Tren
Francis Reina: “Apostamos por la racionalidad en el gasto y porque este sirva a los intereses de la gran mayoría”

Conversamos con Francis Reina Corbacho, unos de los activistas de la Plataforma por el tren Ruta de la Plata. 

Ruta de la Plata movilización.
Activistas de la Plataforma por el tren Ruta de la Plata en Badajoz. Hernán Álvarez Gaitán

publicado
2018-10-09 14:04

El sábado 6 de octubre, a convocatoria del Movimiento por el Tren Ruta de la Plata, tuvieron lugar diversas concentraciones en estaciones de ferrocarril de Extremadura. En cinco localidades de nuestra región (Mérida, Badajoz, Plasencia, Cáceres y Navalmoral de la Mata), varios cientos de personas expresaron la demanda de un ferrocarril al servicio de las clases populares. De la creación de ese movimiento, de sus reivindicaciones básicas, de sus perspectivas de futuro y de sus análisis de la coyuntura actual intercambiamos puntos de vista con Francis Reina, activista emeritense del mismo. La Alta Velocidad, el tren posible, las infraestructuras, el desarrollo, Extremadura... De todo un poco, y todo meridiananente claro, encontramos en la conversación.

¿Por qué ese nombre de Movimiento por el Tren Vía de la Plata? ¿Cuándo os planteáis organizaros y con qué detonante? ¿Qué os hace plantearos saltar al activismo?
El Movimiento por el Tren Ruta de la Plata es heredero de la Plataforma en defensa del Ferrocarril Vía de la Plata creada en 2010 en el ámbito de Extremadura, y que nosotros ampliamos a las cuatro comunidades del Oeste español a través de un llamamiento público que rápidamente obtuvo numerosas respuestas. El detonante fue el inicio del levantamiento de vías en Baños de Montemayor que llevó al portavoz de la anterior plataforma, Juan Mena, a buscar contactos en Hervás y, a partir de ahí y con la ayuda de compañeros de Béjar y de Plasencia, se inició la formación del movimiento que se concretó en Hervás con una gran manifestación a la que asistieron organizaciones, colectivos y gentes anónimas de las cuatro comunidades de la ruta.

¿Quiénes conformáis MRP? ¿Cómo os organizáis? ¿Dónde estáis presentes?
Si la anterior Plataforma estaba compuesta por IU, Ecologistas en Acción, CGT y Adenex, después de que la abandonaran CCOO y UGT para entrar en el Pacto por el Ferrocarril, en el Movimiento hay una veintena de organizaciones de todo tipo y de Plataformas provinciales o regionales por el tren como SOS Asturias y las plataformas por el Tren Público, Social y sostenible de Zamora, Huelva y Salamanca. También participan una organización cultural portuguesa, Equo, Sindicato Ferroviario, Anticapitalistas, el colectivo juvenil Abrir Brecha y, en Extremadura. ahora han entrado la Coordinadora Estudiantil de Badajoz, la Confederación de Asociaciones de Vecinos y el partido Extremeños. Además, hay un montón de gente anónima y sin afiliación.
Nos organizamos a través de un grupo de WhatsApp abierto a todos los que quieran participar y, también, por correo.

Con la Milana coincidimos en que el tren extremeño es una auténtica desgracia, pero a la hora de señalar a los culpables y de analizar políticamente los porqués de la situación, se ven claramente las diferencias

Estamos presentes en las cuatro comunidades y, además, estamos integrados en la Coordinadora Estatal por el Tren Público Social y Sostenible, que nos ayuda a visualizar cómo la problemática de Extremadura es –aunque tenga sus características propias– común a la de todo el Estado Español, y cómo todas las plataformas de España utilizan los mismos argumentos que nosotros: básicamente que dejen de construir estructuras innecesarias que nos están endeudando por años y se invierta en el ferrocarril convencional, que es mucho más barato y es el que transporta mercancías y vertebra territorios.

¿Vuestra, por así llamarlo, tabla de reivindicaciones básicas? Seguro que tenéis un programa de mínimos, unas demandas concretas para ahora mismo.
Tenemos tres reivindicaciones básicas: la primera es la demanda de reapertura del Ruta de la Plata para volver a conectar el oeste peninsular; la segunda es la demanda de un tren social, público, moderno, ecológico y sostenible para la mayoría de la gente y la tercera es la petición de una moratoria y auditoría del AVE. La primera porque teje una malla ferroviaria que permite que estemos conectados con nuestras vecinas y vecinos; la segunda porque sólo con un tren social (para las mayorías sociales), moderno (con estructura del siglo XXI y no del XIX), ecológico (encontrando formas de desarrollo equilibradas con la naturaleza y establecidas en el uso de energías renovables que no contaminen) y sostenible (reduciendo las emisiones de Co2, mejorando las prácticas de consumo y ahorrando energía) es posible acabar con la vergüenza que supone para los extremeños y las extremeñas que tengamos uno de los peores trenes de Europa; y la tercera porque el AVE es un modelo elitista pensado para la minoría privilegiada en detrimento de las clases populares, un modelo que como determina el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea, es “caro, ineficiente y sin pasajeros”.

¿Cuáles son las principales diferencias con Milana Bonita? Ocupáis un espacio similar, concurrente en el tiempo y, sin embargo, parecéis tener especificidades propias que, siguiendo vuestras declaraciones, no parecen triviales...
En primer lugar, creemos que todas las reivindicaciones son legítimas. Si la Milana Bonita está a favor del AVE, lo respetamos. Eso sí, no podemos sino criticar ese posicionamiento. Hace poco escuché en VíaPlata Televisión (a través de Youtube) a uno de sus portavoces decir, literalmente, «el AVE vendrá y nosotros aplaudimos (que venga)». Tampoco hace falta que lo digan explícitamente, pues nunca señalaron la apuesta por el AVE como responsable de las carencias en el ferrocarril. Con la Milana coincidimos en que el tren extremeño es una auténtica desgracia, pero a la hora de señalar a los culpables y de analizar políticamente los porqués de la situación, se ven claramente las diferencias. Que hayan sido financiados por los responsables del deterioro del tren en la manifestación que hicieron en Madrid y reciban el apoyo de los partidos que llevaron a cabo los recortes ferroviarios, condenándonos así a la marginación y al subdesarrollo, es un buen ejemplo de ello. Dicho esto, me gustaría añadir que siempre hemos estado abiertos al debate con ellos, incluso les escribimos una carta abierta invitándoles a participar en una pequeña manifestación-performance que hicimos en Hervás cuando empezaron a levantar vías en su estación, y de la que no obtuvimos ninguna respuesta.

No se trata de que nos arreglen un poquito los trenes actuales para que no se paren y puedan ir un poco más rápido

Aun así, si la Milana repiensa su discurso y se posiciona a favor de la moratoria y la auditoría del AVE, el Movimiento por el tren Ruta de la Plata estará encantado de compartir la lucha por el tren. Nosotros confluimos en torno a objetivos y damos cabida a todos los que los compartan, sean partidos, asociaciones culturales o de amigos del ajedrez. Pero una cosa clara, sin ambigüedades ni oportunismos a los que somos sensibles como firmes defensores de nuestros objetivos.

Esas diferencias suponemos que atienden, entonces, fundamentalmente a miradas estratégicas sobre las infraestructuras en Extremadura...
Desde luego, no se trata de que nos arreglen un poquito los trenes actuales para que no se paren y puedan ir un poco más rápido. Mucho menos se trata de construir una gran estructura Badajoz-Madrid para un AVE que no va a pasar, cuya fecha más realista de terminación es el 2040 –eso si no nos pilla una nueva burbuja y se tienen que parar sin más–, que lleva invertidos más de 1.000 millones de euros en una región con graves problemas de paro y precariedad en el trabajo, despoblamiento, vivienda y recortes en todos los servicios públicos, incluido el transporte.

Movimiento Tren Ruta de la Plata

Para nosotros el tren es una apuesta estratégica de primer orden porque atiende a varias necesidades a la vez. La primera es de movilidad, importante para evitar el despoblamiento y para facilitarnos la vida; la segunda de desarrollo económico, al posibilitarnos exportar nuestras mercancías a diversos territorios cercanos y lejanos y facilitar el acceso al nuestro y, la tercera, la de cuidar nuestra naturaleza y el medio ambiente, algo imprescindible cuando ya estamos empezando a sufrir las consecuencias del cambio climático.

Apostamos por un transporte público, social y sostenible que esté al servicio del pueblo trabajador y que proteja el medio ambiente

A ninguna de estas tres necesidades, por cierto, atiende el AVE elitista y derrochador de recursos. Tampoco el predominio de la empresa automovilística y la construcción de autovías a su servicio.
En definitiva, nosotros apostamos por un transporte público, social y sostenible que esté al servicio del pueblo trabajador y que proteja el medio ambiente. En este sentido, nuestra lucha es contra las políticas del PP y del PSOE, que han apostado claramente por servir a los intereses de las grandes empresas y del capital financiero, ignorando las necesidades de la mayoría social.
No dejan de salir alusiones a la cuestión de la Alta Velocidad, colocada en el centro de la cuestión... 

Concretando el tema, ¿podéis explicitar vuestra mirada al respecto?                                        El AVE no va llegar a Extremadura ni a otras comunidades que lo esperaban porque su crisis no permite ya tantas alegrías. Lo peor es que se sigue construyendo una estructura que deja de ser necesaria al no pasar por ella el AVE y de la que no tenemos ninguna seguridad que vaya a finalizar algún día. En este momento no sabemos siquiera qué pasará con las estaciones por donde supuestamente pasará el AVE, de las que no hay un proyecto definido y que está rodeado de misterio. En Navalmoral de la Mata, por ejemplo, se temen que les construyan un muro que parta la ciudad en dos y no han conseguido que ninguna institución les facilite la más mínima información al respecto. 

concentración Tren Extremadura

Se observa, entonces, el AVE, como una cuestión esencial en vuestro posicionamiento, una, por así llamarlo, línea roja...
Sí, sin duda. La apuesta política por el AVE ha sido uno de los principales causantes de la situación del ferrocarril convencional en Extremadura. Detrás del empeño por el AVE se esconden intereses económicos y empresariales que benefician a los grandes constructores. Luchar por un tren social y posicionarse contra el AVE no es sólo aspirar a dignificar nuestro tren sino, también, posicionarse al lado de la clase trabajadora, de la mayoría social. No queremos un despilfarro innecesario que termine en ejemplo recurrente de corrupción sistematizada como los aeropuertos sin aviones y las autopistas sin coches. No queremos que los costes económicos y naturales que supondrían la implantación del AVE sean otro motivo más para sentirnos avergonzados. No queremos el aumento de los precios de los billetes. No queremos un modelo que sólo podría ser beneficioso para el 4% de los usuarios del tren. No queremos derroches económicos para nuestras infraestructuras. No, no queremos AVE, queremos un tren social.

¿Qué tenéis que decirles a las fuerzas políticas del arco parlamentario extremeño a propósito del AVE? ¿Qué demandas concretas tenéis para cada una de ellas?
Para todas las mismas, que ya hemos señalado: Moratoria y Auditoría AVE y empezar a invertir en el tren convencional.

La convergencia de planteamientos con algunas demandas básicas del movimiento ecologista parece clara, pero ¿con quién más os gustaría establecer alianzas?
Con todas aquellas organizaciones, partidos, asociaciones, sindicatos, colectivos… que entiendan la importancia de nuestra reivindicación y el posicionamiento político de nuestro movimiento. Todas son bienvenidas. Nosotros no rechazamos a los partidos políticos por lo mismo que no tenemos ningún miedo de denunciar a los que están en contra de los intereses de la mayoría y son, a su vez, los responsables del abandono a que está sometida Extremadura y su ferrocarril. Para nosotros no todos los partidos políticos son iguales y creemos que rechazarlos genéricamente sin más, en el fondo lo que supone es igualarlos a todos, algo que es muy conveniente cuando no quieres poner nombre a los responsables de las decisiones políticas que nos han traído hasta aquí, o sea: el PP y el PSOE.

¿Son las infraestructuras un problema específico de esta tierra o la expresión de desequilibrios más profundos? Quizás resulte que el modelo de comunicaciones, entonces, sea un modelo también de desarrollo para Extremadura, que fuera más un síntoma que la enfermedad...
Claro, lo que pasa con el ferrocarril tiene que ver con lo que pasa con la mina de litio en Cáceres, con los desahucios, la emigración, el paro, la precariedad laboral… Tiene que ver con un modelo de desarrollo y un modo de producción determinado: el capitalismo.

Vinculáis, parece, un modelo de tren con un modelo concreto de desarrollo económico...
El Movimiento por el Tren Ruta de la Plata reivindica el tren estrictamente en los términos que expuse con anterioridad. No soy portavoz ni representante del movimiento, por lo que no quiero afirmar ni vincular cosas más allá de esas concretas reivindicaciones sin consultarlas con mis compañeros y compañeras. Ahora bien, a título individual te diría que, en el fondo de la cuestión, lo que se discute son unos modelos de desarrollo económico pensados para la minoría privilegiada o para la mayoría social. Con un modelo que redistribuyera la riqueza y en donde los medios de producción estuvieran en manos de los trabajadores y trabajadoras, en lugar de estar capitalizados por una élite, otro gallo cantaría.

¿Os dais cuenta de que, al final, escuchando atentamente el subtexto, aquello que se intuye entre líneas de vuestras argumentaciones, atendéis con radicalidad determinadas cuestiones con la mirada puesta bastante más allá que en una mera reivindicación puntual?
Desde luego, y esperamos que no haya que intuirlo, sino que quede claro. No creemos en los parches ni en los arreglitos en época electoral. Nuestra apuesta es por un modelo de transporte integral que sea Público, Social y Sostenible, que favorezca la movilidad de todos los ciudadanos con el menor gasto posible y que apueste por la reducción de emisiones de gas. En ese camino, el ferrocarril es una pieza fundamental, es la piedra angular de la transición energética hacia un modelo de cero emisiones y el medio que con menos gasto comunica a más gente y transporta más mercancías.

Apostamos por la racionalidad en el gasto y porque éste sirva a los intereses de la gran mayoría

Apostamos por la racionalidad en el gasto y porque éste sirva a los intereses de la gran mayoría. Mientras que la planificación económica se haga pensando en el beneficio de unos pocos sin importar las consecuencias negativas para la mayoría social y para el planeta, no habrá parche que disimule el gran problema con el que nos encontramos y que se irá agravando exponencialmente.

En el corto plazo, ¿por dónde pensáis seguir agitando?
En todos aquellos espacios de reivindicación donde la lucha por el tren tenga cabida, intentaremos estar.

¿Cuál sería, por ir concluyendo, el horizonte deseable para una Extremadura vertebrada, articulada para la ciudadanía, en lo que a sus infraestructuras de comunicación se refiere?
En lo que al tren se refiere, la reapertura del Ruta de la Plata para que el eje norte-sur, desde Sevilla hasta Gijón, siga albergando transporte de mercancías, comunicación de la mayoría de la gente y revitalización de nuestras comarcas, manteniendo viva la llama del tren público y sostenible, así como de las inversiones y mejoras para el tren convencional.

Y como colofón, ¿qué papel creéis que tienen, aquí y ahora, los movimientos sociales, el activismo, en nuestra región? ¿Qué os exigís al respecto? ¿Qué desearíais que fueran?
El papel del activismo y de los movimientos sociales es esencial para aumentar la calidad democrática de nuestros territorios. Son las clases populares las que luchan, reivindican y terminan consiguiendo avances sociales. Nosotros, como movimiento, seguiremos luchando por un tren social y no pararemos hasta conseguirlo. Nos gustaría que se superaran las lógicas neoliberales que traen como consecuencia el entendimiento de que las luchas son individuales para que todos y todas juntos comprendiéramos que las luchas son colectivas y nos atañen por igual. Pensionistas y jóvenes estuvieron a nuestro lado en las últimas concentraciones en Mérida, Badajoz, Cáceres, Plasencia y Navalmoral, siendo ejemplo de lo que digo. Sólo así tejeremos redes que sirvan para construir un verdadero poder popular que permite el avance de la lucha social.

Relacionadas

Transporte
La privatización de la alta velocidad lleva el modelo Ryanair al tren

La liberalización del transporte de pasajeros por tren ya está aquí. A finales de año, varias compañías competirán con Renfe por las líneas de alta velocidad más rentables. Los fiascos del caso inglés y de la privatización del ferrocarril de mercancías en España sobrevuelan un proceso que supone todo un terremoto para el sector.

Tren
Renfe sube los precios, también en Extremadura
Renfe va a subir los precios de todos sus trenes. La región extremeña, aún con continuas incidencias y un servicio más que cuestionable, también se verá afectada por esta subida.
Bilbao
Atxuri se despide del tren

La asociación vecinal Lokomotorak acompañó en un ambiente reivindicativo al último tren que partió ayer de esta estación de Bilbao hacia Bermeo tras 105 años de funcionamiento. Aspiran a que la estación ferroviaria siga formando parte del barrio con nuevos usos de carácter público.

2 Comentarios
8364 15:03 9/10/2018

MENOS AVE, MÁS CONVENCIONALES

Responder
3
0
#24196 14:26 9/10/2018

El AVE es un estafa, un despilfarro, que solo pueden utilizar la gente con cierto poder adquisitivo y que no vertebra el territorio, comunicando solo algunas ciudades y dejando abandonado la mayor parte del territorio

Responder
7
0

Destacadas

Salario mínimo
Subida del SMI: un acuerdo suficiente si estuviéramos en 2015, dicen algunos sindicatos

El acuerdo para la subida del SMI no ha gustado en el sindicalismo vasco y gallego por quedarse corto, pero hay algo más: una desconfianza a que la recuperación del diálogo social no sea tan positivo para la mayoría trabajadora.

Educación
Madrid, epicentro de la educación excluyente

Profesorado especializado saturado, sobrerratio de alumnado atendido: la administración madrileña mantiene la atención a la diversidad bajo mínimos. Familias y profesionales se organizan para garantizar el derecho a la educación de niñas y niños con necesidades especiales.

Chile
Asel Luzarraga, un escritor vasco en la lista de Interpol

Luzarraga es escritor, bloguero, filósofo, anarquista y vasco. Fue detenido en 2009 en Chile por poner bombas y condenado a una pena que supondría su expulsión del país. Un montaje que derivó de la denuncia que hacía de la represión del pueblo mapuche que, según denuncia, ha ocasionado que su nombre se haya incluido en la lista negra de Interpol. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos está estudiando su caso.

Sistémico Madrid
Alberto Palatchi, el sefardí que yo llevo dentro

El empresario barcelonés Alberto Palatchi, fundador de Pronovias, amasó una increíble fortuna gracias su negocio de moda nupcial. Tras venderlo, en 2017 trasladó su nuevo holding a un piso en el edificio más caro del barrio de Salamanca.

Especulación urbanística
El macrodesahucio de 18 familias revive el debate sobre el papel de la Sareb
Tres bloques de viviendas de la Sareb en Carabanchel (Madrid), con 18 familias, resisten desde hace meses los intentos de desahucio. El próximo 6 de febrero volverán a intentar echarlos de sus casas, pero tendrán que enfrentarse a los colectivos de vivienda, que harán lo imposible para impedirlo. 

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
América Latina
Gahela Cari Contreras: “Ya estamos transformando el Perú”
Gahela se define como trans mujer, feminista, migrante e indígena y postula al Congreso del Perú con uno de los programas más valientes e interseccionales de la emergente y diversa izquierda peruana.
Memoria histórica
Contra el pin parental, la vocación democrática de las maestras de la República

Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados por el franquismo. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia

Derecho a la ciudad
La política de las migajas: San Buda en Cáceres
El Ayuntamiento de Cáceres se suma a la política competitiva entre grandes municipios por atraer una inversión privada cuyos resultados no están claros.
Antiespecismo
Los animales a los que rescatamos, y aquellos a los que no
La crisis de incendios forestales en Australia arroja luz, una vez más, sobre las incoherencias que hay tras el trato que les damos a los animales.