Tiempos convulsos

En estos tiempos convulsos en los que un juzgado se atreve a prohibir un acto en Madrid por el derecho a decidir, estamos obligadas a implicarnos en la defensa de los derechos y las libertades y de mostrar nuestra solidaridad.

referendum catalunya madrid
Concentración en apoyo al referéndum catalán el pasado 20 de septiembre en la puerta del Sol de Madrid. Álvaro Minguito

publicado
2017-10-30 09:00:00

En estos tiempos convulsos en los que un juzgado se atreve a prohibir un acto en Madrid por el derecho a decidir, estamos obligadas a implicarnos en la defensa de los derechos y las libertades y de mostrar nuestra solidaridad. Por eso no descuidamos mencionar el debate floreciente, a raíz de la escalada represiva del Estado sobre Catalunya, en cuanto a la negación del debate público propuesto en Matadero y a la escabrosa acción de falangistas y neorrancios para escamotear actos que planteen salirse del marco establecido en cuanto a la independencia o la territorialidad. No hemos sido ajenos a las actuaciones del gobierno central que de facto aplica medidas propias de un estado de excepción; a las movilizaciones masivas en decenas de ciudades catalanas y significativas en todo el Estado; a las crónicas llegadas desde allá y al nerviosismo, también hastío, de un debate encajonado sin apenas margen de maniobra.

Siguiendo con derechos fundamentales, Ciudadanos fija la atención, en el Congreso, en cambios legislativos que endurezcan la criminalización de la okupación. Reclamados en el disparadero del juego institucional, afectarían a partes iguales a proyectos de vida y nodos de resistencia urbana.

Desde la Asamblea de Madrid, Cristina Cifuentes sigue manteniendo a colectivos amplios en las afueras del sistema sanitario regional. Con el derecho de atención médica cercenado se incrementa el número de familias pendientes de un tratamiento que no llega, pese a ser una de sus grandes promesas electorales. Colectivos de apoyo frente a la exclusión sanitaria continúan denunciando las situaciones y ahondan en la denuncia pública de un sistema regional cada vez en horas más bajas.

De libertades y derechos en peligro abrimos un mes con todo por hacer. Lamentablemente aún nos cuesta aceptar que los gobiernos del PP sigan haciendo caja de votos explotando conflictos a su favor, sin apenas resistencias organizadas.

Sobre este blog
Notas de la redacción de El Salto Madrid.
Ver todas las entradas
0 Comentarios
Sobre este blog
Notas de la redacción de El Salto Madrid.
Ver todas las entradas

Destacadas

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.
Historia
Un atentado en busca de autor: engaños sobre la bomba en la calle del Correo

La semana pasada, ETA asumió en su último boletín interno la autoría del atentado de la calle Correo. Una bomba que atentó contra civiles y —eso se supo más tarde— contra varios miembros de la Brigada Social del Franquismo. El régimen intentó involucrar al PCE en esa explosión.

Biodiversidad
Oreo, las galletas vinculadas a la extinción del orangután

Una investigación señala que los proveedores de aceite de palma de la multinacional Mondelez han destruido casi 25.000 hectáreas de hábitat del orangután en dos años. En total, 22 suministradores de la marca han acabado con 70.000 hectáreas de selva.

Opinión
Que se pare el mundo: otro cisma en la izquierda madrileña
4

Si a estas alturas no sabe quién va con quién en la crisis de Podemos —y de los últimos meses de Ahora Madrid y de gobierno de Manuela Carmena—, no tenga miedo: hay muchos que están igual. 

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.