Agresiones sexuales
El Punto Violeta de Majadahonda denuncia la negligencia de la Guardia Civil ante una denuncia de agresión sexual

Agentes de este cuerpo armado la rodearon para interrogarla, no avisaron a sus padres y tampoco se preocuparon por facilitarle asistencia médica. Vecinas y vecinas condenaron esta actuación en una concentración el domingo en Majadahonda.

Fiestas Majadahonda violencia machista
Punto violeta en las fiestas de Majadahonda

Testigos de la actuación de la Guardia Civil en su atención a una menor que denunció haber sufrido una agresión sexual durante las fiestas de Majadahonda aseguran que los agentes actuaron de forma negligente.

La atención a la chica se produjo en el Punto Violeta que se encuentra en la carpa en la que se celebran las fiestas de esta localidad. Allí acudió poco después de sufrir los hechos que ha denunciado, después de que las voluntarias del Punto Violeta fueran alertadas por unas amigas de la denunciante.

Según varias personas que se encontraban en el Punto Violeta en el momento en el que Guardia Civil y Policía local se personaron al conocer los hechos, alertados por personas del Punto Violeta, los agentes de la Guardia Civil “mostraron cero sensibilidad” con la víctima.

“Cuando llegué, me encontré a una chica en estado de shock rodeada de guardias civiles”, explica a El Salto una de las personas que se encontraba en la carpa, que asegura que había una decena de agentes. “Le hacían todo tipo de preguntas sin haber avisado a sus padres y sin haberse preocupado por su atención médica”, añade.

Las testigos aseguran a El Salto que el Punto Violeta siguió correctamente el protocolo que tienen establecidos para un caso de presunta agresión sexual: habilitar un espacio tranquilo en el que la víctima se sienta protegida y avisar a las Fuerzas de Seguridad.

Sin embargo, la Guardia Civil actuó de forma ineficiente, según el comunicado del Punto Violeta, “agobiando” a la chica. Además, “no sabían de qué manera había que actuar ni a quién debían llamar”, sigue el comunicado. Pese a que los protocolos de actuación ante las agresiones sexuales son dispersos, la recomendación habitual es acudir a Urgencias y procurar que la víctima esté siempre acompañada de personas de confianza.

“La interrogaron estando en estado de shock, se negaron en un primer momento a avisar a sus padres, propusieron llevarla a la Cruz Roja cuando existen unas Urgencias con protocolo para agresiones sexuales a diez minutos y, por lo que hemos podido saber luego, desde la carpa se la llevaron al cuartel antes de proporcionarle asistencia médica”, denuncia una testigo.

La víctima se encontraba con un grupo en los alrededores de la carpa en la noche del viernes. En un momento dado, dos chicos se sumaron a este grupo. Fue uno de ellos quien acabó forzándola a mantener relaciones. Los hechos han sido denunciados. Pese a que algunos medios han informado de que el sospechoso tenía 24 años, la información del entorno de la víctima apunta a que se trata de un menor de edad.

Aunque el Punto Violeta denunció en un comunicado inicial la negligencia de la Policía local, las fuentes consultadas por El Salto aclaran que se trata de una confusión y que la Policía local actuó en todo momento correctamente. De hecho, una de las agentes es especialista en violencia de género y en todo momento mostró actuar con profesionalidad y conocimiento específico de violencia de género, explican.

Concentración el domingo

Después de esta denuncia, varios colectivos convocaron una concentración de repulsa ante las agresiones sexuales a la que asistió un centenar de personas, el domingo en la Plaza del Ayuntamiento. En el comunicado leído en esta concentración, se volvió a explicar la mala actuación de la Guardia Civil y denunciaron, además, el tratamiento informativo que habían hecho algunos medios.

En la corporación municipal, la agresión ha dado lugar a un cruce de declaraciones. El PSOE ha pedido la convocatoria urgente de la Junta de Seguridad mientras que Somos Majadahonda ha llamado la atención sobre la necesidad de formación especializada en los cuerpos de Seguridad. IU ha mostrado en todo momento su apoyo al Punto Violeta. Ciudadanos también ha condenado la agresión.

Relacionadas

Justicia
Análisis jurídico de la sentencia que rebaja las penas del ‘caso Arandina’

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no aprecia intimidación en el caso de la Arandina, por lo que resuelve que los hechos ya no suponen una agresión sexual pero sí un delito de abuso sexual. Aunque da por probados los hechos, no valida las emociones de la menor. Un análisis jurídico de la sentencia que estima el recurso de los exjugadores y enmienda a la Audiencia Provincial de Burgos.

Agresiones sexuales
La herida abierta de la pederastia clerical en Navarra

El caso de José Luis Pérez, que en febrero de 2019 hizo públicos los abusos sexuales que sufrió en el centro escolar Padres Reparadores de Puente la Reina, ha originado una cascada de denuncias de abusos sexuales en la infancia en entornos religiosos en Navarra.

Feminismos
2019, el año en que el discurso incel entró en el Congreso

El movimiento feminista lo gritó en 2018 y lo ha seguido explicando en 2019: el violador eres tú. Las demandas feministas no han sido ajenas a ningún partido en las dos convocatorias de elecciones generales este año en el que la contrarreacción machista ganó espacio primero en los medios y después en el Congreso. 2019 es el año en el que Hetaira dijo adiós y varios debates nos hicieron tomar postura sobre los feminismos que queremos.

2 Comentarios
Beatriz 18:22 18/9/2018

No sé lo que pudo ocurrir la otra noche en las fiestas de Majadahonda.
Sólo deciros que desde el 11 de agosto de 2017 YO ESTOY VIVA GRACIAS A LA GUARDIA CIVIL DE MAJADAHONDA, si no es por ellos mi ex pareja, por llamar a esa bestia de alguna manera, me hubiera matado. Hay sentencia firme.
Son unos grandes profesionales y no me gustaría que se les tache de esta forma su GRAN LABOR. Beatriz

Responder
1
0
#23144 20:15 18/9/2018

Lo valiente no quitá lo cortés

Responder
0
1

Destacadas

Brecha salarial
Esto es la brecha salarial: un 40% menos de salario si barres en el interior

Un barrendero que escoba las calles de Bilbao cobrará este mes 1.477 euros, frente a los 1.028 euros de quien barre el interior de los edificios municipales. Ellos se ocupan del espacio público visible. Ellas, del invisible.


Actualidad
De Colombia a India. Ciclones y totalitarismos

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.

Coronavirus
La mascarilla, nuestra nueva frontera

La obligatoriedad de la mascarilla simboliza lo que me atrevería a calificar de mutación antropológica: nuestros gobernantes, con el apoyo de pensadores de la altura de Byung-Chul Han, parecen estar decididos a que la cara no enmascarada comience a parecernos obscena.

Drogas
Más opioides, más alcohol y cannabis al doble de su precio: las drogas durante el estado de alarma

¿Qué ha cambiado en el mundo de las drogas durante los dos meses de confinamiento? Javier Sánchez Arroyo, coordinador de Consumo ConCiencia, responde a las dudas sobre el uso y posible abuso de sustancias en este tiempo.

Antifascismo
Salir del armario de la patria

Hablar de patria en la izquierda es casi tan jodido como salir del armario, y mira que suele ser tortuoso. Pero la realidad es que, una vez que sales, se está bastante mejor.

Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Teatro
Cuando en el teatro se representaba la huelga

La huelga fue protagonista, principal o secundaria, en numerosas obras de teatro escritas y representadas en España en la bisagra entre los siglos XIX y XX. El hispanista Gérard Brey ha analizado en profundidad lo que denomina “teatro de la huelga”, un subgénero hoy olvidado y desaparecido de la escena actual.

África
La comunidad sostiene las vidas vulnerables en Nairobi durante la pandemia

Ante las medidas del gobierno de Kenia por el covid-19, muchas familias que viven al día se enfrentan a graves dificultades para acceder a productos de necesidad básica y a una violencia policial estructural que pone en riesgo su vida.

Últimas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.

Historia
Vasco Núñez de Balboa y el consenso del pueblo

Las cacerolas que estos días reclaman en la calle Núñez de Balboa el fin de un supuesto golpe de Estado nunca habrían tolerado que un Vasco Núñez de Balboa existiese.