Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

CETI Melilla
Foto: Ángel Gutiérrez Rubio (cc 2.0)
4 jun 2020 11:25

El miércoles 3 de junio, centenares de personas se manifestaron a la entrada del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla para reclamar el traslado a la Península y la concesión del asilo político que llevan semanas exigiendo. Los manifestantes incidieron también en la vulneración de los derechos humanos a la que ya se sometían antes de la crisis sanitaria y que se ha agravado con el inicio de la pandemia, que se ha traducido en hacinamiento en el centro, además del anuncio de su eventual futura deportación a Túnez, tal y como subrayan desde el movimiento #RegularizaciónYa.

El colectivo recuerda que unas 1.400 personas de varios países permanecen actualmente en el CETI de Melilla, que tiene capacidad para 760 personas, lo que hace imposible cumplir las recomendaciones sanitarias. “El confinamiento, la aglomeración, la falta de higiene y el pánico han provocado protestas desde hace días”, traslada el grupo antirracista en un comunicado.

La situación, avisan desde el colectivo, se ha agravado con el inicio de una huelga de hambre, el pasado 27 de abril, por parte de algunos afectados por la deportación en grupo. Siete de ellos se han cosido la boca con puntos de sutura y dos han tenido que ser trasladados al hospital comarcal.

CETI
Habib Qadmi “Hacemos huelga de hambre porque queremos que nos trasladen a la Península y poder trabajar”

El 27 de abril estalló una huelga de hambre en el CETI de Melilla. Siete migrantes se han cosido la boca con puntos de sutura para exigir que se les conceda el asilo político y que se les traslade a la península. Existía un precedente en Ceuta: el pasado 27 de marzo, Habib Qadmi protagonizó, junto con otros 13 internos, una huelga de hambre por los mismos motivos en el centro ceutí.  


Además del traslado a la Península y el asilo político, los manifestantes exigen la paralización del proceso de deportación del grupo de personas de nacionalidad tunecina que ha anunciado el Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. “Exigimos que se cumplan las demandas de los huelguistas y señalamos que cualquier daño ocasionado a su salud y a su vida serán responsabilidad del ministro Grande-Marlaska, del presidente Sánchez, del vicepresidente Iglesias y del Estado Español por no ejecutar el asilo político por razones humanitarias en tiempos de coronavirus”, apuntan desde #RegularizaciónYa, que convoca a la ciudadanía a sumarse al conversatorio online el próximo 11 de junio, Racismo de Estado y Deportaciones, donde se abordarán estas cuestiones.

CETI
Imed Soltani: “Nadie sabe que Europa mata migrantes porque se controlan los medios de comunicación”

La iniciativa #RegularizaciónYa, junto a otros organismos y grupos, han logrado visibilizar la huelga de hambre de los internos del CETI de Melilla a pesar del silencio de los grandes medios de comunicación. Imed Soltani es presidente de la asociación tunecina La Terre pour Tous, que ha convocado en los últimos meses varias manifestaciones en Túnez para apoyar a sus connacionales en su petición del traslado a la península.

En el comunicado de apoyo a las protestas que reseña la existencia de un manifiesto conjunto que cuenta con alrededor de 200 adhesiones, colectivos y organizaciones antirracistas han denunciado que durante las manifestaciones de ayer la policía puso dificultades para la participación de las mujeres.

La asociación Terre pour Tots —que mantiene el contacto desde Túnez con jóvenes internos en el CETI—, ha trasladado que, con el inicio de las protestas, desde el CETI han llamado a la Policía. El Fórum tunecino por los Derechos Sociales y Económicos, avisan desde #RegularizaciónYa, cree que se trata “una presión hacia las autoridades tunecinas por parte de las autoridades españolas para que se firme algún tipo de acuerdo relacionado con la devolución de los migrantes”, pues consideran que bloquear a la gente en Melilla “puede servir para alertar a sus familiares en Túnez de que la ruta migratoria a través de Marruecos y Melilla está cerrada”.

Relacionadas

Migración
El Ocean Viking lleva ocho días esperando un puerto seguro

Con 180 personas rescatadas a bordo, el buque de rescate denuncia estar “en el limbo” mientras Italia y Malta se niegan a permitirle el desembarco.

Migración
Industria de control migratorio: un negocio de lucrativa sobredimensión

Un estudio de la Fundación PorCausa investiga el lucrativo negocio que se expande tras las políticas migratorias comunitarias. Oscurantismo, puertas giratorias y discurso del miedo confluyen en una maraña de intereses que la organización ha querido visibilizar a través de una propuesta irónica: el conglomerado industrial Espectram.

Ley de Extranjería
35 años con leyes de extranjería
En 1985 el Estado español sancionaba su primera Ley de Extranjería. En un escenario marcado por el vaciamiento coyuntural de los CIE y el cierre de fronteras por la pandemia, son múltiples las voces que urgen a replantearse el espíritu restrictivo que arrastra la Ley desde sus inicios y defienden el derecho a migrar.
0 Comentarios

Destacadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Sanfermines
San Fermín: una mundanidad imposible

Por primera vez las fiestas de Iruñea se han suspendido por motivos sanitarios, ya que el coronavirus es incompatible con el roce del festejo.

Cuando volvamos a encontrarnos
Vivir en las ciudades más afectadas por el coronavirus

Esperanza Balaguer y Javier Abella residen en dos de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Desde Nueva York y San Pablo, comparten su experiencia como emigrantes en medio de la crisis del covid-19.

Últimas

Ley Trans
Confluencia Trans exige una ley estatal que garantice la autodeterminación de género
Una treintena de colectivos integrados en Confluencia Trans se movilizan en Madrid por los derechos de las personas trans y para que se apruebe la normativa que garantice la autodeterminación de género.
Costas
Contra el hotel de La Tejita y su mundo: rastros de una lucha ganada

Las que aquí hablan son solo unas pocas voces de las miles que gritaron en La Tejita. El texto bien podría ser anónimo. Esperamos recoger parte del sentir común.