No es no, también en Tinder

Tinder, Meetic, Badoo, Bumble… las aplicaciones para conocer gente ganan terreno. Pero los nuevos métodos no implican mejores y más sanas relaciones: swipes que acaban en acoso, matches que derivan en miedo a que se difundan imágenes íntimas y reproducción de estereotipos de género forman parte de la realidad para las usuarias de estas apps.

Tinder violencia machista
La discriminación y la violencia tienen un componente de género importante también en las aplicaciones sociales. David Fernández

publicado
2019-01-14 06:58:00

“Conocí a un chico por una aplicación de ligar y le di mi número de teléfono”, cuenta una usuaria de Tinder. Pero, tras intercambiar varios mensajes, ella dijo “no”. “Al final yo no quería nada, pero él no paraba de llamarme... ya nunca más he dado el número de teléfono”, explica. Otras dos jóvenes habituales de Tinder explican cómo en varias ocasiones han tenido que bloquear usuarios por enviarles imágenes sexuales no solicitadas. “Los chicos no entienden dónde está el límite”, explican.

A finales del año pasado, el tuit de una mujer que mostraba la respuesta de un hombre con quien no quiso quedar tras contactar a través Tinder (“no tienes motivos para decir que no, ¡estás en una página de contactos”!) ayudó a entender por qué las feministas siguen teniendo que explicar que “no es no” en cualquier lugar, momento y contexto.

Tinder, Meetic, Badoo, Bumble, AdoptaUnTío... las aplicaciones para conocer gente se han convertido en habituales en nuestros móviles. Pero las nuevas formas de comunicarnos no evitan la reproducción de los estereotipos de género. “Todas las formas de violencia y abuso contra las mujeres, tanto en el mundo físico como en el digital, deben ser vistas a través del prisma de la marginación sistemática de las mujeres en la sociedad”, explica a El Salto Ana Gómez, responsable de Medios en Amnistía Internacional España.

Según un informe de esta organización hecho público a finales de 2017, una de cada cinco mujeres ha sufrido algún tipo de abuso en Internet, mayormente en las redes sociales. El estudio, basado en una encuesta sobre las experiencias de las mujeres de entre 18 y 55 años en Dinamarca, España, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido y Suecia, recoge que casi la cuarta parte (el 23%) de las mujeres encuestadas dijo haber experimentado abusos o acoso en Internet al menos una vez.

Los gobiernos como las compañías responsables de las plataformas online deberían de atajar la violencia machista que se produce a través de las redes, explica una experta de Amnistía Internacional

Gómez advierte de que “la discriminación y la violencia siguen teniendo un componente de género importante”, por lo que “tanto que los gobiernos como las compañías responsables de las plataformas online deberían de atajar”. “Se echa en falta una mayor seguridad para conseguir protección ante usuarios que no saben usar las aplicaciones y poder usarlas con normalidad, sin tener miedo a dar un número de teléfono o enviar una imagen”, explican usuarias de Tinder y AdoptaUnTío, que advierten de que estas aplicaciones forman parte del día a día de muchas jóvenes y adolescentes. “¿Quién no usa Tinder o Badoo? Todas mis amigas tienen estas aplicaciones y quedamos con chicos; es algo normal en nuestra forma de conocer personas”, explica una de las jóvenes entrevistadas. 

De hecho, muy poca gente conoce ya a personas de forma tradicional. Según el estudio de la Universidad de Chicago y de la Universidad de Stanford, el 21% de las parejas heterosexuales de ahora se han conocido por internet. Tinder está entre las aplicaciones más descargadas. Los usuarios españoles de la aplicación de citas Tinder han realizado más de 10.000 millones de swipes en 2017 (deslizamientos, que indican si una persona te interesa —derecha— o no —izquierda—). El informe de Tinder 2018 en deslizamientos indica que el día de San Valentín y el Mad Cool fueron los dos momentos en los que más actividad se registró el año pasado.

MISOGINIA DIGITAL

“Vivimos en una sociedad que ejerce acoso sexual contra las mujeres en el mundo digital, y eso hace reproducir misoginia en las aplicaciones de contacto de personas”, explica Ianire Estébanez, psicóloga especialista en Violencia de Género en Internet. 

La violencia machista encuentra así versiones adaptadas a las redes, como el ciberacoso y la llamada sextorsión, el uso de imágenes o vídeos para chantajear. Al mismo tiempo, las aplicaciones para ligar y las redes sociales están creando una ficción romántica en los usuarios por las cuales “las creencias tradicionales sobre la media naranja o el cuento de la princesa con el príncipe valiente siguen existiendo, aunque ahora hay una idealización del amor en las redes sociales”, dice Estébanez. 

Aunque algunas plataformas han tomado medidas que teóricamente pretenden garantizar la seguridad de sus usuarias —como habilitar una opción para que sean ellas las que tengan que permitan iniciar una conversación—, otros organismos piden acciones más contundentes. La asociación Stop Violencia de Género Digital pide que el ciberacoso sea un delito tipificado y penado por ley para hacer entender a toda la sociedad las consecuencias que existen.

Violencia sexual
La violencia sexual es “masiva” y ni siquiera existe un teléfono de atención
El informe Ya es hora de que me creas de Amnistía Internacional denuncia la falta de recursos especializados para atender a las mujeres que sufren violencia sexual

Por otra parte, “es necesario informar y educar a los más jóvenes, aunque los progenitores, tienen que seguir educando a sus hijos desde la igualdad y el respeto”, afirma Encarna González, de Stop Violencia de Género Digital.

“Todas las mujeres que usamos redes para ligar queremos ser respetadas y poder hablar con normalidad con chicos, sin tener que bloquear o tener miedo al uso de imágenes mías para otras actividades”, dicen dos usuarias de Tinder: “Queremos que se respete a las mujeres tanto en la calle como en la vida virtual”.

Relacionadas

México
El perdón del Gobierno de Mexico a la periodista Lydia Cacho llega con 14 años de retraso

El Gobierno de México pide perdón a la periodista Lydia Cacho por la persecución, detención y tortura que sufrió en 2005 tras la publicación de su libro Los demonios del Edén, una investigación sobre las mafias de la trata y la explotación infantil en el sur del país.

Andalucía
Los tres Reyes Magos por fin llegaron a Andalucía... y a su Parlamento
Después de cuarenta años con Papá Noel, Andalucía ya puede presumir de que llegaron los tres Reyes Magos, liderados por Melchora.
5 Comentarios
#29150 19:14 14/1/2019

Generaliza para todos y no es así

Responder
0
0
#29153 20:15 14/1/2019

Seguro que las pusieron una pistola en la cabeza para dar su número de teléfono. Creo que el radar de muchas está tan desconfigurado que son incapaces de dar con gente normal.

Responder
1
0
#29134 14:43 14/1/2019

Las mujeres se complican tanto... cuando nos vamos de farra los colegas lo primero nos vamos todos de putas, que para eso estan y luego a disfrutar de la noche sin que te la amarguen las petardas.

Responder
10
6
#29190 18:46 15/1/2019

Y si no montais una manada ¿no? Delincuentes!!

Responder
1
1
#29132 13:46 14/1/2019

Hay gente que no sabe comportarse bloqueo y punto, ya basta de alarmismo, el mundo no es perfecto.

Responder
4
2

Destacadas

Comunidad de Madrid
Iglesias anuncia que Podemos disputará las autonómicas a la marca de Errejón

El secretario general de Podemos envía una carta en la que muestra su tristeza por el anuncio de Errejón y Carmena y anuncia que saldrán “a ganar” las elecciones autonómicas.

Unión Europea
El ascenso de la ultraderecha y la nueva Europa

Los partidos de extrema derecha han cambiado paulatinamente de discurso. Ya no abogan abiertamente por la salida de la Unión Europea sino que han recuperado la vieja idea fascista de “reconquistar” el continente.

Vivienda
Victoria contra los gigantes inmobiliarios en Berlín

Tras semanas de movilización por parte de los vecinos del barrio, el Senado de la Región de Berlín decidió iniciar un procedimiento para comprar estas viviendas y no permitir que un fondo buitre las acapare.

Empresas autonómicas de capital riesgo
CRM destinó 1,5 millones de euros a una empresa cuando un primo de Esperanza Aguirre entró en su accionariado

La empresa de capital riesgo madrileña Capital Riesgo Madrid perdió 1,3 de los 1,5 millones de euros que invirtió en la empresa textil Suprasport coincidiendo con la entrada de Esperanza Aguirre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Industria
Reconversión industrial del automóvil, pero con mejores condiciones laborales

CGT denuncia la utilización por parte de la patronal de la transición hacia el coche eléctrico para una “reestructuración salvaje” de las plantillas, y plantea aprovechar la oportunidad para mejorar las condiciones laborales en las plantas. 

Últimas

Laboral
Konecta despidió a 92 personas discapacitadas con la aprobación de la Agenda Tributaria
La Justicia madrileña da la razón al sindicato CGT y considera nulo el despido de 92 trabajadores con discapacidad de la multinacional del call center Kontacta. El sindicato señala la responsabilidad de la Agencia Tributaria, cliente de la empresa, a la que acusa de “cómplice” de los despidos. 
Refugiados
¿A qué huele un refugiado?
1

Los pabellones que todavía se mantienen en pie en el campo de concentración franquista de Montijo son un monumento (no reconocido) a la memoria de las víctimas de la represión fascista. Estos días, el bloqueo en el puerto de Barcelona del barco de Open Arms devuelve al presente la indignidad del trato degradante a los refugiados.  

México
El perdón del Gobierno de Mexico a la periodista Lydia Cacho llega con 14 años de retraso

El Gobierno de México pide perdón a la periodista Lydia Cacho por la persecución, detención y tortura que sufrió en 2005 tras la publicación de su libro Los demonios del Edén, una investigación sobre las mafias de la trata y la explotación infantil en el sur del país.

Pueblos recuperados
La Audiencia Provincial confirma la sentencia a los pobladores de Fraguas

Los seis jóvenes condenados afirman que no pagarán la demolición del pueblo, por lo que la pena de cárcel podría ampliarse a los dos años y tres meses.