Violencia machista
No es no, también en Tinder

Tinder, Meetic, Badoo, Bumble… las aplicaciones para conocer gente ganan terreno. Pero los nuevos métodos no implican mejores y más sanas relaciones: swipes que acaban en acoso, matches que derivan en miedo a que se difundan imágenes íntimas y reproducción de estereotipos de género forman parte de la realidad para las usuarias de estas apps.

Tinder violencia machista
La discriminación y la violencia tienen un componente de género importante también en las aplicaciones sociales. David F. Sabadell

publicado
2019-01-14 06:58

“Conocí a un chico por una aplicación de ligar y le di mi número de teléfono”, cuenta una usuaria de Tinder. Pero, tras intercambiar varios mensajes, ella dijo “no”. “Al final yo no quería nada, pero él no paraba de llamarme... ya nunca más he dado el número de teléfono”, explica. Otras dos jóvenes habituales de Tinder explican cómo en varias ocasiones han tenido que bloquear usuarios por enviarles imágenes sexuales no solicitadas. “Los chicos no entienden dónde está el límite”, explican.

A finales del año pasado, el tuit de una mujer que mostraba la respuesta de un hombre con quien no quiso quedar tras contactar a través Tinder (“no tienes motivos para decir que no, ¡estás en una página de contactos”!) ayudó a entender por qué las feministas siguen teniendo que explicar que “no es no” en cualquier lugar, momento y contexto.

Tinder, Meetic, Badoo, Bumble, AdoptaUnTío... las aplicaciones para conocer gente se han convertido en habituales en nuestros móviles. Pero las nuevas formas de comunicarnos no evitan la reproducción de los estereotipos de género. “Todas las formas de violencia y abuso contra las mujeres, tanto en el mundo físico como en el digital, deben ser vistas a través del prisma de la marginación sistemática de las mujeres en la sociedad”, explica a El Salto Ana Gómez, responsable de Medios en Amnistía Internacional España.

Según un informe de esta organización hecho público a finales de 2017, una de cada cinco mujeres ha sufrido algún tipo de abuso en Internet, mayormente en las redes sociales. El estudio, basado en una encuesta sobre las experiencias de las mujeres de entre 18 y 55 años en Dinamarca, España, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido y Suecia, recoge que casi la cuarta parte (el 23%) de las mujeres encuestadas dijo haber experimentado abusos o acoso en Internet al menos una vez.

Los gobiernos como las compañías responsables de las plataformas online deberían de atajar la violencia machista que se produce a través de las redes, explica una experta de Amnistía Internacional

Gómez advierte de que “la discriminación y la violencia siguen teniendo un componente de género importante”, por lo que “tanto que los gobiernos como las compañías responsables de las plataformas online deberían de atajar”. “Se echa en falta una mayor seguridad para conseguir protección ante usuarios que no saben usar las aplicaciones y poder usarlas con normalidad, sin tener miedo a dar un número de teléfono o enviar una imagen”, explican usuarias de Tinder y AdoptaUnTío, que advierten de que estas aplicaciones forman parte del día a día de muchas jóvenes y adolescentes. “¿Quién no usa Tinder o Badoo? Todas mis amigas tienen estas aplicaciones y quedamos con chicos; es algo normal en nuestra forma de conocer personas”, explica una de las jóvenes entrevistadas. 

De hecho, muy poca gente conoce ya a personas de forma tradicional. Según el estudio de la Universidad de Chicago y de la Universidad de Stanford, el 21% de las parejas heterosexuales de ahora se han conocido por internet. Tinder está entre las aplicaciones más descargadas. Los usuarios españoles de la aplicación de citas Tinder han realizado más de 10.000 millones de swipes en 2017 (deslizamientos, que indican si una persona te interesa —derecha— o no —izquierda—). El informe de Tinder 2018 en deslizamientos indica que el día de San Valentín y el Mad Cool fueron los dos momentos en los que más actividad se registró el año pasado.

MISOGINIA DIGITAL

“Vivimos en una sociedad que ejerce acoso sexual contra las mujeres en el mundo digital, y eso hace reproducir misoginia en las aplicaciones de contacto de personas”, explica Ianire Estébanez, psicóloga especialista en Violencia de Género en Internet. 

La violencia machista encuentra así versiones adaptadas a las redes, como el ciberacoso y la llamada sextorsión, el uso de imágenes o vídeos para chantajear. Al mismo tiempo, las aplicaciones para ligar y las redes sociales están creando una ficción romántica en los usuarios por las cuales “las creencias tradicionales sobre la media naranja o el cuento de la princesa con el príncipe valiente siguen existiendo, aunque ahora hay una idealización del amor en las redes sociales”, dice Estébanez. 

Aunque algunas plataformas han tomado medidas que teóricamente pretenden garantizar la seguridad de sus usuarias —como habilitar una opción para que sean ellas las que tengan que permitan iniciar una conversación—, otros organismos piden acciones más contundentes. La asociación Stop Violencia de Género Digital pide que el ciberacoso sea un delito tipificado y penado por ley para hacer entender a toda la sociedad las consecuencias que existen.

Violencia sexual
La violencia sexual es “masiva” y ni siquiera existe un teléfono de atención
El informe Ya es hora de que me creas de Amnistía Internacional denuncia la falta de recursos especializados para atender a las mujeres que sufren violencia sexual

Por otra parte, “es necesario informar y educar a los más jóvenes, aunque los progenitores, tienen que seguir educando a sus hijos desde la igualdad y el respeto”, afirma Encarna González, de Stop Violencia de Género Digital.

“Todas las mujeres que usamos redes para ligar queremos ser respetadas y poder hablar con normalidad con chicos, sin tener que bloquear o tener miedo al uso de imágenes mías para otras actividades”, dicen dos usuarias de Tinder: “Queremos que se respete a las mujeres tanto en la calle como en la vida virtual”.

Relacionadas

Andalucía
Solo 17 asociaciones reciben ayudas para proyectos contra la violencia de género en Andalucía

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha financiado en 2019 un total de 76 entidades y ha dejado sin financiación a 241. De ellos, solo 17 han sido para programas de erradicación de la violencia machista.

Literatura
Un lobo hambriento en la oscuridad

Gatopardo recupera En un lugar solitario, una brillante inmersión de la olvidada Dorothy B. Hugues en la mente de un asesino múltiple de mujeres.

Feminismos
2019, el año en que el discurso incel entró en el Congreso

El movimiento feminista lo gritó en 2018 y lo ha seguido explicando en 2019: el violador eres tú. Las demandas feministas no han sido ajenas a ningún partido en las dos convocatorias de elecciones generales este año en el que la contrarreacción machista ganó espacio primero en los medios y después en el Congreso. 2019 es el año en el que Hetaira dijo adiós y varios debates nos hicieron tomar postura sobre los feminismos que queremos.

10 Comentarios
santiago 13:18 14/10/2019

me hace muchisima gracia que se hable del acoso cibernetico que es un grave delito condenado con la carcel en este pais y la gente que aparte va de gallita cuando no son capaces de presentarse y hablan como anonima muy y no hagamos campaña para que de una maldita vez estas compañias puedan hacer esas apps seguras para todo el mundo porque parece mentira que algunas mujeres denuncien por estas apps y ni la compañia ni nadie haga caso. en pleno siglo 21 esta muy bien hablar de tecnologia pero seguimos siendo unos primates con perdon de la expresión en tema de derechos humanos. basta de machismo porque sinceramente quien se crea muy "macho" por hacer esto sinceramente es que se a quedado muy muy atras en la evolucion humana

Responder
0
0
Anónimo 18:34 18/2/2019

Menuda panda de machitrols campa por aquí. Hablad un poco con alguna amiga que os explique cuántas precauciones toma que vosotros ni imagináis, y después volved a llamarlas exageradas. Eso si tenéis alguna amiga, claro

Responder
0
0
#29153 22:15 14/1/2019

Seguro que las pusieron una pistola en la cabeza para dar su número de teléfono. Creo que el radar de muchas está tan desconfigurado que son incapaces de dar con gente normal.

Responder
2
2
Anónimo 18:36 18/2/2019

Oye, y al tipo le pusieron una pistola para que llamara insistentemente o a lo mejor es un poco responsable de acoso?

Responder
1
0
Anónimo 18:36 18/2/2019

Oye, y al tipo le pusieron una pistola para que llamara insistentemente o a li mejor es un poco responsable de acoso?

Responder
0
0
#29150 21:14 14/1/2019

Generaliza para todos y no es así

Responder
0
0
#29134 16:43 14/1/2019

Las mujeres se complican tanto... cuando nos vamos de farra los colegas lo primero nos vamos todos de putas, que para eso estan y luego a disfrutar de la noche sin que te la amarguen las petardas.

Responder
12
11
#29190 20:46 15/1/2019

Y si no montais una manada ¿no? Delincuentes!!

Responder
3
1
#29132 15:46 14/1/2019

Hay gente que no sabe comportarse bloqueo y punto, ya basta de alarmismo, el mundo no es perfecto.

Responder
4
2

Destacadas

Congreso de los Diputados
El poder judicial se mete en política
Un CGPJ de mayoría conservadora y en funciones desde hace un año planta cara al nuevo Gobierno con dos movimientos polémicos.
Música
Antropoloops: 200 años de músicas mediterráneas en una hora

En el disco Mix Nostrum, Antropoloops combina más de cien fragmentos de músicas tradicionales mediterráneas para decir que el arte siempre es fruto de la mezcla, que no existe la música auténtica y que es necesario replantear el registro desde Occidente de las denominadas ‘otras’ culturas.

Alpinismo
Pablo Batalla Cueto: “El montañismo que abandona el reloj está en decadencia”

‘La virtud en la montaña. Vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista’ es un ensayo de Pablo Batalla Cueto, un agitador cultural que reivindica la no agitación.

Fronteras
No hay tregua en el frente oriental

Si un viaje devastador, larguísimo, potencialmente letal es el precio a pagar para quienes quieren alcanzar Europa occidental a través de la ruta balcánica, ser los violentos guardianes de Europa es el precio que están pagando los países balcánicos para completar su entrada en la UE.

América Latina
Los Chicago Boys y el origen del neoliberalismo en Chile

La revuelta chilena, que estalló por el aumento del precio del billete de metro, ha puesto en jaque el sentido común neoliberal heredado tras décadas de aplicación ortodoxa del plan de los chicos de Chicago. 

Crisis climática
Capitalismo verde, exterminio amable

Si la COP25 fue un claro ejemplo de cómo las grandes compañías deforman la realidad e imponen su falaz relato mientras nos abocan al desastre, la Cumbre Social por el Clima y toda la panoplia de movilizaciones ecologistas que han sacudido el globo durante el pasado 2019 evidencian que la sociedad civil ha abierto los ojos.

Últimas

País Valenciano
Siete mil personas salen a la calle contra el PAI de Benimaclet
La manifestación ha logrado duplicar el número de personas en protesta contra un proyecto urbanístico que pretende construir 1.345 viviendas en el barrio.
Movimientos sociales
Gregorio Herreros: "He vivido pobre pero muy alegre"

Militante integral, sensible con las luchas feministas, ecologistas o de liberación, Gregorio Herreros ha fallecido este jueves 23 de enero. Manuel Cañada le entrevistó para El Salto Extremadura.

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.