Irene Montero: "Más temprano que tarde se va a ver que no hay otra solución que el referéndum pactado"

Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, explica las condiciones en las que se está produciendo la colisión entre los Gobiernos de Catalunya y España y de cómo se puede "empujar" para que florezca una transformación social en un clima de enfrentamiento agudo.

Irene Montero
Irene Montero, en el Congreso de los Diputados. David Fernández

publicado
2017-10-22 06:00:00

Es viernes por la mañana. Falta un día para que el Gobierno de España haga lo que anunció: ejecutar el artículo 155 y suspender la autonomía de Catalunya. En el despacho de Irene Montero (Madrid, 1988) destaca un pequeño póster. Lo pintó Joan Miró hace ahora 80 años: "Aidez l'Espagne" (Ayudar a España). El póster no desentona con un momento político que Montero afronta sin pesimismo pero consciente de que deja a su partido en una posición intermedia que no casa con los tiempos de polarización en los que vivimos.

La pregunta que se hace todo el mundo, la que nos hacen a los periodistas. ¿Qué va a pasar?
No es tan cierto que por estar aquí tengamos necesariamente más certezas de lo que va a ocurrir. Estamos en un momento de mucha incertidumbre que se está caracterizando porque los actores políticos no tienen un plan detallado. A veces, cuando ya han sucedido las cosas y miras hacia atrás, dices 'esto parece que está completamente predefinido', y quizá algunos objetivos lleven mucho tiempo en la mente de los diferentes actores políticos, pero no creo que sea cierto que hay un plan completo y predeterminado en sus detalles. Eso está provocando de hecho que haya algunas veces que los actores políticos tienen actitudes erráticas o ambiguas o tácticas para intentar pasar el día de hoy, pasar el titular de hoy y "ya veremos qué decimos mañana". 

No obstante, creo que si se aplica el 155, aunque es cierto que todavía se puede parar la maquinaria, vamos a un escenario en parte impredecible aunque de continuación de la confrontación y de agudización del conflicto.

¿Cómo creo yo que se puede solucionar esto? Con referéndum pactado. Lo hemos defendido desde el principio porque entendíamos que era la propuesta más democrática. El argumento central para defender un referéndum pactado es democrático. Es decir, la gente tiene que poder decidir su futuro y tiene que poder decidir sobre todas las cosas pero especialmente las más importantes que afectan a su vida. Y el encaje territorial de Catalunya en España es suficientemente importante como para que lo decida la gente. Ahora también, cada vez más, es una propuesta de solución que más gente asume no solo por un argumento democrático sino también por un argumento pragmático.

El 155 no es una solución, porque puede satisfacer a una parte muy radical y, en mi opinión, minoritaria, que quiere humillar al de enfrente y pide mano dura

La gente dice "nadie está proponiendo soluciones". El 155 no es una solución, porque puede satisfacer a una parte muy muy muy radical y, en mi opinión, minoritaria que quiere humillar al de enfrente y pide mano dura. Eso es muy minoritario en España, casi inexistente en Catalunya. Cada vez hay más gente que dice, si el 155 no es la solución y no queremos que Catalunya se vaya de España ni tampoco nos parece que haya legitimidad democrática para declarar la independencia –porque lo que ocurrió el 1 de octubre no fue un referéndum con garantías de que todos los ciudadanos pudieran votar–, entonces el referéndum pactado se convierte en la solución.

Hablas de minorías, pero estamos ante un rearme del bipartidismo. Es un polo que no contempla el referéndum y se basa en la unidad de España porque eso da muchísimos votos. ¿Cómo oponerse a un bloque que suma más de 200 diputados?
Hay una parte del régimen, de los poderes fácticos, que está intentando utilizar esta crisis para hacer un cierre de régimen, para rearmar de argumentos y de poder, de capacidad de decisión, a los actores que quieren cerrar la crisis de régimen en la que vivimos y que no se ha abierto solo por la crisis territorial, sino también por una ruptura de todos los consensos sociales, de regeneración y corrupción, algo que tiene su máxima expresión en el 15M.

Hay un intento de reagrupación de las fuerzas del régimen y el discurso del jefe del Estado fue determinante en esto. Fue una llamada al orden de alguna manera a todas las fuerzas que quieran sostener el orden anterior de cosas, o que quieran recuperar o reorganizar las cosas en un sentido de regresión democrática. Nos encontramos en un escenario en el que hay un bloque monárquico que acude al llamamiento del jefe del Estado. El PP está liderando ese bloque, con una clara complicidad y un posicionamiento claro del PSOE y Ciudadanos. Frente a eso hay una España democrática.

Creo que el distanciamiento de la sociedad catalana no va tan asociada al proyecto político de la independencia como a la reivindicación de decir 'no, yo tengo que poder hablar y mi opinión tiene que ser escuchada'

No creo que toda la gente que ha votado a los partidos que están en el bloque monárquico quieran mano dura, creo que hay mucha gente en España que fundamentalmente tiene una sensación de hastío. También quizá de incomprensión, porque la cuestión territorial en España no se ha trabajado desde las instituciones para hacerlas comprender y para que la ciudadanía conozca los diferentes planteamientos y las motivaciones de los catalanes y catalanas. En los últimos años hay una notable carencia de comprensión de nuestra historia reciente.

Entiendo las intenciones del bloque monárquico pero no sé, no creo que esté tan claro que toda la gente que ha votado a los partidos que ahora se integran ahí quieran que sean ellos los que dirijan la rearticulación de la convivencia. Más bien al contrario, creo que vamos a seguir viendo un juego en el que aunque algunas expresiones puedan resultar contradictorias, como cuando después del 15M el PP ganó por mayoría absoluta. La España democrática va a tener cada vez más argumentos para decir que la rearticulación de la convivencia la decidimos los ciudadanos.

Sin embargo, socialmente sí hay una confrontación entre una parte muy significativa de la sociedad catalana que ve una oportunidad histórica en este proceso y una parte de la sociedad española que ha decidido usar la bandera como arma arrojadiza. En el caso de esa tercera vía, ¿crees que ha conseguido enganchar lo suficiente o es un movimiento débil?
No tengo una visión pesimista. Creo que hay una actitud muy irresponsable por parte fundamentalmente del bloque monárquico en utilizar las instituciones para defender una posición partidista, que no recoge el sentir de otros muchos millones de españoles y de españolas, también de catalanes y catalanas, que están pidiendo diálogo desde hace mucho tiempo y que también han salido a la calle. Quizá no han tenido la misma visibilidad pero han salido y salen a pedir soluciones.

Cuando la forma en la que los actores políticos afrontan y explican el conflicto es de polarización, como está ocurriendo ahora, de manera a mi juicio irresponsable por parte del gobierno y también por parte de sus aliados, diciendo 'esto es irreversible', hay personas que leen la realidad en los términos en los que los actores políticos lo proponen. Puede que haya personas que en un contexto de polarización decidan tomar partido por uno de los aparentes polos del conflicto, pero en el momento en que se ponga una solución encima de la mesa mucha de esa gente, sobre todo cuando vea que el enfrentamiento y la polarización no funcionan para resolver la situación, puede cambiar de opinión.

Hay una cosa muy curiosa. Mucha gente dice "cómo van a decidir los catalanes y las catalanas solos esta cuestión, lo deberían decidir el conjunto de los españoles y las españolas"; bueno, es que en 2006, el Estatut de Catalunya lo votaron los catalanes y las catalanas, el 'demos' soberano era el pueblo de Catalunya. Lo refrendaron el Parlament de Catalunya y el Parlamento español, y en ese momento no supuso un problema. Solo lo supuso para el PP, que fue el que dinamitó ese consenso llevándolo al Tribunal Constitucional. En ese momento no había ninguna duda.

Creo que parte de los objetivos del bloque monárquico no tienen que ver solo con un cierre de involución democrática y de humillación a los catalanes, tiene que ver con una operación a nivel estatal para arrinconar el proyecto de cambio

El Estatuto de Autonomía de Andalucía, que es también una reivindicación de reconocimiento de Andalucía como como nación en el proyecto común, no lo votaron todos los españoles, lo votaron los andaluces y las andaluzas, y eso no supuso un problema en los años 70 ni lo supuso en los 80. Y no lo supuso para el PSOE, para la derecha sí. El PSC hasta hace nada ha defendido el referéndum como solución y ha defendido la identidad de Catalunya como una nación, y defender Catalunya como una nación –que también defendía Pedro Sánchez en su campaña de primarias– no es una cuestión de reconocimiento folclórico o cultural.

Reconocer que un pueblo, un conjunto de ciudadanos y ciudadanas son una nación implica reconocerles una gestión compartida de las soberanías, que es uno de los elementos fundantes del pacto del 78.

Con esto quiero decir que aunque ahora parezca que la polarización es irreversible, tengo la sensación de que –aunque en los momentos de agudización es difícil ver la salida– si aguantamos con firmeza la única propuesta política y democrática, que es el reférendum pactado, más temprano que tarde se va a ver que no hay otra solución.

Irene Montero, de Podemos
La portavoz de Podemos, Irene Montero, en una sala del Congreso de los Diputados. David Fernández

Ese referéndum se enmarca dentro del concepto de 'seducción' que ya habéis utilizado previamente para hablar de la relación con Catalunya, pero se produce en un momento en el que ya se está hablando de la desconexión emocional de muchas personas de Catalunya con el Estado. Una gran parte de la ciudadanía catalana quiere ya la independencia, ya no quiere fechas a futuro, ¿cómo volver a un punto que parece superado por los acontecimientos?
Primero, creo que es cierto que existe una parte de la sociedad catalana que ha hecho esa desconexión, y tienen representantes políticos en el Parlament que representan esta opción. Creo que no es la mayoritaria aunque en estos momentos pueda parecer que está creciendo irremediablemente.

Creo que eso que has llamado desconexión emocional o distanciamiento o ruptura no tiene tanto que ver con un proyecto político de independencia como a la sensación de que los poderes españoles, o quien ocupa ahora mismo –matizo– la posición de poder en España está queriendo humillar, está queriendo que esto se resuelva con un vencedor y un vencido, un vencido que no solo acaba vencido, acaba humillado, derrotado...

En prisión...
Sí, es una realidad que no solo criticamos Unidos Podemos, es que Amnistía Internacional ha hecho un comunicado durísimo diciendo que esto es una barbaridad en un país democrático. Entonces, creo que ese distanciamiento no va tan asociado al proyecto político de la independencia como a la reivindicación democrática y de dignidad de decir 'no, yo tengo que poder hablar y mi opinión tiene que ser escuchada'.

Por eso creo que, si en España, en lugar de mandar un PP que está utilizando las instituciones comunes para imponer su propio proyecto, con la complicidad de PSOE y Ciudadanos, gobernase o hubiese un proyecto mayoritario que reconozca en lugar de humillar a los catalanes, y reconozca que son una nación y por tanto abordando el debate del autogobierno es posible reconstruir los lazos emocionales.

La resolución y los procesos de reconstrucción de los consensos sociales cuando hay una crisis de esta magnitud van más allá de la aritmética parlamentaria

No es solo una cuestión de Catalunya, sino del modelo territorial de todo el Estado. Hablar de autogobierno significa hablar también de municipalismo, de cómo hay un gobierno del PP que no solo quiere humillar a los catalanes, sino que está dinamitando otro de los pactos sociales que era que los municipios es una institución cercana a la ciudadanía y, por tanto, deben tener capacidad de acción, y ahora mismo con la Ley Montoro los municipios están ahogados.

Hablar de autogobierno no solamente quiere decir hablar del reconocimiento de las nacionalidades, quiere decir hablar de cómo los ciudadanos podemos utilizar la administración pública y territorial no solo para que se reconozcan nuestras identidades, sino para poder satisfacer las necesidades y los derechos que se han ido conquistando a lo largo de los siglos.

Cuando durante el 15M había una actitud por parte del Govern de la Generalitat y también por parte del Gobierno de España –y en ese momento gobernaban Convergència y el PSOE, no nos olvidemos– quien estaba diciendo 'fraternidad' eran las plazas de Madrid y Barcelona porque se estaban viendo enfrentadas a una situación de represión muy dura contra una movilización social que decía 'lo llaman democracia y no lo es' y 'no somos mercancía en manos de políticos y banqueros'. Eso se ha visto también ahora. La alcaldesa de Barcelona y la de Madrid están construyendo un proyecto de fraternidad y afirmando que es posible no solo entenderse sino tener desde el reconocimiento al otro, o a la otra en este caso, quizá el feminismo tiene algo que ver en esto, un proyecto compartido. Creo que así es posible reconstruir esos lazos emocionales y reforzarlos.

Entiendo que esa propuesta va más allá de los partidos, que se produce en una sociedad que está –salvo en Catalunya– en una dinámica larga de desmovilización. Habéis hablado con PNV, con los sindicatos, pero este movimiento del bloque "constitucionalista" os deja fuera de juego.
Te doy la razón. Creo que parte de los objetivos del bloque monárquico no tienen que ver solo con un cierre de involución democrática y de humillación a los catalanes y las catalanas, tiene que ver con una operación a nivel estatal de tratar de arrinconar el proyecto de cambio.

El conflicto catalán es uno de los ejes vertebrales de la crisis de régimen y en tanto que uno de los ejes no se puede pensar en su resolución solamente en términos de la aritmética parlamentaria coyuntural en un momento dado.

Si tuviésemos que pensar en cómo resolver este eje de la crisis de forma aislada al eje social o al eje de regeneración democrática, y también en resolverlo solo con la aritmética parlamentaria actual, probablemente la respuesta sea muy pesimista por no decir imposible. Porque es evidente que en la aritmética parlamentaria el bloque monárquico cuenta con una gran mayoría.

Pero ocurre parecido a lo que veíamos después del 15M. Fue una gran movilización social que no tenía precedentes y que gente de mi generación no habíamos vivido y unos pocos meses después el Partido Popular gana las elecciones por mayoría absoluta. Si solo nos hubiésemos quedado con ese dato, cualquiera podría pensar que ahí se había resuelto de una forma prorrégimen esa crisis, y resulta que no, que la resolución y los procesos de reconstrucción de los consensos sociales cuando hay una crisis de esta magnitud van más allá de la aritmética parlamentaria.

Si solo miramos en la composición concreta del Parlamento hay motivos para ser pesimista pero creo que frente a esa recomposición del bloque que se quiere llamar constitucional pero que yo llamaría anticonstitucional –porque es el que defiende la ruptura del pacto territorial del 78 y  son el eje de los recortes, de la corrupción, del daño a los servicios públicos y de la Ley Montoro– hay una España democrática que tiene fuerza. Y que no solo se ve en los millones de votos de las fuerzas parlamentarias que ahora podemos representar en el parlamento ese proyecto político.

Las diferentes expresiones que va tomando la crisis ayudan a que haya cuestionamientos y que, al final, el ciudadano o ciudadana se pregunte 'entonces, si estamos en democracia, ¿qué puedo decidir yo?'

Hay muchísimos millones de personas que creen realmente que es necesario reconstruir los consensos sociales , y eso no pasa por Catalunya solo sino por repensar qué es España como país, lo que incluye hablar de puertas giratorias, de recortes o de garantía de derechos humanos, de fronteras y del derecho de asilo y de refugio.

No solo creo que no es despreciable sino que creo que va siendo cada vez más mayoritario. Cuando ves las encuestas, generacionalmente es muy evidente.

Independientemente de la opción partidista que tome, la gente más joven tiene claras soluciones democráticas que las personas más mayores toman de forma distinta. Esa España democrática va cogiendo impulso incluso aunque eso no tenga una traslación inmediata a la aritmética parlamentaria . 

¿Y es suficiente ese proyecto en el nivel en el que estamos?, ¿no hay que replantear también esa relación con Europa y con el proyecto económico que impone a los Estados miembro?
Xavi Doménech lo explica bien. Él lo plantea como una crisis de soberanías. La crisis que vivimos, que es una crisis de régimen es en el fondo una crisis de soberanías: de quién decide qué cosas. eso no solo tiene que ver con que nos han robado, o con la corrupción o con los recortes. Tiene que ver con quién toma las decisiones, en qué ámbito se toman las decisiones que termina afectando a tu propia vida.

No solo es la UE, muchas de cuyas instituciones o ámbitos de decisión no son democráticamente elegidos por la ciudadanía europea, sino con otros ámbitos supranacionales que son totalmente opacos, donde se mezclan hasta casi difuminarse los poderes financieros y los poderes políticos y se mantiene una visión tecnocrática en la que parece que al final deciden sabios y expertos. Es una perversión completa de lo que significa democracia.

Vivimos un periodo de transformación, de crisis de régimen y por tanto de posibilidad de salida democrática y de consecución de derechos. Dentro de ese proceso hay momentos de mayor aceleración y momentos de pausa

Creo que es una crisis de soberanía y por eso creo que hay replantear el proyecto europeo. No en un sentido de renuncia al proyecto europeo, al menos no sería mi opción, sí en el sentido de construir un proyecto europeo completamente diferente y fundamentalmente democrático. Donde las instancias de decisión las elija la gente y donde realmente haya una garantía de derechos y no una vulneración sistemática como vemos ahora con la crisis de refugiados.

En ese sentido, el movimiento independentista, dentro de su diversidad, sí ha entendido que si no se lleva a ese nivel europeo es muy difícil que se produzca el cambio. ¿Va el independentismo por delante en esa problematización del tema de las soberanías? 
Con independencia de si hay una parte del espacio independentista que cree que la estrategia pasa por internacionalizar y otra que no lo cree tanto o si hay una parte que cree que pasa por el cuestionamiento de las instancias europeas y otra que cree que no, que hay que legitimarlas para esperar que reconozcan la internacionalización del conflicto, con independencia de la estrategia de cada actor, creo que la crisis catalana pone de manifiesto que hay una crisis de soberanía, claro que sí.

También lo pone de manifiesto la crisis social abierta. Cómo puede ser que haya un 30% de españoles y españolas viviendo bajo el umbral de la pobreza, en riesgo de pobreza y exclusión social, y que eso no tenga una repercusión inmediata en las instituciones que se supone que están para garantizar derechos. Lo que pasa es que es verdad que se pone de manera más evidente con la crisis catalana.

Pero en todo caso me reafirmo, la crisis de soberanías se ve bien con la crisis de Catalunya, se ve bien también con otros ejes de la crisis de régimen, el de la corrupción es evidente: ¿nos puede gobernar quien nos está robando?

Poco a poco las diferentes expresiones que va tomando la crisis ayudan a que haya cuestionamientos y a que el ciudadano o ciudadana se pregunten: "Entonces, si estamos en democracia, ¿qué puedo decidir yo?, ¿hasta qué punto puedo influir en que las cosas cambien?". No soy pesimista, creo que aunque sea difícil se puede conseguir.

La portavoz de Podemos, Irene Montero
Irene Montero, durante la entrevista. David Fernández

Has hablado de un bloque monárquico, pero un bloque democrático no se puede construir solo a la contra, no se puede construir desde un partido, no se puede construir siquiera con un apoyo que se resisten a dar los grandes sindicatos, y tampoco se dará si la movilización ciudadana es débil como está siendo. Parece, también, que hace tiempo se ha alcanzado un límite en cuanto al daño que le hace al PP la denuncia de la corrupción, ¿desde dónde entonces se trabaja ese bloque?
Paulo Freire, que es un pedagogo de la liberación excepcional, planteaba que el primer paso para poder transformar la realidad es tomar conciencia. Entonces, los procesos sociales y políticos mediante los cuales una cosa que parece que no se puede decir se dice, o una cosa que no se está nombrando se nombra, son importantes, porque aunque a la gente más concienciada le parezca reiterativo o le parezca insuficiente hay mucha gente que a lo mejor lo necesita.

Los procesos sociales son mucho más lentos de lo que a la gente más concienciada de la necesidad de cambio le gustaría. Esto lo explica bien Álvaro García Linera cuando escribe de los procesos de transformación social: no son procesos de todo o nada, ni son lineales y unívocos. Él dice siempre hay muchas revoluciones dentro de una revolución y hay momentos en los que todo se acelera y momentos en los que va más lento.

Desde 2011 estamos viviendo un proceso en el que pasan muchas cosas en muy poco tiempo comparado con otros periodos de nuestra historia. Vivimos un periodo de transformación, de crisis de régimen y por tanto de posibilidad de salida democrática y de consecución de derechos. En ese proceso hay momentos de mayor aceleración y momentos de pausa.

Dentro de lo que llamaba España democrática, igual que dentro del bloque monárquico, no hay un solo posicionamiento. Hay diferentes niveles de implicación, diferentes formas de entender qué es lo que hay que hacer para ayudar y para empujar la transformación. Comparto la opinión de que para la gente más concienciada con la necesidad de transformación y la gente que ve con más claridad el proyecto de país las cosas van más lentas de lo que podrían ir, pero eso no quiere decir que no vayan a pasar, y no quiere decir que no estén pasando muchas cosas. Entonces, ¿tardará más o menos? Bueno, vamos a trabajar.

Tampoco quiero dar una sensación de inevitabilidad, el adversario juega sus cartas y puede que cierre, puede que consiga imponer su proyecto, pero por eso hay que empujar.

El CIS muestra que las preocupaciones que denotan que una parte de la sociedad está aumentando su nivel de racismo. En toda Europa, los movimientos de reacción que piden mayor soberanía tienen un fuerte componente xenófobo. Estamos también ante ese escenario ¿no crees que hay una posibilidad muy cierta de cierre autoritario?
Por eso hay que empujar. Hace tiempo que los proyectos de transformación abandonaron la idea de que la transformación era inevitable y de que el capitalismo por sí mismo y por sus propias contradicciones en algún momento terminaría hundiéndose y entonces emergería la superación del capitalismo en forma de socialismo. Eso se abandonó hace mucho tiempo. Las cosas no son inevitables aunque haya tendencias que son tan fuertes que casi lo parecen. Por eso tiene sentido defender un proceso de transformación. Si no conseguimos que sea mayoritario, el adversario juega sus cartas. Lo estamos viendo en países como Francia, y lo vemos en el conjunto de Europa. Donde las posiciones la ultraderecha, las posiciones de un fascismo evidente, que no se esconde, están teniendo respaldos electorales muy relevantes. Claro que es preocupante.

Es un análisis posible y realista ser pesimista respecto a las posibilidades de cambio, es decir, pensar que son demasiado poderosos los adversarios a los que nos enfrentamos

Urge conseguir avanzar posiciones de los proyectos de transformación y avanzar posiciones deriva en la idea de cómo conseguir ganar espacios de poder real, de capacidad de toma de decisiones o de decidir quién toma esas decisiones, si las toma la gente o las toma una entidad financiera. No solo porque esos proyectos puedan avanzar posiciones y nadie quiere volver a vivir el fascismo, sino porque otros proyectos sin ser eso, con sus decisiones alimentan una forma de entender la sociedad que puede llevar a eso.

Cuando Europa toma la decisión de que, en lugar de garantizar el derecho de asilo y refugio, lo que va a hacer es reforzar sus fronteras, cerrarlas y no hacer vías legales y de entrada a millones de personas que se están muriendo literalmente en el Mediterráneo o en los países de tránsito, estamos lanzando un mensaje de qué modelo de sociedad construimos. ¿Construimos una sociedad que por encima de todo garantiza los derechos humanos y busca las vías para conseguirlo o tenemos una sociedad que mira para otro lado cuando hay una crisis humanitaria de dimensiones colosales en la que la UE tiene capacidad de influir? Mandas un mensaje que plantea una forma de comprender la sociedad, que hace más fácil o no que luego aparezcan proyectos que llevan esas ideas al extremo.

Creo que eso da sentido a la necesidad de dar la batalla incluso en los momentos en los que alguien podría decir 'tiramos la toalla'. No desesperemos. La gente que lea esto llevará muchos años currándose las calles, los movimientos... Es un análisis posible y realista ser pesimista respecto a las posibilidades de cambio, es decir, pensar que son demasiado poderosos los adversarios a los que nos enfrentamos, ser pesimista en cuanto a los límites de cambio, de la UE, globales, de un capital tan salvaje, pero eso no quiere decir que no tengamos que intentarlo. Se puede. Otra cosa es cuánto tardemos, cómo se haga y en definitiva cuáles son las contradicciones que enfrentaremos.

29 Comentarios
ron kubata 8:34 22/10/2017

No entiendo del todo el argumentario de Podemos. Parece claro que son las urnas las que tendrán a la postre de decidir el futuro encaje de Cataluña en España. De eso no cabe dudo. Pero a esa pregunta Irene se limita aresponder con un referendum pactado, como si el derecho que tienen los Catalanes a decidir su futuro fuera mas democrático que el de todos los españoles (incluido catalanes) a decidir el nuestro.
No solamente es democrático el principio que permite a los catalanes elegir su futuro. Es democratico el principio que nos permite a todos los españoles a elegir el nuestro. Creo que el argumento de + democratico equivale a + votaciones es falso. Lo mas importante es lo que se vota y quien lo vota que el hecho de votar en sí.
Si una mayoría de un pueblo quiere votar porque no quiere que los niños vayan a la escuela, porque consideran que la educación es alienante, no tienen porque realizar un referendum vinculante porque el derecho a la educación está por encima (Constitución del 78) del derecho de los padres a prohibirla. Igualmente el derecho de todos los españoles a su integridad territorial está por encima al derecho de secesión que pueda tener parte del territorio.

Responder
17
34
Manuel Velasco Guillen hi 12:29 22/10/2017

Me gusta lo que dice, tendría que haber más personas como ella

Responder
11
16
Cinturónrojo 13:31 22/10/2017

Es muy fácil a filiate a la FE De La JONS
Salud y República

Responder
9
11
Liberto 11:10 22/10/2017

Lo que ocurre es que con niñatos pijipis progres como ustedes que solo buscan el populismo ,arrimarse a las "víctimas asediadas y vilipendiadas" para ganar votos sois la esperanza de la clase social improductiva que prefiere llorar , quedarse en casa tocándose los ... en espera del bendito subsidio de estómago agradecido. Quien quiere , se busca la vida como sea , el que busca encuentra y lo dice el que escribe que lleva desde los 16 años buscándose la vida y a día de hoy sigue tirando. Sois el partido más ambiguo y chaquetero que ha existido en este país , no os gusta nada , leyes , sistema ... Si tuvieseis cabeza estaríais del lado de la ley y no al margen , las leyes rigen la convivencia del mismo, pero ustedes sois más de comuna , corrala y cotorreo vecinal. La democracia para ustedes es la lucha independentista catalana , el Chaviano venezolano y la izquierda abertzale asesina, el día que lleguéis al poder ,espero que nunca, a base de populismo , chaqueterismo y ambigüedad extrema podríamos ver la a destrucción de España como país, porque ustedes no son de una izquierda moderna , sois los tumores y retales de la izquierda que han hecho que como tal sea desprestigiada ,desfasada y aniquilada lo que se conoce como izquierda. Stalin murió hace muchísimo tiempo , parecéis de su época , los principios del comunismo distan mucho de los vuestros y del difunto Lenin.

Responder
16
34
Francesc 13:21 22/10/2017

Para llamarse Liberto, tiene usted un discurso de esclavo o estómago agradecido. Si de verdad quiere hacer honor a su nombre, lea, piense y racionalice esos pensamientos! Muchas gracias!

Responder
31
9
Cinturónrojo 13:13 22/10/2017

Tu si quieres un populista y un fascista si no te gustan los comentarios de los verdaderos izquierdista que que damos en este país vete a apaseo, y comenta en los tebeos nacionales.
Visca Cataluña libre

Salud y república.
U

Responder
11
18
#1539 13:41 23/10/2017

Viva el troleo naranjito-hezpañol de las JONS!

Responder
0
5
Ersi Samará 9:36 22/10/2017

No se pueden esgrimir las leyes y la constitución para recortar derechos. Las leyes se hacen a la medida que interesa al régimen y la constitución, también. Poco tardaron en reformar la constitución para modificar el art.135 sin consultar a la ciudadanía que, sin embargo, se vio gravemente afectada por esa modificación. Y poco tardó el PP en votar una ley que facilita la salida de la sede social de las empresas de Catalunya, una medida más de presión que se aplicó manipulando el sistema legal, no defendiéndolo. La constitución garantiza el derecho a la educación pero hay que ver en qué han dejado la educación las sucesivas reformas educativas. Tampoco consultaron a la ciudadanía si estaba de acuerdo en que sus hijos se formaran en ser piezas útiles del sistema en lugar de aprender a ser ciudadanos educados en sus derechos y capaces de pensamiento crítico. Es necesario un proceso constituyente que establezca nuevas fórmulas de vida y convivencia, y esa nueva constitución la votaríamos todos los que vivimos en el estado español. Pero cada territorio tiene derecho a decidir su futuro y sus vinculaciones con el resto sin tener que padecer decisiones impuestas desde fuera de este territorio. Esto es tan democrático en Escocia o en Quebec como en Catalunya.

Responder
28
15
Jaume Massana Tutusaus 23:08 22/10/2017

El Referendum ya se celebro ahora Independencia total y crear la Nacion Catalana como es Andorra,Suiza y otras pequeñas Naciones

Responder
3
1
#1512 14:19 22/10/2017

Sra Irene, creo que Vd vive en los mundos de yupi y se lo resumire el 57%de personas que no votamos el 1 de O estamos más que cansados de unos dirigentes catalanes que han expoliado Cataluña, que han impuesto el catalán y han gastado nuestro dinero en prepararse para su independencia, que no la de la gran mayoría que no pertenecemos a la clase burguesa,nunca Cataluña ha sido tan pobre como lo es ahora y gracias a la corrupción de los patriotas y dirigentes catalanes que amaban tanto Cataluña y en el mismo nombre van a llevar a Cataluña y a España a una deriva sin precedentes y a la miseria confio que la historia sea justa con ellos y no tergiversen los libros de historia, ya está bien de tanta manipulación yo diría que Vd vive en otro lugar, venga a Cataluña y salga a la calle, hay verdadero miedo los que no se suman a está locura de independencia son señalados y amenazados y esto va a más, pero lo peor es estar en manos de personajes que no tienen ya nada que perder y van a arrasar con todo economía, valores,respeto,convivencia porque ya nada les importa se saltaron toda la legalidad y eso es bien grave ,han tenido oportunidades de reconducir la situación todavía pueden pero no lo harán porque quieren pasar a la historia con la foto de la proclamación de la DUI y eso es fruto de un egocentrismo que traspasa la línea y que pone en riesgo la convivencia y la economía catalana y española, tenemos una sanidad empobrecida pero muchos consulados en otros países estamos cansados de esta situación porque esto acabará mal o peor , ellos se irán a sus casas pero la gente de a pie que no tenemos trabajo los que viven con ayudas miserias de 426 € tendremos un futuro muy negro esa es la gran y triste realidad la pobreza la falta de proyectos y sueños que quedaron en el camino , en el 78 muchas personas apostaron por vivir en paz y armonía y de un plumazo todo se irá al traste,esto no va de economía va de somos distintos somos mejores y como dice Boadella alguien que si sabe bien lo que fue el franquismo,todo ha sido un trabajo de años ,también dice que hoy siente vergüenza de ser catalán , mucha tristeza y mucho dolor por parte de mucha gente que ama Cataluña,mucha gente planteándose marchar de aquí, una economía que se está destruyendo,por favor quien puede llevar a Cataluña a la miseria absoluta y a sus habitantes y decir que la ama esto es inconcebible y nunca se dio algo parecido.

Responder
10
16
Anónimo 22:52 22/10/2017

solo leer.."que han impuesto el catalán" ya no hace leer nada mas..a ti te mandaba a la otra punta del mundo que no sabes ni lo que dices. Si te parece en CATALUNYA no se habla el catalan en el colegio, ni en la televisión, solo en casa..y cuidado de no hablarlo en la calle que te parten las piernas...jajajaja put@ retrograd@...que asco dais todos.

Responder
6
3
#1537 10:15 23/10/2017

Una pregunta dirigida a los coordinadorxs del Salto. ¿Qué política tenéis en cuanto a los comentarios machistas y homófobos que estoy viendo en este hilo? Recordar que actitudes de este tipo alientan el odio y la discriminación, con lo que no son meras opiniones, sino que son VIOLENCIA. Enhorabuena por vuestro trabajo y encantada de contribuir como socia.

Responder
1
5
Trolonima 16:21 23/10/2017

Fácil. Toleran tus comentarios fascistas de adicto a los barbitúricos, que se pasa el día sin salir escupiendo mientras maltrata a su único acompañante: el teclado.

Responder
3
2
#1489 11:25 22/10/2017

Esta chica mezcla 'churras' con 'merinas'.
Dice que solo los catalanes y catalanas(blancos/as, negros/as, amarillos/as y cobrizos/as), votaron el estatuto de autonomia, logico no lo van a votar tambien los gallegos.
Pero chiquilla, la contitución lo deja bien clarito, aqui si votamos todos.
No teneis ni verguenza, ni idea de lo que decis.
Recordaras, que al pais que constantemente poneis como ejemplo (Reino Unido), suspendio CUATRO VECES ka autonomia de Irlanda del Norte.
Sois pateticos.

Responder
19
28
Anónimo 22:49 22/10/2017

como vas a poder decidir algo tu de un sitio en el que no vives? venga va...vete a dormir que pensar en política es demasiado para tu mente cortita

Responder
6
1
Víctor Manuel 20:58 22/10/2017

Con políticos de este calibre,no me extraña que pierda seriedad la política,este personaje es un peligro,como todo su partido,que defienden el modelo venezolano.
Podemos,dedicaros a otra cosa que la política os queda muy muy muy grande,contaminar la democracia es lo vuestro.

Responder
1
11
Compostelo 14:30 23/10/2017

Victor, ya sabemos que tu abuelo fue picador allá en la mina. Tu acabaste fundando el partido comunista de la moraleja.

Responder
3
0
José María 17:44 22/10/2017

Claro un referéndum votado por los españoles, Cataluña es España, y todos los españoles decidimos sobre España

Responder
3
9
ander 17:38 22/10/2017

Me molesta que se hable de ciudadanía y no de pueblo. Me molesta la falta de representatividad de este partido, me defraudaron las listas plancha tras las Europeas. Y es triste pero son lo menos malo. Cambiar las cosas desde dentro y que los de dentro no te cambien ese todo uno: Imposible. Lo demuestran día a día.

Responder
3
6
#1519 16:52 22/10/2017

Estás dónde estás por lo que haces con tu papito iglesias . Es decir que tus pensamientos , reflexiones , no valen una mierda !!!

Responder
5
16
#1523 17:41 22/10/2017

Omg, Irene ya habia demostrado lo que valia mucho antes de empezar a salir con Pablo, su PAREJA no su papito imbécil.Lo mas triste es que seguramente ni te has leido el articulo,ni este ni ninguno.La gente como tu sois el verdadero problema de España un pais de borregos cavernicolas con pocas neuronas que encima se pegan entre ellas de lo estupidas que son.Lee un poco anda sobre lo que hacen unos y lo que hacen otros y veras quienes son los populistas, se estan cargando vuestras vidas y vosotros seguis votando a los mismos, que encima cada vez que salen en television/articulo a hacer una declaracion toman como imbéciles a los ciudadanos ,por que hay que serlo para creerte lo que dicen. Ala ,un saludo, espero que algun dia puedas abrir los ojos, imaginarte un mundo mejor y entender lo facil que seria llegar a el.

Responder
14
5
#1513 14:27 22/10/2017

Lo fácil es argumentar sin razonar.
Para tener opinión hay que tener información.
El proceso es un golpe de estado.
Los culpables, el gobierno y sus socios antisistema.
Luego por otra parte los populistas, gente nada preparada para gobernar este complejo país

Responder
6
13
Cinturónrojo 13:36 22/10/2017

Haber cuando poneis una cuota de pago, dejan de escribir todos los fachas de la PPSOE y los falangista de C.
Salud y República.

Responder
12
18
#1505 13:23 22/10/2017

Tiene toda la razón Liberto,estos de podemos son agitadores, fascistas,dictadores,corruptos,como compais asesinos y mira como están dejando cataluña

Responder
9
22
Anónimo 13:17 22/10/2017

Mira como esta Cataluña por vuestra culpa,espero que mas pronto que tarde el pueblo OS ma de donde debéis estar,o con era o con bola de sebo etc..no hay mas!

Responder
12
14
#1496 11:59 22/10/2017

¿Y por qué no un referendum sobre la adopción por parte de homosexuales? ah no, que sobre eso no tiene derecho a opinar el pueblo, solo de lo que vosotros digáis. Menos mal que la clase media ya os tiene calados...

Responder
13
22
Fuenteviejo 16:26 23/10/2017

Señora Trujillo, salga del armario. Atrévase a firmar, que en España la apología del Franquismo no es delito.

Responder
4
0
matriouska 11:32 22/10/2017

El "pack" PODEMOS -como diría Guillem Martinez- es el que mejor lectura ha hecho y hace del tablero, otra cosa son las estrategias más ó menos equivocadas en momentos puntuales, pero sigue fuerte en sus convicciones (impuganción del R78,apertura de proceso constituyente, plurinacionalidad, derechos de pueblo) y no le debe nada a nadie, no es rehén de nadie, es una fuerza-movimiento del presente y del futuro del S. XXI... "Va despacio, porque va lejos"

Responder
18
13

Destacadas

Siria
Putin, emperador en Oriente Medio

Aunque la previsible victoria de Assad se ha cimentado no solo en el apoyo ruso, sino también en los efectivos que sobre el terreno han aportado Irán, Hezbolá y milicias chiíes procedentes principalmente de Iraq. Sin embargo, el auténtico vencedor en esta guerra será Vladimir Putin.

Camboya
Camboya: memoria del exterminio
El 17 de abril de 1975, la guerrilla de los jemeres rojos liderada por Pol Pot tomó las calles de Phnom Penh, la capital de Camboya.
Promiscua
Segura
Capítulo V. Me habían comentado que OKCupid era ideal porque tenía un formulario interminable de preguntas de todo tipo, desde libros que te gustan hasta política.
Literatura
Frankenstein y la criatura a la que no siempre entendimos

Las formas narrativas empleadas en el clásico de Mary Shelley le otorgan una riqueza que, a menudo, se ha pasado por alto. Las adaptaciones fílmicas han ayudado a perpetuar el mito, pero también han contribuido a confinarlo en lecturas más bien conservadoras.

Últimas

Ciencia ficción
“Es posible escribir ciencia ficción sin usar préstamos del inglés”

AnsibleFest, el primer festival de ciencia ficción feminista a nivel estatal, arranca hoy en Bilbao, y una de sus organizadoras, la crítica cultural, editora y traductora Arrate Hidalgo evalúa el panorama de un género con buena salud, aunque recalca que “también ha habido muchas iniciativas en el pasado”.

Música
Talk Talk, en el árbol de la sabiduría

En el díptico esencial de los británicos Talk Talk se escucha pop de corazón sacro, confundido entre tics jazz, aura góspel y la abnegada motivación por encontrarse con la espiritualidad de Alice Coltrane y el Miles Davis azul.

Economía social y solidaria
VI Feria del Mercado Social: mucho más que un fin de semana
En esta feria, además de ser consumidoras conscientes, vamos a demostrar que también estamos orgullosas de contribuir a la construcción de otra economía más justa y más ecológica. Hagamos que todo el año sea Feria.
Caza
La caza volverá este curso a las escuelas extremeñas

Por tercer año consecutivo, el programa de Promoción y ayuda al deporte escolar (PROADES) de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura volverá a incluir la caza entre sus actividades deportivas a promocionar en los colegios de la Comunidad.

Cine
Más muescas en la estirpe de los Kennedy
‘El escándalo Ted Kennedy’ (2017) sigue el camino de ‘Jackie’ (2016) indagando en lo más parecido a una familia real que ha existido por EE.UU.