Cuando la dignidad puede al dinero

La sentencia del caso de Víctor Sánchez acredita por primera vez que una empresa del sector de repartidores de comida a domicilio, Deliveroo, emplea con su personal la figura del falso autónomo. La marca que presume de valor cercano a los 2000 millones de dólares pagaba una media diaria de 28,49 euros al trabajador.

RidersXDerechos e Intersindical Sentencia Deliveroo
Víctor Sánchez posa con la sentencia ysus compañeros de RidersXDerechos y Marco Antonio Llerena, de la Intersindical Valenciana Tomás Muñoz

publicado
2018-06-05 09:09:00

Antonio Caño, director de El País, aconsejaba a Pedro Sánchez este domingo en su tribuna "hablar con sinceridad sobre los sacrificios que hoy toca hacer para competir en la globalización". Es poco probable que Caño se refiriera a sacrificios como el que se ha visto expuesto otro Sánchez, Víctor, repartidor de comida a domicilio que decidió seguir adelante con la demanda rechazando dinero y ahora disfruta de la victoria judicial.

Lo primero que hizo en la rueda de prensa Víctor Sánchez fue agradecer a sus compañeros de RidersXDerechos y a la Intersindical Valenciana todo el apoyo recibido. Les brindó esta victoria, explicó que esto es sólo una batalla y reconoció que sin ellos no hubiera sido posible. Marco Antonio Llerena, del Secretariado Nacional de la Intersindical Valenciana, resaltó su dignidad y elogió la decisión de poner por encima el beneficio colectivo al económico. 

La historia sería otra si Víctor hubiera tomado una salida aparentemente fácil. Tuvo una oferta de la empresa para que retirara la demanda por una cantidad que no desvela, aunque da una pista: cinco cifras. Con ese dinero pretendía Deliveroo cerrar la vía que se puede abrir. "Esto no lo hago por dinero, lo hago por ideales, si lo hubiera cogido les daría la razón a ellos, que desde el principio decían que hacíamos esto por dinero”, expresa un sincero Víctor flanqueado por otros dos compañeros de su colectivo.

Deliveroo ha recaudado recientemente cerca de 326 millones de euros para seguir expandiéndose, y alcanzar según sus propias estimaciones, un valor global de 2000 millones de dolares
La sentencia sitúa en 28,49 euros la media por día trabajado que se remunera a Victor. Deliveroo ha recaudado recientemente cerca de 326 millones de euros para seguir expandiéndose, y alcanzar según sus propias estimaciones, un valor global de 2000 millones de dolares. Por la marca apuestan fondos de inversión que apostaron por Facebook o Google, entre otros.

Y no son los únicos que están financiando la expansión de las apuestas online por reparto de comida a domicilio. Esta sentencia puede suponer el inicio de múltiples demandas en un sector en el que cada vez trabajan más personas que ahora pueden dar el paso a denunciar con más seguridad. Además, en Barcelona hay otros 16 casos de repartidores que han denunciado a la multinacional y cuyos juicios comenzaron hace dos semanas.

"Queda absolutamente claro que los riders, en este caso de Deliveroo, pero pensamos también que de otras compañías, son trabajadores por cuenta ajena, sujetos al Estatuto de los Trabajadores, a un contrato y a unas normas y a una regulación que obliga”, expresó Llerena sobre el texto  firmado por el juzgado número 6 de lo social en València. 

Por eso Llarena advierte sobre una posible modificación de la ley para legalizar lo que parece evidentemente ilegal. “Si permitimos esto lo que abrimos es un espacio a la precarización absoluta del mercado laboral, que ya esta bastante mal, pero los que sóis más jóvenes no os lo váis a creer y quién tiene ahora hijos, pobrecitos”, lamenta Llerena.

Despido improcedente

La sentencia da la razón a Víctor en dos aspectos; reconoce su despido como improcedente, y reconoce que bajo ese contrato mercantil que alegaba la empresa se escondía una realidad laboral. Su vinculación con la empresa, como la de todos sus compañeros, no es "la de un autónomo como un pintor o un fontanero que hoy realiza un trabajo para un cliente y mañana para otro", explicó Llerena.

La sentencia recoge al detalle como la empresa organizaba de forma unilateral los turnos, les exigía uniformarse y les daba todo un manual corporativo para proceder en la burocracia de gestión de eventualidades como solicitudes de cambios de turnos, o averías en los vehículos. Además de contar con un sistema disciplinario y de exigencia de tiempos para efectuar “el servicio” y pautados absolutamente todos los procedimientos.

Deliveroo ya recibió el pasado diciembre una inspección de trabajo que levantó un acta con una sanción de unos 160.000 euros para la empresa solo por la cotización de 50 trabajadores 

Aunque supuestamente los abogados de Deliveroo aseguraban que todo lo realizaba una aplicación, el tribunal ha desestimado este argumento. Llerena considera probado “un control abosluto, mayor que el que sufre quién está en una cadena de producción”. El miembro de la Intersindical Valenciana se refiere a aspectos como la geolocalización y la obligación de aceptar los turnos de la empresa bajo la amenaza de ser perjudicados en adjudicaciones futuras de turnos y pedidos. 

Cuentan los trabajadores que el día que realizaron la concentración pública los responsables de Deliveroo pasaron por allí para hacerles fotos y saber quiénes eran. El colectivo del que Víctor forma parte, Riders X Derechos, secundó una huelga que tuvo repercusión a nivel estatal y que propició que se contactaran y empezasen a organizar para demandar judicialmente.

La empresa les ofreció una reunión. Pero no quería negociar, simplemente les trasladaron su punto de vista. Para empezar a negociar, les exigían retirar la demanda. Deliveroo ya recibió el pasado diciembre una inspección de trabajo que levantó un acta con una sanción de unos 160.000 euros para la empresa solo por la cotización de 50 trabajadores. 

Víctor ha ganado una vía judicial para que este colectivo de trabajadores de la “nueva economía”, falsamente conocida como economía colaborativa, pelée lo que hasta ahora eran unos mínimos recogidos en el estatuto de los trabajadores. La estrategia legal de la compañía, como explicaba Víctor Rodríguez, es recurrir todas las sentencias. Esta victoria no cierra el conflicto, puesto que hay otra demanda colectiva en curso contra la empresa, con juicio previsto para el próximo febrero. Además de que la sentencia puede ser recurrida, no es firme.

"mensaka", APP de comida a domicilio responsable
El grupo de RidersXDerechos Barcelona se encuentra realizando un crowfounding para impulsar una app de comida a domicilio con criterios responsables y éticos para los trabajadores.  Según anuncian en la descripción, desde "este abril ya hemos constituido la cooperativa Mensakas SCCL que será autogestionada por la gente que trabaja y donde todo el mundo tendrá contrato laboral y cotizará debidamente a la Sguridad Social".

 


Relacionadas

Movimiento obrero
Gallina Blanca: el chocolate sabe más dulce después de una madrugada de piquete

Gallina Blanca ha anunciado su intención de vender el terreno de Sant Joan Despí (Barcelona) en el que se encuentra un de sus fábricas para trasladarla a Ballobar, un pueblo de 823 habitantes en la provincia de Huesca. Los trabajadores llevan dos meses de lucha para evitar el cierre de la planta.

Laboral
[Mapa] 15F: los autónomos se movilizan por sus derechos

La plataforma AUPA convoca mañana a los y las autónomas a manifestarse en más de 30 ciudades para reclamar mejoras en sus derechos laborales y la proporcionalidad de las cotizaciones

3 Comentarios
#18131 7:56 6/6/2018

Otro ejemplo mas ke las cosas se consiguen luchando.A ver si se traslada a otros paises donde esta empresa hace las mismas practicas o se consigue una sentencia europea.Muy buena idea la del crowfounding del final del articulo.No basta con pelear hay ke poner alternativas.

Responder
1
1
#18067 8:33 5/6/2018

Bravo por Víctor, necesitamos más jóvenes así, que tengan claro que no existen salidas individuales a los problemas colectivos. Bravo compañero!

Responder
10
1
#18081 9:31 5/6/2018

"Don Mitxel Erregea
‏ @DonMitxel_VI
Si por lo de #Altsasu no hacemos una huelga general conmigo no conteis cuando haya que hacerla porque a los funcionarios les quitan las 35 horas, joder, que uno empieza a estar hartido de tanto mamandurrio."

Responder
3
0

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.