Laboral
La academia a la que James Rhodes publicita no ama a sus profesores de español

Incumplimiento de convenio, jornadas de hasta doce horas y despidos por informarse sobre cómo mejorar sus condiciones laborales son algunas de las prácticas irregulares que denuncian los profesores de español como lengua extranjera en la academia AIL Madrid. Lo peor es que no son exclusivas de esta empresa, publicitada por el pianista británico James Rhodes, sino comunes en el sector, aseguran.

Academia AIL
Uno de los centros de la academia AIL Madrid. David F. Sabadell

publicado
2019-01-21 06:00

Como las del extraterrestre que busca a su desaparecido compatriota Gurb en la novela de Eduardo Mendoza ambientada en la Barcelona preolímpica, las apreciaciones del pianista británico James Rhodes sobre las costumbres y bondades de la vida en España han recibido admiración y antipatía a partes iguales y le han granjeado una consideración peculiar por estos lares.

Un perfecto desconocido hasta entonces, la publicación en 2015 de Instrumental, el libro autobiográfico en el que relata la terrible experiencia de abuso sexual que sufrió de niño, hizo que su nombre comenzase a sonar en España. Desde ese momento, su presencia en público ha ido incrementándose, tanto en redes sociales como por otros medios. Tras instalar su domicilio en Madrid en el invierno de 2017, interviene mensualmente en el programa Late Motiv, conducido por Andreu Buenafuente, ha publicado varias tribunas de opinión en El País y hasta consiguió que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le contestara por teléfono tras enviarle una misiva.

Lo más sorprendente, al igual que ocurre con sus mensajes en Twitter —con el tono naíf pero atrevido del recién llegado a un nuevo mundo—, es el desparpajo con el que emplea un idioma que apenas conoce. Él mismo lo admitía el 2 de diciembre del año pasado, con un tuit en el que anunciaba que iba a empezar un curso.

El 10 de diciembre revelaba cuál era la escuela de español en la que se había matriculado: AIL Madrid, que en su web se presenta como la mejor de España y que está acreditada por el Instituto Cervantes.Pero apenas cuatro días después, la academia despedía a sus alumnos, entre ellos Rhodes. Una brevedad en el curso que induce a pensar que la relación entre el pianista y la escuela puede obedecer más a algún tipo de contrato publicitario, quizá para tapar una realidad poco glamurosa: la de las condiciones laborales de los profesores que allí trabajan.Ese mismo 14 de diciembre, AIL Madrid no solo dijo adiós a Rhodes sino que también despidió a Sergio Ruiz, argumentando que no había superado el periodo de prueba tras cuatro meses trabajando como profesor de español como lengua extranjera (ELE). Pero él encuentra otra explicación: “Yo me había significado ante los coordinadores y directores por las condiciones, no estaba dispuesto a trabajar horas gratis”, reconoce a El Salto.

Ruiz denuncia que AIL Madrid “paga por debajo del convenio” y considera que la empresa exige una disponibilidad horaria que excede “ampliamente” la jornada fijada por el Estatuto de los Trabajadores: “Estás a merced de un horario que te cambian cada viernes y tienes que estar disponible de 9h de la mañana a 22h, aunque tu contrato probablemente sea de 20 horas semanales. Su práctica es contratarte a jornada parcial, generalmente por tres o seis meses, y sin establecer el número de horas semanales a trabajar sino el cómputo total de horas que vas a cumplir en todo ese tiempo”. También señala la “rotación extrema” en el personal, debida a “despidos, finalización de contratos y lo que ellos dicen que es gente que no supera el periodo de prueba”.

Contactada AIL Madrid por El Salto, su directora académica, Susana Marqués Calavia, cree que “por desgracia, hay muchos casos de precariedad en el sector ELE con profesores pagados en efectivo, falsos autónomos, contratos de fijos discontinuos y la contratación de profesores bajo el régimen de prácticas para pagar un salario inferior y menos Seguridad Social”.

Pero ella prefiere destacar el quehacer de escuelas que contratan a todos sus profesores de forma legal “desde la primera hora de clase y cumplen con los requisitos y cuadros salariales estipulados en el convenio que regula el sector, el de enseñanza no reglada”. En esa categoría es donde sitúa a AIL Madrid: “Somos reconocidos por ofrecer unas de las condiciones más favorables entre las escuelas privadas de ELE en España y estoy orgullosa de ello. Ofrecemos muchas oportunidades de formación a cargo de la escuela y desarrollo profesional, y pese a ello siempre hay cosas que se pueden mejorar, y seguiremos revisando y mejorando en 2019 dentro de los límites que el mercado, que es extremadamente competitivo, permite”.

Un convenio comodín para las empresas

Ruiz acumula seis años de experiencia como profesor de ELE en varias empresas, lo que le permite identificar como habitual lo que vivió en AIL Madrid. En el origen, él apunta al marco legal por el que se rige el sector, el convenio de enseñanza no reglada, cuya vigencia concluyó el 31 de diciembre de 2018. “El problema comienza ahí: tenemos la misma categoría instructores deportivos, entrenadores personales, profesores de oficios, monitores de campamento o monitores de comedor. Son realidades muy distintas pero se decidió por parte de los sindicatos mayoritarios y de la patronal unificarlo todo en el mismo convenio, con salarios bajísimos, variación de horas de jornada completa y en el que no hay prácticamente ningún derecho favorable al trabajador, estamos a merced de lo que diga cada empresa. Es un comodín para ellas”, explica.

Publicado en el Boletín Oficial del Estado el 3 de julio de 2017 y suscrito por las asociaciones empresariales CECAP, CECE, ACA-FECEI y ANCED, y por los sindicatos FECCOO y FeSP-UGT, el VIII Convenio colectivo de enseñanza y formación no reglada establece un salario base de 14.243 euros anuales en 2017 para la categoría de profesor titular (en 14 mensualidades o 12 si así se acuerda con la empresa) y una jornada laboral anual máxima de 1.446 horas para el personal docente. No fija un límite semanal de horas sino un módulo semanal de referencia de 34 horas semanales, “para una más conveniente organización del trabajo”.

A pesar de esa indefinición horaria y de lo que es la jornada semanal, el convenio sí especifica que “en la actividad de Idioma Español para Extranjeros y programas socio-culturales y tiempo libre, y para atender necesidades de servicios o por razones técnicas u organizativas, podrán los trabajadores, adscritos total o parcialmente a dicha actividad, excepcionalmente prestar sus servicios tanto en domingos, días festivos como en fiestas laborales u oficiales, siempre que dicha prestación haya sido pactada previamente por la empresa y los trabajadores afectados”. Lo que abre la puerta a que, en la práctica, la jornada se extienda de lunes a domingo si las compañías así lo disponen.

“Pero las empresas ni siquiera cumplen el convenio”, lamenta Ruiz, quien pone como ejemplos generalizados de ese incumplimiento la contratación de profesores de ELE en otra categoría distinta, la de instructor experto, con un salario base anual inferior en 2.500 euros, o el hecho de que no se facilite a los trabajadores el horario por escrito. “Hacen una interpretación del convenio claramente favorable a ellos”, concluye.

“Lo que me pasaba no era cosa mía”

El 30 de junio de 2018 fue una fecha importante para el profesorado de ELE. Ese día se celebró en Madrid un encuentro de profesionales que se dedican a la enseñanza del español como lengua extranjera para poner en común los problemas que afrontan y tratar de sentar las bases para resolverlos. “Tras la reunión de profesores de ELE el 30 de junio para hablar del tema, me animé. Pensé que lo que me pasaba no era cosa mía sino que era un problema general de la profesión”, asegura a El Salto A.G., quien prefiere no revelar su nombre y apellidos.

Lo que le pasaba era un agotamiento fruto de su trabajo en AIL Madrid desde 2016. “Hacía jornadas en las que entraba a las 9h y salía a las 22h, a lo mejor con una pausa de dos o tres horas por medio, que tienes que seguir en el centro porque no te da tiempo a ir a casa y volver. Te absorbe”, recuerda.

Precariedad laboral
Profesorado ELE: las kellys de la enseñanza
Las condiciones en que trabajan quienes enseñan español como lengua extranjera son parte de un proceso de mercantilización que inscribe esta docencia en una industria denominada turismo idiomático.

A.G. trabajaba “hasta 35 horas a la semana y más”, a pesar de que su contrato era de 23 horas semanales. Asegura, además, que en esta empresa “se dedican a asignarte tareas que ni siquiera tienen que ver con tu función o tu competencia, cosas de marketing, por ejemplo”.

A.G., cuya trayectoria profesional está orientada a la enseñanza del español —desde 2013 en España y anteriormente en el extranjero—, cuenta que el despido de una compañera en 2017 fue la gota que colmó su vaso. Entonces protestó y recibió la llamada a capítulo por parte de la empresa.

Después de la reunión en Madrid que reactivó su ánimo, decidió informarse acerca de cómo mejorar las condiciones laborales del profesorado de ELE. “Empecé a hablar con sindicatos, para orientarme y no dar pasos a ciegas”.

Comisiones Obreras convocó una reunión informativa el 17 de octubre del año pasado para tratar cómo se podría llevar a cabo una representación sindical dentro de las empresas. A.G. asistió e intervino, consultando sus dudas. Dos días después, la empresa le entregó la carta de despido. “Mencionaban bajo rendimiento, pero creo que hubo causa-efecto por haber ido a la reunión dos días antes”, opina.

¿Hay futuro?

El intrusismo, la alta temporalidad, la consideración del trabajo de profesor de ELE como algo pasajero, hasta que salga otra cosa mejor, son rasgos que presiden el día a día de la actividad profesional de este colectivo, junto a la precariedad.

El miedo al despido, el rumor sobre la existencia de listas negras que impedirían volver a trabajar a quienes se significan, el desinterés de los sindicatos y la escasa atención que presta el Instituto Cervantes a la calidad educativa y a las condiciones laborales de las escuelas a las que acredita para impartir español como lengua extranjera son algunos motivos que ayudan a entender las dificultades para garantizar el cumplimiento de derechos y la desmovilización en este sector. Como muestra significativa, la falta de representación legal de los trabajadores en la mayoría de las empresas.

“Si esto no cambia —dice A.G. con pesar—, no sé si quiero seguir dedicándome a esta profesión. Somos profesores con mucha formación y un bagaje detrás, con titulaciones y experiencia. No me lo quiero tomar como una profesión de tránsito”.

Por su parte, Ruiz se muestra “bastante esperanzado” pese a los obstáculos, porque se está formando una suerte de “agrupación de gente dispuesta a unirse y luchar por los derechos de los trabajadores de ELE. Quiero ser positivo pero es verdad que es muy difícil”.

Relacionadas

Pobreza
El 20,3% de los trabajadores extremeños son pobres pese a tener empleo
En los últimos años, debido a la precariedad, la flexibilidad y las reformas laborales, se está normalizando que muchos trabajadores sean pobres. La situación en Extremadura es alarmante.
Educación
La naturaleza de la libertad (I): becas universitarias como mecanismo de exclusión
La reforma de la política de becas universitarias de 2013 expulsó a miles de estudiantes de las clases populares de la Educación Superior. Utilizo este hecho para iniciar una serie de artículos que analizan uno de los principales escenarios históricos de la lucha de clases: el sistema educativo y su íntima relación con el mundo del trabajo.
Laboral
El peso de sueldos y salarios ha crecido un 0,08% en una década; los beneficios empresariales, un 11,3%

2018 fue un año de recuperación para el conjunto de la economía. La contabilidad nacional anual de España publicada por el INE muestra que, una década después, el total de masa salarial ha recuperado el volumen anterior a la crisis y que, en ese periodo, los beneficios empresariales han aumentado un 11%.

65 Comentarios
#30426 12:47 12/2/2019

Es lamentable los contratos que ofrecen Ail MADRID y Enforex, te obligan a turnos rotativos, trabajar los fines de semana, actividades , y todo ello sin remunerar. De verdad, que conozco otras escuelas de español que no se comportan así. Además el director de AIL se comporta de una manera muy grosera con muchos de sus empleados, se cree que todavía estamos en tiempos de la esclavitud. Creo que ahora intentará lavar su imagen con comentarios positivos en las redes, pero ojalá los alumnos dejarán de ir a esta escuela y a enforex- Don quijote y eligieran escuelas que trataran humanamente a sus profesores (yo cuando hago una entrevista me fijo en la estabilidad de la plantilla hablando con los trabajadores de esa escuela)

Responder
6
4
Petición. Change.org 17:58 28/1/2019

Se ha creado una petición de firmas en change.org para la situación de los profes de español, todo el que pueda firmar estaría genial.

Responder
0
0
ANONIMO 12:16 28/1/2019

Hey, que han quitado las reviews de Facebook

Responder
1
0
Anónimo 20:53 25/1/2019

Vergüenza os debería dar, asalariados y absorbidos sirvientes de AIL, de poner los comentarios que estáis poniendo defendiendo lo indefendible y dejando como troleros a los compañeros que se han atrevido a hablar. Profesores disponibles de 8.00 a.m (sí, antes de que abra la escuela por si alguien quisiera una clase a esa hora) a 22.00 , un salario sujeto a "novaciones de contrato", trabajo los festivos (si te niegas hay consecuencias, como por ejemplo, la no renovación de contrato) amenaza-obsesión, repito, OBSESIÓN por la actividad del profesor en Facebook que, por cierto, si no cumples un número X de alumnos agregados y fotos publicadas con o de ellos, recibes un email "amenazante" donde te invitan a hacerlo "lo antes posible sí o sí". También se puede hablar del AIL Madrid de los sincontratos y los contratos de 5 horas semanales cuando se trabajaban 45 que pagaban en negro u horas extra hasta que dos compañeros os denunciaron. En toda mi etapa en AIL, NO recibí ninguna formación por parte de esta empresa. Ese dinero del que tanto habláis destinado a formación es el mismo que tienen otras muchas empresas por pertenecer al IC (100 euros al año por trabajador). El problema de AIL Madrid es haber creído que nada ni nadie era imparable; que vender clases un domingo a las 9 a.m era y es posible, que no existieran los festivos para la mayoría de la plantilla, que se creyeran los reyes de las "novaciones de contrato", que tuvieran a 12 profesores en 10 metros cuadrados comiendo a la vez y preparando clases sin un espacio digno (por cierto, AIL dispone de una cocina enorme disponible solo para alumnos que quieran hacer paella, pero no para que sus profesores calienten sus tupper). Pero señores, el problema no es AIL Madrid. El problema es pertenecer a un sistema que le permite a AIL Madrid despedir a, al menos, 5 empleados en 1 año y crear pánico entre sus trabajadores. Enhorabuena a estos dos valientes por representar a un colectivo tan enfadado, silenciado, estresado, frustrado, pero profundamente profesional. Sois sin duda el soplo de esperanza que necesitamos. Gracias.

Responder
38
0
Máster en precariedad y desesperanza 19:07 25/1/2019

Imaginad por un momento que todos los profes de ELE en academias nos ponemos en huelga. Todos. Imaginad el pánico y los sudores fríos de esos sacamantecas. ¿Pero es que no entendemos que somos absolutamente imprescindibles? Hacemos una huelga y empiezan a perder dinero desde el día uno. En realidad tenemos un poder muy grande, pero nos han apaleado hasta tener miedo de hablar. Depende de nosotros, si queremos peces habrá que mojarse el culo.

Responder
17
0
Juan F. 15:33 25/1/2019

Flipo con el tratamiento periodístico que hacéis con James Rhodes en este artículo. Puro clickbait agresivo a lo OKdiario, descalificáis al pianista sin venir a cuento y bajo suposiciones que no acreditáis. Pero claro, eso ya da igual, porque la noticia no es sobre Rhodes, sino sobre un conflicto laboral en el que él no tiene nada que ver, pero vosotros habéis echado el anzuelo a los lectores y lo demás os la sopla. Como suscriptor de El Salto me siento bastante decepcionado.

Responder
8
8
#29570 25:02 23/1/2019

Trabajé en Ail durante 9 meses y mi experiencia es similar a la que muchos ya han aludido. Disponibilidad horaria total, bajos salarios, tareas que no son tu competencia (excursiones por Madrid, visitas guiadas a museos, gymkanas y un largo etcétera. Mejor no hablar de aquellos talleres en los que se te pide que cocines una paella, por ejemplo), trabajar muchas más horas de las que se recoge en tu contrato, obligaotiredad de hacer publicidad, usar una cuenta de Facebook (agregar un minimo de amigos/desconocido al mes), etc.
Lo siento pero nada positivo que decir respecto a la academia. Durante esos meses puse todas mis ganas, ilusión, tiempo.. y no recibí ni un gesto de agradecimiento.
Ojalá cambien las cosas en ELE. Una pena que un trabajo tan bonito esté tan poco valorado.

Responder
30
1
#29545 19:10 23/1/2019

Creo que no debemos personalizar en AIL la precariedad. No porque no crea lo que dicen los compis que han trabajado allí sino porque entonces parecerá que estamos hablando de "casos aislados" y no es así. Llevo diez años trabajando como profe de español para extranjeros y todas las cosas que dicen, en mayor o en menor medida, me han pasado. No se trata de una escuela ni de un empresario, se trata de la precariedad de un sector donde los últimos que importan son los profes, que al final son los que sacan el trabajo. Nos contratan de auxiliares o de instructores y somos titulares, nos piden disponibilidad horaria todo el día, nos piden clase y actividades de baile, de guias turísticos, y etc; nos echan a la calle cuando no hay estudiantes y nos contratan cuando hay (de una semana a otra y así tan felices todos), tener vacaciones pagadas es un lujo para much@s de nosotr@s porque al tener esos contratos basura nunca acumulas días de vacaciones. No nos pagan las horas fueras de contrato como extras La formación de un profe de ELE corre por su cuenta, a no ser que seas fijo (alguno que otro habrá en el sector). Mil y una arbitrariedades más. Por eso digo que no es solo AIL que es una empresa grande, son muchas más, en general es una práctica del sector ¿Nombres? Muchos: Enforex, Don Quijote y más (las escuelas pequeñas también lo hacen).

Responder
25
0
Isa Leal 22:11 23/1/2019

Efectivamente, no solo es AIL, pero el Salto no ha podido conseguir que otros profesores quisieran hablar públicamente de su precaria situación. Muestra de ese miedo es el que todos los comentarios hasta el momento son anónimos, incluso los de los supuesto trabajadores contentísimos con su centro que dicen que nuestros compañeros exageran. Si tan orgullosos están no deberían ocultar su identidad.
Hablemos alto, claro y sin miedo, porque somos los profesores los que con nuestro trabajo sacamos adelante a todas estas escuelas, sin nosotros no son nada, que aprendan a tratarnos dignamente y a valorar nuestra labor.

Responder
12
0
Amordazado 19:15 25/1/2019

Claro que tenemos miedo... como se me ocurra hablar, pierdo mi minijob en una de esas academias sacacuartos de las que hablas, y pasaré de una vida precaria a una vida en la indigencia. ¿Cómo voy a dar mi nombre? Ya me gustaría poder tener derechos de verdad... Quién iba a imaginar que tanto estudiar y tanto máster, acabaríamos así...precarios entre los precarios. Nos tienen la dignidad comprada por un poco de pan.

Responder
9
0
Anonimo 18:59 23/1/2019

Trabaje un tiempo en AIL y yo no trabajé en negro, pero sí que conozco a gente que lo hizo, al parecer fue una práctica habitual durante años, incluidos los años en los que se certificó por el Instituto Cervantes. Los profes trabajaban en negro 6 meses y después les hacían contrato. Que el instituto cervantes consienta esto es muy fuerte, le deberían quitar la certificación. Además y supongo que se puede comprobar, han tenido inspecciones de trabajo por denuncias de trabajadores. A todo esto se suma, el mal ambiente de trabajo propiciado por el dueño, gritos y malos tratos constantes a sus trabajadores, vi gente llorar por el trato dado, y por partes de otros trabajadores cómplices. Es sorprendente la gran rotación de empleados que ha tenido, no solo profesorado sino la gente de oficina también.

Responder
21
1
Profe de ELE precaria 18:13 23/1/2019

Gracias, El Salto, por publicar la situación abusiva del profesorado de español como lengua extranjera. He hablado con periodistas, les he propuesto sacar este tema, darles contactos para entrevistas, y nada. Sois los únicos que habéis denunciado esta vergüenza y nos habéis dado voz pública. Y me temo que ningún medio más lo hará, ojalá me equivoque. Gracias.

Responder
23
0
Sergio Ruiz 15:12 23/1/2019

Como veréis en bastantes comentarios, los comentarios a favor son de parte del departamento de marketing de la escuela y de profesores afines a la dirección que como aportaba otro comentario tienen posiciones de favor por parte de la dirección.
Gracias a todo por el apoyo. #cambiemosELE

Responder
29
0
Anónimo 15:52 23/1/2019

Eres un valiente y vamos a organizarnos. El maquillaje de marketing de AIL no puede ocultar tanta miseria

Responder
13
0
#29513 6:09 23/1/2019

Trabajé de profe sin contrato, luego me hiciceron un contrato bajándome mucho el sueldo, ¡qué suerte! Muchas de las horas seguían siendo en negro. Ojalá se caiga a multas la academia. El ambiente era asfixiante. Se aprovechan mucho de la falta de convenio, de que muchos estamos mal en España; no importa si te vas, llegan otros desesperados. Así de buenos son, encima les damos las gracias. En España se gana bastante más trabajando por horas de cajero de supermercado que de profe en AIL.

Responder
27
0
#29508 25:36 22/1/2019

Doy fe de toda la información y me es díficil creer que aún, después de años, AIL Madrid sigue con aquellas prácticas. Como ex empleado de la empresa (no como docente, sino desde un posición importante de gestión) puedo certifcar estas malas prácticas. Una ética de trabajo inexistente, un abuso del personal docente en todos los sentidos; una gestión absolutamente inhumana con un gerente de empresa colérico que sí, tiene competencias de empresario (capacidad de haber montado y ampliado su negocio, llenando sus bolsillos de dinero- no es fácil), pero, no tiene competencias humanas, ni una ética. Nada se hizo sobre bases legales; solamente con el tiempo había que, poco a poco, hacer las cosas paulatinamente "más legales" (contrato de 10 horas aparecieron, etc.). Un negocio que se asentó por un gerente británico en España, porqué sí, aquí sí se podían/y pueden hacer las cosas así por desgracia. Se asentó este negocio en Madrid gestionado por una persona que carece de ética- montó un negoció importante, pero se olvidó de que "vende" la enseñanza, trata con gente al diario, pero detrás de cada alumno sólo ve dinero, es puramente un negocio; No obstante, ¿no debería poner también la enseñanza y por ende, el alumno y el profesor, en su justo lugar?
La mentalidad es callarse, por el miedo que uno tiene por perder su trabajo, pero hay que decir las cosas como son y informar a los alumnos y al público del otro lado de la "feliz noche de Copas". ¿Por qué los alumnos recomiendan a la Academia? Porqué sí, han tenido unas clases excelentes dentro del aula, porque los profesores son estúpendos. Son ellos que llevan adelante el negocio, pero no se les respeta; se les paga una parte en "sobres", se les pide una disponibilidad total en cualquier momento; se les exprime hasta ya no necesitarles. Habrá otros que "necesitarán comer"...y hablando de los alumnos: A la Academia no les interesa su aprendizaje (al profesor sí), pero todo va por números: si hay que cerrar grupos, se cierran y se le convence al alumno integrar un grupo que a la Academia le conviene, da igual su nivel real. También se exige al profesor a no cubrir la temática de más de dos capítulos por semana en un curso intensivo de 20 horas semanales, para que el alumno pague más y sigue el curso, porque al alumno le interesa llegar a terminar un nivel...y a la empresa ganar dinero. Y tantas cosas más. Ya no soprenden, es normal, muchas Academias funcionan así.
Es triste verlo, experimentarlo desde dentro, como observarlo desde fuera. Para ir cambiando las cosas hay que hablar y mirar tras las bambalinas. Grandes son muchos empleados y también los becarios que trabajan muchísimo por poco dinero - así ahorra la empresa- Y dentro del aula la profesora y el profesor que ejercen su profesión, sinceros, apasionados, transmiten y enseñan y es por ellos que el alumno se va contento.
Por lo tanto, empezemos a respetar a ellos, es un estánder, es normal. Tienen el derecho de trabajar en condiciones que llamo simplemente "normales". Es el deber moral y legal del jefe de asegurarselos.
Pero poco cambiará, porque las personas no cambian y si a uno por naturaleza le falta empatía, ética y dones de gente, no debería gestionar una empresa y pretender que es fruto de su duro trabajo. Su trabajo verdadero es el de respetar a sus empleados y punto. Ya lo han denunciado muchas veces, pero bueno podemos también hablar del Instituto Cervantes ahora....que accredida este centro... y etc. etc.
Gracias por compartir este artículo. Me parece bien que uno se expresa libremente y toma su tiempo en desvelar una incógnita. Comparto y difundo.

Responder
40
0
#29521 12:53 23/1/2019

No hay que decir más nada, señoría .

+1000 a este comentario

Responder
15
0
Kırek 20:31 22/1/2019

Estoy seguro qué los comentarios buenos sobre AIL Madrid no son de las personas libres.en AIL Madrid obligan qué los profesores usan Facebook para la escuela,asi que estoy seguro han obligado los profesores para los comentarios buenos,también tienen que mandar sus comentarios a AIL Madrid si no van a ser despedidos.

Responder
38
3
Anónimo 17:27 22/1/2019

Realmente AIL ha sido la escuela en la que mejor me he sentido en cuanto a ambiente de trabajo y en la que tengo y tendré grandes compañeros y amigos. Me choca y en parte me entristece que haya personas que no hayan tenido la misma suerte que yo porque nunca he visto un mal gesto de ninguna de las personas que trabajan allí hacia un trabajador, al contrario, creo que siempre que se pide un favor, tanto a la hora de adaptar un horario como cualquier otro, las personas que lo gestionan lo hacen de la mejor manera posible o al menos me consta que es su intención. Es una escuela que tiene un excepcional ambiente de trabajo y al menos yo personalmente, siempre que he necesitado algo, nadie ha dudado en ayudarme desde el primero hasta el último y sin poner ninguna pega. A parte de todo esto, el realizar actividades o talleres para los diferentes grupos, a mi personalmente me ha enriquecido bastante y me ha dado la oportunidad de conocer lugares de Madrid que no habría visitado por mi cuenta. Pienso que también es una gran forma de potenciar el aprendizaje del alumno. Y por último, creo que en cuanto al material que aporta Ail, no tiene comparación con otras escuelas en las que he trabajado. Puedes encontrar manuales de cualquier editorial aunque se siga el curso por el manual de Nuevo Prisma pero si necesitas material de apoyo, tienes estanterías repletas de manuales para preparar tus clases.

Responder
9
64
Anonima 18:26 22/1/2019

Otra vez el discurso del enriquecimiento personal. Ese enriquecimiento ez intrínseco al trabajo, no es incompatible con que no se explote al trabajador echando jornadas larguísimas y por un salario cuestionable .
Dejen de utilizar ese discurso tan dañino, que las facturas hay que pagarlas .

Responder
34
1
#29490 18:14 22/1/2019

No solo una biblioteca repleta de manuales, sino también acceso a una gran diversidad de recursos digitales.

Responder
4
27
#29488 18:10 22/1/2019

Llegó el equipo de marketing. IF YOU ARE A STUDENT DO NOT GO TO AIL, THEY EXPLOIT TEACHERS, WORK I. TERRIBLE CONDITIONS.

Responder
33
1
Anónimo 17:55 22/1/2019

¿Buen ambiente? :D

Responder
18
0
Tortilla española 25:18 22/1/2019

Perdonad que me ría (porque gracia no tiene ninguna), pero cuando te encuentras a tu coordinadora llorando por las esquinas porque el jefe le ha echado una bronca monumental no es buen ambiente; cuando lo paga con sus trabajadores (xq los mandos intermedios son los peores) no es buen ambiente; cuando en la sala de profesores recelas de tus compañeros y no dices lo que piensas porque sabes que alguien se va a chivar no es buen ambiente; cuando en los temas de conversación de los profes no oyes más que quejas no es buen ambiente; cuando el director solo ve el dólar en los ojos de nuestros clientes, digooo, alumnos, no es buen ambiente; cuando te das cuenta de que un centro de enseñanza funciona como una fábrica de hamburguesas no es buen ambiente...

Responder
39
0
#29511 2:51 23/1/2019

100% realidad

Responder
13
0
alguienquenoesunsuperior 14:16 22/1/2019

Trabajé en AIL y es una verdadera vergüenza, nos trataban como objetos y no como personas. No les importa la calidad de las clases ni mucho menos, ellos quieren una producción masiva independientemente de que el profesor lleve 12 horas trabajando y no pueda rendir en condiciones. Sé de compañeros que fueron a la calle por reivindicar sus derechos, por negarse a hacer trabajos de marketing, limpiar archivos de ordenadores, etc... quitando que nos mandaban a hacer visitas guiadas (a museos por ejemplo) exigiendo la calidad de un guía cuando eres un profesor, y siempre con la amenaza, muy sutil por supuesto, de que si no lo haces bien vas a calle. Los jefes nos echaban en cara los comentarios que habían escuchado en la sala de profesores-cocina. Es decir, sufres unas condiciones precarias y por lo visto no puedes ni hablarlo con tus compañeros porque hay superiores(cuya labor es la de topos) que se dedican a escuchar todo para ir a contárselo a la jefa de turno. (y por supuesto con esto ya tenían una base "sólida" para justificar el despido) . Sala de profesores, en la que por cierto, tienes media hora para engullir la comida(si tienes suerte y no tienes que comer mientras vas corriendo de una academia a otra o de pie ya que el espacio es reducido). Es el capitalismo más salvaje, con la cara bien maquillada y lavada ante el cliente, eso sí.

Responder
54
0
#29504 23:24 22/1/2019

No lo hubiese expresado mejor. Estoy de acuerdo 100% con este comentario. Ya vemos que ahora están intentando que parezca que también hay opiniones positivas haciendo escribir a algunos de sus empleados...probablemente es la nueva actividad obligatoria de esta semana para ellos.

Responder
23
0
Anónimo 12:11 22/1/2019

A mí Ail Madrid me ha permitido formarme y experimentar como docente más que ninguna otra escuela en las que he trabajado, tuve la oportunidad de trabajar en diferentes ámbitos: escolares, universitarios, de empresas, embajadas…. Además aproveché toda la formación que se me brindó, dentro y fuera de la escuela, aproveché también el dinero que se destina a cada profesor que lo solicita para poder hacer cursos relacionados con nuestra actividad.
Barajé la posibilidad de opositar y lo comuniqué a la dirección que me brindó un horario casi a la carta; me consta que hay compañeros que así lo han solicitado para atender otras necesidades personales o de formación y se ha concedido, así como gente que está de excedencia.
Por otra parte, nadie te engaña cuando haces la entrevista, tú eres el que acepta las condiciones, que por suerte o desgracia son las que son y no dudo que se puedan mejorar, pero no desde Ail, desde el sector

Responder
11
64
anonimo 14:28 22/1/2019

Seguramente has sido uno de los afortunados que tienen un horario razonable, y a los cuales se les encargan labores agradables que contribuyen a avanzar a nivel profesional y no uno de los que trabajan de 9 a 22 haciendo lo que no quiere nadie o las sustituciones de última hora. Enhorabuena entonces. Porque en Ail hay claramente favoritismos, gente que hace lo peor y gente que se lleva lo más maravilloso y el reconocimiento de los jefes, porque las mismas oportunidades no se le dan a todo el mundo. Había gente muy preparada a la que se le impedía demostrar todo lo que valía profesionalmente.

Responder
26
5
#29471 14:10 22/1/2019

Huele a dirección

Responder
25
4
#29464 12:57 22/1/2019

Bonito anuncio. Cuánto cobras? Es quiero uno igual.

Responder
32
2
#29466 13:41 22/1/2019

Tal cual

Responder
9
1
#29448 3:14 22/1/2019

Yo trabajé allí como un año. Medio año sin contrato, como tantos otros profes. Es el único lugar donde mi jefe me ha agredido sin motivo alguno. Cris, el jefe, es un sádico y un poco sociópata. Todo lo que dice el artículo es verdad. Pero además no comentan que esta academia vive del marketing. Ofrecen dinero constantemente a profesores para que recomienden su academia. Tienen una legión de becarios escribiendo en foros recomendando la academia. Es más una escuela de marketing que de español. De hecho, estoy muy seguro de que muchos de los comentarios aquí vienen de allá. Es un lugar bastante deprimente para los profes, ah, y los manuales que usan son de puta pena, "Prisma" los más baratos.

Responder
54
2
#29460 12:38 22/1/2019

This is true. I worked in marketing at AIL and what #29421 said about the boss is 100% true. I saw him and Suzanna (mentioned in the article) reduce a teachers hours to four a week (their minimum contract) because that teacher had not posted on social media for several weeks. In the marketing office we had to report on the teachers that didn't "do what they should" so the management could take "appropriate action".
They decided that a teacher's salary would be reduced and he could starve for all they cared. It was all because he didn't do the free work that was expected of him.

Responder
56
0
#29444 23:11 21/1/2019

Tampoco hay que exagerar. Hay buenas y malas experiencias. Y yo me quedo con la buena y agradecido a AIL

Responder
5
35
Anónimo 19:53 22/1/2019

¿Exageración? ¿En serio quienes trabajáis ahí o habéis trabajado no lo habéis visto? ¿Puedes afirmar que lo que se dice en el artículo no es verdad?¿ Que no existen esas largas jornadas? ¿Que no se pide trabajo los domingos cuando NADIE TIENE FIRMADO EL DOMINGO? ¿Que no hay bombardeos de correo pidiendo FUNCIONES QUE NO SON LAS DE UN PROFESOR? ¿Que no os obligan a echar fotos en el aula para etiquetar a los alumnos y hacer actividad de Marketing? ¿Que no ha habido profes que han llegado a acumular hasta MÁS DE 100 HORAS, que no son pagadas como extra y que encima tienen que escuchar la impertinencia de "la poca implicación"? En serio, me encantaría vivir en vuestro mundo de YUPI. No sé cómo podéis mirar para otro lado, no hay mayor fracaso para el trabajador y para sus derechos, que la persona que está al lado, en la misma posición, se lance a favor del que te aplasta,

Responder
31
3
#29442 23:02 21/1/2019

Llevo muchos años en AIL y creo que es muy exagerado todo lo que se está diciendo. Yo he tenido un contrato desde el principio y he tenido la oportunidad de crecer como profesora. También cuando no he estado de acuerdo con algo lo he hablado directamente con la dirección y se me ha escuchado. Creo que la escuela ofrece muchas oportunidades de formación y de desarrollo profesional. Claro que hay muchas cosas que se pueden mejorar y que espero que se mejoren pero no sólo en AIL sino en todo el sector en España.

Responder
6
53
#29467 13:43 22/1/2019

Jesus ¿Eres tú?

Responder
35
0
#29449 3:20 22/1/2019

Aquí un ejemplo de becario de márqueting de Ail, tienen en torno a 15. No os preocupeis, con los 200 euros mensuales que ganan viven suuuper bien

Responder
36
0
#29445 23:35 21/1/2019

Qué poca vergüenza. Este comentario atufa a dirección que tira para atrás... a ver si te crees que nos chupamos el dedo...

Responder
30
0
#29436 20:27 21/1/2019

Mas sindicato y los próximos artículos serán de convenios de emrpesa.

Responder
11
0
#29430 19:11 21/1/2019

La situación de los profesionales que trabajamos en este sector es absolutamente vergonzosa. Incluso en los centros en los que el convenio se cumple a rajatabla, como es el caso del centro en el que trabajo, la miseria salarial, el miedo a enfermarte porque pierdes jornada y retribución, las peticiones de realización de tareas que no son de tu competencia y los horarios abusivos hacen que se te quiten las ganas y el entusiasmo de continuar mejorando como docente. ¿Habrá alguien que reconozca nuestra valía profesional, nuestra formación y dedicación a la enseñanza? Basta de abusos!!!

Responder
31
0
Gracias,James Rhodes 18:18 21/1/2019

Es esclavitud. Vives por y para enriquecer al propietario, porque los profesores sobreviven a duras penas y son los que levantan y defienden el negocio con profesionalidad. Prefieren contratar a gente de fuera de Madrid porque se quejan menos, al igual que tienen prioridad los profesores chicos sobre las profesoras. Hay semanas que se trabajan más de 40 horas lectivas. A lo que se suma llegar mucho antes a la oficina para imprimir el material y el ingente tiempo en preparar clase, material, juegos, publicaciones interactivas, visitas guiadas, actividades de ocio, llevar de copas a los alumnos... Como poco, jornadas de 12 horas diarias, más de cinco días a la semana, por contratos de 5, 10 y 20 horas semanales. Es demencial y muchos profesores de AIL Madrid han sufrido enfermedades y bajas médicas a causa del esfuerzo salvaje. Además, todas las semanas los profesores son sometidos a una evaluación exhaustiva y por escrito por parte de los alumnos. Y si enfermas, lo normal es que no te renueven el contrato, por lo que AIL Madrid es una academia muy conocida por la rotación de personal. Hay mucho miedo y sufrimiento detrás de la realidad de esta escuela de español.

Responder
49
3
#29424 17:41 21/1/2019

Que te contraten de profesor auxiliar y que no lo seas, que estés trabajando en una academia 5 años o más y que tu contrato siga siendo temporal y que te echen cuando no haya estudiantes y que te llamen cuando haya, así sin más, 1 semana sí, 3 no y así.. . La variante de esto es que estés trabajando un año y te echen 6 meses para no hacerte fija. Esas son nuetras condiciones. Eso de no saber si vas a trabajar la semana próxima justo hasta e igual viernes. Así vivimos los profes de ELE, por vocación y no por otra cosa.

Responder
26
0
#29423 17:25 21/1/2019

Soy profesora de español desde hace diez años. He vivido toda la precariedad que relata el artículo. A mí incluso decidieron no renovarme un contrato temporal por haber ejercido mi derecho a la huelga (general) diciéndome a las claras que había sido por eso. Durante 8 años en una academia he cobrado las clases particulas bajo cuerda (un dato: ellos las cobraban a 35 €, yo recibía 12 €). Y así podría continuar. Sergio y A.G. no están solos, somos muchos profesores de español en la misma situación. De hecho, muchos, entre los que me incluyo, estamos abandonando el sector porque es imposible vivir de ello. ¿Emigrar? Casi todos lo hemos hecho, antes o después, porque es la única opción que permite vivir medianamente de una profesión tan bonita.

Responder
35
0
#29638 19:06 24/1/2019

Hay que mojarse. Di en qué escuela / cuidad trabajabas Sergio y A.G. no deberían estar solos, tienes que salir y dar la cara, la causa te necesita

Responder
4
1
#29628 17:36 24/1/2019

Para que llegue a más gente lo mejor es escribir estas quejas en las valoraciones de Facebook y Google.

Responder
8
0
#29631 18:11 24/1/2019

Quien empieza?

Responder
0
0
#29642 19:45 24/1/2019

Hemos sacado a la luz las pésimas práticas de AIL Madrid, se les tiene que estar cayendo la cara de vergüenza por lo que hacen, sobre todo al explotador, y encima intentando lavarse la carita, son uno de los grandes y no son ejemplo de nada bueno. Eso es así, lo sabemos y demostrado está con todo lo que se está diciendo en los comentarios, pero una vez que le hemos dado bombo a la precariedad en la que estamos l@s profesor@s de ELE tenemos que aprovechar el tirón y conseguir avanzar en nuestros objetivos, tenemos que conseguir que la fuerza de FEDELE, del Cervantes y de cualquier institución nos pongan en el lugar que nos merecemos, ya vale de negreros como este! nosotr@s somos el motor de esta industria y es la pura REALIDAD. Veo que tendríamos que empezar por el convenio. Por qué no abrimos un hilo para establecer los objetivos? Hay que mantenerse fríos y centrarse en eso, #cambiemosELE pero todo desde arriba y manteniendo la dignidad

Responder
7
0
#29644 20:02 24/1/2019

Chapo…. con dignidad, relacionarnos con las instituciones, y definir objetivos. AVANZAR

Responder
6
0
#29422 16:54 21/1/2019

El escaso interés del Instituto Cervantes se debe a la misma precariedad y miseria salarial que tienen sus profesores contratados, por lo general el 75% del profesorado de cada centro sobre el 25% de profesores de plantilla. De aquellos polvos estos lodos, como suele decirse.

Responder
28
1
#29421 16:34 21/1/2019

Afortunadamente hay alguna escuela de ELE que funciona de manera distinta, cooperativa y mejorando las condiciones del convenio. Fui socia de Cronopios Idiomas, y lo puedo asegurar. Otros modelos son posibles!

Responder
24
0
#29431 19:12 21/1/2019

Estuve haciendo alguna práctica allí, solo presenciando clases y doy fe de ello.
Cronopios es una excepción que marca que otros modelos son posibles.

Responder
14
0
#29413 14:15 21/1/2019

Yo también trabajé durante seis meses para AIL. Suscribo totalmente las palabras de Ruiz. Nos obligaban a hacer trabajos fuera del horario laborar (publicaciones semanales en redes sociales con fotos o ejercicios, limpieza de ordenadores, organización de la biblioteca, salidas "de copas" con los estudiantes que se pagaban en negro -el equivalente a dos consumiciones para una actividad de dos horas-. Mi jornada era de lunes sábado y había semanas que superé las 40 horas solo de clases. Cuando pides un día por mudanza o fallecimiento de un familiar, te dicen que te lo dan, pero no aparece luego reflejado en la nómina. Ni una sola hora extra pagada (cuando te piden "por favor" que aceptes horas de un día para otro).

Responder
39
3
Anónimo 18:13 22/1/2019

Trabajo en AIL y no solo me han dado el día de mudanza que me correspondía, sino que además me he trasladado hasta la comunidad pertinente por el fallecimiento de un familiar con los días que se contemplan por ley y por supuesto los he cobrado, no es necesario calumniar para cambiar el convenio.

Responder
8
22
Profesor ele 15:55 24/1/2019

En el caso de la mudanza yo lo pedí, además con tiempo de antelación y justificado, y me dieron el día pero no lo cobré. En el caso de defunción me consta que hay compañeros a los que les ocurrió lo mismo. Sí a ti te lo dieron me alegro porque es un derecho y no un privilegio, pero no me parece justo que lo taches de calumnia, porque sinceramente ojalá también me lo hubiesen pagado a mi y no tuviese que escribir esto.

Responder
7
0
#29530 15:10 23/1/2019

Estas hablando de cumplimiento legal del convenio, no hay que dar las gracias a nadie por cumplir lo que es de derecho

Responder
15
1
Anónimo 18:46 23/1/2019

No estoy dando las gracias, estoy desmintiendo el comentario anterior.

Responder
3
1
#29409 13:52 21/1/2019

Afortudamente, a Ruiz le contrataron desde el minuto 1 en AIL Madrid. Yo estuve trabajando allí dos años, el primero sin contrato porque sí. Pasado un año se lo tuve que recordar y me hicieron uno de 10 horas a las semana cuando trabajaba muchísimas más. Cuando se terminó ese contrato, no me volvieron a llamar para darme clases. A todo esto, aún ne deben 15€ por la elaboración de material para la clase que me obligaron (amenaza despacho del director) a hacer. Sampere pagaban poco, menos de 5€ la hora, pero te tenían contratada y cotizando.

Responder
33
0
#29626 17:35 24/1/2019

Para que llegue a más gente lo mejor es escribir estas quejas en las valoraciones de Facebook y Google de AIL Madrid.

Responder
3
1
#29407 13:18 21/1/2019

AIL, la aventura del español, Sampere, estudio hispánico, don Quijote, Enforex y un largo etcétera de academias que han hecho de oro a sus dueños a base de precariedad y condiciones míseras de su profesorado y trabajadores, con la venía de UGT, CCOO y el Instituto Cervantes

Responder
46
2
#29441 22:28 21/1/2019

Trabajé durante 5 años en Enforex y cada seis meses tenía este salir de la escuela porque sino me tenían que hacer fijo. Después trabajé en la academias sin contrato en las que me solicitaban cuando ellos querían. El año pasado en otra doonde tenía waste tener toda mi disponibilidad para dar clases cuando ellos quisieran y dónde había semanas que no trabajaba. Juegan con nuestra vocación. No nos valoran, cuando nosotros somos lo principal en la escuela. Los contratos son abusivos, no cuentan nunca la preparación, al final la hora te sale a 5 euros. Y después está lo del cómputo de horas anuales también. Una locura. Así todos acabaremos un día déjandolo. Es muy triste porque es un trabajo hermoso!!

Responder
15
0
#29429 18:53 21/1/2019

Er ... ya va, no puedo creerlo ... que dices que todo esto pasa con la venia de UGT??? ... con la venia de CCOO??? ... Aghhh, qué sorpresa!!!! ... será que algo falla en la nave de la conciliación tripartita ... ??? ... LOL ...

Responder
2
1
#29912 15:47 29/1/2019

En Catalunya hay delegados/as de CCOO en aprox. 15% de las academias de idiomes (ESP+ENG+otros).
Donde delegados/as de CCOO hemos conseguido p.e.:
-la conversión de contratos de obra y servicio en contratos fijos
-el reconocimiento de la antigüedad correcta desde el primer contrato
-en muchas academias con delegados/as de CCOO temenos tablas salariales superiores al convenio colectivo autonómico
-formación en salud laboral

Más información encontráis en esta pagina web: noreglat.ccoo.cat

Soy presidente del comité de empresa de una academia de idiomes y afiliado a CCOO

Responder
2
0
#29542 18:52 23/1/2019

http://www.mitramiss.gob.es/itss/web/Atencion_al_Ciudadano/COMO_DENUNCIAR_ITSS.html

Las denuncias a las malas prácticas empresariales son anónimas.

Responder
1
0

Destacadas

Chile
El “Chile despierto” cuestiona el modelo de país heredado tras la dictadura

El sábado y el domingo, Chile estalló. Las revueltas se fueron haciendo más intensas una vez que Piñera cedió el control político a los militares y decretó medidas extraordinarias nunca vistas en democracia.

Juicio del 1 de Octubre
Sobre Catalunya, la sentencia al Procés y el desborde

Y en esas que el peque me suelta “papa, ¿què passa? Presos polítics, no?”. Y el coco que no para. Cinco años cuenta la criatura y ya me habla de “presos polítics”.

Historia
Breve reflexión en torno a la secesión y el centralismo

El centralismo de izquierdas, plena e inconscientemente identificado con el principio de soberanía nacional, no puede plantear salidas a la revuelta catalana si no es en términos de una valoración positiva del tumulto secesionista.

Últimas

Represión
Doce detenciones tras las cargas de la policía en la manifestación antirrepresiva de Madrid
La manifestación por la libertad de los presos políticos y la derogación de las leyes represivas se vio marcada por la situación en Catalunya y por las cargas policiales en el centro de Madrid.
Juicio del 1 de Octubre
¿Quién está quemando Catalunya?
La reacción de la juventud en Catalunya no estaba prevista en ningún guión. La respuesta del consenso, culpar a los incendiarios, sí estaba prevista, pero ha dejado de funcionar.