Kati Horna: la guerra civil del frente a la retaguardia

La mirada de la fotógrafa húngara Kati Horna a las colectividades, el frente o la retaguardia puede contemplarse hasta el 25 de septiembre en la exposición “Guerra y revolución- 1936-1939”.

lavanderas k horna
Un grupo de lavanderas en la fuente pública de la plaza de la Bassa, Xátiva (Valencia), 1937. Kati Horna

publicado
2017-09-23 05:58:00

Tanto en el frente como en la retaguardia, las fotografías de la húngara Kati Horna (Budapest, 1912-Ciudad de México, 2000) muestran escenas de la vida cotidiana durante la Guerra Civil española. Sus trabajos a su paso por el conflicto fueron publicados en revistas anarquistas como Tierra y Libertad y Mujeres Libres, órgano de la federación libertaria cuyo 80 aniversario se celebra este año. Este aniversario la ha traído de nuevo a Madrid, donde hasta el 25 de septiembre puede visitarse la exposición “Guerra y revolución- 1936-1939” en el Centro Dotacional Integrado de Arganzuela (c/Palos de la Frontera, 40).

Según escribe Enric Llopis en Rebelión, " a diferencia de otros próceres de la fotografía, Kati Horna no se centró en las hazañas bélicas, en la violencia y la acción, sino en los sentimientos y la intimidad de los personajes retratados". Muestra de ello: nada más llegar a suelo español, en abril de 1937, sus fotografías del frente de Aragón sólo muestran a tres combatientes en el momento de la lucha. Las demás serán instantáneas de soldados preparando la comida, aseándose o escribiendo una carta. 

iglesia hospital CNT
Iglesia de un pueblo de Teruel convertida en hospital por la CNT, 1937. Kati Horna

La muestra forma parte de las Jornadas organizadas por el sindicato CGT con motivo del 80 aniversario de la creación de la Federación Mujeres libres (1937-2017). En las jornadas participaron expertas en esta organización de mujeres, como la norteamericana Martha Ackelberg. El aniversario también incluye la exposición “La mujer en el anarquismo español” que puede visitarse hasta el 25 de septiembre en el CDI, de lunes a sábado, de 9 a 21 horas. Previamente, la exposición había pasado por el Centre del Carme de Valencia.

Vélez Rubio K Horna
Casa de la maternidad de Vélez Rubio (Málaga), 1937. Kati Horna

Relacionadas

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.
Fotografía
World Press Photo: ¿las historias que importan?
4

En última instancia se trata de evitar lo que Lilie Chouliaraki llama el espectáculo del sufrimiento, el peligro de deshumanizar a los otros, de intensificar la distancia entre los que sufren y aquellos que pueden ver y consumir las imágenes.

Camboya
Camboya: memoria del exterminio

El 17 de abril de 1975, la guerrilla de los jemeres rojos liderada por Pol Pot tomó las calles de Phnom Penh, la capital de Camboya.

3 Comentarios
#15941 8:11 12/5/2018

Velez Rubio es un pueblo de Almería.

Responder
0
0
#15940 7:33 12/5/2018

Velez Rubio es un pueblo de Almería. Uno de los 103 municipios que forman la provincia.

Responder
0
0
#301 14:45 24/9/2017

Velez Rubio no es de Málaga

Responder
0
0

Destacadas

México
Superar los muros de Tijuana

Los habitantes de esta joven ciudad mexicana han normalizado la presencia del colosal muro que los separa de Estados Unidos

Juicio del 1 de Octubre
Jordi Sánchez: “Una pegatina en un vehículo no es motivo para desconvocar una movilización”

El expresidente de Asamblea Nacional Catalana ha testificado hoy sobre los tuits que mandó el 20 de septiembre sobre las movilizaciones ante el registro de la sede del Govern.

Ley Trans
“Podemos ha secuestrado nuestros derechos al dejar la Ley Trans en un cajón”

La Plataforma Trans ha pedido a Unidos Podemos, que registró la ley el 23 de febrero de 2018, que se comprometa a volver a hacerlo tras las elecciones. La convocatoria de elecciones generales deja sin salida este texto, surgido del trabajo de personas trans para garantizar sus derechos.

Opinión
Lo político es lo privado

Una tarde para un amigo. Cinco semanas para conocer a tu hijo. Y si no puedes con ello, si no lo asumes, si la mentira se te hace excesivamente dura, tendrás dos días de baja y cuatro tipos de pastillas.

Juicio del 1 de Octubre
Santi Vila: “El independentismo no sectario quería tensar la cuerda, no romperla”

El exconseller de Empresa ha declarado ante el Tribunal Supremo en la sexta jornada del juicio del Procés. Vila, en libertad provisional, dimitió horas antes de la DUI el 27 de octubre de 2017 y la consecuente aplicación del 155: “Todos deberíamos haber sido más responsables”, ha afirmado.

Últimas

Arte
Unos apuntes sobre las niñas de Balthus

Quienes leemos las imágenes debemos esforzarnos en no caer en tópicos que aporten poco o nada a la lectura. Que nuestras lecturas se basen en el compromiso con la obra y la imagen y estén fuera de todo marketing o negocio.

Contigo empezó todo
No es país para mujeres libres

En una época en la que  aún no se hablaba de “techos de cristal”, Amparo Poch rompió la cristalería entera.

Fascismo
La píldora del día antes

El pensamiento que borra a los individuos —pensamiento autoritario o antipensamiento— comienza en el interior de cada uno y lo hace en el lenguaje; en la normalización de expresiones que uniformizan y aplanan la singularidad de cada uno, de cada una.

Educación
Luz Rello saca la dislexia del armario

Durante los últimos ocho años, la investigadora Luz Rello ha tratado de resolver la ecuación de la dislexia desde la primera persona.

Ecofeminismo
Fraguas: revivir un pueblo dinamitado
¿Te imaginas pasar cinco años construyendo tu casa con tus propias manos y que te condenen a ver su demolición, y encima arruinarte para pagarla?
Tecnología
Los inconvenientes de las nuevas tecnologías de las información

La cuestión es si los seductores aparatos electrónicos ofrecen una mejora real en la enseñanza y en las capacidades humanas o si tienen inconvenientes que hacen que tengan que ser utilizados con cautela.

Transexualidad
El último cine X de Andalucía, refugio laboral para transexuales

La Sala X de Granada, la última sala que proyectaba películas porno en Andalucía y aún resistía al envite inclemente del tiempo y de internet, ha apagado sus proyectores.