Luis Montes: vivir y morir dignamente

El 19 de abril, el doctor Luis Montes perdía la vida de manera inesperada mientras viajaba en carretera a un acto de la asociación Derecho a Morir Dignamente, que presidía. 

Luis Montes
Luis Montes. Edu León

publicado
2018-04-23 16:49:00

El cierre de esta edición nos ha tocado escribirlo con un lazo negro en el pecho. El 19 de abril, el doctor Luis Montes perdía la vida de manera inesperada mientras viajaba en carretera a un acto de la asociación Derecho a Morir Dignamente, que presidía. Luchador incansable por esta causa, abandonaba este mundo con la dignidad del guerrero, sin dolor y sin agonía. El universo hacía justicia con el máximo abanderado de la causa.

Luis o Montes —no quería que le llamaran doctor— fue diana de la administración Aguirre, con el consejero de Sanidad Manuel Lamela a la cabeza. En 2004 una fuente anónima denunció 400 casos de eutanasia irregular en el hospital Severo Ochoa de Leganés y el Gobierno regional dio credibilidad a una aseveración lanzada sin ningún tipo de pruebas. La comunidad acabó remitiendo a la fiscalía 73 sedaciones practicadas en el servicio de Urgencias, coordinado por Montes.

Montes, fiero defensor de la sanidad pública, tuvo que soportar una atronadora campaña mediática de desprestigio orquestada por el PP y liderada por Lamela, quién acabó firmando su destitución. Finalmente, la justicia daba carpetazo a la causa en 2007. Pero eso no era lo importante para los populares. Lamela quería derribar a un defensor de lo público y fue a la yugular. El consejero, que años más tarde acabó imputado junto a Juan José Güemes, su sucesor, por malversación de caudales públicos durante la privatización de la sanidad madrileña, pretendía dar lecciones de ética y moralidad creando comisiones ad hoc para investigar a Montes.

El pasado 3 de abril, Luis participaba en uno de sus últimos actos públicos. Nacía la Plataforma Ciudadana en Defensa del Severo Ochoa y él era uno de sus ponentes. Durante la charla animó a seguir en las calles por lo que es de todas y todos. Hoy este es su principal testamento y por él esta causa debería recobrar aún más fuerza. Porque, además de morir, también hay que saber vivir dignamente. Y la verdadera dignidad reside en la lucha.

Sobre este blog
Notas de la redacción de El Salto Madrid.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Editorial
Riesgos y peligros

La gota que colmó el vaso es una gota de agua marina. De ese mar dibujado en los coloridos carteles con los que el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid. “Si compras falsificaciones, la aventura siempre acaba mal”, alerta. 

Editorial
La clase obrera (blanca) va al paraíso

Las élites políticas y sindicales representan hoy a la aristocracia obrera blanca, nativa, adulta, con derechos civiles y laborales.

Editorial
Jornada laboral: mejor partida

La jornada continua castiga a las familias con rentas bajas —ese 60% de trabajadoras y trabajadores que cobra menos de 1.000 euros mensuales— y a las mujeres en particular

Editorial
Operación 2019
2
La misma operación que rechazaba en 2016, ahora sale adelante promovida por Manuela Carmena y el área de Urbanismo.
0 Comentarios
Sobre este blog
Notas de la redacción de El Salto Madrid.
Ver todas las entradas

Destacadas

Fronteras
Marlaska continúa el trabajo de Zoido: macro CIE en Algeciras para 2022

El ministro de Interior socialista anunció el viernes un plan de 33 millones de euros para constituir “un nuevo modelo de CIE para garantizar la seguridad con humanidad”. El objetivo: reforma exprés para evitar su cierre.

Migración
“Los menores que migran solos son los intrusos en la fortaleza Europa”

El año pasado hubo un importante incremento en la llegada de menores que migraban solos. Su presencia evidencia los límites de un sistema de protección que no alcanza a garantizar sus derechos.

Aceite de palma
Orangutantes en la Castellana contra el biodiésel de palma

Protestas en Madrid, Berlín, Bruselas, Lisboa, París y Roma contra la deforestación de las selvas para obtener aceite de palma. Colectivos ecologistas denuncian un incremento del consumo de este combustible en Europa para producir el biodiésel

Laboral
La academia a la que James Rhodes publicita no ama a sus profesores de español

Incumplimiento de convenio, jornadas de hasta doce horas y despidos por informarse sobre cómo mejorar sus condiciones laborales son algunas de las prácticas irregulares que denuncian los profesores de español como lengua extranjera en la academia AIL Madrid. Lo peor es que no son exclusivas de esta empresa, publicitada por el pianista británico James Rhodes, sino comunes en el sector, aseguran.

Opinión
Bifurcaciones madrileñas: romper con la mala política
4

Aunque las lecciones sean dolorosas, una bifurcación en la cual seamos capaces de optimizar las opciones de las izquierdas tampoco es necesariamente una mala noticia: se pueden recoger más votos y a la vez, normalizar que existen diferentes proyectos para afrontar la situación.