Machismo
Fuego, mantenlo prendido

Podemos pensar que en estos tiempos que corren, en los que incluso en un juicio la palabra de la mujer y si su negación fue explícita o no se ponen en duda, no es de extrañar que el hombre vea síes donde no los hubo nunca.

Fumar
Una mujer fumando. Jone Arzoz

publicado
2019-09-12 08:00

No me gusta que me enciendan los pitis. Llevo ya un tiempo observando una conducta que se da a menudo entre hombres y mujeres: el ímpetu e insistencia del hombre por encendernos a las mujeres los cigarros.

No hablo de una cosa aislada, lo vengo observando años. Algunos dirán que estoy exagerando y que vaya loca, que confunde los modales y la buena educación con un acto machista. Voy a explayarme un poco más para intentar que entendáis mi malestar y preocupación con esta conducta.

Anoche, una vez más, me lié un cigarro.  Aquellas personas fumadoras sabrán de lo que hablo, y las no fumadoras seguro que tienen alguna persona conocida que practica esta mala costumbre: chaqueta sujeta con las piernas, vaso cogido con el antebrazo pegadito al pecho casi debajo de la axila y me lio un cigarrito, como un velocirraptor. Yo me apaño así, son años de entrenamiento y me gusta. Cuando termino generalmente me quito el pelo de la cara,  le doy un trago a mi kalimotxo fresquito y me enciendo el cigarro. No me gusta que de repente un hombre salga de la nada, me ponga fuego en la cara, me queme las pestañas y me incomode. Tampoco me gusta que, cuando declino su ofrecimiento, insista tanto que me vea obligada a menear la cabeza con el cigarro en la boca, porque tengo las manos ocupadas, dándome la vuelta finalmente para que entienda que no, que no quiero fuego. No quiero fuego. Tengo mechero. Y si no tuviera, ya lo pediría yo.

Esto es lo que realmente me molesta, el acto de galantería a mí no me va (en la galantería, nos metemos en otro jardín en el que también hay mucho que podar). Pero que además, cuando digo que no, el hombre insista con la llama en mi nariz me molesta. Me molesta mucho. Si le digo a un hombre que no con la cabeza, ¿por qué el hombre puede pensar que sí? Que sí que quiero en realidad, que mis meneos de cabeza y mi semblante serio o enfadado son signos de que me está encantando todo. Incluso cuando se lo digo verbalmente, ¿por qué muchos siguen insistiendo?

Quería poner encima de la mesa esta observación-reflexión, porque me pasa a menudo. Puede ser que sea yo la que tiene cara de no tener mechero y quererlo, pero lo cierto es que hay más probabilidades de que esto sea un fenómeno extendido. ¿Quizás todas las mujeres tenemos cara de querer y necesitar un mechero? Podemos pensar que en estos tiempos que corren, en los que incluso en un juicio la palabra de la mujer y si su negación fue explícita o no se ponen en duda, no es de extrañar que el hombre vea síes donde no los hubo nunca.

Relacionadas

Redes sociales
Manual de uso de la palabra “feminazi”

El término “feminazi” se mencionó aproximadamente unas 11.000 veces en España en un mes. El 65% de los usuarios que la utilizaron fueron varones, que lo relacionan con temas como “putas feminazis” o “violencia de género”.

Machismo
Osuna, el artista que promociona el machismo y la homofobia con dinero público

Dentro de unos días, Anuel, un músico de dudosa reputación y cuyas letras son objeto de permanente polémica, ofrecerá un concierto en Mérida. Aunque el concierto ya estaba confirmado, el Ayuntamiento de la ciudad ha decidido desembolsar 90.000 euros con destino a la propia promotora del concierto, pese a tratarse de un evento privado.

Machismo
Premio por su “compromiso con la igualdad” a la Guardia Civil, que tiene menos de un 8% de mujeres

La Guardia Civil solo tramitó 18 de las 80 denuncias por acoso que hubo entre 2015 y 2017 dentro del Cuerpo, y la presencia en los puestos de mando no alcanza el 4%, pero eso no ha impedido que le concedan un premio por “su compromiso continuado con la Igualdad”, otorgado por el Colegio de Abogados de Madrid.

2 Comentarios
#39401 9:49 17/9/2019

Ayer baje a la calle y me miro un hombre, yo no quería que me mirara pero aun así me miro...donde vamos a llegar

Responder
1
1
Gatúbela 14:33 12/9/2019

Lo de dejar de fumar y darle la espalda a la industria del tabaco ya tal, no?
Evidentemente hay machismo, pero también hay sumisión a una industria destructora y cancerígena. Pero lo peor es que aquellas personas que deciden suicidarse lentamente mediante el tabaco, se mueren matando.. y las demás tenemos que sufrirlas.

Responder
8
5

Destacadas

Violencia machista
El negocio tras la violencia machista

Muchos medios de comunicación ven en los feminicidios oportunidades para aumentar sus ingresos, vulnerando los derechos de las víctimas e ignorando sistemáticamente los códigos deontológicos. Las presiones y la misoginia en los medios, la precariedad y la falta de especialización dificultan la buena praxis de las y los periodistas.

Represión
Un guardia urbano de Barcelona, juzgado por agredir a un ciclista al grito de “te reviento”

La fiscalía y la acusación piden penas de hasta cuatro años de prisión por un delito contra la integridad moral y un delito de lesiones para un agente de la Guardia Urbana de Barcelona que agredió a un ciclista tras una discusión en 2016.

Kurdistán
“Así como acabamos con el Daesh vamos a acabar con Erdogan”

Integrantes del Movimiento de Mujeres Libres del Kurdistán, Gülcihan Simsek y Besime Konca, consideran que la ofensiva del Gobierno turco contra el pueblo kurdo no va de fronteras ni de nacionalismo, sino de atacar un modelo radicalmente alternativo al sistema capitalista.

Industria
Peugeot Fiat-Chrysler: ¿un matrimonio para mejor o para peor?

El matrimonio Peugeot (PSA) Fiat-Chrysler (FCA) ha sido anunciado con el aval del Estado francés. Fortalecidas por la experiencia pasada en materia de acercamiento entre empresas, las inquietudes surgen respecto a esta “fusión entre iguales”. A pesar de las fuertes expectativas respecto a las sinergias y economías de escala esperadas, los riesgos de ver pasar a una nueva empresa francesa a control extranjero, o de hacer nacer un gigante del automóvil que se volvería ingobernable, fomentan el escepticismo en el panorama de una industria nacional francesa ya dañada.

Bolivia
“Hay negociaciones entre el MAS y los golpistas”
Ha sido ministro durante los últimos once años. Vive en la clandestinidad desde el golpe de Estado y habla desde su escondite con ARGIA y Hala Bedi sobre las “complejas” negociaciones entre el MAS y los golpistas que acaban de comenzar.
Corrupción
El juez pide juzgar a Ignacio González por desviar 1,6 millones de euros

El ex presidente de la Comunidad de Madrid podría sentarse próximamente en el banquillo por el caso Lezo, debido a una posible malversación y fraude a las arcas públicas en la compra de la empresa brasileña Emissao por el Canal de Isabel II en la que supuestamente hizo desaparecer 1,6 millones de euros.

Últimas

Feminismos
Galería | Siete kilómetros contra las violencias machistas

Crónica fotográfica de la IV Marcha contra las violencias machistas de los colectivos feministas de la provincia de Cádiz. Este año se celebraba en la sierra, desde el municipio de Bornos hasta su pedanía de Coto de Bornos, recorriendo más de siete kilómetros.

Humor
Banalizando

Vigésimo tercera entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Partidos políticos
El abrazo post78, fin de una época

El principio de acuerdo firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado martes supone dos hitos que pueden marcar la historia del Estado español: por un lado, el establecimiento del primer Gobierno socialista en más de ocho décadas; por el otro, el principio del fin de un sistema conocido como Régimen del 78.