Migración
Industria de control migratorio: un negocio de lucrativa sobredimensión

Un estudio de la Fundación PorCausa investiga el lucrativo negocio que se expande tras las políticas migratorias comunitarias. Oscurantismo, puertas giratorias y discurso del miedo confluyen en una maraña de intereses que la organización ha querido visibilizar a través de una propuesta irónica: el conglomerado industrial Espectram.

Valla de Melilla vista áerea
Valla de Melilla APDHA
3 jul 2020 09:04

La Fundación PorCausa presentaba ayer 2 de julio los resultados de su investigación Industria de Control Migratorio, al término de un año de trabajo del que ha resultado un estudio estructurado en dos volúmenes, el primero de ellos dedicado al diseño de las políticas migratorias de la Unión Europea y los actores implicados, y el segundo focalizado en el caso español.

Para presentar los principales hallazgos de la investigación la Fundación echaba ayer mano de creatividad e ironía, a través del imaginario conglomerado Spectram, acrónimo de Securitización, Privatización, Externalización y Tráfico de Migrantes. En la presentación a la prensa, a través de Zoom, un representante del ficticio grupo introducía al público en el negocio de la migración. Serio y trajeado, contextualizaba el giro de la industria hacia el ámbito migratorio en la disminución de un 60% en el presupuesto destinado a defensa entre 1960 y el año 2000 a nivel internacional.

Fronteras
Europa adquiere drones israelíes para vigilar a quienes intentan cruzar el Mediterráneo

El Observatorio de Derechos humanos de la red Euro-Mediterránea cifra en 59 millones la cuantía de los contratos de compra de drones militares a empresas israelíes para la vigilancia en el mar de migrantes y solicitantes de asilo. Podemos (grupo GUE/NGL) registró ayer 2 de junio una pregunta a la Comisión Europea sobre estas adquisiciones.

Es en ese marco que puede entenderse el volumen de un negocio que mueve presupuestos desproporcionados para la situación a la que dice hacer frente, pues, como afirman en la investigación “los migrantes no autorizados (incluidos demandantes de asilo pendientes de resolución) eran solo el 1% de la población total de Europa en 2017. En el caso de España, a finales de 2019, los migrantes irregulares sumaban entre 390.000 y 470.000 personas, entre el 11% y el 13% del total de inmigrantes extra-comunitarios y alrededor del 0,8% de la población total que reside en España. Tan solo un 9% provienen de África. Partiendo de estas cifras ¿a qué intereses obedece esta concentración de recursos financieros y políticos en el blindaje fronterizo?”, se preguntan en el informe.

La (irónica) respuesta se halla en el documento de Espectram que integra la propuesta de visibilización por la que ha apostado PorCausa, señalando cómo desde la industria “cuentan con partidas presupuestarias proporcionales a la percepción de la magnitud del problema”. “¿Has oído eso de “la Europa Fortaleza”? Pues es uno de nuestros hits. Lo bonito de la Europa Fortaleza es que no es un sitio: es una forma de pensar”, reza el texto para explicar el clima en el que se produce el ascenso de esta industria que cuenta con cuatro grandes ramas: securitización, externalización de las frontera —gracias a la colaboración de quienes llaman con sorna “Vecinos Extracomunitarios de Lealtad Renegociable”—, privatización de su control y criminalización de las personas que migran.

“¿Has oído eso de ‘la Europa Fortaleza’? Pues es uno de nuestros hits. Lo bonito de la Europa Fortaleza es que no es un sitio: es una forma de pensar”

La parodia continuaba con una serie de servicios de marketiniano etiquetado: el MigraStay, el MigraGoBack, el MigraKeepOut, el MigraClean y el MigraAssimil, son los nombres bajo los que el equipo de PorCausa enumeraba la ayuda a la cooperación destinada a mantener a los migrantes en sus países de origen, la externalización de las fronteras, la vigilancia de los perímetros fronterizos, la detección, detención y expulsión de quienes consiguen cruzar, y los programas de integración e inclusión, respectivamente.

La original estrategia de visibilización señala las sinergias entre el negocio del control de fronteras y el negocio del paso ilegal de fronteras: “Cuanta más securitización más desesperación, y cuanta más desesperación más beneficio”, ironizaban en la presentación. A la sinergia entre control y tráfico se sumaría la relación entre los empresarios abocados a esta industria y los funcionarios responsables de diseñar las políticas migratorios y licitar los contratos: los lobbies y las puertas giratorias son elementos centrales de esta lucrativa coreografía. 

Una connivencia que se mantiene aceitada por una buena política comunicativa, ironizaban a través de la ficiticia Espectram, recomendando decir “barbaridades para mover la ventana de Overton”, consejo que encabeza una lista de estrategias mediáticas que incluye silenciar otros modelos de gestión de la migración, evitar narrativas alternativas, o demonizar o angelizar a los migrantes para que nunca sean consideradas personas. Mantener la opacidad, a la manera clásica de Frontex, actor central del entramado, también sería garantía de éxito.

“Tras la ultima revisión de su mandato en 2019, Frontex no solo ha multiplicado su presupuesto sino que pasa de ser una herramienta institucional al servicio de los estados miembros a ser un actor que adquiere su propio equipamiento, coordina operaciones conjuntas, ejecuta retornos, firma acuerdos con países terceros o recluta un cuerpo de 10.000 guardias fronterizos armados”, denuncia el informe de PorCausa al respecto. En el texto, en línea con los comentarios sobre comunicación incluidos en el discurso de Espectram, se apunta al lenguaje securitario de la agencia que “parece dirigido tan solo a proteger a la ciudadanía europea. Las personas migrantes son invisibles, no hay apenas consideración práctica ni estadística de muertes, datos desagregados o información que personalice a los migrantes”.

“Tras la ultima revisión de su mandato en 2019, Frontex no solo ha multiplicado su presupuesto sino que pasa a ser un actor que adquiere su propio equipamiento, coordina operaciones conjuntas, ejecuta retornos, firma acuerdos con países terceros o recluta un cuerpo de 10.000 guardias fronterizos armados”

“Hemos hecho una sátira, pero lo alarmante es que no nos hemos alejado demasiado de la realidad”, comentaba Gonzalo Fanjul, impulsor de la Fundación, al término de la peculiar presentación del informe.  “Nos planteamos seguir el camino del dinero desde Bruselas al Sahel, pero no fue posible por falta de medios y fuerza, y por la opacidad de una maraña de intereses”, confesaba la investigadora Ana González, responsable de la primera parte del informe. “En lugar de hacer el camino vimos cuánto hay en el bote y quién se está beneficiando”.

En su mirada a los contratos encontraron “cantidades irracionales” en relación a la dimensión de la migración irregular, centrada particularmente en el freno de inmigrantes “cuanto más lejos mejor”. Un blindaje de las fronteras que, como ya comentaban satíricamente, “se basa en el discurso del miedo hilvanado por lobbies muy poderosos”. González señalaba en particular los recursos dedicados a la innovación tecnológica, “un colador de fondos”.

A este respecto, el informe detalla que en el marco de la propuesta de 2018 de la Comisión para el futuro Horizon Europe (2021-2027), que podría ser modificado a raíz de la emergencia sanitaria, la Unión Europea “intensificará su rol como proveedor de seguridad y defensa con una asignación de 30.800 millones de euros a migración y control de fronteras (2.7% del presupuesto total y 207% más que el período anterior), 24.300 millones de euros irán a seguridad y defensa (2.1% del total), así como una gran parte de los 100.000 millones para innovación y la economía digital”.

Ley de Extranjería
35 años con leyes de extranjería
En 1985 el Estado español sancionaba su primera Ley de Extranjería. En un escenario marcado por el vaciamiento coyuntural de los CIE y el cierre de fronteras por la pandemia, son múltiples las voces que urgen a replantearse el espíritu restrictivo que arrastra la Ley desde sus inicios y defienden el derecho a migrar.

Para que todos estos recursos acaben en manos de la industria del control migratorio es imprescindible, señalaba González, la existencia de lobbies “susurrando al oído de los legisladores cómo diseñar las políticas migratorias”. En este contexto, España se ha convertido “en una gallina de los huevos de oro, como frontera sur, donde esta industria prolifera”.

“Se sabe quién pierde con la política migratoria pero no tanto quién gana”, comentaba por su parte José Bautista, responsable de la parte de la investigación centrada en España para la que han revisado 1667 contratos, todos los públicos, a los que se han destinado 660 millones de euros desde 2014. De estos contratos el 54% de los fondos pertenecen al Ministerio de Interior, algo que, según Bautista, da cuenta del enfoque securitario predominante en las políticas migratorias. El investigador aclaraba que en realidad las cantidades comprometidas serían mucho más altas. Quedan afuera subvenciones, fondos reservados, o los gastos asociados al despliegue de policía y guardia civil en terceros países. 

“Entre las 20 multinacionales españolas y extranjeras que más dinero obtuvieron, el equipo de porCausa identifica al menos a 121 ex altos cargos del Estado con puestos de responsabilidad”

Son cantidades ingentes que van destinadas principalmente a frenar migrantes, y no para la integración y acogida, crear vías de acceso seguro, o apoyar a los trabajadores migrantes de sectores esenciales, criticaba el investigador. Fondos que se distribuyen en una opacidad total, señalaba poniendo como ejemplo el Centro de Atención Temporal de Extranjeros en Motril, un “experimento, del que no hay un solo informe publicado, y cuyos contratos son secretos”. De hecho, explicaba Bautista, de los 1.667 contratos revisados, 7 de cada 10 habrían sido adjudicados a dedo, con cantidades ligeramente inferiores a los 18.000 euros, cantidad a partir de la cual habrían de someterse a concurso público. 

Y son cantidades ingentes muy concentradas: el 80% de los contratos examinados fueron parar a 20 empresas que incluyen Indra, Clece, Telefónica, Eulen, entre otras. Un entorno en el que abundan las puertas giratorias: “entre las 20 multinacionales españolas y extranjeras que más dinero obtuvieron, el equipo de porCausa identifica al menos a 121 ex altos cargos del Estado con puestos de responsabilidad en el consejo de administración y otros órganos de poder de estas corporaciones”, recoge el estudio. Se trata de “ex ministros, ex altos mandos del Ejército, ex consejeros autonómicos, ex embajadores del Reino de España, ex altos mandos del CNI, aristócratas y miembros de la Familia Real”. En el top de puertas giratorias: Telefónica, Repsol, Indra y Grupo ACS. Bautista afirmaba que ninguna de las preguntas hechas a empresas y ministerios ha sido contestada, salvo en el caso del ministerio de exteriores.

En el cierre de la presentación la PorCausa admitía que lo que denuncian en su informe ha sido investigado y documentado también por muchas otras organizaciones, denuncias que en muchos casos no tienen visibilidad y repercusión en la opinión pública, por ello defendían el enfoque satírico e innovador propuesto a través de Espectram, con la esperanza de dar una mayor visibilidad a estas denuncias, para combatir lo que de manera irónica reflejaban con su propuesta comunicativa: “Si quieres seguridad, tienes que mirar a otro lado mientras violamos Derechos Humanos”

Relacionadas

Migración
Estafas, abusos y precariedad: la cara oculta del sueño australiano
La crisis del coronavirus ha destapado la cara más desagradable con la que tienen que lidiar los jóvenes migrantes para mantenerse a flote en el país oceánico.
Migración
Denunciar un delito sin miedo a la orden de expulsión

El Defensor del Pueblo urge al Ministerio de Interior para que se garantice el derecho de las personas migrantes a denunciar un delito sin que ello conlleve la apertura de un expediente de expulsión por estar en situación administrativa irregular.

Derechos Humanos
El Supremo confirma que los solicitantes de asilo pueden circular por todo el Estado

La sentencia es un paso fundamental para quienes solicitaban protección internacional en Ceuta y Melilla y por decisión de los sucesivos Gobiernos, se les impedía el paso a la península. 

0 Comentarios

Destacadas

Laboral
Horas extra: nunca trabajamos más de más
Según los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa de 2020, se han trabajado en España 7,2 millones de horas extraordinarias por semana, máximo de la serie histórica del registro. El 59%, 3,8 millones a la semana o 15,2 al mes, son horas extra no remuneradas.
Series
‘El colapso’, y sus críticos
¿Hubiera sido mejor o más interesante El colapso de habernos mostrado, pongamos por caso, cómo la aldea del cuarto episodio consigue convertirse en una comuna y puede funcionar con una relativa normalidad bajo un sistema asambleario?
Violencia machista
Confinamiento y violencia de género en La Rioja
Seguimiento integral de 446 casos de violencia de género, servicios de apoyo presencial cerrados y las llamadas para pedir ayuda aumentaron al triple.
Educación pública
Acordes y desacuerdos en los conservatorios de Andalucía
La decisión de la Junta de Andalucía de no contabilizar el tiempo de servicios prestados por muchos de los docentes de los conservatorios superiores dejará fuera este curso a profesorado cualificado y experimentado.
Plano Maestro
De Jujuy a Chengdu. Otro ladrillo en el muro

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios.