta en el momento en el que Guardia Civil y Policía local se personaron al conocer los hechos, alertados por personas del Punto Violeta, los agentes de la Guardia Civil “mostraron cero sensibilidad” con la víctima.

“Cuando llegué, me encontré a una chica en estado de shock rodeada de guardias civiles”, explica a El Salto una de las personas que se encontraba en la carpa, que asegura que había una decena de agentes. “Le hacían todo tipo de preguntas sin haber avisado a sus padres y sin haberse preocupado por su atención médica”, añade.

Las testigos aseguran a El Salto que el Punto Violeta siguió correctamente el protocolo que tienen establecidos para un caso de presunta agresión sexual: habilitar un espacio tranquilo en el que la víctima se sienta protegida y avisar a las Fuerzas de Seguridad.

Sin embargo, la Guardia Civil actuó de forma ineficiente, según el comunicado del Punto Violeta, “agobiando” a la chica. Además, “no sabían de qué manera había que actuar ni a quién debían llamar”, sigue el comunicado. Pese a que los protocolos de actuación ante las agresiones sexuales son dispersos, la recomendación habitual es acudir a Urgencias y procurar que la víctima esté siempre acompañada de personas de confianza.

“La interrogaron estando en estado de shock, se negaron en un primer momento a avisar a sus padres, propusieron llevarla a la Cruz Roja cuando existen unas Urgencias con protocolo para agresiones sexuales a diez minutos y, por lo que hemos podido saber luego, desde la carpa se la llevaron al cuartel antes de proporcionarle asistencia médica”, denuncia una testigo.

La víctima se encontraba con un grupo en los alrededores de la carpa en la noche del viernes. En un momento dado, dos chicos se sumaron a este grupo. Fue uno de ellos quien acabó forzándola a mantener relaciones. Los hechos han sido denunciados. Pese a que algunos medios han informado de que el sospechoso tenía 24 años, la información del entorno de la víctima apunta a que se trata de un menor de edad.

Aunque el Punto Violeta denunció en un comunicado inicial la negligencia de la Policía local, las fuentes consultadas por El Salto aclaran que se trata de una confusión y que la Policía local actuó en todo momento correctamente. De hecho, una de las agentes es especialista en violencia de género y en todo momento mostró actuar con profesionalidad y conocimiento específico de violencia de género, explican.


Concentración el domingo

Después de esta denuncia, varios colectivos convocaron una concentración de repulsa ante las agresiones sexuales a la que asistió un centenar de personas, el domingo en la Plaza del Ayuntamiento. En el comunicado leído en esta concentración, se volvió a explicar la mala actuación de la Guardia Civil y denunciaron, además, el tratamiento informativo que habían hecho algunos medios.

En la corporación municipal, la agresión ha dado lugar a un cruce de declaraciones. El PSOE ha pedido la convocatoria urgente de la Junta de Seguridad mientras que Somos Majadahonda ha llamado la atención sobre la necesidad de formación especializada en los cuerpos de Seguridad. IU ha mostrado en todo momento su apoyo al Punto Violeta. Ciudadanos también ha condenado la agresión.

Relacionadas

Violencia machista
#Cuéntalo, memoria colectiva de la violencia machista

Un texto de Virginia P. Alonso y un tuit de Cristina Fallarás prendieron la mecha de #cuéntalo, etiqueta que generó cerca de 3 millones de tuits en dos semanas. En ellos se contaron 50.000 historias personales, entre ellas 5.000 asesinatos, 7.000 violaciones y 14.000 agresiones sexuales. El trabajo de archiveros y periodistas ha convertido las cifras en datos para recuperar la memoria colectiva.

Violencia sexual
La violencia sexual es “masiva” y ni siquiera existe un teléfono de atención
El informe Ya es hora de que me creas de Amnistía Internacional denuncia la falta de recursos especializados para atender a las mujeres que sufren violencia sexual
Agresiones sexuales
‘Cum laude’ en silencio
Pikara Magazine y El Salto publican una actualización del informe #AcosoEnLaUni, en el que se repite una constante: muchos abusos siguen en la sombra.
2 Comentarios
Beatriz 16:22 18/9/2018

No sé lo que pudo ocurrir la otra noche en las fiestas de Majadahonda.
Sólo deciros que desde el 11 de agosto de 2017 YO ESTOY VIVA GRACIAS A LA GUARDIA CIVIL DE MAJADAHONDA, si no es por ellos mi ex pareja, por llamar a esa bestia de alguna manera, me hubiera matado. Hay sentencia firme.
Son unos grandes profesionales y no me gustaría que se les tache de esta forma su GRAN LABOR. Beatriz

Responder
1
0
#23144 18:15 18/9/2018

Lo valiente no quitá lo cortés

Responder
0
1

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.