Ecofeminismo
El ecofeminismo nos marca los límites

Entender la ecodependencia y la interdependencia de los seres humanos supone redibujar el mapa económico, político y social. Las defensoras de derechos humanos nos han marcado el camino.

Ecofeminismo. Ilustración de Jimena García Vargas
Ecofeminismo. Ilustración de Jimena García Vargas Paz con Dignidad
Periodista @desplazados_org
25 mar 2020 09:36

Redactar un artículo para un medio de comunicación escrito siempre suponía un reto para afrontar los límites. En el papel, los espacios son los que son y las palabras tenían que caber en la caja de texto de la maqueta. No había más. Lo que no cabía, no se podía contar porque no se iba a leer. Con la popularización de los medios online los textos dejaron de ser finitos.

La globalización, muy ligada al desarrollo de internet, rompió muchos límites, comprimió los tiempos, y estrujó las tareas. Ahora, todo cabe. O eso parecía. Las prisas, la inmediatez y la instantaneidad han borrado los impases y los tiempos de espera, también algunas barreras. Todo cabe, pero no hay espacio para nada. Ni en las cabezas ni en los cuerpos.

El activismo feminista, que se ha nutrido últimamente de la fuerza de las redes sociales, nos recuerda que las vidas hay que ponerlas en el centro, que los cuidados, que han sido siempre el eje de cualquier economía (aunque no se haya contado), requieren espacio público y mediático, y que los cuerpos son vulnerables y exigen atención. Pero, ¿cómo encajar eso en los agobios modernos?, ¿cómo buscar sosiego durante un bombardeo de imágenes y mensajes constantes?

PONER LA VIDA EN EL CENTRO 

Poner la vida en el centro es hablar de límites, es asumir que un cocido necesita fuego lento, es pensar que las heridas duelen y que la sanación requiere dilatación, es dormir para poder soñar, es sosegar para poder caminar. Poner la vida en el centro, a veces, puede asemejarse a escribir una crónica para un periódico impreso, allí donde el espacio era el que era y punto. No hay más, cuida lo que tienes. Pero no solo.  

La dependencia de los cuidados que tenemos los seres humanos no es única. La naturaleza, nuestra casa, nos recuerda cada rato que no podemos obviarla. ¿De qué depende la vida humana? La pregunta no esconde trampa alguna. De hecho, la respuesta es corta, pero compleja: ecodependencia, concepto que la antropóloga Yayo Herrero, siempre didáctica en sus intervenciones, remarca como imprescindible, porque “en una superficie físicamente limitada nada puede crecer ilimitadamente”. Pues eso.

Hace poco tuve la oportunidad de escuchar nuevamente a Yayo Herrero y pensé que no haría falta sacar el cuaderno porque no era la primera vez que acudía a su convocatoria. Me equivoqué: “Los seres humanos somos ecodependientes e interdependientes porque la vida humana está encarnada en cuerpos que hay que cuidar”, dijo. Así de sencillo se entiende cómo encajan los feminismos y la ecología o, bueno, así de fácil se entiende lo que es el ecofeminismo.

Lo puedo explicar de otro modo, las mujeres han sido quienes han atendido las vidas vulnerables y quienes han asumido los límites, tanto humanos como de la naturaleza; incluso los del modelo económico, que ha crecido gracias al trabajo invisibilizado e incluso repudiado de los cuidados. ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith? es un título muy recurrente de un libro de Katrine Marçal. Son las mujeres las que han sostenido la vida.

MUJERES DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS. CLARO EJEMPLO DE ECOFEMINISMO

“Estamos en un modelo económico y cultural que mira los cuerpos y la naturaleza desde la exterioridad, la superiodidad y la instrumentalidad”, apunta Herrero. La cosificación de las mujeres y de la naturaleza ha sido la base que ha sostenido la economía capitalista, y con ello el modelo político y social. Y eso me lo han recordado muchas mujeres defensoras de derechos humanos de América Latina a las que he podido entrevistar y sobre las que he podido escribir. Sus luchas contra múltiples modelos del mal llamado ‘desarrollo’ son un ejemplo claro de ecofeminismo, la alianza entre las prácticas feministas y las ecologistas. 

Vidalina Morales ha participado de manera activa en la lucha ciudadana contra la minería metálica en El Salvador. Después de 12 años de resistencias, aprendizajes, mucho dolor (varias personas fueron asesinadas) y mucho trabajo, en el país se aprobó una ley única en el mundo que prohíbe esta práctica. Todo un ejemplo del que podemos tomar nota en otros territorios amenazados por modelos económicos que buscan estrujar aún más la naturaleza, obviando sus límites, para enriquecer a unos pocos. No hay que mirar lejos.

“Luchamos por liberar esos dos espacios: primero este cuerpo que es llamado cuerpo-vida y también el cuerpo-físico, que lo llamamos territorio.”

“Entendemos estas luchas también en defensa de nuestros cuerpos. El primer espacio para liberar es el cuerpo, que me pertenece y es mío. Y a este sistema no le es grato que una mujer se libere de toda esa imposición que históricamente nos han venido imponiendo y que nos imposibilita a salir a espacios públicos y a tener voz propia y a liberarnos de todas esas ataduras que nos impiden ejercer un verdadero liderazgo. Luchamos por liberar esos dos espacios: primero este cuerpo que es llamado cuerpo-vida y también el cuerpo-físico, que lo llamamos territorio”, me contó Morales. Y lo dijo de manera tan humilde que obviaba el aporte filosófico de sus palabras. “En la Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras buscamos estrategias de autocuidado, porque entendemos que nosotras como mujeres no somos espacios aislados de nuestros ecosistemas, de nuestros entornos. Con nuestras luchas estamos librando una lucha contra el patriarcado y contra el modelo machista”, añadió. Y yo solo pude anotarlo para contarlo..

La necropolítica, esa que gana con la muerte de la gente, busca entre otras cosas vaciar los territorios, dejarlos sin vida para facturar millones sin oposición. No quiere resistencia, no quiere ecofeminismos, no quiere rebeldías que defiendan las vidas. Quiere “expulsiones”, como diría Saskia Sassen. Esa política fue la acabó con la vida de Berta Cáceres, defensora hondureña de los ríos y de la tierra; esa política expulsó su cuerpo, pero no su legado.

“Somos seres surgidos de la tierra, el agua y el maíz (…) Dar la vida por la defensa de los ríos es dar la vida por el bien de la humanidad (…) Despertemos. Despertemos humanidad. Ya no hay tiempo, nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de estar solo contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarca (…) Construyamos sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida. Juntémonos”. Estas son algunas de las palabras que pronunció Berta Cáceres al recibir el Premio Goldamn en 2015, todo un alegato ecofeminista que sigue resonando.

Mi libreta, que no es infinita, que también tiene límites, tiene anotada otra frase de Yayo Herrero: “Son tiempos para no estar solas”.

Artículo elaborado para el proyecto “Construyendo sinergias desde Extremadura. Fortaleciendo la Red Tendiendo Puentes para una ciudadanía global organizada, en torno a la defensa de los derechos humanos y de las mujeres” financiado por la AEXCID- Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Junta de Extremadura.

Sobre este blog
El Blog de Pueblos - Es una apuesta por la solidaridad que ofrece una mirada crítica sobre las diferentes realidades sociales, políticas, económicas y culturales del mundo.Queremos visibilizar la diversidad de colectivos y movimientos sociales del Estado Español y de otras partes del mundo, así como sus luchas, sobre todo en aquellos lugares y momentos históricos donde la voz y la palabra son negadas. Este Blog, impulsado por la asociación Paz con Dignidad, es un instrumento de comunicación para fortalecer e impulsar nexos entre organizaciones del Norte y del Sur que trabajan en procesos de transformación social.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Homofobia
Cerca de 40 años luchando contra el estigma social del colectivo LGTBI

Luchador incansable, el presidente del Observatorio Contra la Homofobia explica que se ha incrementado los ataques contra el colectivo, algo que atribuye al auge de la extrema derecha y por el estigma social hacia el colectivo que perdura en el tiempo

Derechos Humanos
Cádiz acogerá el primer Foro Social Iberoamericano en abril de 2021

La Red Iberoamericana para la Defensa de los Derechos Humanos (RibDH) organiza un encuentro internacional que persigue la creación de un espacio de debate y acción para la defensa activa de los derechos humanos.

Personas refugiadas
Tras más de 72 años persiste la resistencia y la lucha de la población refugiada palestina

“El legado de la Nakba te persigue desde la infancia, cuando naces refugiado […] es una cuestión de consciencia. ¿De dónde dices que eres cuando te preguntan? ¿De Al-Jalazon o de Lydda? Necesitas identificarte con algún lugar y sabes que el campamento no es tu casa. Desde muy pronto comprendes que hay un problema”.

Dina- Campo de refugiados de Al Jalazon, cerca de Ramallah /Cisjordania

0 Comentarios
Sobre este blog
El Blog de Pueblos - Es una apuesta por la solidaridad que ofrece una mirada crítica sobre las diferentes realidades sociales, políticas, económicas y culturales del mundo.Queremos visibilizar la diversidad de colectivos y movimientos sociales del Estado Español y de otras partes del mundo, así como sus luchas, sobre todo en aquellos lugares y momentos históricos donde la voz y la palabra son negadas. Este Blog, impulsado por la asociación Paz con Dignidad, es un instrumento de comunicación para fortalecer e impulsar nexos entre organizaciones del Norte y del Sur que trabajan en procesos de transformación social.
Ver todas las entradas

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Coronavirus
Sanitarios de A Mariña recogen firmas contra la celebración de las elecciones gallegas
Los profesionales advierten del peligro que se corre si un positivo en coronavirus o cualquier otra persona que esté guardando cuarentena vaya a votar el domingo. Recogen firmas en la zona de A Mariña, totalmente confinada, para mostrar su descontento ante la medida.
Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.

Vivienda
Demanda de inquilinas de Torrejón contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Educación
Volver al futuro: la inclusión en las coronaescuelas
El Conseller de Educació ya ha adelantado cómo será la vuelta al cole en el País Valencià, igual que ha asegurado que se contratará a más personal y que se “ha aprendido mucho” de la pandemia. En Elche, docentes y familias de escolares pertenecientes a grupos vulnerables reflexionan sobre las dificultades del pasado para configurar sus demandas del futuro.
Black Lives Matter
Coches contra manifestantes: se extienden los atropellos contra activistas de Black Lives Matter

En las últimas semanas han sido decenas los conductores que han acelerado sus coches contra grupos de activistas de Black Lives Matter. Mientras, circulan por las redes memes y bromas sobre atropellar manifestantes. 

Últimas

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Iglesia católica
La doble privatización del Patio de los Naranjos
“Yo, desde muy pequeño, jugaba en el Patio de los Naranjos, que me ha cabreado mucho que los curas lo hayan cerrado, porque los niños jugábamos allí, y había pocas plazas.”
Crisis económica
El capitalismo del coronavirus y cómo derrotarlo
Este vídeo trata las formas en las que la actual crisis de la COVID-19 ya está transformando nuestra concepción de lo posible.
Opinión
Queerfobia

En el debate desencadenado por el documento trans- y queerfobo del PSOE se está invisibilizando a las personas queer, y una parte del movimiento trans y de la PSOE se unen en la queerfobia.

Ayuntamiento de Madrid
Redes vecinales exigen a Almeida que se haga cargo de la emergencia social

Al mismo tiempo que todos los grupos políticos aprobaban en pleno los Pactos de la Villa, representantes del movimiento vecinal de Carabanchel entregaban en su Junta Municipal un comunicado crítico con esas medidas sociales que aún no llegan a los barrios.