Memoria histórica
Un Guernica en Puebla de Alcocer, junto a la masacre del cortijo Casa La Boticaria

La exhumación y digno entierro de los restos mortales de más de cincuenta republicanos asesinados se realizó en mayo de 1978 en Casas de Don Pedro (Badajoz).

El Guernica de Anxo Pires, en Puebla de Alcocer
El Guernica de Anxo Pires, en Puebla de Alcocer

www.diariodelaire.com

11 dic 2018 10:04

Entre los pueblos que fueron republicanos hasta los últimos días de la Guerra Civil está Puebla de Alcocer (Badajoz), capital de La Siberia extremeña. Bien avanzado el mes de marzo de 1939, entraron las tropas golpistas del general Franco en esa localidad, habiendo sido hasta entonces —desde el 13 de agosto de 1938— la capital de una región duramente represaliada por la llamada Columna de la Muerte del general Yagüe, según reflejó documentalmente el libro del mismo título del historiador Francisco Espinosa (La columna de la muerte. El avance del ejército franquista de Sevilla a Badajoz).

Es muy significativo, por eso, que en Puebla de Alcocer se haya inaugurado hace meses un laborioso mural, copia del Guernica de Pablo Picasso, del que es autor Anxo Pires, coincidiendo con el octogésimo aniversario en que se dio a conocer la obra del genial pintor malagueño. La de Pires (Ángel Vicente Pérez) es una reproducción de las mismas dimensiones que la singular creación de Picasso, pintada a mano por este ceramista gallego.

Este Guernica en azulejería le llevó al autor siete meses y consta de 1.206 piezas, con unas medidas de 3,49 por 7,77 metros. Fue necesario para elaborar el mural una carta de colores con la gama de grises, blancos y negros originales, y con una serie de códigos que Pires transportó a un plano, al igual que las líneas del cuadro, a fin de lograr una réplica exacta del original. Los azulejos esmaltados fueron cocidos a 980º C y se precisaron varios días para que los operarios del ayuntamiento de Puebla de Alcocer pudieran colocar el mosaico en el patio de la Casa de la Cultura.

El lugar le pareció al alcalde de la localidad el más idóneo para que quien quiera lo ocupe como "espacio para el descanso y la reflexión sobre la propia obra", tanto para los lugareños como para los viajeros que visiten el pueblo y reconsideren todos que allí, hasta las últimas fechas de la Guerra de España, no fue arriada la bandera tricolor, mientras por la frontera de Cataluña se prolongaba el largo y triste éxodo de la derrota. El mural está ubicado, además, cerca de donde se cometió una masacre olvidada realizada por los vencedores de la Guerra Civil en Casas de don Pedro, en el lugar conocido como cortijo Casa de La Boticaria, donde existió un campo de concentración provisional en el que fueron ametrallados más de cincuenta presos republicanos con armas Hotchkiss el 15 de mayo de 1939, según ha contado con detalle Fernando Barrero Arzac.

Exhumación de los restos mortales llevada a cabo en 1978
Exhumación de los restos mortales llevada a cabo en 1978

Se da la circunstancia de que en 1978, Felisa Casatejada, que tenía enterrados allí a dos de sus hermanos de 17 y 19 años de edad, pidió permiso a las autoridades para exhumar los restos de todas las víctimas, algo que se le concedió si garantizaba ante el gobernador civil que no habría manifestaciones políticas ni homenajes de ningún tipo. Escribe Barrero que la iniciativa fue bien recibida en el pueblo, pero nadie estuvo dispuesto a ceder una excavadora, debido quizá a probables represalias, y hubo de recurrirse a otra localidad para conseguirla. La exhumación se llevó a cabo entre los días 13 y 15 de mayo, coincidiendo en este último caso con la fiesta religiosa local, San Isidro, sin los sofisticados procedimientos que se emplean actualmente. Entre los objetos hallados se encontraron los alambres con los que habían sido atados los hermanos de Felisa y unas cananas de militares golpistas que se habían negado a disparar contra los prisioneros, militares republicanos de la Brigada Mixta 109, y fueron ejecutados por eso. También, el lapicero que le entregó un sobreviviente a su hermano para que escribiera a casa, creyendo que sería él quien se salvase de la matanza cuando lo llamaron para salir de la formación.

Un periodista de Interviú, José Catalán Deus, contó en su día en la revista (nº 109, Casas de don Pedro, 39 años después de la matanza. El pueblo desentierra a sus muertos) una de las primeras exhumaciones de las fosas del franquismo, en plena Transición, antes de ser aprobada la Constitución vigente y faltando tres años para el golpe de Estado de febrero de 1981, que según el antropólogo forense Francisco Etxeberia supuso un parón en las actividades exhumatorias llevadas a cabo de modo privado. Barrero Arzac cuenta que el párroco de Casas de don Pedro pidió permiso al arzobispo de Toledo para que se le concediera una sepultura perpetua en el cementerio de la localidad “a favor de los muertos en acción de guerra” y allí está, en el panteón 220, compuesta de cuatro nichos, con fecha 7 de noviembre de 1978.

Según escribe Paloma Aguilar en su libro Memoria y Transición en España. Exhumaciones de fusilados republicanos y homenajes en su honor, Felisa Casatejada hubo de afrontar las amenazas de la derecha, que hizo pintadas en el pueblo, distribuyó octavillas en contra suya, presionó al párroco y al alcalde de Casas de don Pedro para que evitaran el traslado de los restos mortales de las víctimas al cementerio y lanzó distintos mensajes intimidatorios. Ante las amenazas de los más reaccionarios de quemar los huesos extraídos de la fosa común y destruir el panteón, algunos familiares decidieron quedarse dos días enteros en el campo vigilando los restos y, durante muchas semanas, vigilaron el cementerio hasta bien entrada la madrugada.

Meses atrás, con motivo de las primeras elecciones democráticas después de la segunda República (1977), no había dejado de escucharse aquella canción que decía “Libertad, libertad, sin ira libertad”, con la que se nos invitaba a guardar nuestro miedo y nuestra ira, porque “hay libertad, sin ira libertad, y si no la hay, sin duda la habrá”. Han pasado 40 años y de las 2.382 fosas del olvido (Ministerio de Justicia) se han hecho hasta la fecha desde el año 2000 en torno a 350 exhumaciones, con un total de 8.500 seres humanos rescatados de las tumbas sin seña en donde fueron enterradas como alimañas por sus verdugos.

Relacionadas

Laboral
Nissan y las banderas de nuestros padres

La historia de Motor Ibérica y de Nissan en Catalunya es similar a la de otras tantas empresas que pasaron a ser una pieza más en macroestructuras empresariales. El cierre de la factoría es una auténtica tragedia laboral y social.

Memoria histórica
Los demócratas de Gijón tienen una deuda histórica con el médico Eladio Carreño

Creador del Ateneo-Casino obrero de la ciudad y promotor del puerto de El Musel, fue discípulo de Pí y Margall y fundador del Partido Republicano Federal en la asamblea de Zaragoza.

Memoria histórica
Reflexiones en primera persona: ¿para qué sirve la memoria?

Soledad era una trabajadora de una fábrica de conservas que no tuvo la opción de elegir una vida sin política, como tantas otras a las que no nos llegan los rescates del sistema.

9 Comentarios
Ayatolag Obrero 24:37 7/1/2019

Desde mi casa puedo observar este Guernica. Mi pueblo. Mi Extremadura. Mi Tierra. Que nunca se olvide lo que allí ocurrió. Que no se olvide quienes fueron los asesinos

Miguel Angel Sosa Rayo

Responder
1
0
#27893 10:28 15/12/2018

Excelente

Responder
0
0
Anxo 24:34 12/12/2018

Muy buen artículo bien documentado y muy bien contado. Muy contento de poder conocer y compartir estas memorias vivas

Responder
7
0
#27675 16:35 12/12/2018

Magnífica conclusión del artículo. Gracias.

Responder
8
0
#27660 14:50 12/12/2018

Creo que su nombre correcto es Casa de la Notaria

Responder
0
0
#27673 16:08 12/12/2018

Casa o cortijo La Boticaria. Está correcto.

Responder
2
0
#27743 14:50 13/12/2018

¿Tejero?. Yo creia que había sido el PSOE, el mismo que en Badajoz miraba para otro lado cuando "sus" alcaldes exhumaban las fosas. Por ejemplo en Medina de las Torres o Oliva de la Frontera......

Responder
1
0
#27647 13:34 12/12/2018

Tejero paró las exhumaciones de los hijos hasta que llegaron los nietos.

Responder
2
1
#27638 9:02 12/12/2018

Cuarenta años y la tierra estå llena de fosas por exhumar, una democracia llena de deudas con los demócratas que la defendieron en el pasado.

Responder
14
2

Destacadas

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Turismo
Ivan Murray: “El turismo global es el Lehman Brothers de la crisis del covid-19”

El turismo ha frenado en seco con la pandemia y el hundimiento del sector tendrá un impacto brutal en la economía española. Iván Murray, profesor de la UIB e investigador en economía ecológica del turismo, analiza un fenómeno que tendrá en Baleares y Canarias su “zona cero del desastre”.

Coronavirus
Morbus coronaviri anno 2019: covid-19, tardocapitalismo y la muerte

Quizá una de las cicatrices más profundas que deje la pandemia de SARS-CoV-2 sea precisamente la psicológica o, si así se prefiere, la cultural. El envejecimiento y la muerte se avienen mal con la ideología de este período histórico que, a falta de mejor nombre, llamamos capitalismo tardío.

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Crisis climática
El BCE inyecta 7.600 millones en combustibles fósiles en plena pandemia

Solo con las inyecciones de capital en siete empresas, el Banco Central Europeo ha contribuido a la emisión de 11,2 millones de toneladas de CO2  entre mediados de marzo y mediados de mayo.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.

Últimas

Coronavirus
Más seguridad, orden y libertad

Necesitamos más seguridad, muchísima más de la que tenemos. Pero no necesita la misma seguridad quien se manifiesta en coche junto a Vox, quien corta la Meridiana o quien intenta utilizar un billete de 20 dólares falso como George Floyd.