Vivienda
Desahucios por alquiler, los desahucios más silenciosos

Según datos del Consejo General del Poder Judicial, en los tres primeros meses de 2019 hubo 15.559 desahucios, un 2,2 % menos que el año pasado. De esta cifra, el 65,9 % pertenecen a viviendas en alquiler.

Desahucio Anwar 1
Imagen de un desahucio en Tetuán. David F. Sabadell
10 jun 2019 17:34

Los datos del Consejo General del Poder Judicial revelan que sigue aumentando el número de desahucios por impago de alquiler en el primer trimestre del año, frente a los motivados por ejecuciones hipotecarias, que llevan 15 meses a la baja. En total hubo 15.559 desahucios, un 2,2 % menos que el año pasado. De esta cifra, el 65,9 % pertenecen a viviendas en alquiler.

Donde más desahucios se practicaron fue en Cataluña, donde los desahucios por alquiler cuadriplican los hipotecarios. Allí el Sindicat de Llogaters mantiene su campaña Ens quedem (Nos quedamos), con la que animan a la desobediencia civil ante la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Mediante una caja de resistencia, intentan sufragar los gastos judiciales de estos desahucios a quien no puede hacer frente a los mismos.

Cuatro días antes de las elecciones del 26 de mayo, la Generalitat anunció la regulación de los precios del alquiler, pero, desde el Sindicat de Llogaters, Alexandra Francés advierte de que “solo se aplicaría a contratos nuevos, se puede eludir si se renueva el contrato del mismo piso, se evita con obras y permite una subida del 10 % sobre la media de la zona. Además, si esta ley no se cumple, el decreto no contempla sanción alguna. Lo deja en manos de las inquilinas que demanden para conseguir que prevalezca su derecho”. También denuncian que el decreto se ha hecho deprisa, en un sentido electoralista y de espaldas a las asociaciones por la vivienda. 

La cronificación de la pobreza y los movimientos especulativos a través de la gentrificación urbana y la turistificación son sus principales motivos, según la APDHA

En Andalucía, la segunda comunidad autónoma por número de desahucios, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado que tres de cada cinco desahucios en Andalucía son por alquiler, lo que evidencia “ineficacia de los sucesivos gobiernos para solucionar el problema de vivienda, que afecta a numerosas familias andaluzas”, declaran, aduciendo “pasividad” en la Junta de Andalucía. Calculan que se producen 26 desahucios diarios de media. Estiman que la cronificación de la pobreza y los movimientos especulativos a través de la gentrificación urbana y la turistificación son sus principales motivos.

Turismo
Barrios de cartón piedra
Los procesos de turistización en los centros históricos de algunas ciudades andaluzas están transformando su geografía urbana y excluyendo a parte de su población.

Madrid es la tercera de esta lista negra. Ana Sánchez Rojo, del Sindicato de Inquilinas, cree que “existe relación entre el incremento de los precios de los alquileres y el aumento de los desahucios por impago de alquiler”. “Si los precios suben por encima del precio que las familias pueden pagar, lo lógico sería que se regulara el precio de los alquileres, en función de la renta que puedan asumir estas familias. Así no habría casos de morosidad ni de impago del alquiler. Aunque la LAU [Ley de Arrendamientos Urbanos] se ha ampliado a cinco años, no se ha establecido un límite de precios”, añade.

También continúan, aunque no aparecen en esta estadística, los desahucios invisibles. “Cuando alguien abandona su casa ante una subida abusiva o porque no le renuevan el contrato de alquiler, hablamos de desahucio invisible. Es una situación a la que nos enfrentamos continuamente en nuestras ciudades y barrios”, concluye Ana Sánchez.

Se están reactivando las ejecuciones hipotecarias, culminen o no culminen con lanzamiento, que han estado paralizadas a la espera de que el Tribunal de Justicia Europeo dictase sentencia

El número de desahucios por impago hipotecario disminuye, pero según Alejandra Jacinto, de la Plataforma de Afectadas por la Hipoteca (PAH), “se están reactivando las ejecuciones hipotecarias, culminen o no culminen con lanzamiento, que han estado paralizadas a la espera de que el Tribunal de Justicia Europeo dictase sentencia. A raíz de esa sentencia se han levantado las suspensiones y han continuado los desahucios”. Según Jacinto, “el dato que nos va a llamar la atención es el del año que viene, porque se levantará la moratoria antidesahucios hipotecarios para familias en riesgo de exclusión social, a no ser que se renueve”.

Los fondos buitre y la tolerancia que desde las instituciones se tiene con ellos son otra de las cuestiones que preocupan a los colectivos en defensa de la vivienda. “Su comportamiento es oligopolístico y no se ha puesto límite desde un control de precios. Otra cosa que hay que recordar es la cantidad de vivienda vacía, nuestros datos hablan de más de 200.000 pisos. Por eso es imprescindible que Madrid tenga una ley autonómica de vivienda, ya que es, junto con Asturias, de los pocos lugares que no cuentan con una ley propia”. La Comunidad de Madrid tampoco está ejecutando totalmente su presupuesto en vivienda. “De todo el dinero que tienen presupuestado para ello, calculamos que han ejecutado un 7 %. Es una auténtica vergüenza”, concluye Jacinto. 

Relacionadas

Especulación urbanística
La salida de la crisis vuelve a cimentarse en el ladrillo

Las patronales del turismo, del negocio inmobiliario y de la construcción consiguen que ocho comunidades autónomas aprueben medidas sin apenas debate público que dan facilidades a la especulación urbanística y limitan la protección del medio ambiente, del patrimonio y de la salud pública.

Vivienda
Las ayudas al alquiler se quedan cortas y no terminan de llegar

Los grandes bancos siguen sin firmar el convenio para distribuir los microcréditos del ICO para la familias más afectadas por la crisis social y sanitaria. Mientras, en la Comunidad de Madrid las ayudas directas al alquiler se agotan en la primera semana.

Vivienda
Absuelven por falta de pruebas a uno de los cinco de Usera, condenados por frenar un desahucio

Después de seis años de lucha judicial, la justicia madrileña ha aceptado el recurso de la defensa y absuelve al activista Jorge Aranda, condenado por “resistencia a la autoridad” en una acción de 2014 para impedir el desahucio de una familia con tres hijos.

9 Comentarios
#35735 20:25 11/6/2019

Con Pudimos no.

Responder
0
0
Anónimo propietario 16:53 11/6/2019

Espero que el "sindicato" de inquilinos anime a sus miembros a que sus pitbulls a destrozar el mobiliario de los pisos; a dejar carne pudriéndose en el fregadero; a dejar todas las luces encendidas....a dejar el váter sin tirar de la cadena, etc etc.
Vale de tanta de demagogia ya con los alquileres

Responder
0
2
#35726 14:49 11/6/2019

Por un lado los alquileres están altos, pero por otro lado además de los ciudadanos cívicos que alquilan y van de acuerdo a la ley hay un grupo invisible de gente estafadores que se esconden entre ellos, en mi caso puse en alquiler mi casa por necesitar ingresos por estar en paro y tener las obligaciones de pagos y me encontré con una estafadora que solo me pago la entrada para poder tener el contrato de alquiler y he tenido que estar mas de un año de juicio hasta poder recuperarlo, son estafadores que viven gratis (valiendose de las garantias justas para inquilinos de ley) pero burlan al sistema y se aprovechan de las garantías para vivir de arriba

Responder
0
0
#35713 8:47 11/6/2019

No se acaban de tomar medidas efectivas para garantizar le derecho a la vivienda

Responder
1
0
#35711 8:45 11/6/2019

Saludos. Yo tengo el día 17 de julio el lanzamiento de mi inquilina morosa después de 8 meses sin pagarme la mensualidad, por que ella lo vale, ningúna escusa, ningún problema economico que yo sepa o me haya comunicado. Mi piso esta por debajo del precio de alquiler de la zona y seguro que menos que el precio que tendría si el ayuntamiento lo hubiera regulado. Soy asalariado y con su alquiler pagaba el mío. En cuanto se quede vacío lo vendo. Mucho desahucio de alquiler no es por una situación sobrevenida es por no querer pagar, menos demagogia, la mayoría de los alquileres no son de fondos buitres son de familias.

Responder
2
1
#35720 12:03 11/6/2019

Nosotros también teníamos un piso en alquiler. Lo alquilábamos a un precio irrisorio. Pero después de las malas experiencias; gente que cuando se iba se llevaba escobas, fregonas, recogedores y productos que pagábamos nosotros, gente que estropeaba la calefacción por mal uso, gente que cuando vaciaban la casa dejaban guarrerías que costaban limpiar, gente que se iba de vacaciones y cuando volvían se habían olvidado la llave y tenías que dejar lo que estuvieras haciendo para ir a abrirles la puerta y darle otra llave. Por todo esto ya no lo alquilamos más y ahora está en venta. Nuestros casos sí que son silenciados.

Responder
1
2
#35741 6:25 12/6/2019

Hola? Ser casero implica ser patrón, y eso también es un trabajo. No justifico a los ladrones, eso es denunciable y conozco casos en que se ha denunciado de hecho, pero vuestra obligación es estar ahí si el inquilino pierde las llaves, o para limpiar el piso cuando se queda vacío.

Responder
1
0
#35752 10:51 12/6/2019

Esta peña quiere que les den pasta sin contraprestación alguna y sin mover el culo de la silla.

Responder
0
0
#35717 10:38 11/6/2019

Y a tí quién te lo alquila? Todos con pisos comprados y todos vivendo en casas que no son suyas. Buena lógica esta. Casualmente todos los arrendatarios son modélicos, precio de alquiler bajo y todo facilidades. Bueno, cualquiera que haya buscado piso en los últimos tiempos sabe a ciencia cierta que no es así.

Responder
2
7

Destacadas

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Turismo
Ivan Murray: “El turismo global es el Lehman Brothers de la crisis del covid-19”

El turismo ha frenado en seco con la pandemia y el hundimiento del sector tendrá un impacto brutal en la economía española. Iván Murray, profesor de la UIB e investigador en economía ecológica del turismo, analiza un fenómeno que tendrá en Baleares y Canarias su “zona cero del desastre”.

Coronavirus
Morbus coronaviri anno 2019: covid-19, tardocapitalismo y la muerte

Quizá una de las cicatrices más profundas que deje la pandemia de SARS-CoV-2 sea precisamente la psicológica o, si así se prefiere, la cultural. El envejecimiento y la muerte se avienen mal con la ideología de este período histórico que, a falta de mejor nombre, llamamos capitalismo tardío.

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.

Últimas

Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.
Videojuegos
Videojuegos: riesgos y oportunidades

Jugar es un derecho, pero el juego cada vez más es juego digital o videojuego, por lo que debería garantizarse también el derecho al juego digital, no sólo para los niños, sino también para los adultos, garantizando que podemos aprovechar las oportunidades que nos ofrece evitando los riesgos.

Crisis climática
El BCE inyecta 7.600 millones en combustibles fósiles en plena pandemia

Solo con las inyecciones de capital en siete empresas, el Banco Central Europeo ha contribuido a la emisión de 11,2 millones de toneladas de CO2  entre mediados de marzo y mediados de mayo.