Editorial
Lo que no nombran sí nos mata

La ultraderecha se retrata al romper el consenso sobre las declaraciones institucionales contra la violencia machista como lo que es: un partido anti Constitución y anti instituciones. Los datos sirven de muro de contención al discurso negacionista, pero contener no basta.


publicado
2019-11-25 06:00

En los ayuntamientos de Córdoba, Sevilla, Granada, Jaén, Madrid, en la Asamblea de Madrid o en las Cortes Valencianas no habrá este año declaración institucional contra la violencia machista por imposición de Vox. El bloqueo de este partido de ultraderecha ha impedido que se aprueben declaraciones institucionales contra la violencia de género y ha puesto de acuerdo a todos los demás.

No hay sorpresas en la actitud de Vox: su desprecio es marca de la casa, sobre todo el que dirige contra las mujeres y muy particularmente contra el movimiento feminista. Tampoco es nuevo este torpedeo: el mismo partido impidió en julio declaraciones a favor de los derechos LGTBI. Para este partido, lo que no encaja en sus prejuicios no existe, como demostró Alicia Rubio, diputada de Vox en la Asamblea de Madrid, al negar no ya la identidad sino la misma existencia de los menores LGTBI (“no hay que defender a los niños homosexuales o trans, si es que existe semejante cosa”, fueron sus palabras).

La actitud de Vox pretende poner freno al amplio consenso no solo institucional, sino también social

La aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en el Congreso en 2017 renovó el compromiso de la lucha contra las violencias machistas y recogió el mandato de organismos internacionales, así como de expertas y de colectivos estatales que pedían ampliar la mirada en el abordaje de las violencias machistas no limitándola a la violencia de género en el ámbito de la pareja o expareja.

Mientras se dan algunos pasos en esa dirección, la de profundizar y complejizar en el hecho de que existen múltiples violencias específicas contra mujeres y niñas en todo el mundo, la actitud de Vox pretende poner freno al amplio consenso no solo institucional, sino también social. Lo hace con un juego provocador que, hasta ahora, les ha dado rédito y representación. Y, lo que es más grave, puestos con responsabilidad de gobierno, unos puestos que pueden ocupan por la irresponsabilidad de otros partidos.

Desde las elecciones del 10 de noviembre, con sus 52 diputados en el Congreso, Vox podrá pedir la derogación de leyes y no hay duda de que una, la Ley Integral contra la Violencia de Género, será una de las que pongan en su mira. Lo hará en un momento delicado, cuando va a cumplir quince años, quince años que han dejado en evidencia sus carencias y que exigen, por tanto una revisión crítica.

Lo que ellos no nombran ha matado a más de mil mujeres desde 2003, un número que es solo la punta de la punta del iceberg: los feminicidios íntimos

Mientras la ultraderecha se centra en destruir las medidas contra una violencia cuya existencia niegan, las cifras sirven de muro de contención al discurso negacionista y demuestran que lo que ellos no nombran ha matado a más de mil mujeres desde 2003, un número que es solo la punta de la punta del iceberg: los feminicidios íntimos, los asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas.

Pero contener no puede bastar. No ahora.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Andalucía
Solo 17 asociaciones reciben ayudas para proyectos contra la violencia de género en Andalucía

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha financiado en 2019 un total de 76 entidades y ha dejado sin financiación a 241. De ellos, solo 17 han sido para programas de erradicación de la violencia machista.

Literatura
Un lobo hambriento en la oscuridad

Gatopardo recupera En un lugar solitario, una brillante inmersión de la olvidada Dorothy B. Hugues en la mente de un asesino múltiple de mujeres.

Feminismos
2019, el año en que el discurso incel entró en el Congreso

El movimiento feminista lo gritó en 2018 y lo ha seguido explicando en 2019: el violador eres tú. Las demandas feministas no han sido ajenas a ningún partido en las dos convocatorias de elecciones generales este año en el que la contrarreacción machista ganó espacio primero en los medios y después en el Congreso. 2019 es el año en el que Hetaira dijo adiós y varios debates nos hicieron tomar postura sobre los feminismos que queremos.

0 Comentarios
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Crímenes del franquismo
La justicia española da la espalda a 59 de las 61 querellas presentadas por crímenes del franquismo

Ceaqua lamenta que los juzgados españoles han ido archivando prácticamente todas las querellas presentadas, tanto por particulares como por instituciones, por crímenes del franquismo. La causa por el bombardeo de la aviación italiana en Barcelona es una de las pocas que sigue en fase de investigación.

Infancia
Vicente Tovar: “El caso Infancia Libre no existiría sin los medios”

El abogado Vicente Tovar asumió en octubre de 2019 la representación de María Sevilla y Rocío de la Osa, presidenta y vicepresidenta de la asociación Infancia Libre.

Infancia
Un juez ordena la entrega inmediata a su madre de la hija de la exvicepresidenta de Infancia Libre

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada devolvió en noviembre la custodia de su hija a Rocío de la Osa, que le había sido retirada de forma provisional en junio. La familia ha obstaculizado desde entonces la entrega de la menor.

Especulación
La subida de alquileres expulsa al partido de Merkel de su sede en Berlín

La formación conservadora se opone a la congelación de los alquileres que se aprobó en la capital alemana el pasado verano, pero se ha convertido en otra víctima del desmedido aumento de precios.

Música
Arca, caos y revolución

Cada progresión impulsada por Arca remite a un peligro constante. Sonidos que nunca suenan como la primera vez, ni la segunda, ni la tercera.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.
Residuos
Cuando despertó, los residuos todavía estaban allí

Es necesario poner en marcha sin mayor retraso una política de residuo cero. Casos como el acontencido en la Comunidad de Madrid en las últimas semanas evidencian la falta de previsión y la inacción de las administraciones públicas (in)competentes sobre el tema de residuos.

Oriente Próximo
EE UU-Irán: cuatro décadas de tensión contenida... y entonces llegó Trump

El asesinato selectivo del general Solemani se suma a los miles que ha llevado a cabo Estados Unidos en el extranjero tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, pero es la 'ejecución extrajudicial' que más graves consecuencias puede tener a nivel mundial.

Capitalismo
Capitalismo y patriarcado

Si queremos analizar el nivel de patriarcalización de un país, deberemos medir no solo la mercantilización de las mujeres sino su familiarización.