Opinión
Comunicación, sonrisas y liquidación de pactos: Más Madrid se presenta en sociedad

Íñigo Errejón y Manuela Carmena anuncian su intención de presentarse juntos a las elecciones al margen de las siglas de Podemos.

Mas Madrid
Manuela Carmena e Íñigo Errejón

publicado
2019-01-17 14:07

Nadie está más presionado, dentro de Podemos y los partidos del cambio, que los equipos de comunicación. Crisis por la presión, bajas por depresión, quemazones nivel mañaneo de playa sin protección solar… Hay un reguero de incomprensión hacia la difícil tarea de los equipos de comunicación hoy y siempre: tratar de explicar giros de guión, cambios de piel y nueva temporada de chaquetas otoño/invierno. Tratar de explicar que las primarias de hace seis meses —en las que cada voto cuenta— carezcan de importancia seis meses después —porque hay que mirar al futuro— es más difícil todavía en los tiempos de la comunicación directa. Cuando nuevos actores ponen en duda los eslóganes y cuesta tanto hacerse un hueco en la actualidad o en la conversación pública. Por supuesto, entre expertos todo parece más fácil.

La publicación hoy de una carta llamada “Manuela e Íñigo” y su divulgación en primicia por el Grupo Prisa supone un nuevo momento estelar de la comunicación política “del cambio”. Las palabras destacadas en negrita se ponen al servicio del mensaje que Manuela (Carmena) e Íñigo (Errejón) sitúan en el proceso hacia las elecciones de mayo. Democracia —vista como un regalo (sic)— “más allá de las siglas”, configurada en torno “un proyecto que renueve su ilusión y confianza”, basado en una “invitación colectiva, abierta y cívica” para “continuar el Gobierno del cambio en la alcaldía y extender su ejemplo a la Comunidad de Madrid” mediante “la cooperación, la apertura y la transversalidad (...) [que] son las mejores llaves para el futuro”. Un “abrazo entre dos generaciones” con el que “se ganó el Ayuntamiento de Madrid en 2015” (sic). El despliegue retórico termina con uno de los significantes más genuinos del cambio —ahora que la transversalidad es un valor también para el PP de Casado—, los “cuidados” en su versión más abstracta: “Cuidémonos: cuidemos la democracia, cuidemos Madrid”.

Una bronca de cuidado

Hasta aquí la enunciación de un movimiento llevado a cabo sin demasiado sigilo —solo un día antes El País lanzaba “la idea” en un artículo preparatorio— que supone, al margen de los abrazos y las sonrisas, un golpe fundamental para Podemos —cuya dirección ha declarado que se ha enterado por la prensa—, cuyo daño colateral es abrir un enfrentamiento con Izquierda Unida y el total abandono de las posiciones de partida de las confluencias que acudieron a las elecciones de 2015, llevado a cabo previamente por Carmena en noviembre de 2018.

A cuatro meses escasos del domingo de mayo, el movimiento de Carmena y Errejón (a partir de ahora Más Madrid) sitúa al resto de fuerzas de la Comunidad de Madrid —locales y de dimensión autonómica— en un dilema: aceptar sin condiciones el marco del progresismo cívico que plantean los protagonistas de la carta o emitir un mensaje negativo a la opinión pública (esta izquierda, siempre desunida). Abandonar sus espacios orgánicos —Podemos, e IU, principalmente pero no solo— y acudir a la llamada como espontáneos de la política a unas primarias de las que no se conoce ni el sistema, ni las fechas, ni el censo, porque dependen de “una invitación colectiva, abierta y cívica” que tendrá más adjetivos que sustantivos hasta el momento de su realización.

Desecho por ejecución sumaria el pacto entre el errejonismo y las familias oficialistas —pablismo— representadas por Ramón Espinar, que sirvió para resituar a Errejón tras su caída de la dirección de Podemos después de Vistalegre II, al sector oficial de Podemos apenas le quedan bazas para tratar de salvar los compromisos creados a nivel macro con Izquierda Unida y los compromisos internos generados en el proceso de creación de la organización en Madrid.

Dos nombres, el del propio Espinar y el de Julio Rodríguez, quedan señalados —y posiblemente marginados— en la creación de lo que será la lista electoral de mayo de 2019. Sol Sánchez, baza electoral de Izquierda Unida en la Comunidad, queda también, de momento, al margen del proyecto Más Madrid. Al menos hasta que se conozca la fórmula de primarias y el alcance de la “generosidad” de Carmena y Errejón a la hora de establecer los requisitos de acceso a su “ticket”.

Anticapitalistas, que rechazó acudir a las primarias de junio, ha reaccionado pidiendo un “proyecto de izquierdas, participativo y democrático que esté presente en las próximas elecciones, tanto municipales como autonómicas”. De momento, en la ciudad de Madrid, la única alternativa pública la propone “La Bancada”, que el día 26 de enero ha convocado un encuentro y que aún no ha especificado si tiene previsto presentar una candidatura que haga frente a la propuesta de Carmena para las elecciones de mayo.

Más (que) Madrid

La trascendencia del movimiento de hoy, no obstante, no se ciñe solo a la Comunidad de Madrid —de hecho, el errejonismo, en crisis interna, tendrá difícil articular candidaturas con marca blanca en varias ciudades de una región fracturada desde 2015— sino que supone un primer paso para la configuración de un espacio antagonista a Podemos, al menos al Podemos de Pablo Iglesias. Un espacio mucho más afín al PSOE, ligero de equipaje programático —poco más que reivindicar “gobiernos e instituciones que cooperen”— y abrazado por el progresismo de orden, el que trata de restablecer cada mañana El País. Un espacio fino en cuanto a comunicación política y ajeno tanto al izquierdismo como al antagonismo de clase que ha quedado reflejado en la división municipal en torno a la Ley Montoro o la Operación Chamartín.

“Andalucía ha sido un toque de atención. Hoy todo el mundo sabe que necesitamos un revulsivo”. Con ese señalamiento, los autores de la carta hacen públicos los movimientos hacia la creación de un tercer espacio en el espectro del centro izquierda, una búsqueda que previamente ha dado lugar a la extraña alianza Llamazares-Varoufakis. Movimientos que pasan en primer lugar por un cuestionamiento de Iglesias como figura visible de la izquierda “a la izquierda del PSOE”, pero también de cualquier tipo de alianza con la Izquierda Unida de Alberto Garzón, y que, si funciona, tendrá argumentos para ampliarse a más territorios.

El nacimiento de ese tercer espacio —¿se llamará “Más España”?— será posible solo si se dan dos premisas: que Carmena gane las elecciones y pueda Gobernar en la capital, y, dos, que Errejón pueda ponerse al servicio de la presidencia de Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid —por más ilusión que despierte, el candidato Gabilondo es una baza segura para los socialistas—.

En las últimas elecciones, con una izquierda hipermovilizada, la primera premisa se dio a medias —Carmena no ganó pero pudo gobernar con los votos del PSOE— y la segunda no se dio en absoluto en gran parte —oh, paradojas— porque IUCM obtuvo 130.000 votos que hubieran aportado un 4% a la izquierda parlamentaria madrileña. En mayo, con la derecha movilizada pero el PP en caída libre, Más Madrid aspira a crear un polo, al estilo del Partido Democrático italiano, que obtenga mejores resultados que la marca Unidos Podemos allí donde se pueda articular. Para que ese sorpasso interno tenga algún viso de hacerse real y pueda asentarse de cara al próximo ciclo electoral, será necesario invocar no solo a la progresía carmenista desencantada con Gabilondo (donde quiera que esté) sino también al izquierdismo y el antagonismo de clase, que tuvo peso específico en la creación de Ahora Madrid. La apuesta es alta y la comunicación ayuda, pero, y vaya esto en descargo de los voluntariosos equipos de comunicantes, no lo es todo en política. Ni siquiera en estos tiempos que corren.

Relacionadas

Movilidad
“La Comunidad de Madrid aprovechó su mala planificación para culpar a Madrid Central”
Álvaro Fernández Heredia fue director gerente de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid hasta la llegada del gobierno de José Luis Martínez-Almeida.
M-30
Samuel Romero: “No municipalizamos la M-30 porque no nos dio tiempo”

Samuel Romero fue Consejero apoderado de Madrid Calle 30, la empresa que gestiona la M-30, durante la legislatura de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid.

Elecciones del 26 de mayo
Y qué esperabais

En vez del escenario de una lluvia de cuchillos, hoy Madrid debería ser el lugar donde los hasta ayer archienemigos tendrían que arrejuntarse poco a poco, con la cabeza baja y entonando el mea culpa, para pensar cómo se vuelven a unir hombros para hacer frente a la que se nos viene encima. No es tan difícil, ya pasó en 2011 y 2015.

9 Comentarios
#29318 2:20 19/1/2019

Los cuidados del grupo PRISA.
Todavía huele a azufre.

Responder
3
0
#29317 24:49 18/1/2019

La lista de caraduras y rastreros que están palotes es enorme. Solo faltan Garzón y Llamazares. Pero que conste que Iglesias se lo ha ganado. Triste Podemos. Desde Vistalegre I que se vio que la infamia no tenía techo.

Responder
0
0
#29288 9:44 18/1/2019

Vamos a acabar teniendo alcalde y presidente regional de VOX como sigan con estas mierdas.

Responder
4
0
#29284 7:03 18/1/2019

El problema es Espinar ¿Podría realizársele un test de inteligencia? ¿Da el mínimo? Por Alá que es "marmolillo". Insulta a la inteligencia y es un machito disfrazado. Te quié i ya (es danés).

Responder
2
2
#29269 21:15 17/1/2019

Confía en iluminados que montan partidos y verás como en 4 años se destrozan ellos solos. La historia siempre deja a la soccialprogresí como lo que son en realidad: una panda de oportunistas sin moral. Y todavía habrá millones que voten a unos y otros, en fin...

Responder
6
3
#29259 19:18 17/1/2019

Desde un punto de vista de cuestionamiento del sistema infinitocrecentista que nos aboca al colapso, lo más consecuente es una alianza de los ecologistas con los anticapitalistas. Sería la única opción que iría a la raiz de nuestros problemas para proponer soluciones alternativas a nuestro suicidio como especie.
SALUD Y SUPERVIVENCIA!!

Responder
12
0
#29257 19:08 17/1/2019

Yaya, es que el Podemos de Pablo Iglesias es el summum del progresismo de desorden

Responder
3
3
#29255 19:03 17/1/2019

Esto está muy bien. A nadie le beneficia a día de hoy presentarse con las siglas de Podemos

Responder
3
8
#29254 19:03 17/1/2019

La anotación "sic" no es una herramienta para corregir derivas políticas https://www.fundeu.es/consulta/sic-1600/

Responder
2
0

Destacadas

Migración
Dime de dónde vienes y te diré quién eres

¿Cómo repercuten las fronteras en los cuerpos e identidades de las personas migrantes? Las fronteras construyen las narrativas de la migración, las cuales son reproducidas y perpetuadas tanto por quienes migran como por las sociedades que ‘los reciben’. ¿Cómo ven las políticas migratorias a los migrantes? ¿Cómo influyen estas en la perspectiva que los ‘autóctonos’ tienen del extranjero? ¿La respuesta de alguna de estas preguntas influye en la respuesta de la otra?

Pensamiento
Marta Peirano: “Internet no es el problema, la extracción de datos es el problema”

La periodista Marta Peirano (Madrid, 1975) ha publicado El enemigo conoce el sistema (Debate, 2019), un ensayo sobre el estado actual de internet y de las sociedades que están moldeando una serie de herramientas privadas.

Elecciones
El lío de la trayectoria de Sánchez

Decimotercera entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Violencia machista
Las Kellys y la Plataforma 8M denuncian a un gran hotel por tolerancia con un intento de violación

Tras un intento de violación a una camarera de piso en Lanzarote, los dueños de una gran cadena hotelera no creyeron a la víctima y la obligaron a seguir trabajando junto a la habitación donde se había producido el supuesto ataque.

Literatura
Tiempos negros, tiempos salvajes

La novela negra en España se debate entre el espejismo de un boom comercial con amplia presencia en las mesas de novedades, y una realidad en la que conviven autores de éxito con otros que habitan en los márgenes de un género que, pese a la supremacía del best seller, no renuncia a su espíritu crítico. Pasamos revista rápida al noir hispano hablando con escritores, editores, libreros y especialistas en el simple (en este caso, ficticio) arte de matar.

Elecciones
Se están riendo de nosotras

Digámoslo claro: nos sentimos humilladas, se están riendo de nosotras. Pero partamos de ahí para hacer algo al respecto, no para atrincherarnos en un búnker de cinismo o hartazgo.

Últimas

Andalucismo
Los andalucistas se plantan: quieren papeleta de Adelante Andalucía en la repetición electoral

Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista exigen a los socios mayoritarios de la confluencia andaluza, IU y Podemos, presentar la marca Adelante a las elecciones generales y aseguran que ya “no caben excusas”. IU se muestra reacia y en Podemos se abre el debate interno.

Movimiento estudiantil
Declaración de intenciones
Algunos representantes estudiantiles nos recuerdan demasiado a jefecillos que gestionan nuestro cabreo para que no se vaya de madre.
Crisis climática
Mapa: la Huelga Mundial por el Clima ya suma más de 1.600 convocatorias

El movimiento global por el clima organiza una semana de lucha entre el 20 y el 27 de septiembre que en España se vivirá especialmente el día 27, día en que está convocada una huelga para exigir a gobiernos e instituciones que se pongan manos a la obra y declaren la emergencia climática.