Endesa reincide como empresa más contaminante en España

La eléctrica es la compañía que más contribuye al cambio climático, según señala el informe Empresas más contaminantes en España 2017, realizado por el Observatorio de Sostenibilidad. Los sectores industrial y energético incrementan un 10% sus emisiones de gases de efecto invernadero en un año.

Refinería en A Coruña
Refinería de petróleo en A Coruña. Pablo Santiago

publicado
2018-05-23 15:55:00

Endesa vuelve un año más a lo más alto del podio en lo que se refiere a empresas más contaminantes en España. La eléctrica es la compañía que más emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ha esparcido a la atmósfera en 2017.  Pero no es solo es la primera de la lista, sino que además, con 33,6 millones de toneladas de CO2 equivalente (medida que engloba todos los GEI), triplica la polución de la siguiente clasificada, Gas Natural, con un 7,75% .

Lejos de frenar esta tendencia, Endesa incrementó el pasado año un 15,3% sus emisiones respecto a 2016, según detalla el informe Empresas más contaminantes en España 2017: responsabilidad de las grandes empresas energéticas e industriales en el cambio climático, redactado por el Observatorio de Sostenibilidad (OS).

La compañía energética produce el 23,8% de las emisiones emisiones procedentes de fuentes fijas incluidas en el Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (Renade) en el año 2017. La lista de las diez empresas más sucias la completan la eléctrica portuguesa EDP (7,58%), la petrolera Repsol-Petronor (7,56%), la acerera Arcelor Mittal (3,99%), la eléctrica Viesgo (3,86%), la petrolera Cepsa (3,86%), la eléctrica Iberdrola (2,85%), la multinacional cementera Cemex (2,15%) y Cementos Portland (2,03%).

Las diez empresas concentran el 65% del total de emisiones de GEI expulsadas por fuente fijas en los sectores industrial y energético en España, según indica el informe. De la decena de empresas más sucias solo tres han reducido emisiones con respecto a 2016: ArcelorMittal, con una disminución del 6,5%; Repsol-Petronor, un 0,5%, y Cemex, un 4,5%.

Las emisiones fijas representan tradicionalmente en torno al 40% del total, correspondiendo el 60% restante a fuentes de emisión difusas, como es el caso del transporte, los hogares, los servicios o la agricultura.

La cifra sucia aumenta

Las instalaciones de los sectores industrial y energético emitieron durante 2017 un total de 136 millones de toneladas de CO2 equivalente, cifra que supone un incremento del 10% respecto a 2016. Además, si se añade el sector de la aviación —que se tiene en cuenta desde el año 2012 en el mercado de emisiones y cuyos GEI arrojados a la atmósfera han pasado de 4,3 a 5,1 millones de toneladas entre 2012 y 2017— esa cantidad sube hasta los 141 millones.

Estas cifras contrastan con unos mínimos históricos de hielo marino, valores récord de 441 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera y con un mes de abril de 2018 que ha sido el tercero más cálido de la historia “continuando la tendencia de las temperaturas superiores a la media que ha persistido durante la mayor parte de este siglo”, señalan desde el Observatorio.

“Europa tiene compromisos de descarbonización de su economía y España acaba de presentar un informe de transicion energetica y, en principio, es inminente una ley de cambio climático que nos debería llevar a un escenario de menores emisiones”, recuerdan desde el OS. A pesar de ello, tal como denuncian desde el colectivo, “el sector energético e industrial ha aumentado en un 10% sus emisiones y las grandes empresas energéticas han emitido del orden de 10,5 millones mas de toneladas de CO2 en 2017 que en 2016”.

España, vanguardia contaminante

España es uno de los Estados europeos en los que más han crecido las emisiones de GEI en 2017. Mientras que países como Alemania, Dinamarca y Gran Bretaña han disminuido considerablemente la cifra —con reducciones del 12%, 12% y 7%, respectivamente— y otros como Francia o Italia la mantienen, solo Portugal aumenta sus emisiones de los países de nuestro entorno, con un incremento del 17%.

Respecto a los sectores que más GEI han soltado a la atmósfera, los relacionados con los procesos de combustión de carbón, petróleo y gas supusieron el 68% del total de emisiones fijas; seguidos de la industria del cemento, con un 12%; la refinerías, con el 10%, y la producción de acero, con un 5%.

Las emisiones de GEI correspondientes al carbón en el año 2017 han aumentado en España un 22%, a pesar de que  el 1 de julio de 2020 no podrán operar las centrales térmicas que no hayan realizado las reformas necesarias para reducir sus emisiones contaminantes. Previamente, el 1 de enero de 2019 “se cerrarán las minas de carbón que no puedan subsistir sin ayudas públicas, según establece la Unión Europea, lo que significa que cerrarán todas”, recuerdan desde el OS.

2 Comentarios
#16982 23:05 23/5/2018

Esto como no habla de Catalunya, ni del chalet, ni de feminismo no lo comenta nadie. La especie humana anda en las últimas...

Responder
0
0
#16935 15:33 23/5/2018

Vamos hacia un efecto invernadero descontrolado, en nada los procesos naturales emitirán más gases invernaderos que la actividad humana (metano en el peafrot, metano de las lagunas...). Lo mismo en 200 o 300 años hemos convertido a la Tierra en otra Venus.

Responder
3
0

Destacadas

Refugiados
El caso de Lola Gutiérrez: hasta 10 años de cárcel por intentar ayudar a un menor kurdo a reunirse con su familia

Lola Gutiérrez, delegada sindical de CGT, será juzgada el próximo 18 de diciembre en Atenas. Está acusada de contrabando de personas en grado de tentativa y uso de documentación indebida por intentar ayudar a un joven menor de edad kurdo a pasar la frontera de Grecia para reunirse con su familia.

Tecnología
Izquierda y derecha en la lucha por el poder digital

En su libro, Aznar reconoce una cuestión que aún no ha entendido la izquierda patria, que sigue creyendo que Amazon tiene tanto poder por ser solo un gigante del comercio electrónico: entre los sectores tecnológicos de mas rápido crecimiento, la computación en la nube se lleva la palma.

Cambio climático
España solo ha aportado el 14% de sus compromisos con la financiación climática

El Estado español solo ha desembolsado 17 de los 120 millones que comprometió para el Fondo Verde para el Clima, principal instrumento económico de lucha contra el cambio climático.