España indirecta

Relato de una España inventada: cómo Televisión Española crea una visión bucólica y adulterada de la realidad rural.

Nordeste de Segovia

publicado
2018-01-24 15:23:00

Soy un joven que ha nacido y se ha criado en un pueblo de lo que se ha dado en llamar la Serranía Celtibérica, o la 'Laponia del Sur'. Aunque mi pueblo es relativamente grande y hace las veces de cabecera de comarca, se encuentra situado en el nordeste segoviano, donde los rigores de la economía actual han creado una situación crónica de falta de empleo y emigración a la ciudad.

Este pueblo resiste gracias en parte a que cuenta con servicios: varias sucursales bancarias, farmacia, colegio, guardería e instituto, pequeños comercios y un polígono industrial. La ganadería en esta zona también es importante, pero son pocas las familias que viven de ella, y el turismo rural ofrece un complemento a algunas de ellas.

Mi labor como técnico de turismo me ha llevado a estar en contacto con el mundo de la prensa, que nos sirve para promocionar nuestras localidades y patrimonio, con la esperanza siempre puesta en atraer visitantes, turismo y consumo a nuestros bares y alojamientos.

Pronto quedó claro que le interesa poco el patrimonio del pueblo o su historia y que quiere centrar el reportaje en la rutina invernal

Lo sabemos bien, porque tras una pequeña aparición en un reportaje de una cadena de televisión privada nacional sobre un bosque que existe en esta localidad, la afluencia de gente fue considerable. Durante un mes, los turistas se acercaban preguntando por el bosque y por el restaurante que aparecieron en televisión, y el breve reportaje llenó de ilusión y orgullo a los habitantes de este pueblo serrano. Pero lo que rápido viene, rápido se va y, tras la resaca navideña, todo volvió a la normalidad.

TVE al teléfono

Así que, cuando suena el teléfono y al otro lado de la línea una redactora del programa de TVE España Directo me propone hacer un reportaje sobre el pueblo, no lo dudamos un momento: toca recibirles y mostrarles las maravillas que esta zona esconde. Todo sea por unos minutos de promoción y por la posible repercusión sobre la economía local que ello pueda tener.

La redactora me pregunta qué cosas se pueden mostrar, ante lo que le relato el patrimonio histórico, natural y cultural que tenemos. Al otro lado del teléfono escucho pacientemente cómo ella anota. “Mira, perdona, lo que estamos pensando es… ¿allí hay nieve? Bueno, pues podemos sacar a alguien cortando leña, dar un pequeño paseo por la nieve, sacar alguna receta típica… Mmm, no, no, en restaurante no, buscamos casas particulares. Alguna señora mayor que se preste…”. 

Tras una breve conversación, quedamos en que me volverán a llamar para cerrar el día de grabación y yo me comprometo a buscar lugares y personas que quieran aparecer en cámara. 

El reportero se ha empeñado en grabar a alguien cortando leña, e insiste varias veces en que sea con el hacha

Contacto con el equipo municipal, hablamos con personas del pueblo y pronto reunimos a varios vecinos dispuestos a aparecer en cámara, personas que cumplen los requisitos que nos solicitan: alguien que corte leña, un ganadero alimentando a las vacas, un artesano y otra persona encargada de cocinar un plato típico. En seguida aparecen los nervios e impaciencia propias de cualquier mortal que vaya a salir en televisión por primera vez.

Espero pacientemente a que me devuelvan la llamada pero, tras tres días sin noticias, soy yo quien les llama. “Hola, sí, sí, disculpa, se me había pasado totalmente… Te llamo en un rato y confirmamos día de grabación”. Unas horas después me llama para decirme que vendrán dos días después a grabar y que, a partir de ese momento, estaré en contacto directo con el reportero.

Al rato suena el teléfono y al descolgar, una voz con acento andaluz y tono serio y distante comienza a relatarme cómo quieren grabar. Pronto me queda claro que le interesa poco el patrimonio del pueblo o su historia y que quiere centrar el reportaje en la rutina invernal de la localidad. Le paso los contactos de los vecinos que participarán en la grabación, a los que se encarga de llamar uno por uno.

El rodaje

Llega el día de rodaje. Quedamos en la plaza y aparece el equipo en un pequeño utilitario de una empresa de alquiler. Se trata de dos personas. El reportero, un chico andaluz con flequillo voladizo, cara de niño guapo y largas pestañas, se muestra serio y distante desde el primero momento. No así su compañero, el cámara, mucho mas cercano.

Nos saludamos y deciden ir a un sitio alto a grabar una toma general del pueblo. Subimos con su utilitario por un camino desde donde grabar la toma que busca, pero el reportero, impaciente y poco ágil al volante, acaba metiendo el coche en un agujero, con lo que queda atascado.

Llamo a los alguaciles, que en unos 15 minutos aparecen con el pickup del Ayuntamiento y todo lo necesario para desatascar el coche. Mientras unos preparan la soga y el resto empujamos el coche, el reportero observa la escena embutido en sus Levi's y sus deportivas de marca con las manos en los bolsillos y cara de póker. No agradece la ayuda en ningún momento. 

El ebanista comenta: “Yo no sé qué visión quieren dar, qué cojones esperan de mí, ¿que me ponga a tallar un palo a navaja a la luz de las velas?"

Tras desatascar el coche, proseguimos con el vehículo del Ayuntamiento, mejor adaptado a los caminos, hasta la próxima localización; la granja de una mujer ganadera, para grabar cómo alimenta a sus animales. Allí nos espera ella, acompañada de sus padres, nerviosos e ilusionados, pero tras los saludos de rigor comienza una pequeña discusión: el reportero de España Directo está empeñado en repartir el forraje desde el tractor, pero la ganadera afirma que no se puede por espacio y las condiciones del camino. Parece no convencerle en absoluto el hecho de utilizar un todoterreno para alimentar a las vacas, aunque finalmente accede.

Ya en la dehesa, insiste en colocar el coche orientado hacia la sierra, mostrando la mayor cantidad de nieve posible. Su actitud cambia radicalmente cuando se enciende la cámara. Una sonrisa y un tono de voz hipervitaminado brotan de su garganta y, junto a la ganadera, comienza a repartir el forraje desde la parte trasera del pickup. Las vacas se acercan y rodean el coche, dando buena cuenta del forraje.

No da el perfil

Mientras ellos graban, recibo una llamada del artesano al que contacté y que, supuestamente, iba a aparecer en el reportaje. Me cuenta que, tras hablar por teléfono con el reportero, a este no le gustó la idea de que contase con maquinaria en su taller a pesar de que elabore muebles de calidad, especializados en la madera de sabina de la zona, y los labre en gran medida mediante métodos artesanales. El ebanista me comenta: “Yo no sé qué visión quieren dar, qué cojones esperan de mí, ¿que me ponga a tallar un palo a navaja a la luz de las velas, como hacían los pastores de antiguamente? Dicen que, si hay maquinaria en el taller, no soy el perfil que buscan”. 

Terminan de rodar, y la siguiente localización se trata del área recreativa del pueblo, donde las grandes sabinas se han tronchado bajo el peso de la nieve que ha caído en las últimas semanas. Nos acompaña un señor mayor, a punto de jubilarse, de carácter jovial pero algo tímido ante la cámara.

El reportero se ha empeñado en grabar a alguien cortando leña, e insiste varias veces en que sea con el hacha. También le preocupa que aparezcan vallas, farolas, o cualquier elemento que pueda dar a entender que no nos encontramos en medio del monte. El señor mayor, masculla: “Con la motosierra es mucho más fácil”, pero tras la insistencia acaban rodando la escena mientras él corta con el hacha.

'España Directo' no ha venido a grabar lo que hay, lo que existe, y con ello elaborar un reportaje. Ha creado un reportaje a demanda, ha elaborado una realidad falsa

La cámara impone, y los nervios hacen que ante las preguntas del reportero, dude y pierda el hilo de la conversación. Aquí es cuando el reportero saca el genio y con tono duro espeta: “Joder, vamos hombre, que la cámara no muerde, continúa hablando”. Ruedan la escena varias veces, y en ella se repite la tónica. Ante la cámara, el reportero es cercano, amable, y hasta divertido. Cuando no se rueda, brilla por su antipatía y distanciamiento. Consulta el móvil con frecuencia. Termina por dictarle las respuestas al señor con un tono firme, y repiten la misma toma varias veces. La escena final consiste en un plano del reportero cargado de leña junto al señor mayor, cual amable ayudante.

Desde aquí, nos acercamos a la última localización. Ha costado encontrarla, ante la insistencia en la necesidad de cocinar al lado del fuego, en una chimenea. Tras hablar con varios vecinos, conseguimos grabar en la chimenea de un restaurante que habitualmente solo se utiliza para calentar, no para cocinar. El reportero, al ver la chimenea, se sienta y descalza para calentar sus pies, fríos por la nieve y mal protegidos por sus deportivas de marca, y manda al cámara al coche a por unos calcetines secos.

Vuelve a repetirse la tónica. Distante, antipático y exigente fuera de cámara, dicharachero y gracioso en el momento que esta se enciende. Una señora mayor ha cocinado migas de pastor, que trae ya preparadas, y que ya solo se suelen preparar para la fiesta del pueblo. Ante la cámara simulan prepararlas al amor de la lumbre, aunque están cocinadas en la vitrocerámica. Nadie paga por los ingredientes, que la mujer cede amablemente. Al final de la grabación, se les invita a comer las migas, que por la hora que ya es apetecen. El cámara las disfruta, pero el reportero escamotea el chorizo y los torreznos, despreciando el resto del plato. Se despiden, ante la promesa de llamarnos para confirmar el día de la emisión. 

Visión sesgada

Este pueblo se enfrenta a retos y carencias, pero consta con una realidad variada. Hay gente joven, oficinas bancarias, un centro de interpretación y su instituto ha recibido varios premios a la innovación educativa. Esta misma tarde, a escasos doscientos metros del lugar donde han grabado cómo se cocinan las migas en el fuego, hay una charla coloquio sobre internet y nuevas tecnologías en el medio rural. Entre los ponentes hay miembros de empresas tecnológicas, y se debate sobre teletrabajo, nuevos pobladores y dinamización rural.

Pero la visión de España Directo ha obviado todo eso. La imagen que se va a mostrar es la de un pueblo anclado en la ganadería, las cocinas de lumbre y los rigores del invierno. España Directo no ha venido a grabar lo que hay, lo que existe, y con ello elaborar un reportaje. Ha creado un reportaje a demanda, ha elaborado una realidad falsa. Ha convertido a los vecinos en figurantes, y nos ha hecho sentir utilizados.

Nos duele pensar que Televisión Española, nuestra televisión pública, dé una visión irreal y adulterada del medio rural, anclada en el pasado y cargada de prejuicios

Termino el día charlando de forma distendida con la ganadera, el señor mayor y parte del equipo municipal, y entre todos surge la misma reflexión; ¿por qué se empeñan en dar una visión irreal del medio rural? Las mujeres ganaderas utilizan todoterrenos, las cocinas de lumbre son anecdóticas (todos tenemos vitrocerámica), los artesanos utilizan maquinaria y cortar árboles a hacha es cosa de otros tiempos.

Queremos pensar que el reportero tenía un mal día. Queremos pensar que les imponen los contenidos desde arriba. Queremos pensar que les presionan con objetivos. Que están hartos de visitar pueblos y grabar reportajes como churros. Pero nos duele pensar que Televisión Española, nuestra televisión pública, dé una visión irreal y adulterada del medio rural, anclada en el pasado y cargada de prejuicios. Que construya reportajes a demanda, que elabore argumentos. Que utilice a los habitantes de los pueblos como meros figurantes de una serie basada en los años 50 del siglo pasado.

Y todo ello a pesar de que en la web de RTVE se define a España Directo como “un programa de información de servicio público, actualidad y entretenimiento, con vinculación y compromiso con la actualidad”.

Mi imaginación vuela. Y en ella es un grupo de reporteros de pueblo que se desplazan a una gran ciudad a grabar un reportaje. Solicitan a los viandantes grabar escenas típicamente urbanas; cruzar un semáforo, montar en el metro con cara de agobio, quejarse de la contaminación, esquivar a un mendigo tumbado en la acera. Y se fascinan mientras graban a un millennial introduciendo una pizza congelada en el microondas.

Suena estúpido, pero no sería mucho más ridículo que el teatro en el que hemos tenido que participar, y en el que tarde tras tarde acaban cayendo los vecinos de los pequeños pueblos repartidos por toda la geografía española, que nos muestra una España que no existe, una España Indirecta.

91 Comentarios
Reportero de ED 8:50 27/1/2018
Buenos dias, soy el reportero que hizo el reportaje de Prádena, al que has linchado públicamente y al que no coges el teléfono desde entonces, lo mismo porque sabes que no estás diciendo la verdad. Es imposible demostrar que fue lo que realmente pasó, pero sólo hay que ver el reportaje para percatarse que los vecinos no se sienten obligados ni incómodos en la grabación, la familia ganadera me cuenta su historia, el cortador de leña incluso bromea conmigo por mi lentitud y torpeza con el hacha y la señora acaba junto a una chimenea conmigo comiéndose unas migas, que por cierto estaban muy ricas...todos fueron amables y hubo complicidad con ellos. No así contigo porque desde el primer momento estabas un poco obsesionado con salir en el reportaje. Aguantaste todo el rato a mi lado, sin decirme nada, esperando tener tu minuto de gloria y al ver que el reportaje concluía y tú no formabas parte de él te fuiste incluso sin despedirte. Parece que aquí has encontrado el protagonismo que no tuviste en el reportaje. Pido perdón a los vecinos de Prádena si el vídeo no ha sido de su gusto, grabamos a diario muchos pueblos y nunca llueve a gusto de todos. Es más puede que yo tuviese un mal día y no estuviese fino con lo realmente importante del pueblo, además de reportero soy persona y cometo errores, pero de ahí al hombre maquiavélico, déspota y maleducado que describes hay un paso, amigo. Los reporteros estamos expuestos a diario a todo tipo de críticas, malas y buenas, desgraciadamente nuestra profesión está algo deteriorada, pero creo sinceramente que en España Directo hace una labor pública encomiable, es un programa que intenta mostrar la cara más humana de nuestros pueblos, su gente, sus tradiciones o su cultura siempre con la mejor intención. De la descripción que haces de mí creo que no hace falta añadir nada, sólo demuestra que has escrito esto con rencor y un pelín de mala leche. No quiero pensar que tú seas mala persona, seguramente habrás tenido un mal día y la has tomado conmigo, con mi flequillo, mis zapatillas de marca y mi acento andaluz... eso solo demuestra que acerté no entrevistándote a ti. No creo que alguien que escriba cosas como esta represente a Prádena. Un saludo
Responder
40
62
Arancha 11:45 11/2/2018
Pero tío, que te has identificado como "Reportero". No pones ni tu nombre, Hulio.
Responder
2
0
Ana. Sevilla. 9:38 28/1/2018
Da igual si es España o Andalucía Directo, si es andaluz o catalán. Ese tipo de personaje: "reportero estrella" con nula empatía hacia las personas; te lo puedes encontrar en cualquier parte. Es una cuestión de actitud, de ética periodística, tampoco es culpa totalmente del reportero, sino del sistema que los mantiene. Las cadenas públicas cuentan con magníficos profesionales, que han aprobado una oposición y cuyo sueldo pagamos entre todos, sin embargo se subcontratan a productoras satétites para producir este tipo de formatos, porque así resulta más económica su producción y porque dan audiencia. El formato se hace siguiendo un molde ajustado al tipo de audiencia que se pretende conseguir, un círculo vicioso, en el que lo que sale perdiendo es el propio periodismo ( la objetividad y la fidelidad a la verdad) enterrado bajo el negocio y la producción industrial estandarizada. Las personas somos meros "extras" de una realidad previamente definida, en la ciudad o en el campo, que se moldea y amplifica desde los propios medios de comunicación.
Responder
9
0
Anónima 18:00 25/1/2018
Suscribo totalmente el artículo. Podria haberlo escrito yo misma, que por cierto, soy andaluza, y da vergüenzita en lo q se quedan algunos. Soy técnico municipal de un pueblo de Andalucia, también periodista, y cuando vino el reportero estrella de España Directo, hizo de Spielberg absolutamente. Jamas en mi vida como responsable municipal de prensa y cultura he visto semejante manipulacion en un equipo de reporteros q vienen a hacer «periodismo». Y he recibido a muchisimos equipos de televisiones de cadenas publicas privadas españolas y extranjeras. El brillante reportero, él mío era madrileño, se dedicó a decirle a todo el.mundo la.frase q tenia q decir antes de grabar. Si lo querían expresar con sus palabras, obligaba al cámara y al entrevistado a repetir el plano hasta q dijera exactamente lo que el quería, el.minuto noventa quedó para Los Goya. Quiero aprovechar para defender por ejemplo el buen hacer de los reporteros de Andalucia Directo, creo q uno de los pioneros en las cadenas públicas de este formato, que vienen a escuchar y a construir, no a inventar y estereotipar con precisión de cirujano.
Responder
34
7
Anónima 18:33 25/1/2018
Ningún comentario ha puesto en duda la validez del artículo, que es muy bueno, es más, está más que demostrada la degradación de la televisión pública del Estado, lo que se ha remarcado es si era necesario remarcar el acento y origen del periodista, si es para identificarlo, no creo que hiciera tampoco mucha falta porque da detalles del reportaje que sólo con verlo no hace necesario ese detalle, si es para dramatizar el artículo, es una opción como otra para trasladar sensaciones al lector, si es para insinuar que no sería capaz de entender la realidad de esa zona por su origen, es un prejuicio, o quizás un detalle dado inocentemente, no lo podemos deducir. Yo también soy andaluza, y me identifico con el comentario, puesto que hay sobradas pruebas de los prejuicios hacia los andaluces, tanto en los medios como en la cultura, y entiendo que algunas personas puedan ser más sensibles respecto a ese tema.
Responder
5
11
Fast Journalism 22:23 1/2/2018
Mi enhorabuena al autor por poner sobre el tapete el género periodístico basura encarnado, esta vez, en los reportajes precocinados de la forma más rápida, sin profundidad alguna y dirigidos por reporteros/showmans que encima pretenden hacernos creer que realizan una labor encomiable. Anda a la mierda, como diría el gran defensor del verdadero mundo rural.
Responder
2
0
Anónima 19:05 29/1/2018
Contratados de productoras externas diciendo que son de RTVE, haciendo de pésimos embajadores. Penoso!!
Responder
1
0
rural power 23:09 28/1/2018
A mí me parece muy acertado el artículo, porque saca a la luz una realidad oculta. Y Añado: También hay "entrevistas" o "reportajes" que se hacen desde la oficina, por teléfono o por e-mail, luego va el fotógrafo y saca la foto para que parezca que el trabajo periodístico se hizo in-situ (a mí me ha pasado). De siempre sabemos que una cosa es lo que se graba y otra lo que se emite (cortes de edición) Y quiero destacar el daño que hacen estas emisiones generando unas expectativas idílicas del rural en la sociedad urbana, que no hace sino alejar cada vez más estas dos realidades. Y pregunto: ¿porqué no podemos evitar ser obedientes ante una cámara? El reportero (hablo en genérico) tiene un poder y lo sabe y lo utiliza. Depende de la dignidad de la persona cómo y para qué utiliza ese poder. Y ya que estamos, el berrinche lo ha tenido él, con ese mensaje tan lleno de todo lo que le critica al autor del artículo. Por último, quiero hacer notar la diferencia de poder que hay entre el que decide lo que se emite cotidianamente en TVE y la gente del pueblo que no tiene cómo hacer valer su voz, por eso me parece adecuado aprovechar este medio para denunciarlo, quejarse de linchamiento me parece exagerado.
Responder
1
0
Jose Luis Paradinas 21:17 28/1/2018
Bien... y donde se puede ver el reportaje para así enjuiciar???
Responder
1
0
A.G.A. 8:36 28/1/2018
Tristemente esto es en la mayoría de los casos, "LA INFORMACIÓN" Ellos deciden lo q es importante y lo q no, (LO QUE IMPACTA, ESO ES LO IMPORTANTE. EL TITULAR). Ellos crean, mantienen o hacen desaparecer la realidad. Ellos, con tal de llenar páginas y tiempos de imágenes o de ondas en el aire nos proporcionan noticias, reportajes etc. q la mayoría de las veces son opiniones, cotilleos, montajes.... Ellos son "voceros" (como los antiguos voceros de los reyes, q se adelantaban al rey cuando este se desplazaba, cantando las loas q había hecho o iba a hacer) de quien les paga o de los q pagan a quien les paga. Tristemente, para la mayoría de los temas, si uno quiere estar informado, más vale confirmar por otras vías lo q ve, lee u oye. Creo, q lo que dice S. Zweig comparando los prolegómenos de la 1ª Guerra Mundial y la 2ª, sobre la radio es de plena actualidad y se hace extensible al papel y la imagen: "..en aquellos tiempos cuando las olas de incesante cháchara de la radio no inundaba aún el oído y el alma de la gente.." El mundo de ayer (Memorias de un europeo) INUNDAN NUESTRO OIDO, VISTA, PENSAMIENTO, HACEN AFLORAR NUESTRAS EMOCIONES CON OLAS DE CHACHARA.
Responder
1
0
Pablo 0:37 28/1/2018
Prádena no se merece este tipo de reportajes. Cuando vas a recibir un equipo de TVE, cuentas con que van a hacer un trabajo impecable, y resulta que, después de ver el vídeo emitido, me he enterado de que en mi pueblo "cocinamos en la chimenea del salón" y "no conocemos las motosierras para hacer leña", entre otras perlas que se comentan. No es, en absoluto, un vídeo representativo del día a día de esta localidad. Así, pues, enhorabuena por sacar a la luz la manera de trabajar de este... "reportero".
Responder
7
0
Anónima 17:29 27/1/2018
Me parece un claro ejemplo de victimismo por parte del técnico. No será que desde redacción no avisaran con lo que querían. El técnico sabía perfectamente el tipo de reportaje que iban a hacer y aún así accedió. Podría haberles dicho que ese tipo de reportajes no le interesaban y cada uno a su casa. Pero al final, lo permitió y no se puede decir que le haya venido mal. Además si un técnico que está acostumbrado a tratar con la prensa, como él dice, no sabe gestionar este tipo de cosas, me parece que, entonces, es un poquito ingenuo.
Responder
9
10
Melete 15:37 27/1/2018
Estoy de acuerdo con el fondo del articulista pero no así con las formas. Aún no justificandolo le puedo entender No hace muchos días hubo otro reportaje parecido de otro pueblo de Segovia, Ribota para más señas; en el que aparece una señora haciendo la comida al amor de la lumbre cuando tiene detrás una vitrocerámica que el cámara no enfoca
Responder
6
0
Anónima 0:15 27/1/2018
Sin defender al reportero, su último párrafo no denota más que desconocimiento del mundo rural. Hay muchos pueblos en los que se corta leña con hacha, y no tienen internet o no reciben un premio de innovación... No hable usted por quien no conoce.
Responder
3
8
Comunero 21:57 26/1/2018
Muchos os meteis con la descripción, supuestamente innecesaria, que se hace del reportero. Creo que queda claro que lo que querian era identificarlo, sin hacerlo expresamente. Además que leñe, si pretendes ir a por leña y a echar de comer a las vacas, igual ir vestido de pitiminí no es lo mas adecuado. Mas humildad les hace falta, se piensan que todos son paletos, y se han tomado con alguien critico, con algo de mala baba y buena pluma. Que se espabilen en ed.
Responder
12
5
Anónima 20:33 26/1/2018
El reportero tendrá que buscar aquello que encaje en su programa. ¿Que hay guión? claro, no creo que nadie vaya a grabar "a la buena de Dios"... o "a ver que saco". El técnico, si tan ofendido estaba, podía haberlo dicho antes. Y lo que es obvio es que no es él quien decide qué se muestra o qué no se muestra en un determinado reportaje de un determinado programa. En su derecho está de negarse a grabar. Lo de los Levi's, zapatillas de marca, acento... macho, vaya cantidad de prejuicios. Si el reportero fue ofensivo MAL HECHO, pero bien podías haberte informado de lo que se iba a grabar. Ah y lo de crucificar el trabajo de todo ese programa y toda TVE, por una experiencia mala... Pues nada señor, ponga Sálvame.
Responder
9
19
Pueblerina 20:06 26/1/2018
Me parece genial que no se olvide cómo se vivía antes en los pueblos porque en mi opinión es una cosa que no hay q olvidar pero los pueblos cambian y avanzan y eso es lo q hay q enseñar para que no sufran la despoblación que están sufriendo. En muchos de ellos hay los mismos servicios que en las grandes ciudades pero a menor escala y no tenemos atascos para acudir a los centros de trabajo. Que vivan los pueblos. Un saludo para el q ha escrito el articulo q ha dicho la verdad.
Responder
15
1
Anónima 12:28 26/1/2018
Yo también vivo un un pueblo muy similar al tuyo, y no suelo intervenir mucho en los comentarios, pero me has dado un bofetón en toda la cara. Excelente redacción. Acertadisima exposición. Alguien tenía que decirlo. Ahora, que cada palo aguante su vela, y a quien le pique, que se rasque. Ya verás como vuelve algún reportero por ahí.... por el morbo de la noticia tipo programa de cotilleo. Seguro seguro que J.Évole lo había enfocado de otra manera. Ánimo y a aguantar el tipo que la verdad es sólo una, pese a quién le pese. Los de pueblo somos de pueblo, no tontos. ( Y los de ciudad son de ciudad, no listos ni mejores, que siempre estamos con el mismo rol).
Responder
16
5
Mamatuki 22:01 26/1/2018
Me temo que no. Evole hizo lo mismo para su programa sobre la España Despoblada, con más estilo y mucha más educación, pero la misma vaina. "Necesitamos a alguna persona mayor, una imagen cándida de alguien que caliente algo al fuego y nunca hubiera abandonado su pueblo" Y por supuesto sin sentido crítico. Nada de señalar a TODOS los culpables de la Despoblación, desde1959 a 2018...
Responder
6
0
Urbanita ruraluzado 12:21 26/1/2018
Que razón tiene el autor del artículo que nos ocupa. En las grabaciones que las televisiones hacen en los pueblos el guión ya viene hecho de la cocina y las gentes han de amoldarse a ese guión si o si. Es lo que la audiencia espera encontrar y premia con su preciada atención televisiva. Las diferencias entre unos programas u otros están en el mayor o menor respeto de quienes los llevan a cabo por quienes han de salir ante la cámara. Cómo decía Groucho en otro ámbito: La realidad es una, pero si no le gusta, tengo otras.
Responder
12
0
Ahí lo dejo 19:17 26/1/2018
En este artículo podemos comprobar q a veces,se manipula la realidad para conseguir más audiencía. Creo sinceramente que es importante dar a conocer a los pueblos y a sus gentes tal y como son. En este caso tanto unos como otros hacen su trabajo por eso hay q poner empeño en un buen resultado por parte de ambos. Colaborando y aportando y unos y otros. por este artículo no can a dejar de visitra wl pueblo,ni mucho mwkos,pero creo q todos podemos aprender para mejorar. Pradena, sus gentes y alrededores, merecen la pena visitar.
Responder
2
0
Anónima 19:07 26/1/2018
miercoles 24 de enero http://www.rtve.es/alacarta/videos/espana-directo/espana-directo-24-01-18/4436522/ a partir del minuto 21:30
Responder
0
0
Anónima 19:03 26/1/2018
el reportaje en cuestión se emitió el pasado MIÉRCOLES día 24 de enero de 2018 en TVE1 en ESPAÑA DIRECTO... en torno a las 20h
Responder
0
0
Santiago Sanz Núñez 18:39 26/1/2018
Qué paciencia habéis tenido,majos!!!! Yo hubiera mandado a tomar pir saco al pijoreportero en el minuto uno...Con lo bonita que es Prádena,el "reportaje"dejó mucho que desear...Qué impresentables,por Dios...Así no van a contribuir a revitalizar el mundo rural y a evitar la desertificación de nuestros pueblos castellanos.... Viva Prádena,mis entrañables"pelangutos" y seguid trabajando como siempre y pasando de esa gentuza... Firmado,un "tarugo"de Arcones que os quiere mucho😘😘😘❤❤💞💞💞💞
Responder
11
3
David 23:13 25/1/2018
Ahora si, he encontrado un break , un espacio en mi día para poder dedicar unas palabras de agradecimiento a este grupo profesional. Desde hace ya un tiempo , me dedico a viajar por todo el país y adentrarme en su cultura , gracias sin lugar a dudas por la hospitalidad de la gente de cada rincón y por la profesionalidad de este grupo HUMANO y profesional que comprende el programa televisivo España Directo ,me expreso así , ya que estoy encantado con el buen trato que nos ofrecen y el aprendizaje diario y multicultural que se respira, en ocasiones con más o menos gracia o simpatía , pero siempre con buena intención , todos cometemos errores y de ellos aprendemos , por esto la EMPATÍA es fundamental y nunca generalizar que la ofensa siempre estamos a tiempo de evitarla , las formas y la actitud , buena predisposición a una sonrisa amplia y enérgica que me trasmite la hospitalidad con la que recibís a una cámara y su reporter@ , siempre esperando el mejor resultado... por esto , ahora con ganas de visitar a vuestro pueblo y los que habitan en él , ENHORABUENA por como sois y ENHORABUENA al programa España Directo por dar unas pinceladas y crear en mí la necesidad de visitar cada lugar que nos presentan.
Responder
16
20
io 14:23 26/1/2018
Suscribo totalmente lo del reportaje sobre urbanitas,.Más de una vez he pensado en un programa de humor con sketchs sobre las neurosis y lo ridículo de la vida en la ciudad. Lo dificil será encontrar suficiente masa crítica de gente a la que le haga gracia.
Responder
8
0
Anónima 7:09 26/1/2018
Se ha quedado tranquilo, no? Pues mire señor, le voy a decir una cosa, pierde usted mucha credibilidad añadiendo una descripción tan irónica del reportero, no creo que para hacer su denuncia sea determinante el aspecto físico del periodista en cuestión. Se ha ensañado usted con la descripción del personaje y, oiga, está escribiendo un post no una novela. Por otro lado, me gustaría saber porqué no cortó la grabación si tanto le estaba molestando la manera de trabajar del reportero, era fácil, echarse atrás y como se suele decir: aquí paz y después gloria. No, usted prefirió hacerlo por detrás y dejar este descriptivo post a la vista de todos... Todo por un “clic”. Por último, comentarle que se ha hecho un flaco favor con esta crítica, ya que veo complicado que vuelva una televisión a su pueblo sabiendo como se las gasta con los colegas periodistas. Con lo que le gustaba a usted “esos minutos de promoción”...
Responder
18
35
Anónima 9:48 26/1/2018
Tiene la cortesía de no decir quién es el reportero, ni especificar su pueblo lo que también lo habría identificado. En el propio artículo explica que dadas las pocas alternativas para darse a conocer, reciben agradecidos a los reporteros e intentan ayudarles en la medida de lo posible. Si después del artículo, elegante en el trato al reportero a mi juicio, vd con quien empatiza es con el reportero porque han mencionado su flequillo pero no le extraña su actitud, que el autor excusa al final del artículo por cierto; entonces quizá es que su escala de valores es distinta a la mayoría de comentaristas. Saludos.
Responder
20
3
Pedro 9:46 26/1/2018
Creo que lo que está haciendo es describir una situación y denunciar unos hechos. Es cierto que a mí esta importa poco como vaya vestido nadie pero también es cierto que la mala educación llama más la atención que el cómo pueda ir vestido. De todas formas, por lo que veo es usted familiar del reportero, pues dígale que en los pueblos de Segovia tenemos luz, agua, calefacción, internet y por lo que se ve, mucha más voluntad de hacer las cosas bien que otros que pretenden dar una imagen ficticia de un modo de vida.
Responder
20
1
Anónima 0:49 27/1/2018
Como está de acuerdo con el firmante, supongo será familia. Madure usted. Bastaba con una frase en el reportaje, avisando de que ahora ya no se hace así, para salvar todas las críticas. Las faltas de respeto q se pudieran dar, imperdonables. Tratar mal a los habitantes, imperdonable. Pero no juzguen a todos los periodistas por igual, o den a entender que todo lo que se muestra sobre los pueblos es falso o actuado. Su pueblo tiene instituto, ya quisieran muchos.
Responder
2
0
Anónima 23:44 25/1/2018
Que en los medios no se cuenta toda la realidad es más que sabido, pero la forma en la que describes al periodista te hace perder bastante credibilidad en lo que cuentas. “Flequillo voladizo, levis, zapatillas de marca...” me suena a caza de brujas. Innecesario.
Responder
13
12
Anónima 10:42 26/1/2018
Los pueblos nos utilizan,para dar una imagen q no es la correcta,para obviar la q es ,
Responder
5
0
Laura 10:29 26/1/2018
Que en los medios no se cuenta toda la realidad es más que sabido, pero la forma en la que te ensañas con la descripción del reportero te hace perder bastante la credibilidad en lo que cuentas. "Flequillo voladizo, levis, zapatillas de marca..." Sinceramente creo que el que sale más perjudicado con este artículo es tu pueblo.
Responder
10
12
Anónima 9:47 26/1/2018
RTVE, otra tubería del alcantarillado institucional.
Responder
15
6
Anónima 9:14 26/1/2018
Un artículo genial, muy necesario y que pone los puntos sobre las íes. Muchas gracias. Ojalá ponga su granito de arena para acabar con la telebasura, y para que 'reporteros' o 'directores de programa' le den una altamente necesaria repensada a su trabajo. Si el hombre corta la leña con motosierra, se saca la motosierra, nada de fabricar un mundo bucólico y espartano. Si no, a pedir un crédito al ICO para hacer una película. Ese programa no se plantea como ficción. Y desde luego no debería faltar el respeto a los vecinos de esa forma
Responder
20
4
Anónima 9:14 26/1/2018
En este país ya sabemos q esta todo manipulado y lo siento por ser tan pesimista
Responder
5
1
Anónima 8:23 26/1/2018
A mí esto me huele a que el técnico de turismo quería su minuto de gloria en la tele y como no lo ha conseguido se ha vengado con este artículo.
Responder
17
22
Anónima 11:59 26/1/2018
He pensado lo mismo!! jajaja No salió en la tele y ha buscado el protagonismo por aquí. Si tanto le ha molestado y le importa su pueblo que llame a TVE.
Responder
6
13
Anónima 15:22 26/1/2018
Es lo mismo que he pensado yo, pataleta del tal Manuel Ruiz que firma el artículo
Responder
7
9
Martita 18:07 3/2/2018
Jajajaja, estos mensajes son del reportero, clarísimamente. ¡Qué patético!
Responder
0
0
Luis 20:16 25/1/2018
Habría que escuchar también la versión del reportero antes de crucificarlo!!!.... En cualquier caso, las críticas a su trabajo me parecen legítimas (insisto, habría que escuchar a las dos partes) pero las críticas personales al mencionar su acento, su aspecto físico (flequillo voladizo???, voz hipervitaminada?) o su ropa (de verdad es importante la marca de sus vaqueros?) deslegitiman al autor del reportaje que en todo momento intenta ser sarcástico, me temeo que más en forma de vendetta que como vía para defender su pueblo. Gracias al acceso fácil que todos tenemos a altavoces como el salto diario y otros tantos es muy fácil hundir a alguien en la miseria simplemente escribiendo 4 frases ingeniosas o ocurrentes. Es todo demasiado parecido a las cazas de brujas medievales..... faltan las antorchas y las hogueras
Responder
39
37
Anónima 18:27 25/1/2018
La culpa es tuya. Tú has dejado que se rían de tu pueblo y de todos los demás que vivimos en ese tipo de zonas. Te dijeron mil veces lo que iban a hacer y aún así seguiste, pasaron un montón de cosas y no los paraste, ahí tienes gran parte de culpa. Yo me sentiría avergonzado con los vecinos que muy amablemente ayudaron y el "reportero" ese les trató de esa forma. Si tan de pueblo eres bien lo hubieses defendido, que para uno de pueblo lo más importante es este y sus gentes.
Responder
20
19
Anónima 19:20 25/1/2018
Está la cosa para rechazar trabajos, y más si trabajas en un sector tan inestable como los medios.
Responder
3
5
Anónima 19:42 25/1/2018
Me alucina q un técnico de turismo no sepa cómo funcionan los medios de comunicación. O acaso sí y has publicado este artículo para promocionar el pueblo para el q trabajas? Yo tb soy d pueblo y no contrapongo: urbano versus rural, este discurso es ridículo. Tu fuíste quien negoció el reportaje, haber cuidado a l@s habitantes del pueblo, no eches balones fuera!!!
Responder
17
45
Anónima 16:08 25/1/2018
Yo estoy de acuerdo con alguien que ha dicho que lo de remarcar el acento es para que se pueda identificar al reportero en cuestión, no para ridiculizar a los andaluces. En serio, con todo lo que se dice en el artículo es un detalle que me parece una chorrada.
Responder
31
3
Anónima 18:09 25/1/2018
Pues deberías ver lo que está pasando con la serie La Peste...
Responder
3
0
Anónima 21:52 25/1/2018
España Directo lo hace una productora de capital catalán... Mediapro. Los reporteros de TVE no hacen esas payasadas, ni engañan a la noble gente del medio rural. Me ha gustado el artículo. Envieselo al presidente de rtve y a la sesión de control parlamentario de rtve en el congreso.
Responder
5
7
Pakito 19:48 25/1/2018
Un amigo mío, cámara de programas prime time durante muchos años decía que la gente solía decir "Es verdad, lo he visto en la tele" cuando la realidad es que debían decir " no es verdad, que lo he visto en la tele" Independientemente de que siempre hay un punto subjetivo, cuando encima asistimos a tanta manipulación es que no hay por donde cogerla. Del tema de niñatos incultos y sin interés, como presuntos periodistas... también hay mucho que decir.
Responder
15
1
Anónima 19:22 25/1/2018
En mi pueblo grabaron hace unos meses y quedó un reportaje precioso que compartimos en redes y las visitas los fines de semana se han notado mucho. el reportero y cámara encantadores.
Responder
12
1
Anónima 19:10 25/1/2018
Aquí estuvieron grabando grabaron un montón de cosas y no reflejaron nada de lo de la gente que vivíamos le doy toda la razón y es un artículo buenísimo
Responder
11
1
Anónima 19:07 25/1/2018
Aquí grabaron y pasó lo mismo y le doy la razo no refleja nunca lo que la gente que vive en el lugar
Responder
9
1
Anónima 18:27 25/1/2018
Lo que cuentas no es de ahora, en radio y tv cuando intervienen foráneos se hacen varias tomas y te dan a elegir entre varias respuestas ect.....básicamente lo que hacen es contar lo que a ellos les interesa, no la verdad.
Responder
5
1
gadfly 18:23 25/1/2018
estaría bien saber el nombre de tu pueblo y día de emisión del reportaje para conocer el jepeto del reportero artista
Responder
0
0
Josep Maria 18:18 25/1/2018
Pues tomad nota: lo mismísimo sucede con lo que TODAS las TV y PRENSA Nacionl relatan en sus informaciones a toda ESPAÑA sobre lo que sucede en Cataluña y sobre los catalanes... No teneis idea de lo manopulados que estais y de como el Gobierno de España miente a su ciudadanía
Responder
15
5
Cristin@ 17:14 25/1/2018
Me parece genial que hayas escrito éste artículo, me indigna lo que leo y siento vergüenza ajena. No te preocupes, los que visitemos tu pueblo sabremos resarcir en parte tanto disparate.
Responder
12
6
Bocaseca Man 16:45 25/1/2018
Gloria y honor compañero, pedazo artículo
Responder
12
5
Anónima 16:29 25/1/2018
Tan fácil como haber seguido el ejemplo del artesano y decir NO. Quejarse, desprestigiar y criticar a toro pasado es de pataleta. Y generalizar más aún...
Responder
12
20
Anónima 17:43 25/1/2018
En artesano no dijo que no. El reportero dijo que no al artesano. Menos llorar y decir tonterías y más comprensión lectora.
Responder
17
4
Anónima 20:11 26/1/2018
Hay artesanos que siguen trabajando de forma tradicional; se podía haber hecho un ejemplo; contar cómo se hacía tradicionalmente... Es televisión, y el reportero está en su derecho ( y su deber) de buscar aquello que encaje en su programa; así como el Artesano en su derecho de negarse. Si el técnico de Turismo quiere otro tipo de reportaje, que muestre que ha llegado internet, y que hay charlas... que lo haga él o lo proponga a otros programas. A ver cuantos van a grabar esas obviedades.
Responder
2
3
Anónima 16:05 25/1/2018
Enhorabuena por el artículo.
Responder
17
4
Anónimoh 15:43 25/1/2018
Felicidades por el articulazo, una maravilla.
Responder
15
4
Anónima 15:11 25/1/2018
gracias x compartir
Responder
15
3
Anónima 14:59 25/1/2018
A ver gente, si varias personas andaluzas comentan sentirse ofendidas porque se remarque tanto en el artículo el origen andaluz del reportero, en vez de rechazar su postura con desprecio podríais por favor prestar atención a lo que dicen e intentar comprender de donde viene esa impresión?? Tan difícil es mostrar empatía por las discriminaciones que lxs demás viven, aunque a nosotrxs no nos pase? La andaluzofobia es una realidad bien presente en las vidas de mucha gente. Lectorxs progres de el Salto, demostrad un pelín de apertura mental!
Responder
6
13
Anónima 14:52 25/1/2018
Desde luego, da que pensar. Realidades de cartón priedra sin crítica ni profundidad. Menudo pieza el reportero.
Responder
16
2
Carlos 14:36 25/1/2018
He trabajado 20 años en Tv. No os podríais creer la manipupalacion ridícula a la q nos someten
Responder
32
2
Anónima 13:33 25/1/2018
Por favor no nos entretengamos en menudencias ni haganos de la victima culpable. Lo grave es que la informacion no refleja la realidad, nos quieren hacer creer lo que no es. Asi siempre. Lastima que la verdad tiene un camino dificil. Gracias por tu esfuerzo.
Responder
21
3
Marciana 13:17 25/1/2018
¿A ver si va a ser verdad eso de que tenemos problemas serios de comprensión lectora?... El foco señoras/os/es, el foco, el artículo está haciendo una crítica al modelo de "periodismo", el atrezzo es secundario
Responder
24
2
Anónima 20:06 26/1/2018
Ah, espera, que ahora tenemos que hacer foco en lo que usted nos diga. El fondo y las formas cuentan. Sólo faltaba!
Responder
2
3
JASB 12:49 25/1/2018
¡Gracias y enhorabuena por este reportaje! Es una crítica necesaria al pseudo-periodismo que plaga los medios de (in)comunicación y, a la vez, un "hachazo" necesario a los prejuicios que existen respecto a la España rural. Pda: Me ha recordado a cuando, hace unos años, un chaval de Zaragoza se extrañó de que en mi pueblo (y en otros pueblos) había chavales que también jugábamos a la videoconsola. Claro, tal vez en su día viera en televisión un programa como el de España (In)Directo.
Responder
26
6
Anna 12:32 25/1/2018
Eso es como cuando todos los reportajes de agricultura son sobre agricultura ecologica, aun cuando esta no sopone más del 5% del total. Lo dicho, la españa indirecta.
Responder
23
1
Anónima 12:50 25/1/2018
Mira, como cámara que ha ido por sitios comiendo migas, muy bien todo pero se te ha olvidado el rol que juegas tú en toda esta movida, la de la persona con un dossier y una sonrisa que espera a los periodistas a la entrada de los sitios para explicarles el percal. Una persona a la que alguien paga, en tu caso La Oficina de turismo, los empresarios turísticos del pueblo vaya, para explicar lo que les interesa. Que no digo que lo que explicas en el artículo no sea verdad, pero solo es una parte del drama. Cuando te dedicas un tiempo a hacer tele al final es inevitable preguntarte para quién trabajas, y por desgracia la respuesta la mayor parte de las veces es para quien sea que ha pagado a alguien para que te espere a la entrada. No miréis la tele, haced el favor.
Responder
18
11
matriouska 12:21 25/1/2018
Este es un gran ejemplo ilustrativo de eso que se llama "posverdad"... Lo grave es que es un procedimiento, un protocolo, una forma de elaborar información, es decir, "a la carta", no importa la realidad, la traspasamos y contamos algo vendible aunque NO sea cierto... ¿Imaginemos que se elaboran" informaciones" asi de esta manera, con por ejemplo, las pensiones, la banca, la sanidad, el trabajo, la educación, los medicamentos, etc, etc, etc...? [...] Oh wait !!!, quizá ya está pasando. Nota: Ya he leído por ahí que lo denominan, "Circus Media"
Responder
22
0
Anónima 11:20 25/1/2018
Me cuesta creer que no os deis cuenta que los datos del reportero (andaluz, vestimenta, etc.) los esta dando para que todos podamos identificar a la persona sin dar su nombre. Es verdad que el reportero puede hacer un favor al pueblo promocionandolo, pero el pueblo y sus vecinos tambien se lo hacen a el creando esas escenas rurales "idilicas"; lo minimo que se pide es un poco de respeto y educacion. "De bien nacidos es ser agradecidos"; esperemos que en su proximo encargo este reportero mejore sus modales. Por experiencia personal he trabajado de camara y siento comunicarte que la actitud altiva de estos projectos de periodistas de medio pelo suele ser mas habitual de lo que debiera. Te deseo que la proxima experiencia te asignen un verdadero profesional.
Responder
27
3
Abc 11:48 25/1/2018
No veo que el artículo remarque especialmente el acento del reportero, lo menciona sin valorar. Lo que si remarca es su actitud y el tono que emplea delante y detrás de las cámaras. ¿No será que el prejuicio es de quien hace los comentarios?
Responder
23
4
Anónima 11:41 25/1/2018
Yo lo que no entiendo es cómo podéis estando comentando la vaina del acento andaluz.
Responder
19
7
Anónima 11:38 25/1/2018
¿De verdad que, después de leer esto, lo único con lo que os quedáis es el detallito del acento andaluz?
Responder
31
5
Anónima 11:33 25/1/2018
A mi me parece que el autor trata de identificar la llamada de teléfono con el reportero que luego hace el reportaje. Y por teléfono, pocas cosas como el acento o modo de hablar para identificar a alguien. En ningún momento lo asocia a nada negativo.
Responder
19
1
Anónima 11:11 25/1/2018
Entiendo que remarcar el acento andaluz obedece a remarcar que el reportero está muy lejos de conocer lo que va a grabar. Andalucía está simbólicamente a años luz de lo que relata el artículo. Yo no lo veo peyorativo.
Responder
8
7
Anónima 0:02 27/1/2018
Por qué está a años luz..??
Responder
0
0
Anónima 12:24 25/1/2018
No creo que Andalucía esté a años luz. Será por falta de sierras y ámbito rural, con los mismo problemas que plantea el autor.
Responder
5
4
Anónima 2 10:49 25/1/2018
Firmo debajo del comentario anterior No dudo que sea verdad lo que cuentas pero se dejan ver bastante prejuicios. Quizás porque yo soy andaluza, pero remarcar la procedencia del periodista y que llevaba vaqueros de marca creo que es bastante irrelevante y resta credibilidad a lo que estas contando. Un saludo
Responder
9
33
Anónima 10:22 25/1/2018
Hay una cosa que no entiendo, y es la insistencia en remarcar el acento andaluz y la procedencia andaluza del reportero, como si el hecho de ser andaluz impidiera dar una visión realista de esa zona, cuando un periodista investiga o al menos le enseñan a hacerlo durante su formaciión, o fuera a tener prejuicios sobre otra región. El problema reside en la dirección de rtve y su proceso de selección de personal, afín a la visión reaccionaria del actual gobierno, no del origen de las personas.
Responder
9
23
Angel 16:29 25/1/2018
Pues creo que es una manera de ayudarnos a identificar al reportero, sin dar específicamente su nombre. Y creo que solo se menciona dos veces en el artículo y de pasada. El dedo y la luna.
Responder
11
4
Anónima 18:10 25/1/2018
¿Y cuántos de los que aquí comentan ven España Directo y conocen a los periodistas?
Responder
2
0
Anónima 2 10:54 25/1/2018
Nu puedo estar más de acuerdo, será todo una pantomima, pero recalcar el acento andaluz de los redactores lo único que hace es dar a entender que quien está escribiendo es una persona bastante prejuiciosa.
Responder
10
24
Cristal 16:29 25/1/2018
Menos mal que todavía pensamos y analizamos cada vez menos y algunos nada.Os imagináis como se manipula cuando es algo importante.Espero que esto sirva para cambiar a quien nos gobierna
Responder
7
0
Citricón 9:32 26/1/2018
Pero ¿Que pasa, que después de comprobar cómo se manipula la información y se infravalora a un pueblo, al final criticamos al que nos lo cuenta por hablar de un flequillo, un acento o unos pantalones? Se manipula una información y se veja a un pueblo ¿Sí o no?
Responder
4
1
Amigas d pueblerina!! 22:09 26/1/2018
Aplaudimos la reivindicación de la pantomina que se crea a través de algunos medios de comunicación. Los pueblos han avanzado y hay que saber adaptarse a ello, aunque no por ello se quieran olvidar las tradiciones y costumbres. Es una pena, que en este caso, se haya perdido la oportunidad d mostrar las iniciativas q ofrece el medio rural y asi luchar contra la despoblacion. ¡ARRIBA LOS PUEBLOS!
Responder
4
0

Destacadas

Presupuestos Generales del Estado
El PNV aparca sus promesas y vuelve a ofrecer su apoyo al Gobierno del PP

Tras negar cualquier acercamiento a Rajoy mientras durase la crisis catalana, los nacionalistas finalmente han decidido no presentar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado. Ahora dicen que así contribuirán a conseguir una solución en Catalunya

Brasil
La ultraderecha militarista, favorita para las presidenciales en Brasil

El encarcelamiento de Lula deja como favorito para las presidenciales a un exmilitar misógino y homófobo, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, admirador de Trump.

América Latina
Nicaragua: “Los muertos no dialogan”

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunciaba anoche la retirada de la reforma de la Seguridad Social después de cinco días de protestas sociales cuya represión ha provocado 25 muertos. De momento, los manifestantes siguen en las calles. 

Energía
Alternativas que dan luz

Frente a los abusos del sector eléctrico cada vez surgen más iniciativas de organización ciudadana en busca de justicia energética.

Música
Tabletom: “La alegría de tocar siempre está”

Historia viva de la música andaluza, con más de 40 años a sus espaldas, Tabletom nos atiende minutos antes de comenzar su concierto en el Festival Entrelíneas.

Últimas

Memoria histórica
‘La última resistencia’ de Sanabria

Inauguran una ruta de montaña en honor a los últimos guerrilleros antifranquistas de Sanabria (Zamora), el grupo de maquis que más tiempo estuvo en activo después de la Guerra Civil. 

Asturias
Más de 5.000 personas piden en Oviedo la oficialidad del asturiano

La protesta, convocada por la Xunta para la Defensa de la Llingua Asturiana, contó con el apoyo de Podemos, IU, PSOE, Foro Asturias y los principales sindicatos.

Música
McCarthy, cuando el pop fue marxista

El lenguaje universal, el pop en su esencia más smithiana, fue el canal utilizado por Malcolm Eden, vocalista de McCarthy, un grupo nacido del desasosiego que le produjo la subida al poder de la Dama de Hierro.

Municipalismo
Municipalismo radical: el futuro que merecemos
1

Sólo una confederación global de ciudades rebeldes nos puede llevar hacia una nueva sociedad racional que cumpla la promesa de una sociedad más humanitaria.

Pacto de Estado contra la violencia de género
Los municipios presionan para que el Gobierno pague para abordar las violencias machistas

Las administraciones locales asumen la atención a víctimas de violencia pese a no tener presupuesto ni competencias. El foro de Municipios por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género pide que se enmienden los presupuestos y voluntad política para garantizar la atención a las víctimas vivan donde vivan.