Racismo
Valentina Henríquez: “Los trámites migratorios fabrican sujetos de segunda categoría”

Valentina Henríquez, migrante y activista antirracista del colectivo Resistencia Migrante, denuncia la reciente reducción del sistema de información de extranjería en la ciudad de València y en la Universitat Politécnica. Además, hace un llamado a la comunidad migrante y racializada para que presionen por la restauración de los servicios.

Valentina Henríquez
Valentina Henríquez, migrante y activista antirracista del colectivo Resistencia Migrante Julia Reoyo
23 sep 2019 08:00

Valentina Henríquez es licenciada en arte por la Universidad de Chile y actualmente cursa el segundo año de doctorado en la Universidad Politécnica de València. Dejó su tierra natal para continuar sus estudios en España, ya que la lógica neoliberal del sistema chileno “le obligaba a endeudarse de por vida”. Desde hace diez años compagina sus estudios universitarios con su trabajo como camarera.

¿Qué está pasando con el sistema de información y tramitación de extranjería en la ciudad de València?
Nadie se imagina lo que es el sistema de extranjería hasta que lo vive, y es algo que te marca. La experiencia de una estudiante proveniente de un país no europeo guarda una gran distancia con la de alguien proveniente de un país del espacio Schengen. Cuando llegas aquí, no tienes nada más que una pegatina en tu pasaporte que dice que eres estudiante, así que lo primero que haces es ir a alguna oficina de extranjería para informarte. Allí te indican cómo solicitar una cita para enrolar tu huella y solicitar tu tarjeta de identificación de extranjera, la TIE.

Desde el 1 de junio, esa posibilidad no existe. La respuesta ahora cuando vamos a pedir información es un papel con una dirección de correo electrónico y una observación que señala, en negrita, que no debes presentarte físicamente en esa oficina. He escrito tres correos con distintas dudas y ninguno ha sido contestado. También he solicitado cita previa y la fecha más próxima es dentro de un mes y medio. Otras veces la plataforma no funciona... Es inevitable preguntarse qué hace una persona que no habla castellano o alguien que no tiene acceso a tecnología.

¿Por qué se reduce el servicio de información?
La excusa es que no hay suficientes funcionarios para atender al público o que el público es demasiado grande. Sin embargo, pensamos que se trata de un mensaje —bastante claro— de las instituciones con respecto a la migración. Si revisas el marco general de la Ley de Extranjería, puedes ver que el espíritu está fundamentado sobre una lógica neoliberal y racista, donde se deja bien claro que el tipo de migración por el que el país va a apostar será aquel que haga crecer su economía. Eso también se ve expresado en la burocracia asociada a los permisos de trabajo para estudiantes. Un estudiante sin beca es un problema. No dicen abiertamente que no puedes trabajar, eso sería demasiado, pero generan un sistema invisible que lo haga imposible.

El tipo de migración por el que el país va a apostar será aquel que haga crecer su economía
La Ley de Extranjería parece ser algo muy etéreo hasta que la ves manifestada en tu vida. Los estudiantes extranjeros no-comunitarios tenemos que cumplir con una serie de requisitos para pedir la visa que nos permite tener una residencia como estudiantes. No basta con estar matriculada en una universidad por la que ya has pasado por un sistema de evaluación y aceptación; tienes que incluir hasta un certificado médico donde se exprese claramente que no tienes ciertas enfermedades contagiosas. También debes acreditar cada año tu situación económica, justificando que tú o tus tutores te mantienen con un mínimo de 600€ mensuales.

En la embajada de España en Chile, me dijeron que podía optar a un trabajo de máximo 20 horas. Pero estando ya en València, supe que la realidad era muy distinta y que realmente no era posible trabajar. La ley lo que permite es que un empleador pueda solicitar un permiso de trabajo para mí, con un contrato firmado y presentándose personalmente conmigo en una oficina de extranjería. Encontrar a alguna entidad dispuesta a hacer ese trámite contigo cuando nadie te conoce es casi imposible.
Te das cuenta de que tu identidad acaba de cambiar, de lo que significa la Europa fortaleza y de que tú estás fuera de ella
Ahí es donde empiezas a darte cuenta de dónde estás parada y de que tu identidad acaba de cambiar, de lo que significa la Europa fortaleza y de que tú estás fuera de ella. Situaciones como esas se repiten con los seguros de salud privados que estamos obligados a contratar, con las becas a las que no podemos postular, con las dificultades para extender la visa para cumplir el calendario docente... Y así, un sin fin de etcéteras que van condicionando tu identidad a la de un sujeto de segunda categoría.

¿Qué ha pasado en la oficina de información de extranjería de la UPV?
Mi experiencia en trámites migratorios se puede abordar desde distintas perspectivas, pero generalmente son eventos, además de racistas, traumáticos y llenos de angustia. El visado inicial, las autorizaciones de regreso, la renovación y extensión de la TIE, el permiso de trabajo, la renovación del permiso...,son algunos de los trámites por los que he pasado. Nunca ha sido fácil, pero cuando estaba disponible el servicio de la Universidad, al menos contaba con un apoyo institucional.

El pasado lunes 2 de septiembre nos encontramos con que la Oficina de Programas Internacionales e Intercambio (OPII), donde se encontraba el servicio de extranjería, tenía un cartel en su puerta que decía “Students Exchenge Welcome” con una serie de indicaciones y a un costado de éste, otro cartel que decía “No hay servicio de extranjería”. Cuando pregunté por el motivo oficial del cierre del servicio, me dijeron que ya no daban abasto y que era un servicio que no estaban obligados a tener. El mero hecho de enfrentarte a una puerta donde se da la bienvenida a algunos y a otros no, es un gesto político del que la universidad debe hacerse responsable. No dudo que las personas que trabajaban en ese servicio se hayan visto sobrepasadas, pero la solución no puede ser suprimir esa oficina sin previo aviso ni de manera oficial.
El mero hecho de enfrentarte a una puerta donde se da la bienvenida a algunos y a otros no, es un gesto político del que la universidad debe hacerse responsable
¿Qué acciones están organizando para defender el derecho a la información?
Participo en Resistencia Migrante, un colectivo de personas migrantes y racializadas en València. Creemos que lo más importante y urgente es visibilizar las problemáticas, hacer ver que la ciudadanía es un privilegio con el que nosotras no contamos. No tenemos representación para incidir en el cambio de ninguna ley, pero estamos absolutamente subyugadas a ellas. Defender el derecho a la información, en este caso, va de la mano con la denuncia del racismo institucional ejercido por el sistema de extranjería. Es necesario que la comunidad migrante se organice para restaurar el derecho a la información, pero también es necesario que la ciudadanía ponga oído a nuestras demandas.

Relacionadas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.

Racismo
1983 o el nacimiento de una nueva generación de antirracistas
Un antirracismo institucional que se apropia de las luchas de las personas no blancas de los barrios, despolitizando la lucha y tratándolas como niños bajo tutela.
Antropología
No decir ‘raza’ no elimina el racismo

El que la raza sea una construcción política y social no quiere decir que no tenga efectos reales. La antropología hegemónica, antes que adoptar actitudes censoras desde una presunción de superioridad intelectual, debería preguntarse quién dice “raza”, por qué y para qué.

9 Comentarios
Resistencia Migrante Valencia 16:37 9/10/2019

Frente a la sistemática precarización del sistema de extranjería en España, como colectiva Resistencia Migrante, tomamos diferentes acciones para denunciar el reciente cierra de una oficina y la supresión del servicio de información presencial, problemática que nos atañe directamente. Organizadas dentro de la Red de Colectivas Antirracistas de Valencia, acudimos a distintos medios para visibilizar esta problemática - https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2019/09/11/gobierno-suprime-servicio-informacion-presencial/1920276.html - y uno de ellos, fue acordar que una de nuestras compañeras diese una entrevista personal, y así dar a conocer la problemática desde una experiencia particular.
Creemos que los comentarios anónimos posteados en el sitio web del periódico, además de carecer de verdad en cuanto a la biografía de nuestra compañera, sólo desvían el objetivo principal de esta entrevista, que sigue siendo denunciar un sistema que precariza cada día más la vida de las personas migrantes. Como colectiva, nuestro objetivo nunca ha sido, ni será, encarnar la voz de la migración, respetamos las diferentes opiniones y experiencias y reconocemos la multiplicidad y diversidad que componen nuestra realidad en lucha. Así también, apostamos por la organización colectiva y horizontal como la única vía que nos permite hacer frente a este sistema.

Resistencia Migrante.

Responder
3
1
Persona anónima 11:44 25/9/2019

Está muy bien que los blancos luchemos contra el racismo y tal, pero de ahí a colocarnos como víctimas hay un paso. Es un insulto para quien realmente sufre racismo. Esta chica será chilena, pero es descendiente de europeos y su camino, que no digo que haya sido fácil, habrá sido mil veces más fácil que el de un migrante racializado.
Blancos: tened cuidado en vuestra lucha para que vuestro ego no os quite credibilidad y acabéis ofendiendo a los demás.
Al periódico El Salto, por favor, un poco de filtro en las cosas que publicáis, no es la primera vez que salta una ridiculez de estas.

Responder
4
26
#39977 14:52 26/9/2019

defineme victima, yo dudo entre refugiado o el pardillo que paga para que un migrante entre a españa para vivir del cuento

Responder
0
0
#39922 21:55 25/9/2019

blanca? no lees los trámites que tiene que hacer para estar acá? el racismo institucional es evidente, y la blanquitud es una construcción geopolítica, no por tener la piel blanca eres blanca en España. Se nota que eres de España y como persona privilegiada tienes el tupé de comentar esas estupideces.

Responder
25
1
#39948 10:48 26/9/2019

La blanquitos es una construcción geopolítica? Venga va... Otra pija latinoamericana costeada por sus papis chetos que se ha ido a recorrerse el mundo haciendo el hippie y se aprovecha de las miserias ajenas para salir en portada. Sois unas oportunistas!

Responder
1
25
#39921 21:53 25/9/2019

De qué hablas? por cómo escribes se nota q

Responder
1
4
Manu 24:25 23/9/2019

Toda la razón... y la verdad duele.

Responder
19
3
#39736 17:28 23/9/2019

En Valencia esta chica ha hecho mucho el ridículo y no tiene ni idea de lo que es pasarlo mal siendo una VERDADERA EMIGRANTE. Se sabe que su familia son Pacos y ha sido una privilegiada tanto en su país de origen como en España. Te quejas de tonterías primer mundistas. No queremos que hables de los verdaderos inmigrantes, no perteneces a nosotros. Eres una niña de falda privilegiada por la politécnica de Valencia donde bien se sabe que has explotado tu condición como extranjera de intercambio (ALGO REALMENTE DURO Y TRAGICO). Tu arte es patética y muy cínica. No hables de lo que no sabes. No nos utilicés. Tu eres la verdadera privilegiada por el neoliberalismo.

Espero tu respuesta acá.

Responder
25
49
Juan 15:12 23/9/2019

Desde hace 100 años compagina sus estudios con su trabajo como camarera........??? Vino a estudisr el foctorado y está en segundo curs6. Otra que se ha colado. Otra cosa que explique como es en su pais

Responder
12
51

Destacadas

Coronavirus
Sanidad reduce en casi 2.000 personas el número de muertes por la pandemia

El Ministerio revisa a la baja el número de fallecidos a causa del covid-19. Catalunya y Madrid son las comunidades donde la cifra se rebaja más, con 1.126 y 291 menos, respectivamente.

Sanidad
Historias de enfermeras que emigraron para trabajar

Entre el 2010 y el 2016 España perdía miles de profesionales de enfermería, en su mayoría mujeres, que ante la falta de empleo, se marchaban a trabajar fuera. Para algunas es difícil volver, otras no se lo piensan. La mayoría coincide en las deficiencias de las condiciones laborales y la falta de horizonte.

Multinacionales
Grandes empresas estudian cómo hacer millones gracias a las medidas contra la pandemia
Varios estados, entre ellos el español, podrían recibir reclamaciones por daños y perjuicios de inversores extranjeros debido a las leyes de emergencia por covid-19.
Siria
Hasaka, una muerte anunciada para los yihadistas

No hace mucho tiempo los combatientes de Daesh se sentían invencibles. Ningún otro grupo insurgente en la historia contemporánea ha estado tan cerca de controlar tanto territorio y a tanta gente. Ahora, sus cuerpos raquíticos cuentan una historia muy distinta; son hombres despiadados que piden misericordia.


Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.

Laboral
Telefónica o cuando trabajar es una heroicidad

El pasado 7 de mayo, una de las principales empresas de telecomunicaciones del mundo anunció que premiaría con 650 euros a una parte de la plantilla por haber estado expuesta al covid-19. Una de las trabajadoras explica por qué considera que se trata de una “muestra más de la hipocresía de la empresa”.

Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Venezuela
El desprestigio de Guaidó da un balón de oxígeno a Maduro

En esta tercera y última parte de la investigación sobre el contrato firmado por Juan Guaidó con los mercenarios estadounidenses, el autor analiza las consecuencias políticas de esta revelación y las nuevas amenazas de EE UU.

Últimas

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Alcorcón
Alcorcón defiende la sanidad pública y acalla las cacerolas

Después de una semana de tensiones en el municipio madrileño, el pasado sábado 23, vecinas y vecinos salieron a reivindicar la sanidad pública eclipsando las protestas contra el gobierno.