El rechazo a la precariedad se escuchará este sábado en 33 ciudades

La plataforma No + Precariedad denuncia “un nuevo modelo de vida impuesto” basado en una precariedad que afecta a todas las esferas de la vida.

Las Kellys, en Madrid
Concentración de Las Kellys en la plaza de España de Madrid. Álvaro Minguito

publicado
2018-02-09 15:20:00

“Somos las personas afectadas por la crisis, los recortes y el saqueo. Somos mujeres, hombres, pensionistas, jóvenes, gente trabajadora... Pero, sobre todo, somos quienes no vamos a permitir que nos sigan precarizando la vida”. Es el mensaje que manda la plataforma No + Precariedad, que ha lanzado convocatorias de manifestación en 33 ciudades del Estado para este sábado día 10 de febrero.

Con el fin de acabar con esta situación, la plataforma ha convocado una jornada estatal de protesta en la que lleva trabajando un mes y que pretende como primer objetivo,  según señala Irene Santiago Granero, una de sus portavoces e integrante del colectivo valenciano A Contracorrent, “concienciar a la gente de que hay que unirse, que todas estamos pasando por la misma situación, que es la precariedad, y que se ha convertido en un modo de vida y no en una situación pasajera”.

Sin embargo, lejos de ser una protesta aislada, la portavoz enfatiza: “Esto no acaba con la manifestación, sino que terminará cuando acabemos con la precariedad”. 

El colectivo, que se define como “un espacio unitario de denuncia, lucha y movilización contra las distintas situaciones precarias que afectan a todas las edades, sectores y esferas de nuestra vida”, ha elegido para la protesta una fecha emblemática para la disminución de los derechos laborales en España: el día de la aprobación de la reforma laboral que el Partido Popular sacó adelante el 10 de febrero de 2012, una reforma que, según señalan, “ha normalizado la pérdida de derechos laborales y ha precarizado las condiciones de vida de la mayoría social de nuestro país.”.

A pesar de ello, la plataforma va más allá de la reforma y apunta a “un sistema político y económico como el que tenemos, que es el que propicia esta forma de vida”, tal como indica la portavoz, quien remarca además: “Nos inculcan la actitud de que tenemos que conformarnos con lo poquito que tenemos”.

Normalización del modelo

No + Precariedad denuncia que la crisis “ha dado paso a la normalización de un modelo laboral precario que permite contratos en condiciones abusivas, salarios de miseria y nuevas formas de desigualdad, que afectan especialmente a las mujeres”. Por ello pretende poner las bases de “una primavera que se espera candente en las calles, dado el hartazgo de la gente ante la normalización de la pérdida de derechos y conquistas sociales”.

Además, según expone Santiago Granero, la idea es “volver a Madrid en mayo, como ya se hizo con las Marchas de la Dignidad y el 15M”.

Convocatorias No Más Precariedad
Listado de convocatorias 'No + precariedad'.


Para la plataforma, la situación social que ha dejado la crisis económica ha hecho que se hayan roto las relaciones laborales y se haya producido “un retroceso en materia de derechos y conquistas sociales inimaginable hace tan sólo unos años”.

En el manifiesto que lanzó el pasado 2 de febrero el colectivo señala que la precariedad no es solo laboral, sino que “se ha convertido en un nuevo modelo de vida impuesto”. Se trata de una situación que, tal como exponen, afecta a todas las esferas de la vida: “A través de la precariedad nos impiden el acceso a una vivienda, a una sanidad, a una educación digna y a unos servicios públicos de calidad, nos privan de la cultura, del deporte y el ocio, y atentan contra el medio ambiente y nuestro patrimonio natural”.

7 Comentarios
Francisco 19:52 10/2/2018
Me he sumado a la manifestación de mi localidad después de leer este artículo, no tenía ni idea de que estaban convocadas
Responder
0
0
BozeramaileKanpora 11:15 10/2/2018
Aparecen Donosti en lugar de San Sebastián, Xixón en lugar de Gijón, Alacant en lugar de Alicante y aparece Bilbao y no Bilbo... Se os va de las manos con el tema de las diferentes lenguas y dialectos... una cosa es reivindicar (cultura y lenguas de cada región) y otra hacer el ridículo, no se si queriendo o por ignorancia, y ambas me preocupan. Si ponéis Donosti, no sé por que no ponéis Bartzelona... así un vasco o vasca lo entendería, igual que Kordoba ... En fin. Egun on
Responder
0
3
Fernanda Diniz 17:39 10/2/2018
Esse modelo político que exclui, explora e desrespeita a tudo e a todos é o mesmo que estamos vivendo- ou melhor, morrendo aqui Brasil. Vivemos em uma verdadeira guerra que é fria, muda; desumana. Precisamos despertar, mas como compreender que dormimos?
Responder
2
0
José Martínez Carmona 13:55 10/2/2018
¿Acabar con la precariedad? Claro. ¿Crear espacios unitarios de denuncia, lucha y movilización? ¿Cómo no?...No critico el artículo ni al entrevistador, que cumplen con su tarea de informar. Sí doy mi punto de vista crítico al sentido del cuarto párrafo que empieza con "El colectivo..." y termina con ""nuestro país", sentido que impregna el contenido de la información con un determinado enfoque político: la tendencia a olvidar el papel del PSOE y de los sindicatos-institución en la situación de precariedad que nos viene de muy lejos. Esta tendencia se expresa, según mi parecer, por la necesidad de salvar al PSOE de la debacle electoral, frente a un Podemos que hace lo imposible, en lo ideológico, para ocupar su sitio. Algunos datos que no pueden ser obviados, empezando por el decreto (inconstitucional para más inri) de Zapatero (el actual mandado a recomponer la democracia en Venezuela), modificando el art. 135, regalando el poder absoluto a los ladrones de guante blanco, también con el voto del PP, para más inri. 28 de mayo del 92, gobernando el PSOE, HG de media jornada (¡!) contra el decreto ley de reforma laboral que recortaba las prestaciones de desempleo y elevaba de seis meses a un año el período mínimo necesario para cobrar el paro... 27 de enero del 94, gobernando el PSOE, nueva jornada de paro general contra la reforma laboral y nuevos recortes a las conquistas sociales. La huelga fue un éxito de movilización, pero la falta de estrategia de las cúpulas sindicales la condenó al fracaso... En junio del 94 entró en vigor la reforma que flexibilizaba la normativa de contratación de la negociación colectiva. Se creaba el nuevo contrato de aprendizaje llamado popularmente "contrato basura"... y en 1996, ya cubierto de gloria el PSOE por los múltiples escándalos de corrupción y la utilización de los fondos reservados del Estado para financiar a los amiguetes y a los GAL, LAS TIJERAS PASARON A MANOS DEL PP. No sumo ni sigo, para no hacerme pesado.
Responder
4
0
Javier Paredes 20:51 9/2/2018
No fue en 2013, fue en 2012, pero la el caso continuamos más bien peor
Responder
0
0
Anónima 17:59 9/2/2018
Mientras estas manifestaciones no salgan en la televisión, como si no existieran
Responder
7
1
J.M 12:19 10/2/2018
Las reinvidaciones sociales sirven a parte de dar visibilidad tambien para reforzar la union entre personas que juntan fuerzas con un objetivo comun, ya que a veces caemos en la idea de que estamos luchando contra lo imposible y la motivacion se desvanece. Por otra parte que no tengan visibilidad en segun que medios es normal ¿que sentido tendria el morder la mano de quien de te da comer? Hay demasiada union en segun que clases, en otras aun nos falta de aprender la leccion.
Responder
3
0

Destacadas

Presupuestos Generales del Estado
El PNV aparca sus promesas y vuelve a ofrecer su apoyo al Gobierno del PP

Tras negar cualquier acercamiento a Rajoy mientras durase la crisis catalana, los nacionalistas finalmente han decidido no presentar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado. Ahora dicen que así contribuirán a conseguir una solución en Catalunya

Brasil
La ultraderecha militarista, favorita para las presidenciales en Brasil

El encarcelamiento de Lula deja como favorito para las presidenciales a un exmilitar misógino y homófobo, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, admirador de Trump.

América Latina
Nicaragua: “Los muertos no dialogan”

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunciaba anoche la retirada de la reforma de la Seguridad Social después de cinco días de protestas sociales cuya represión ha provocado 25 muertos. De momento, los manifestantes siguen en las calles. 

Energía
Alternativas que dan luz

Frente a los abusos del sector eléctrico cada vez surgen más iniciativas de organización ciudadana en busca de justicia energética.

Música
Tabletom: “La alegría de tocar siempre está”

Historia viva de la música andaluza, con más de 40 años a sus espaldas, Tabletom nos atiende minutos antes de comenzar su concierto en el Festival Entrelíneas.

Últimas

Memoria histórica
‘La última resistencia’ de Sanabria

Inauguran una ruta de montaña en honor a los últimos guerrilleros antifranquistas de Sanabria (Zamora), el grupo de maquis que más tiempo estuvo en activo después de la Guerra Civil. 

Asturias
Más de 5.000 personas piden en Oviedo la oficialidad del asturiano

La protesta, convocada por la Xunta para la Defensa de la Llingua Asturiana, contó con el apoyo de Podemos, IU, PSOE, Foro Asturias y los principales sindicatos.

Música
McCarthy, cuando el pop fue marxista

El lenguaje universal, el pop en su esencia más smithiana, fue el canal utilizado por Malcolm Eden, vocalista de McCarthy, un grupo nacido del desasosiego que le produjo la subida al poder de la Dama de Hierro.

Municipalismo
Municipalismo radical: el futuro que merecemos
1

Sólo una confederación global de ciudades rebeldes nos puede llevar hacia una nueva sociedad racional que cumpla la promesa de una sociedad más humanitaria.

Pacto de Estado contra la violencia de género
Los municipios presionan para que el Gobierno pague para abordar las violencias machistas

Las administraciones locales asumen la atención a víctimas de violencia pese a no tener presupuesto ni competencias. El foro de Municipios por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género pide que se enmienden los presupuestos y voluntad política para garantizar la atención a las víctimas vivan donde vivan.